“De mi cuerpo habitado”. Un encuentro en La Gomera

 

Marzo habitado de viento, de sol, de isla, de encuentro, de poesía.

Es por la tarde. Es marzo. La poesía esparce su magia sobre nuestras miradas. Calidez y encuentro bailan la danza creativa en la sala que nos acoge. La humedad de la laurisilva, el salitre del océano, los corazones abiertos…

He tenido la fortuna de presentar mi libro de poesía “De mi cuerpo habitado” y de facilitar un taller de creación poética en la biblioteca municipal de San Sebastian de La Gomera. El encuentro surgido entre las personas nos regaló alas de poesía. Aquí comparto algunos poemas colectivos surgidos en este precioso encuentro. Elllos, los poetas improvisados, son, sois hoy los protagonistas. Gracias.

 

UNO

Una tarde de marzo me preguntaste ¿Tu hablas inglés?

Inglese, bebese, embelese cada noche de estrellas

con luz, aire, espacio, corriente, descendiente.

Mis hijos, mi alma, mi luz, mi vida.

Vida que se escapa entre las manos vacías

de un bienestar que quiero,

memoria de momentos eternos.

 

DOS

Una tarde de marzo me preguntaste si aún te recordaba;

The timewole kew a differesciens monde.

Monde lironde, redonde de dedo y luz

que calienta mi alma triste.

Triste  porque  no le conoces;

serena, sentada en la playa,

mira la mar calmada

como el amor, como tu.

Tu cabeza de alcornoque se impone

tozuda  y constante ante mi;

Y yo, mi yo y mi vida, mi fiesta.

 

TRES

Una tarde de marzo me preguntaste

¿cuantas horas le sobran al reloj?

Reloj de agujas rotas

my soul, heart bones and will…

Will, el alguacil de dos eles

que esperaba que ocurriera algo.

De su fuerza de voz, ovaciones en nuestras almas

al viento de la noche, al viento del sur…

Eres tú, tú, tú, ti,

estás aquí , allí,

vienes  y saltamos hacia el sol.

 

CUATRO

Una tarde de marzo me preguntaste

¿esxiste una sola palabra llena de significado?

El viento. El viento es el lenguaje que hablamos;

un alma grande que ilumina las letras;

las oscuridades del pasado son futuro de luz.

Medioambiental aroma de paz respirada,

off the alma, apareces en el reino

de mi vida,

de misterios descubiertos.

 

CINCO

Una tarde de marzo me preguntaste

¿el viento tiene puertas?

Puertas abiertas a la persona que eres, que estás;

eres luz en el brillo de tus ojos,

briar, rielar, saltar, disfrutar.

Partieron los pensamientos amargos

quedan flores, palabras, emociones, gracias.

 

SEIS

Una tarde de marzo me preguntaste

si acaso sueño en la noche,

sin faro, sin luz, sin locura destructiva.

Camisa de tinto, color de cielo,

me perdí en el mundo infinito,

eterno, efímero…

y tu eres perenne.

 

SIETE 

Una tarde de marzo me preguntaste

¿donde está la luna?

Llena, nueva, clara, mía…

Me quitaste cuando yo solo me pertenecía

sin saberlo, sin quererlo

la poesía todo assome

assome que te asom, fui asomándome

Y ocurrió

el viento y tú se enamoraron.

 

Poetas: María Dolores Montáñez Díaz. Rebeca Sánchez Rodriguez. Andrea López Ramirez. Alicia Arteaga Darias. Toine Den Teuling. Ana Trujillo Méndez. Manuel Muñoz Monzón. L G.

 

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ana Trujillo
    Abr 29, 2019 @ 18:06:30

    Una tarde maravillosa que recordaré siempre. ¡Gracias Yolanda!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: