La voz de las mujeres

La voz de las mujeres

Tengo en mi casa un cuadro de Rocío Ayara, pintora y amiga. En él, una mujer subida a lomos de un tigre y con una trompeta en la boca lanza al aire una frase “Empezó así a escuchar su propia voz, diciendo lo que debía salir desde dentro”. Compré el cuadro porque me recordó a una experiencia propia. Y en este tiempo, desde que ocupa una de las paredes del salón de mi casa, he contemplado cientos de veces justo la situación contraria.
Las mujeres tenemos nuestros labios cerrados y la garganta sellada en un nudo de acero que aprisiona sentires, quereres y deseos. Contemplo a mi alrededor mujeres maduras, inteligentes, ambiciosas que permanecen en este terreno alienadas y niñas, sin capacidad de expresar con claridad qué es lo que se quiere y cómo. Incluso nos cuesta acceder a nuestras propias necesidades narcotizadas con las promesas de un mañana mejor y las suaves ondas del consumo, el amor perfecto o la paz espritual. Y creo que hasta que las mujeres no oigamos nuestras palabras con el respeto que se merecen, hasta que no podamos comunicar sin dudas nuestra visión del mundo, hasta que no nos reconciliemos con el sonido de nuestra voz en una sala llena de gente, no daremos un paso decisivo.
La voz se nos quebró en las primeras edades a base de tragar llantos y desoír nuestras necesidades. La voz se nos quebró cuando comprendimos que no éramos importantes. Pero eso no es cierto y no tenemos que continuar viviendo como esa niña pequeña asustada e indefensa.
Preguntarnos, ¿qué quiero? ¿qué necesito? ¿cómo? e ir a por ello sin pasar por delante de los demás, con respeto pero con determinación. Respetar nuestras necesidades tanto como las de los demás es en extremo complicado, pero, de hecho, es el ejercicio en que consiste vivir. Negociación, amor, escucha, expresión, espacios, libertad, acción son palabras presentes en el arte de la Vida.
Necesitamos expresar (que significa sacar la presión) qué necesitamos o deseamos en la Vida. Y si lo que requiero entra en conflicto con otros, habrá que dialogar, acercar posturas, ceder a veces, o que cedan por mi.
Lo que no podemos seguir haciendo es no escucharnos a nosotras mismas y acumular indignación, rabia e ira que solo nos hace daño a nosotras y a las personas que nos rodean. Una vez mi hija me pregunto:
– ¿Es que no te importa lo que siento?
Le contesté:
– No, no es eso. Lo que tú sientes me importa mucho, tanto como lo que siento yo. Así que vamos a resolver esto hablando y lleguemos a un acuerdo.
No podemos seguir cumpliendo el papel de las mujeres sin voz, sumisas, que callan y otorgan y tampoco creo en vengarnos del mundo a base de ser las primeras en todo y no atender a los demás, sobre todo a los que dependen de nosotras más directamente. Habrá que llegar a acuerdos, pero para eso, antes, tendremos que saber qué queremos y, después, comunicarlo al mundo.
Publicado por: estudio sobre el útero.

 

 

Día y noche en Los Rancajales

Cuando la contemplación de una obra de Arte transmite tanto, la fuerza de la creatividad nos impregna y lo sublime de los detalles, convierte en belleza la magia de un instante… Os dejo un bellísimo video de Victor Muñoz.

 

“Amanecen los colores y sonidos del valle, que a lo largo del sía se transforman en un sinfín de versiones, como la vida”

 

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/cortos-a-concurso.html?id=cw5134390c5c433

 

Transmite una gran belleza en cada uno de sus matices, en los fundidos, en la observación del paisaje cambiante y los sonidos de una naturaleza cercana. La sutileza que desprende emociona, fundiédose entre recónditas moléculas. Y la curiosidad desborda caprichosas circunvoluciones cerebrales, donde se aloja el misterio que sugiere.

La vida del artista

Las mujeres de más de cuarenta

Una revista británica ha realizado una encuesta entre hombres, dividiéndolos en tres grupos de edades. Sus preferencias sobre probables parejas fue aplastante: la mayoría eligieron mujeres entre 45 a 60 años. Casi todos coinciden en que son más inteligentes y más sexys. Pero la autentica respuesta la da un escritor sudamericano de 43 años, Santiago Gamboa … espero disfruten la lectura. “Palabras”…de Santiago Gamboa, escritor colombiano:

 

Las mujeres de mi generación son las mejores. Y punto. Hoy tienen cuarenta y pico, incluso cincuenta y pico, y son bellas, muy bellas, pero también serenas, comprensivas, sensatas, y sobre todo, endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes patas de gallo o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales.
Hermosamente reales.

Casi todas, hoy, están casadas o divorciadas, o divorciadas y vueltas acasar, con la idea de no equivocarse en el segundo intento, que a veces es un modo de acercarse al tercero, y al cuarto intento. Qué importa…

Otras, aunque pocas, mantienen una pertinaz soltería y la protegen como ciudad sitiada que, de cualquier modo, cada tanto abre sus puertas a algún
visitante.

Nacidas bajo la era de Acuario, con el influjo de la música de Los Beatles, de Bob Dylan…. Herederas de la “revolución sexual” de la década de los 60 y de las corrientes feministas que, sin embargo recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coquetería, emancipación con pasión, reivindicación con seducción.

Jamás vieron en el hombre a un enemigo a pesar que le cantaron unas cuantas verdades, pues comprendieron que emanciparse era algo más que poner al hombre a trapear el baño o a cambiar el rollo de papel higiénico cuando éste, trágicamente, se acaba, y decidieron pactar para vivir en pareja.

Son maravillosas y tienen estilo, aún cuando nos hacen sufrir, cuando nos engañan o nos dejan. Usaron faldas hindúes a los 18 años, se cubrieron con suéter de lana y perdieron su parecido con María, la virgen, en una noche loca de viernes o sábado después de bailar.

Hablaron con pasión de política y quisieron cambiar el mundo. Aquí hay algunas razones de por qué una mujer de más de 45 nunca te va a despertar en la mitad de la noche para preguntarte…. “Qué estás pensando?” No le interesa lo que estás pensando.

Si una mujer de más de 45 no quiere mirar un partido de fútbol, ella no

da vueltas alrededor tuyo. Se pone a hacer algo que ella quiere hacer y generalmente es algo mucho más interesante. Una mujer de más de 45, se conoce lo suficiente como para estar segura de sí misma, de lo que quiere, y de con quién lo quiere.

Son muy pocas las mujeres de más de 45 a las que les importa lo que tú pienses de lo que ella hace. Una mujer de más de 45, tiene cubierta su cuota de relaciones “importantes”Las mujeres de más de 45 son generosas en alabanzas. Ellas saben lo que es no ser apreciadas lo suficiente. Tienen suficiente seguridad en sí mismas como para presentarte a sus amigas. Solo una mujer más joven e inmadura puede llegar a ignorar a su mejor amiga.

Las mujeres se vuelven psíquicas a medida que pasa el tiempo. No necesitas confesar tus pecados, ellas siempre lo saben. Son honestas y directas. Te dicen directamente que eres un imbécil si es lo que sienten sobre ti. Tenemos muchas cosas buenas que decir de las mujeres de más de 45 y por múltiples razones.

 

 

 

Con el tiempo aprenderás…

Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer un alma y aprenderás que amar no significa apoyarse y que compañía no significa seguridad.

Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas.

Comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir hoy todos los caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado.

Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitaras perdonarlas.

 

Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma.

Descubrirás que lleva años construir la confianza y apenas unos segundos destruirla y que también podrás hacer cosas de las que te arrepientas el resto de tu vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa que es lo que tienes sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar a los amigos si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambien. Te darás cuenta que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, solo por el hecho de disfrutar su compañía.

Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que mas te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros de cuando será la ultima vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de los que hacemos.

Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejor.

Descubrirás que se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser y que el tiempo es corto.

Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve.

 

Aprenderás que si no controlas tus actos, ellos te controlan y ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuan delicada sea la situación, siempre hay dos lados.

Aprenderás que héroes son las persona que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias.

Aprenderás que la paciencia requiere de mucha practica.

Descubrirás que algunas veces la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayude a levantarte.

Madurar tiene mas que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho mas de tus padres en ti de lo que supones.

Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías porque pocas cosas son tan humillantes y seria una tragedia si lo creyese porque le estaras quitando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientes rabia, tenes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho a ser cruel con todo lo que puedes, porque hay personas que nos aman pero que no saben demostrarlo…… No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Aprenderás que con la misma severidad con la que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.
Aprenderás que no importa en cuantos pedazos se rompa tu corazón, igualmente el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que puedas volver atrás, por lo tanto, debes de cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.

Entonces y solo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar, que eres fuerte y que podrás ir mucho más lejos de lo que pensabas cuando creías que no podías más.
Es que la vida vale realmente cuando tienes valor de enfrentarla!!!!!

WILLIAM SHAKESPEARE

 

 

Las siete maravillas: un cuento de autor desconocido

“Un día en la escuela, el maestro pidió a sus alumnos que escribieran una lista de las siete maravillas del mundo. Cuando terminaron, pusieron sus “maravillas” en común. A pesar de algunos desacuerdos, la mayoría votó por lo siguiente: las Pirámides de Egipto, el Taj Mahal, el Coloso de Rodas, los Jardines Colgantes de Babilonia, el Coliseo de Roma y la Gran Muralla China.
El maestro buscaba consenso para la séptima maravilla cuando notó que una estudiante permanecía callada y no había entregado aún su lista, así que le preguntó si tenía problemas para hacer su elección.
La muchacha tímidamente respondió: “Sí; un poco. No podía decidirme, pues son tantas las maravillas…”
El maestro le dijo: “Lee lo que has escrito, tal vez podamos ayudarte.”
La muchacha, titubeó un poco y finalmente leyó: “Creo que las siete maravillas del Mundo son:
1. Poder pensar
2. Poder hablar
3. Poder actuar
4. Poder escuchar
5. Poder servir
6. Poder orar
7. Y la más importante de todas….. poder amar.”
Después de leído esto, la clase quedó en completo silencio.”
Y nosotros, ¿Cuantas maravillas disfrutamos?. Quizá es hora de valorar todas la posibilidades que están a nuestro alcance: poder reir, poder compartir, poder regalar, poder recibir, poder bailar,  poder ser…

 

Realidad inmediata: solución exclusiva

La naturalidad es la única condición posible para una vida plena. El Universo entero, aunque aparentemente ajeno a mi vida, en realidad ha contribuido con cantidades inimaginables de energía y armonía para que Yo, aquí y ahora, sea. Miles de millones de años han sido necesarios para que Yo, aquí y ahora, sienta el inhalar y exhalar de la respiración. Todo el Universo ha deseado que en realidad la vida que lo impulsa viva en mí. Es urgente que despierte a ello, que por mi propio pie lo sienta y descubra.

¿Por qué me aferro al temor? Como hijo del Universo quiero ser total y sin tapujos ni necesidades de protección; la confianza es mi gran valor. Corazón abierto, corazón noble que su calidad obedece a la vida. La transparencia con el mundo ha de tender a la totalidad. En su momento, inesperadamente, espontáneamente, se sabe y se siente en el alma que nada me falta, que siempre he sido completo, y que nada hay que pueda o deba ocultar ni desarrollar. El alma se hace transparente, la energía fluye sin esfuerzo, lo suave vence a lo rígido. En el mundo los valores dejan de estar invertidos, el Rey vuelve a ser Rey, y el siervo, siervo.

La distancia con los demás tiende a cero, y aunque la inercia del pasado te sacuda, al igual que un tente tieso, este oscila y el centro se recupera por las mismas leyes naturales que han tomado el mando, sin que nadie intervenga. Nada puedo hacer para que ello suceda, pero simultáneamente todo yo al cien por cien debo estar entregado a ello. El círculo se cierra y la paradoja se resuelve. El esfuerzo deja de tener sentido, la ausencia del mismo es la fuente de la creatividad, y la desconfianza del corazón pierde la razón.

 

 

Publicado por :  aquí y ahora.

La Educación, cuestionada y desvalorizada hoy, es una herramienta fundamental de  una sociedad cívica. Supone un pilar básico en la estructura social y un motor de cambio y evolución constantes. Hoy es un buen momento para recordar la labor educativa que se llevó a cabo en las escuelas republicanas y el empeño de l@s maestr@s  por dotar a sus alumnos, más allá de los conocimientos, de sentido crítico, de respeto hacia sí mismos y hacia sus semejantes, del verdadero sentido de la Libertad, y de la Solidaridad. Os dejo una iniciativa para recordar ese importantísimo legado.

Imagen utilizada en el documental "Maestras de la República"

Maestras republicanas: “Se cortaron el cabello, se cortaron las faldas y crecieron las ideas”

“Se cortaron al cabello, se cortaron las faldas y crecieron las ideas”, sintetiza Carmen Agulló Díaz, una de las historiadoras que ha participado en la investigación y en la elaboración del documentalLas Maestras de la República, que se acaba de estrenar en Sevilla para toda España. El afán de este proyecto, impulsado por FETE UGT, busca “recuperarlas para la historia, rescatarlas del olvido”.

“Es un buen momento para recordarlas”, explica Luz Martínez Ten, Secretaria de Políticas Sociales del sindicato y una de las impulsoras del proyecto. “Si no lo hacemos ahora perderemos la historia para siempre ya que los que guardan su memoria están desapareciendo”. Además, añade, hoy “se está cuestionando el modelo educativo, incluida la coeducación”, asegura Martínez Ten y “todos los valores que abanderaban las maestras son de absoluta actualidad”. “Su legado dibuja el camino que hoy transitamos”, reza el tráiler de la película.

El documental, de 65 minutos, mezcla la ficción de la vida de una maestra, interpretada por Laura de Pedro y basada en la novela de Josefina Aldecoa, con imágenes inéditas de la época: fotografías y relatos de familiares, alumnos y alumnas de aquellas profesoras que, con la llegada de la República, se convirtieron en ejemplo de “mujeres cultas, libres, independientes, que no necesitaban casarse”. Cambiaron la imagen de la mujer, “llevaron el color a la España negra y rural de los años 30”, explica Martínez Ten.

Formadas como maestras por primera vez en las mismas aulas que los hombres, llegaron destinadas a lugares “remotos” de la España de entonces y allí fueron las primeras en hablar de igualdad, las primeras en tirar el muro que separaba a los niños de las niñas en la escuela.

Para recuperar sus historias y su realidad Pilar Pérez Solano, guionista y directora de la película, y su equipo han contado con el “conocimiento y entusiasmo contagioso de las historiadoras”, con los archivos oficiales y con la colaboración de cientos de personas que han hecho memoria, han rebuscado en cajones, han recorrido sus pueblos en busca de una foto, un testimonio, un diario escondido. Todos, colaborando “de una manera desinteresada”, asegura Pilar Pérez. Hasta Luz Casal les ha cedido una canción para incluirla en el documental.

La cinta tiene un objetivo claro: recordarlas. Y para eso lo estrenan, y “lo llevaremos a escuelas, universidades, centros, salas y todo aquel espacio que nos lo pida”, comenta Juan Carlos Hidalgo, Secretario General de FETE UGT Andalucía. “Queremos presentarlo en festivales y ¡hasta intentaremos presentarlo a los Goya!”, afirma Martínez Ten.

Web participativa

Sin embargo, el proyecto no termina cuando la película acaba. Desde el sindicato han habilitadouna página web participativa en la que están recopilando los nombres y trayectorias de aquellas mujeres.  Ana Matilde Martínez, Carmen Castilla Polo, Dolores Cebrián, Julia Pinedo, María Vázquez Suárez…  Estos son algunos de los más de 200 nombres propios que han conseguido recuperar hasta ahora pidiendo la colaboración ciudadana.

No todos los testimonios han servido para ponerles cara a las maestras, pero todos traen una gran carga de emoción: “Sólo quería contarles que tuve una maestra en la cárcel que me enseñó a leer y a escribir. Sólo sé su nombre, Julia, pero quería recordarla”, reza una de las cartas que han recibido.

Después de que estas maestras abrieran una ventana de libertad e igualdad en la época, llegó la Guerra Civil y el Franquismo. Y con la dictadura, las maestras republicanas se convirtieron en “mujeres de mala conducta” porque representaban un modelo opuesto al defendido por el ideario nacional-católico. Muerte, cárcel y exilio, exterior e interior. Y sin embargo, “ni en las peores circunstancias, perdieron el ánimo ni la dignidad, y continuaron su labor en la medida de sus posibilidades. Yo me quedo con ese legado”, comenta Pilar Pérez.

Las maestras de la República (y los maestros) reciben en forma de estudio y de documental un homenaje como aquel que quiso hacer la mencionada escritora Josefina Aldecoa en su Historia de una maestra, porque, como ella misma escribe en el prólogo de su novela “…su sacrificio estaba justificado por la necesidad de salvar al país educándolo, pues tal fue el mandato que recibieron”.

8 de marzo, día internacional de la mujer

Nació como un día para reclamar por mejores condiciones de trabajo. Sin embargo a lo largo del tiempo a la reivindicación laboral se le fueron sumando otras demandas, otras protestas, otros debates.

Cada 8 de marzo gran parte del mundo occidental celebra el Día Internacional de la Mujer. Ese día mujeres de todos los continentes separadas por diferencias políticas, étnicas, culturales, económicas y religiosas se unen para celebrar los logros y plantear los desafíos de lucha por la igualdad y la justicia.

Cada derecho reconocido, cada avance logrado, cada espacio alcanzado no fue producto de la cesión sino de la conquista y la lucha de mujeres valientes que atravesaron los límites que su tiempo, la geografía o el poder les impuso. Nunca nadie les regaló nada.

La lucha de las mujeres por participar en la política, la cultura, la economía, el arte o el deporte en un plano de igualdad con el hombre se remonta a los orígenes de la humanidad. En la antigua Grecia, Lisístrata inició una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra. En la Revolución Francesa, las mujeres de París exigieron “libertad, igualdad y fraternidad” y marcharon a Versalles para exigir el voto femenino.

Sin embargo fue en el siglo XX que esta lucha cobró mayor sustancia, nutriéndose y alimentando a su vez al movimiento obrero en América del Norte y toda Europa. En este marco, el día de la mujer trabajadora fue conmemorado por primera vez en Estados Unidos un 28 de febrero de 1909. Lo resolvió el Partido Socialista de América en honor una huelga de trabajadoras textiles el año anterior en Nueva York en reclamo de mejores condiciones de trabajo.

Pero ¿cómo llegó a instaurarse la fecha como día internacional? Repasemos la cronología y veamos de qué manera a la reivindicación laboral se le fueron sumando otras demandas, otras protestas y otros debates a lo largo del tiempo.

En 1910 la Internacional Socialista, reunida en Copenhague, le dio carácter internacional a la celebración para honrar al movimiento por los derechos de las mujeres y reunir apoyo para lograr el sufragio universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres de 17 países, que incluía a las tres primeras mujeres electas para el Parlamento Finlandés. Sin embargo en ese momento no se escogió una fecha fija para la conmemoración.

