“De mi cuerpo habitado” llega a El Hierro

 

Ocre de lava, turquesa de océano. Un mar de nubes se eleva despacio. Atardece en el faro y misteriosa la bruma envuelve la noche…

En la biblioteca de Valverde De El Hierro fluyen las palabras sobre la poesía del encuentro. Allí compartimos desde el corazón. Allí mutamos de creatividad y belleza. Allí, he tenido la fortuna de presentar mi libro de poesía “De mi cuerpo habitado” y facilitar un taller de creación poética. El resultado son estos poemas escritos por los asistentes, que con gratitud, comparto a continuación. Hoy, ellos son los protagonistas:

 

POEMA COLECTIVO Nº 1:

La belleza de la tarde

refleja el fuego del amor paciente.

(1)*Patienzta est une qualité appreciable dans le monde

lequel nous vivons.

Vivimos separados por un desierto de árboles verdes

en la casa de tu abuela,

vela, mermelada, risa y calor.

Bajo la sombra del aceituno

me quedé esperando por ti,

ti y tú, siempre presente,

hoy, ahora, ya.

(2)*La prise, le carrere,

carrera de caballos parece tu cabello,

olas de luz y perfumes de laurel.

 

(1)*La paciencia es una cualidad apreciable en el Mundo en el

que vivimos

(2)*La prisa, la carrera

 

POEMA COLECTIVO Nº 2:

La belleza del atardecer

refleja el fuego y la luz;

sombras de madrugada y amanecer;

renacer, acoger el día, la luz, la alegría,

tristeza, risa, llanto.

La vida es lo que haces

hasta que te bajas del tren

largo y puntual, hierro de viaje

directo al sur de tu cuerpo cantante.

Deseas y ries;

(1)*rions ami, rions,

ça fait du bien à soi, aux autres et c´est gratuit…

Oh, que cela ma gratte, oui, ayusse les ongles

Et accorde les á mon corps demangé.

 

(1)*Riamos, riamos amigos, riamos,

me hace feliz a mi y a los demás y es gratuito.

Oh, esto me pica, sí, toma mis uñas

y adaptalas a mi cuerpo.

 

POEMAS INDIVIDUALES:

Nº 1

Garoé, milagroso árbol eres.

Verode que rompe el paisaje reseco y pedregoso.

Bimbanche de tiempos anteriores.

Tigaday peculiar y palabra

Jinama, cerro de inmensidad

Laurisilva de ramas expandidas al mar

Quesadilla de dulce paladar

Juani Rodriguez –

 

Nº 2

Desde Jinama  Tigaday

Por el bosque de laurisilva

Hacia lel verodel

Vuelve el bimbache al garoé.

Con el mar se acercan las nubes,

Ya vendrá el tiempo de quesadillas

-Luisa Tiberi –

 

Nº 3

Inclinada sobre tu flecha,

Tigaday, veo el verodal de tu Jinama

y garoé a garoé,

disfruto de tu bimbache

de quesadilla sabrosa

-L G –

 

Nº 4

Dejando atrás entre la bruma un bosque de laurisilva,

avanza rápido el bimbache y se acerca hasta Jinama.

El mar de nubes no le deja ver el horizonte;

Acelera el paso, casi corre por la pendiente.

Y llega a Tigaday entre sudores.

Se agobia. Tiene prisa. La sed aprieta.

El garoé queda lejos.

Ante su vista, un triste verode reseco y retorcido…

-María Reyes Fuentes Rebuso –

 

Nº 5

Garoé, santo de los bimbaches;

de Jinama a tigaday, entre laurisilva,

dulce manjar de queso.

-Eusebio Brito padrón –

 

Nº6

Te puedes imaginar al bimbache aquí,

llenando el gánigo en el garoé;

envuelto en laurisilva.

De Jinama hasta Tigaday y el verodal.

Eso sí, torta de helechos,

nada de quesadillas.

-Eneida Padrón Fuentes –

 

Nº7

Garoé de placer, dijo áquel,

Como dijo Verode, te jodes.

Ay, esto se escapa,

Se va lejos, ay!

Veda, navega y repta hasta tigaday.

Monta neumáticos jinama,

Almuerza gasolina.

-Anónimo –

 

Nº 8

Aceitunada la risa

en el circuito encadenado

de tu risa.

Aceitunada la risa

en las manos de corazón

y risa

y mana

y risa

y sé circuito.

El circuito del corazón

se torna corarisa aceitunada.

-L G –

 

Poetas: Juani Rodriguez. Luisa Tiberi. Thomas Fritz. Maryse. Mª Reyes fuentes Rebuso. Anónimo. Eneida Padrón Fuentes. Eusebio Brito Padrón. L G. Grupo de alumnos del Teatro Asabanos.

 

“De mi cuerpo habitado”. Un encuentro en La Gomera

 

Marzo habitado de viento, de sol, de isla, de encuentro, de poesía.

