Poema de sobretarde

 

Poema de sobretarde

 

Vicente Ruiz. Dibujo del natural

Guirnaldas de fiesta,

asomadas de verano

oscilan la brisa

de la noche castellana.

Proporción de sillares

es aplomo de piedra

y equilibrio de pedales.

Dibujo de sobremesa

surgido entre los dedos

del artista de sobretodo.

 

Yolanda Jiménez.

Inspirado en el dibujo de Vicente Ruiz, en una sobremesa de viaje 

 

El poder del lenguaje

 

Las palabras que utilizamos tienen la capacidad de transformar nuestra realidad. El lenguaje genera cambios en nuestro cerebro y modifica nuestra percepción del entorno que nos rodea. Ya en 1921, Ludwig Wittgenstein escribía: “los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”.

El lenguaje va vinculado a las emociones. Nuestras palabras envían constantemente mensajes a nuestro cerebro. A nivel neurológico, el uso del lenguaje positivo genera cambios en el lóbulo parietal, la parte del celebro que determina la forma en la que nos vemos a nosotros mismos. Según los estudios de los neurocientíficos Andrew Newberg y Mark Robert Waldman, las palabras negativas hacen que liberemos cortisol, la hormona del estrés. Por lo cual, adoptar una actitud negativa y usar un lenguaje basado en expresiones como no puedofracasoes imposible podría debilitar la salud física y mental de una persona.

Juan Peláez: Dibujo

Por el contrario, estudios como el famoso Informe Monja —que demostró que las monjas que usaban en su lenguaje más términos positivos vivían hasta diez años más—, nos muestran que expresar palabras positivas y escuchar lenguaje motivador en nuestro ambiente diario favorece nuestra salud. Somos las palabras que usamos.

Actualmente, son muchas las corrientes que utilizan técnicas asociadas al cambio del lenguaje para tratar diversos trastornos psicológicos. Ejemplo de ello son las terapias cognitivo-conductuales, que demuestran que el fomento de pensamientos positivos a través del lenguaje que usa el paciente mejora su estado mental.

Esta teoría tiene como objetivo sustituir las opiniones negativas de los pacientes sobre sí mismos y sobre lo que les rodea por otras más positivas. Estas técnicas han demostrado ser un tratamiento eficaz para trastornos como la depresión —aunque también para fobias, adicciones o ansiedad—, ya que la actividad de nuestra amígdala cerebral aumenta al percibir un futuro más próspero a través de palabras positivas. En muchas ocasiones, estas terapias han resultado ser igual de eficaces que las medicinas.

Uno de los expertos actuales más reconocidos a nivel mundial, el citado neurocientífico Mark Waldman de la Universidad Loyola Marymount (Los Ángeles), asegura que el cerebro se vuelve más saludable cuando empezamos a usar “tres, cuatro o cinco expresiones positivas por cada una negativa”. El lenguaje tiene una potente capacidad de cambiar nuestro mundo. Lo bueno es que, igual que un lenguaje pobre y derrotista nos influye negativamente, también funciona a la inversa.

La solución pasa por comenzar a adoptar una serie de técnicas sencillas y cotidianas, pero muy efectivas. Por ejemplo, usar todavía en lugar de un no radical. Todavía deja las puertas abiertas, plantea una esperanza, evoca una motivación. También debemos olvidarnos de los peros o, al menos, cambiarlos de lugar. No causa el mismo efecto decir: “has hecho un buen trabajo, pero me lo has entregado tarde” que “me lo has entregado tarde, pero has hecho un buen trabajo”. Dejar lo malo para el final hace que el efecto negativo perdure, que ese pero anule lo anterior.

Los tiempos verbales también nos dan una gran oportunidad para cambiar nuestras emociones. Si en lugar del condicional usamos el futuro, cambiamos un escenario hipotético por uno cierto. No es lo mismo decir: “Si escribo un libro, sería sobre felicidad” que “Cuando escriba un libro será sobre felicidad”. En el condicional vive la duda, en el futuro la certeza.

Juan Peláez: Dibujo y fotografía

Al mismo tiempo, palabras como fracasoproblemaimposible o culpa deben ser desterradas de nuestro lenguaje y sustituidas por construcciones más estimulantes como errorretoresponsabilidad. Estás últimas no solo nos empujan a crecer y nos abren más puertas, sino que además hacen que nos tratemos con más benevolencia.

Además, cambiar los ¿Y si…? negativos por los ¿Y si…?positivos hace que entrenemos nuestra valentía y que pasemos de pensamientos que nos hunden a otros que nos impulsan. Dicho de otra forma, tenemos que dejar de ponernos siempre en lo peor. La precaución es necesaria, pero distingamos entre la advertencia y la parálisis. Los que triunfan no emplean un lenguaje decaído, sino que expresan un mensaje positivo, fuerte y convincente.

Las palabras no son inocuas: contienen la energía de su significado. Cambiando tu lenguaje mejorarás tu imagen frente al resto, pues es nuestro vehículo para llegar al otro. Con tus palabras influyes emocionalmente en los demás; con un vocabulario estimulante, mejoras el ambiente que se crea a tu alrededor.

 

 

Por: María Fernández. Fundadora de Coaching & Media y autora de El pequeño libro que hará grande tu vida.

Publicado en : https://retina.elpais.com

 

El coste de una ruptura amorosa

 

Aunque el amor abre la puerta a emociones y situaciones absolutamente indescriptibles, también es cierto que genera una sensación de vacío y unos síntomas que en ocasiones es complicado superar sin una gestión emocional adecuada.

Tras experimentar una crisis amorosa que lleva a la ruptura sentimental, lo normal es comenzar una fase que los expertos llamamos de duelo. Se trata de una situación que afecta a las dos partes de las parejas por igual.

El duelo no es otra cosa que el tiempo que requiere una persona para procesar la pérdida amorosa. En ocasiones puede ser mayor o menor el tiempo que se requiere para poder asimilar la nueva situación. En este tiempo es cuando comenzamos a adaptarnos a una nueva forma de la vida, con la ausencia de la otra persona, el cambio de rutinas, etc. El duelo es tan doloroso como necesario.

¿Por qué cuesta tanto ?

(C) Yolanda Jiménez

En ocasiones nos encontramos en nuestras sesiones de coaching, con personas que no han tenido este periodo de tiempo necesario para superar la ruptura. Y , que no han podido realizar el proceso de cierre o duelo como debiera ser. La presión de la sociedad, o el concepto que nosotros mismos tenemos respecto a la necesidad del amor son factores que torpedean este duelo tan necesario.

Cuando no se realiza el duelo correctamente en ocasiones puede acarrear un bloqueo en la persona y aquí es donde llegamos a la situación de no poder superar la ruptura amorosa. Se trata de una situación que puede perpetuarse en nosotros por mucho tiempo y que nos puede llevar a quedarnos sin saber avanzar ni mirar hacia delante. Este bloqueo u obsesionarse continuamente con aquella persona es lo que denominamos duelo patológico.

Además, en los tiempos digitales que vivimos, nos encontramos demasiadas veces con el peligro que supone para este momento vital de cierre estar tan conectados. Las redes sociales a veces nos juegan malas pasadas o nosotros mismos nos las jugamos utilizando las redes para impedir el definitivo adiós. Cuando estamos intentando romper con el pasado y nos llega un recordatorio con una foto de tiempo atrás con esta persona. O el simple hecho de compartir amistades y que estas suban fotos o compartan imágenes en las que sale la otra pareja, estar pendientes de comentarios o de quien le ha dado o no me gusta a la nueva publicación de tu ex.

Para superar una ruptura amorosa inevitablemente hay que pasar por un periodo de tiempo en el que podemos pasar por ciertas “montañas rusas emocionales”. Romper con ese pasado y acostumbrarnos a la nueva situación lleva tiempo.

Un error habitual que encontramos en las sesiones de coaching es intentar negar las emociones. Luchar contra los sentimientos no es bueno. Es normal llorar, enfadarse o sentir ansiedad y tristeza. Son todas diferentes fases del duelo por las que habrá que atravesar para retomar la vida amorosa en un futuro si se quiere o cuanto menos la normalidad.