Un año después y como resultado de la iniciativa de Copenhague, el Día Internacional de la Mujer fue celebrado por primera vez (un 19 de marzo) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, donde más de un millón de mujeres y hombres salieron a la calle para exigir el derecho a votar y a ocupar cargos públicos, formación vocacional y el fin de la discriminación en el trabajo.

Seis días después, en Nueva York, ocurrió el trágico incendio en el que murieron 140 trabajadoras en una fábrica textil. El hecho significó un llamado de atención sobre las condiciones de trabajo y la legislación laboral en Estados Unidos y se convirtió en eje de los siguientes eventos por el Día Internacional de la Mujer.

Durante la Primera Guerra Mundial la conmemoración se transformó en un mecanismo de protesta contra la irracionalidad de la guerra y fue alrededor del 8 de marzo de 1915 que se registraron importantes manifestaciones de mujeres en varias partes de Europa para reclamar por la paz.

Recién en 1975, Naciones Unidas comenzó a celebrar el Día Internacional de la Mujer un 8 de marzo y dos años más tarde, en diciembre de 1977, la Asamblea General adoptó una resolución proclamando un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, que los Estados Miembros pueden celebrar cualquier día del año siguiendo su tradición histórica y nacional.

 

Hay muchas versiones sobre el mito de base que originó la conmemoración. Algunas son más rigurosas que otras con la Historia pero todas coinciden en su origen obrero. Una de ellas -la más difundida tal vez- dice que se eligió el día en homenaje a aquellas mujeres que murieron en el incendio de la fábrica textil estadounidense en reclamo de condiciones de trabajo dignas. Cuenta la leyenda que las telas en las que trabajaban esas mujeres eran de color violeta y que el humo que salía de la fábrica era violeta también. De ahí que el color que identifica al movimiento de mujeres en todo el mundo sea el violeta.

 

Con el paso de los años se fue perdiendo este carácter eminentemente obrero del día sin embargo se sumaron otras reivindicaciones. En la actualidad, la fecha es un punto de encuentro para las mujeres movilizadas de todo el mundo, una oportunidad para sumar acciones en defensa de los derechos humanos, un momento para homenajear a las valientes que las precedieron y un espacio de reflexión sobre las conquistas logradas y las que faltan obtener.

Política y bufonería. Una mirada sociológica.

Cuando el expolio de la dignidad y la masacre de los derechos, legitiman la injusticia y el abuso, los papeles sociales se invierten. Los movimientos sociales generan cambios y el arca de Noé,  se tambalea en la tormenta.  Quizá sea el momento de soltar por la borda el  lastre de corruptelas y experimentar una nueva concepción. Y quizá ejerciendo nuestra condición de cuidadanos,  salvemos al barco de la deriva.

A continuación recojo un artículo de Juan Domingo.

A propósito de Beppe Grillo: política y bufonería

 

El lugar del poder, nos enseña Michel Foucault en su curso sobre Los anormales, es siempre un lugar histriónico, marcado por actos, rituales, hábitos, formas, lenguajes y otros ropajes simbólicos insensatos y extravagantes respecto del sentido común. Los monarcas, los dictadores, los papas, difieren de los locos que se toman por tales por el aparato que los rodea y que organiza su “Gloria” y sienta las condiciones para que el pueblo les dé la ovación en que esta gloria se basa. Aislados de este dispositivo son, obviamente, gente como los demás, pues, según la premisa metodológica de Maquiavelo y de todo historiador materialista: “todo el mundo es vulgo”.El carisma no es así causa y fundamento del poder, sino su efecto, el efecto de los aparatos ideológicos y políticos de Estado que reproducen la relación entre sujeto del mando y sujeto de la obediencia o súbdito. Lo curioso de Beppe Grillo -y en parte de Berlusconi- es que da una vuelta más a la ecuación que hace del poderoso un payaso rodeado de una pompa grotesca y se autoriza como simple payaso a entrar en el histriónico lugar del poder, como si lo hiciese en terreno conocido. Los efectos de este acto son incalculables. No se pueden olvidar a este respecto los entrañables cómicos antifascistas que interpretaron en To Be or not To Be de Ernst Lubitsch el papel de Hitler y de su séquito de nazis tan ridículos y tan realistas a la vez ni por supuesto al Chaplin del Gran Dictador.