Es por la tarde. Es marzo. La poesía esparce su magia sobre nuestras miradas. Calidez y encuentro bailan la danza creativa en la sala que nos acoge. La humedad de la laurisilva, el salitre del océano, los corazones abiertos…

He tenido la fortuna de presentar mi libro de poesía “De mi cuerpo habitado” y de facilitar un taller de creación poética en la biblioteca municipal de San Sebastian de La Gomera. El encuentro surgido entre las personas nos regaló alas de poesía. Aquí comparto algunos poemas colectivos surgidos en este precioso encuentro. Elllos, los poetas improvisados, son, sois hoy los protagonistas. Gracias.

 

UNO

Una tarde de marzo me preguntaste ¿Tu hablas inglés?

Inglese, bebese, embelese cada noche de estrellas

con luz, aire, espacio, corriente, descendiente.

Mis hijos, mi alma, mi luz, mi vida.

Vida que se escapa entre las manos vacías

de un bienestar que quiero,

memoria de momentos eternos.

 

DOS

Una tarde de marzo me preguntaste si aún te recordaba;

The timewole kew a differesciens monde.

Monde lironde, redonde de dedo y luz

que calienta mi alma triste.

Triste  porque  no le conoces;

serena, sentada en la playa,

mira la mar calmada

como el amor, como tu.

Tu cabeza de alcornoque se impone

tozuda  y constante ante mi;

Y yo, mi yo y mi vida, mi fiesta.

 

TRES

Una tarde de marzo me preguntaste

¿cuantas horas le sobran al reloj?

Reloj de agujas rotas

my soul, heart bones and will…

Will, el alguacil de dos eles

que esperaba que ocurriera algo.

De su fuerza de voz, ovaciones en nuestras almas

al viento de la noche, al viento del sur…

Eres tú, tú, tú, ti,

estás aquí , allí,

vienes  y saltamos hacia el sol.

 

CUATRO

Una tarde de marzo me preguntaste

¿esxiste una sola palabra llena de significado?

El viento. El viento es el lenguaje que hablamos;

un alma grande que ilumina las letras;

las oscuridades del pasado son futuro de luz.

Medioambiental aroma de paz respirada,

off the alma, apareces en el reino

de mi vida,

de misterios descubiertos.

 

CINCO

Una tarde de marzo me preguntaste

¿el viento tiene puertas?

Puertas abiertas a la persona que eres, que estás;

eres luz en el brillo de tus ojos,

briar, rielar, saltar, disfrutar.

Partieron los pensamientos amargos

quedan flores, palabras, emociones, gracias.

 

SEIS

Una tarde de marzo me preguntaste

si acaso sueño en la noche,

sin faro, sin luz, sin locura destructiva.

Camisa de tinto, color de cielo,

me perdí en el mundo infinito,

eterno, efímero…

y tu eres perenne.

 

SIETE 

Una tarde de marzo me preguntaste

¿donde está la luna?

Llena, nueva, clara, mía…

Me quitaste cuando yo solo me pertenecía

sin saberlo, sin quererlo

la poesía todo assome

assome que te asom, fui asomándome

Y ocurrió

el viento y tú se enamoraron.

 

Poetas: María Dolores Montáñez Díaz. Rebeca Sánchez Rodriguez. Andrea López Ramirez. Alicia Arteaga Darias. Toine Den Teuling. Ana Trujillo Méndez. Manuel Muñoz Monzón. L G.

 

Poemas por los refugiados

 

 

Exilio 

El polvo de ayer

sobre los escombros de mis cimientos

sobre mi caos,

sobre mi tiempo,

sobre mi espacio.

Un dibujo de recuerdos

con sabores contenidos,

con aromas desbordados.

Frente a mí

una escalera

con peldaños infinitos

que conducen no sé a dónde.

Dicen que en esta ciudad nadie es forastero.

Yo me reconstruyo a cada paso

sobre los adoquines por la mañanas,

en los parques por las tardes;

bajo el sol del mediodía

y en mi silueta recortada

de sombra y de esperanza.

 

-Yolanda Jiménez –

 

Ayer, 21 de marzo, Día mundial de la poesía y Día internacional de la eliminación de la discriminación racial

 

 

 

 

 

 

 

 

“Palabras”. Celebremos la poesía hoy y todos los días

 

Palabras

 

(C) Yolanda Jiménez

Palabras que flotan

en el limbo etéreo

de tus mares verdes,

de tus brisasusurros.

Viajes eternos

de idas y regresos

donde descubrir manantiales:

los tesoros de poesía

en los lazos compartidos.

 

-Yolanda Jiménez –

Soy mujer. Poeta, amante, curiosa, amiga, persona…MUJER! Un poema para hoy

“Soy Mujer”

 

Soy mujer.

En los rincones de mi alma,

en las entrañas de mi cuerpo.

De hormonas y de curvas,

de instintos y de sueños.

Mis pliegues hondonados

me conforman manantiales

que me nutren de despensa

como limo en mis adentros,

como luz en mis afueras.

Soy mil mujeres cada día

 y mil diosas cada noche.

Orgullosa,

bendigo mi sexo.

 

-Yolanda Jiménez –