Aspectos de la personalidad de cada uno influyen mucho en el duelo: la fuerza de voluntad, el entorno y el carácter son sólo algunos de los aspectos claves.

5 Claves para superar la ruptura amorosa:

1.- No estancarte: No se trata ni de encerrarte en casa todo el día ni de llenar tu agenda de actividades, sin embargo la actividad hará que pienses menos en tu nueva situación amorosa. El hecho de realizar actividades ocupará tu mente y te ayudará a seguir adelante sin pensar tanto.

Está demostrado que cuanto más quieto y aburridos estemos más pensamientos negativos nos vendrán a la cabeza. Esto nos llevará de nuevo a una situación de estancamiento y por lo tanto de bloqueo personal y emocional.

(C) Yolanda Jiménez

Es hora de retomar tu hobby, de salir de casa, de hacer aquellas cosas que no podías por falta de tiempo. No te pares.

2.- Estar acompañados: Sin duda el segundo mejor consejo que podrás recibir es rodearte de gente que te quiere. Conversar, ocuparte con otras personas hará que relacionándote dejes de pensar. Las relaciones sociales curan el alma y más si son gente que desea lo mejor para ti: amistades y familia.

Estando en compañía conocerás más gente, saldrán más actividades, se conversará de todo tipo de temas y te llenará de buen humor. Claves para salir adelante tras una ruptura amorosa y evitar cualquier tipo de pensamiento negativo.

3.- Lucha contra el victimismo: es normal tras una situación como la de pareja adoptar el rol de víctima de todo lo ocurrido. Sin embargo esto no es bueno. El ser humano está preparado para superar cualquier adversidad emocional que se presente. Aunque en un primer momento parezca insalvable será una cuestión de tiempo y de buenas prácticas que veas más allá.

Compadecerte continuamente de ti, de tu situación, de la ruptura etc no traerá más que continuos pensamientos negativos a tu mente y esto no es ni sano ni eficaz. Por ello cuanto antes abandones ese rol de víctima mejor será para ti y antes superarás la fase de duelo.

4.- Valora lo que tienes: En un momento como el de la ruptura amorosa se tiende a perder la perspectiva, a no valorar todo lo que tienes y a pensar que lo has perdido todo. Sin embargo no todo es la pareja en la vida.

Existen otras cosas que seguramente tengas en tu vida y que sean dignas de valorar: las amistades, el trabajo, la familia, la salud, ocio, aficiones… No te centre sólo en el amor que se terminó y valora todo lo demás.

La pareja es una cosa más de las que se tienen en la vida y llegará cuando tenga que llegar. Mientras tanto seguramente estés rodeado de cosas tan valiosas y en las que te debes centrar.

5.- No te obsesiones: siguiendo con el argumento anterior, la pareja es un aspecto más de nuestras vidas y llega cuando tiene que llegar. No necesitas pareja para vivir. No te obsesiones. La pareja no debe estar impuesta ni siquiera por tu emociones.

6.- Y , recuerda no es lo mismo tener pareja que ser pareja.

 

 

Autores:

Veronica Rodriguez Orellana. Directora COACHING CLUB Experta en Coaching Ejectutivo. Master – Practitioner en PNL y terapeuta Gestalt.

Ernesto de Antonio Hernandez. Coordinador Coaching Club

publicado en : www.coachingclub.es

Poemas para el fin de semana

Poemas de Yolanda Jiménez García. Incluidos en su libro “De mi cuerpo habitado”. Disponible en Bubok, en formato digital o en papel: https://www.bubok.es/libros/256468/De-mi-cuerpo-habitado

 

Haikus para el amor

Vicente Ruiz: dibujo

Mi cuerpo se estremece

y entre tus brazos ardo

en hoguera incombustible.

Porque es invierno

lleno de brotes mis ramas

y vuelvo a tu cuerpo alado.

Siento tus pupilas

como caricias de pluma

paseando por mi almohada.

Trascendencia

Yolanda Jiménez: fotografía

Busco el espejo de tus pupilas transparentes.

Una profundidad misteriosa me atrae hacia un abismo

imaginado de caricias y desbordes.