Cuando penetra una persona del pueblo, a la que la división social del poder no ha otorgado ningún mando, en el lugar del poder, el efecto histriónico del poder se hace visible como tal. Es el caso del Cantinflas del Señor Presidente, pero también el de personajes del pueblo como Hugo Chávez o Evo Morales. En una democracia no debería tener nada de particular que cualquiera accediese a las más altas magistraturas. En la Atenas de la antigüedad, para cubrirlas, se hacía un sorteo entre los ciudadanos, único método que garantiza la perfecta igualdad de oportunidades necesaria entre ciudadanos que se reconocen entre sí como iguales. La elección, en cambio, nunca es democrática, pues como su nombre indica, se basa en una selección, en una discriminación basada en desigualdades, en la elección del “mejor” que suele ser el más poderoso, pues tiene los recursos necesarios para determinar su imagen social. A veces, sin embargo, por vía electoral puede darse la sorpresa de que la elección no reproduzca la jerarquía social y que una persona del pueblo acceda a las más altas magistraturas u obtenga una amplia representación electoral. Tal ha sido el caso de varios países latinoamericanos en las últimas décadas. Tal es probablemente el caso de Beppe Grillo en las últimas elecciones italianas.

El ascenso a la representación parlamentaria como tercera fuerza política —y primer partido en solitario— de un importantísimo país europeo de un bufón profesional descoloca a una engolada clase política de izquierda como de derecha, le hace percibir su propio ridículo, la bufonería profunda de su poder frente a la dura realidad de la mayoría social que dicen representar. Ciertamente, en el programa electoral de Beppe Grillo no hay gran cosa, pero si se lee su blog, un instrumento fundamental de la elaboración participativa de la política del Movimiento 5 Estrellas, las reivindicaciones de la mayoría social se abren paso claramente: auditoría de la deuda y anulación de la deuda ilegítima u odiosa, renta básica (salario di cittadinanza), extensión de la participación democrática de la ciudadanía, asunción de reivindicaciones locales, ecologistas o de otros tipos, etc. Muchos elementos de lo que podría ser un interfaz de los movimientos como es en Grecia Syriza. Beppe Grillo no lo es aún: sigue siendo en gran medida un punto altamente inestable situado entre un vacío que puede articular demandas, acogiéndolas en el marco de lo común y el agujero negro que las puede neutralizar e incluso ahogar en el espectáculo. En su propio programa existen elementos muy reaccionarios en materia de inmigración y el balance de la gestión de la ciudad de Parma por su “movimiento” es bastante preocupante.

De momento, hay mucha incertidumbre y es arriesgado afirmar que Grillo sea “uno de los nuestros” como se afirmaba hoy en un artículo de Il Manifesto o que sea un elemento de reproducción del sistema como afirmaban los Wu Ming inmediatamente después de las elecciones. De momento, nadie puede negar que —unido al imprevisible partido de la Mafia encabezado por Berlusconi— ha sido hasta ahora, como afirma Bifo, el único freno eficaz al programa de devastación de la troika y eso es mucho, muchísimo. A partir de ahora, se abre un espacio en el que los movimientos sociales pueden definir sus reivindicaciones sin que queden simplemente aplastadas bajo el dictado de la troika: estas reivindicaciones podrán hacerse oír en un parlamento al que no podían acceder. Los grillistas tendrán que definirse claramente sobre la cuestión fundamental de los comunes, de los servicios públicos, de los bienes públicos. Esta será la piedra de toque que permitirá saber si estamos ante ese interfaz de los movimientos sociales que la izquierda italiana no ha querido ser, y por lo tanto ante el surgimiento de un movimiento popular de nuevo tipo, al margen de la izquierda tradicional como los que han surgido en el proceso de cambio que hoy conoce América Latina.

Anteriores Entradas antiguas