Exploro el límite de mi existencia;

vibra mi piel bajo tus besos de susurros narrativos.

Acaricias mi melodía de partículas dispersas;

infinitos universos ensanchan mi alma.

Espiral de energías trasciende emociones.

Aparece la mujer.

Eres hombre.

Sutil imán de otra dimensión intuida

en sublime camino compartido.

Poemas de Yolanda Jiménez García. Incluidos en su libro “De mi cuerpo habitado”. Disponible en Bubok, en formato digital o en papel: https://www.bubok.es/libros/256468/De-mi-cuerpo-habitado

 

 

 

Terapia de afecto

“Lo que cura es el afecto: no hay terapia sin simpatía”, afirma Thomas Emmenegger.  Psiquiatra y emprendedor social
Nació en Lucerna, Suiza, y vive en Milán, en pareja y tiene dos hijos. Es el jefe de servicio de la Organización Sociopsiquiátrica del cantón de Ticino, Suiza.
Por: Ima Sanchís (La Vanguardia)

Entrega

Atiende a personas, no enfermedades. Desde sus inicios luchó por la abolición de las medidas coercitivas (habitaciones de aislamiento, atar a los pacientes..) y lo ha implementado con éxito en el hospital público suizo del que es jefe de servicio. En 1996 fundó la empresa cultural y social sin fines de lucro Olinda en un viejo hospital psiquiátrico de los suburbios de Milán en la que enfermos mentales y jóvenes del barrio gestionan y trabajan en su restaurante, bar, catering, albergue, hotel, teatro… Desarrolló proyectos internacionales de salud pública para la OMS . Ha participado en el V Congrés Català d’Infermeria de Salut Mental , organizado por la Associació Catalana de Salut Mental, en el hospital de Sant Pau .

 

Juan Peláez: dibujo

Todos los locos son tristes?

Ni mucho menos. Lo son si están solos.

¿Qué ha entendido?

Que todos somos diferentes incluso en la enfermedad mental. El diagnóstico no nos dice nada de la persona, para cada esquizofrénico hay que buscar un camino. La institución psiquiatra se debe adaptar a la singularidad de la persona.

No es fácil.

Pero es hermoso.

Un psiquiatra suele recetar.

El fármaco es una muleta que ayuda a contener los síntomas pero no cura. Lo que cura es la relación y el afecto. No hay terapia sin simpatía.

¿Entre médico y paciente?

Sí, y enfermeros y pacientes. Cuanto peor está una persona más relación de afecto necesita.

¿Es proporcional?

Un enfermo mental no suele tener sólo un problema clínico, también tiene un problema social: ha perdido la casa, el trabajo y se ha peleado con los suyos. Está solo. Es necesario ayudarle a reconstruir las oportunidades sociales para que pueda reencontrar su camino.

No es práctica habitual entre psiquiatras.

Para quién trabaja en una institución pública debe ser una práctica cotidiana. Nosotros no tenemos maquinarias complicadas, sólo tenemos nuestro conocimiento y afecto. Hay que tener una relación intensiva con los enfermos.

¿Cómo de intensiva?

Hemos calculado que cuando llega una persona en crisis psiquiátrica la media son dos horas con ella, algo que es muy difícil desde el punto de vista organizativo pero indispensable si quieres construir una relación.

Me sorprende usted.

Lo primero es comprender, y para eso tienes que escuchar, hacer preguntas no estandarizadas, tener paciencia y dar crédito a la persona. No se trata de controlar, de encerrar, de calmar con fármacos, sino de establecer una relación.

Póngame un ejemplo.

A un suicida no hay que encerrarlo para que no lo vuelva a intentar sino estar con él.

¿Y eso cura?

Sí, la dedicación intensiva en los momentos de crisis allana el camino para poder seguir trabajando con la persona. Sin embargo, si el primer encuentro se reduce a encerrarlo en espera de que pase la crisis el seguimiento es muy difícil porque falta la confianza, la relación.

¿Hasta qué punto somos sólo química o somos algo más?

Antes pensábamos que el cerebro no se puede regenerar, hoy sabemos que tiene una capacidad transformadora de sí mismo.

Usted es un abanderado en contra de la sujeción física.

De todas las medidas coercitivas: puertas cerradas, atar a la gente a la cama y las habitaciones de aislamiento. Llevo años aplicando mi programa y mi receta en un hospital público: tiempo de conversación con el paciente, y gracias a eso hemos eliminado esas medidas.

¿Y si la persona es muy agresiva?

Le pondré un ejemplo: la policía nos trae a un hombre enmanillado con una grave crisis maniaca, agresivo y agitado. Tras dos complicadas horas de conversación consigo entender que se ha dejado la puerta de casa abierta.

Y eso le preocupa y le altera.

Le acompañamos a su casa con la condición de que vuelva y acceda a tomarse los fármacos en lugar de inyectárselos a la fuerza.

Necesita personal muy especializado.

Necesito personal motivado. Y sale rentable.

¿Y pasada la crisis?

Tenemos un programa personalizado dentro y fuera del hospital. Hemos creado un equipo que visita a los enfermos en su casa, a algunos dos veces al día. Hay que ayudarles en el plano social porque la soledad es terrible. No los puedes abandonar, si lo haces volverán al principio.

Ha creado usted una oenegé en un antiguo hospital que les da trabajo.

Es un proyecto que inicié hace veinte años en el antiguo hospital psiquiátrico de Milán que hemos transformado en un espacio para la ciudad. La antigua cocina es hoy un teatro, la capilla ardiente un restaurante, el convento un hostal.

¿Se puede comer, dormir, ver teatro…?

Sí, y se puede encontrar trabajo y amigos. Realizamos multitud de proyectos: con 40 pacientes y abuelas del barrio hacemos pasta fresca que vendemos a restaurantes; catering, un laboratorio de teatro con jóvenes del barrio y pacientes que les ayuda a descubrir sus talentos y donde se hablan quince lenguas diferentes.

¿Y eso?

Es la composición de la periferia urbana de Milán: asiáticos, africanos, latinoamericanos… Nuestras obras son tan famosas como nuestras pizzas, la gente viene y paga por ello. Trabajamos con productos de mucha calidad y lo hacemos muy bien. Somos un proyecto sostenible.

¿El poder de la determinación?

Debemos creer en nuestra capacidad transformadora, no sólo somos objetos del destino, podemos contribuir activamente en hacer un pedacito de historia, aunque sea homeopático.

¿Es duro trabajar con enajenados?

Es una fuente de enorme riqueza. Los límites de la normalidad los definen miedos y prejuicios, pero ese confín se puede ensanchar y en esa frontera hay autenticidad.

¿En qué cree usted?

Todos tenemos una capacidad emancipadora dentro, hay que descubrirla y hacerla emerger.

 

 

Por: Ima Sanchís

Publicado en La Vanguardia, “A la contra”

 

Lo que rige el Universo, ¿azar o fuerza inteligente?

 

“El azar no tiene sentido; existe una fuerza inteligente que lo gobierna todo”, afirma físico Michio Kaku.

El respetado físico teórico norteamericano Michio Kaku, famoso por formular la revolucionaria teoría de las cuerdas (modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “estados vibracionales”), causó recientemente un pequeño remezón en la comunidad científica luego que afirmara haber encontrado pruebas de la existencia de una fuerza inteligente y desconocida por el hombre que gobierna la naturaleza, es decir, algo bastante parecido al concepto que muchos tienen de Dios como ente creador y rector del universo.


Para llegar a esta conclusión Michio Kaku utilizó una inédita tecnología creada el año 2005 que le permitió analizar el comportamiento de la materia a escala subatómica, valiéndose para ello de un “semi-radio primitivo de taquiones”. Los taquiones, por cierto, son todas aquellas partículas hipotéticas capaz de moverse a velocidades superlumínicas, es decir, son partículas teóricas capaces de “despegar” la materia del universo o el contacto de vacío con ella, dejando así a esta materia en estado puro, totalmente libre de las influencias del universo que las rodea.

Vivimos en la Matrix

Según el físico, al observar el comportamiento de estos taquiones en varios experimentos, llegó a la conclusión que los seres humanos vivíamos en una especie de “Matrix”, vale decir, un mundo regido por leyes y principios concebidos por una especie de gran arquitecto inteligente. “He llegado a la conclusión de que estamos en un mundo hecho por reglas creadas por una inteligencia, no muy diferente de un juego de ordenador favorito, pero, por supuesto, más complejo e impensable”, aseguró el científico.

Michio Kaku agregó que “analizando el comportamiento de la materia a escala subatómica, afectada por el semi radio primitivo de taquiones, por primera vez en la historia, un diminuto punto en el espacio, totalmente libre de cualquier influencia del universo, materia, fuerza o ley, se percibe de una forma inédita el caos absoluto. Así, todo lo que llamamos azar ya no tiene más sentido, porque estamos en un plano regido por reglas creadas y no determinado por azares universales. Esto quiere decir que, con toda probabilidad, existe  una fuerza desconocida que lo gobierna todo”, dijo el científico.

¿Hay un Dios?

Michio Kaku agregó que “alguien le hizo una vez a Einstein la gran pregunta: ¿Hay un Dios? A lo que contestó que creía en un Dios representado por el orden, la armonía, la belleza, la simplicidad y la elegancia, el Dios de Spinoza. El universo podía ser caótico y feo, pero en cambio es bello, simple y regido por reglas matemáticas sencillas”.

Con respecto a la formulación de la famosa “String Field Theory”, o teoría de las cuerdas, modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “estados vibracionales” de un objeto extendido más básico llamado “cuerda” o “filamento”, lo que convertiría a un electrón, por ejemplo, no en un “punto” sin estructura interna y de dimensión cero, sino que un amasijo de cuerdas minúsculas que vibran en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones, Kaku afirmó que “desde hace mucho tiempo trabajo en esta teoría, que se basa en la música o pequeñas cuerdas vibrantes que nos dan las partículas que vemos en la naturaleza. Las leyes de la química con las que hemos tenido problemas en la escuela secundaria serían las melodías que se pueden ejecutar en estas cuerdas vibrantes. El Universo, así, sería una sinfonía de estas cuerdas vibrantes y la mente de Dios, sobre la que Einstein escribió ampliamente, sería música cósmica resonando a través de este nirvana a través de las 11 dimensiones hiper espaciales”.

El físico norteamericano de origen japonés concluyó que “los físicos son los únicos científicos que puede decir la palabra “Dios” y no sonrojarse. El hecho esencial es que se trata de preguntas cósmicas de existencia y significado. Thomas Huxley, el gran biólogo del siglo pasado, dijo que la cuestión de todas las preguntas de la ciencia y la religión es determinar nuestro lugar y nuestro verdadero rol en el Universo. Por tanto, la ciencia y la religión se tratan de la misma pregunta. Sin embargo, ha habido esencialmente un divorcio en el último siglo, más o menos, entre la ciencia y el humanismo, y creo que es muy triste que no hablemos ya el mismo idioma”.

Fuente:
https://soyespiritual.com

Si eliges amar a una mujer despierta…

 

Si eliges amar a una mujer despierta, entiende que estás entrando en un territorio nuevo, radical y desafiante.

Si eliges amar a una mujer despierta, no puedes quedarte dormido. Si eliges amar a una mujer despierta, cada parte de tu alma será despertada, no solo tus órganos sexuales sino, incluso tu corazón.

Pero si prefieres una vida normal, sigue con una mujer normal. si quieres una vida dócil, busca una mujer que decida ser sumisa. Si solo deseas sumergir tu dedo del pie en las aguas que fluyen de Shakti, quédate con una mujer correcta, que aún no se haya sumergido en la furia del óceano Sagrado Femenino.

Es fácil amar a una mujer que aún no haya atisbado sus poderes sagrados internos, porque ella nada exigirá. Ella no te pondrá a prueba. ella no te exigirá para que te conviertas en el Ser Supremo que puedes llegar a ser.

Ella no va a despertar las partes entumecidas y anestesiadas de tu espíritu que te instan a recordar que hay más para tu vida que todo esto.

Ella no va a mirar en tus ojos cansados y enviarte un rayo de verdad a través de tu cuerpo, sacudiéndote y agitando tus deseos perdidos hace mucho tiempo dentro de ti.

Una mujer dormida, seguro, será maravillosamente satisfactoria y relajante para tu corazón y tu cuerpo. Ella va a caminar en silencio junto a ti te hará sentir necesitado, responsable, como que estás cumpliendo con tu papel masculino.

Si esto es suficiente para ti, entonces acéptalo, ámala con todo tu corazón, permanece fiel a ella y dale las gracias todos los días por el don de su leve y no amenazante presencia femenina en tu vida… Pero, si esto no es suficiente para ti, si tu corazón, cuerpo y espíritu solo están anhelando el “otro tipo de mujer”, entonces debes saber que estás en la cúspide de la transformación del alma.

Debes saber que estás haciendo una eleción seria con consecuencias kármicas. si decides entrar en el aura y el cuerpo de una mujer cuyo incendio espiritual está ardiendo, estas aceptando que necesitas un cierto nivel de peligro y de riesgo con el fin de crecer.

Una vez que empiezas a amar a una mujer de esta naturaleza, debes aceptar la responsabilidad total de los cambios de vida que luego derivaran. Tu vida no estará adormilada todo el tiempo. Tu vida no va a permitirte que te quedes atrapado en surcos viejos  rutinas estancadas.

Tu vida tomará un radical nuevo sabor y aroma. Vas a ser encendido por la presencia de lo femenino salvaje y comenzará a enviar ondas de shock eléctrico de luz espiritual a través de tu sistema entero de chakras,que te sintonizarán con la convocatoria de la divinidad.

La elección de ser sexualmente y románticamente íntimo con una mujer despierta, necesita de coraje masculino para caminar sin miedo a lo desconocido. Pero vas a cosechar recompensas más allá de la comprensión de tu mente. Ella te llevará a mundos desconocidos de misterio y magia. Ella te llevará hipnotizado y medio borracho de amor, dentro de los bosques salvajes de éxtasis sensual y asombroso.

Ella te mostrará cielos sagrados tan llenos y ardientes de estrellas que vas a empezar a preguntarte si todavía estás viviendo en el  mismo planeta en el que naciste. ella va a romperte y rasgarte para que tu feroz corazón apasionado se vuelva medio loco de deseo. Tendrás que consumirla y penetrarla a todos los niveles para que tu esencia masculina pueda consumir y penetrar el mundo, iluminar el universo con tu amor devoto.

(C) Yolanda Jiménez

Ella te verá como nunca has sido visto antes. ella va a confiar en ti. ella te apreciará. Ella va a reconocer tus esfuerzos para hacerla feliz. Ella va a valorar todo lo bueno que haces y todo lo bueno que eres. ella no va a escapar de tu oscuridad, porque tu oscuridad no la asusta. ella va aabrazarte, besarte, acariciarte y amarte de vuelta a la vida. Ella hablará palabras que tu alma entiende. Ella no te castigará por tus errores.

Es un riesgo monumental amar a una mujer despierta, porque no hay lugar para esconderse. Ella lo ve todo, por lo tanto ella puede amarte con una profundidad y presencia que tu corazón y cuerpo han anhelado tanto tiempo, tan ferozmente… que te preguntas si realmente has estado vivo durante todo el tiempo que has estado fuera.

amar a una mujer como esta es una opción que eliges para empezar a vivir con tu alma en llamas. tu vida nunca volverá a se lo mismo una vez que hayas invitado a su energía a entrar en ti. Toma este riesgo o da un paso atrás, quédate con la mujer normal y acepta una vida segura, diferente, más cómoda y algo más tranquila.

Solo asegúrate de que si eliges esta opción, no te pases el resto de tus días con los ojos mirando hacia atrás sobre tu hombro, tratando de ver una vez más la visión borrosa del Misterio Femenino que ahora ha desaparecido de tu vista.

Ella se ha ido hace tiempo, de vuelta a las estrellas, a las galaxias distantes y a los cielos, de donde ella vino.

 

– Sophie Bashford-

Publicado en : consejosdelconejo.com

 

Anteriores Entradas antiguas