“Mensajero exprés”… Una travesía erótica

 

Tus dedos sobre el timbre.

Mensajero exprés en la tarde de mayo.

Imán de cuerpos en química de pie.l

Olor primigenio. Esencia de vida libera su aroma.

Vista, tacto, oído, olfato, gusto.

Tus labios carnosos mezclan mis sabores.

Me resbalo entre tus manos poderosas.

Delicados dedos encordan mi cuerpo.

En ascenso sutil de cálida montaña.

Exploramos volcanes en ardientes senderos.

Suspendida en el cráter de mi abismo,

Abro mi puerta a tu caricia de savia.

Escalamos a dúo en sutil conexión.

Baile liviano de almas afines.

Navegantes de sueños sobre  mares etéreos.

 

 

Yolanda Jiménez.

 

 

L´Rollin Clarinet Band: conexiones intensas. Belleza compartida

 

Una banda de músicos con mayúsculas; de esos que disfrutan multiplicando acordes, intercambiando melodías, compartiendo creatividad. Personas. Energía… Sobre el escenario un espacio abierto a compartir, a vibrar, a acoger lo que surja.  Solo son hombres. Hombres  con ganas de crear,  de transmitir. Acarician sus instrumentos en sutiles roces de dedos, de labios, de emoción…

El ambiente cálido abrazó tanta belleza. Surgió  la magia de conexiones intensas. Almas sensibles y  emociones liberadas inundaron mi sentir. Contagiado de alegría, el público vibra. Hay una reciprocidad, un intercambio entre el dar y el recibir. Un momentazo precioso.

Gracias a los músicos de L´Rollin Clarinet Band  por regalarnos tanta belleza con vuestro mejor hacer. Disfrutar de vuestros conciertos es una experiencia de deleite, más allá de los sentidos.

 

CONCIERTO

 

Yolanda Jiménez

 

Masaje de amor incondicional. Una experiencia única

 

Espacio cálido. Luz tenue. Aceite caliente. Música para meditar. Conexión con los adentros. Un viaje al origen. Una energía poderosa se despierta. Se expande llenándolo todo. Cuerpos desnudos danzan al son de una Kundalini inquieta. Un hombre sabio. Una mujer curiosa. DELICADEZAEntregados al sentir. Unas manos  expertas deslizan tactos de seda sobre una piel de fuego. Un manantial generoso riega  sentidos sedientos. Delicado abono sobre tierra fértil. El corazón se estremece. Belleza desbordada en lágrimas silenciosas. Dos pares de  pupilas se encuentran, mudas, se dicen todo. El alma colmada.Trascendencia.Sutileza espiritual. Místicos aromas envuelven el profundo éxtasis. Un estado de amor incondicional emerge de las profundidades. Él generoso. Ella agradecida.

Gracias, hombre de corazón grande y mirada profunda.

 

Yolanda Jiménez  

Hacer el amor: Contacto entre almas. Encuentro de cuerpos

 

Cuando hablamos de hacer el amor muchas veces nos limitamos a dar por entendido que estamos refiriéndonos al acto sexual entre dos personas, independientemente de la intensidad del vínculo, de los sentimientos que unan a las personas involucradas

Pero cuando realmente hacemos el amor con alguien, la entrega va más allá de lo físico, más allá de lo tangible, la conexión excede considerablemente lo que se puede sentir con un mero encuentro sexual.

pareja-amor-1

Cuando del cuerpo no solo se segrega pasión, sino que con ella se transpiran los sentimientos en sí, se puede sentir, se puede captar, no hace falta decir te amo, para que un sencillo y profundo acto hable a través de nosotros, no hay dudas, no hay peros, solo hay entrega, entrega pura más allá del cuerpo, son nuestras almas conectándose de la manera más sublime.

Nada se compara a una entrega donde lo que caracteriza la relación es el amor que dos personas sienten el uno por el otro, puede haber un sinfín de contactos, relaciones candentes que sean sustentadas por el acto sexual y su compatibilidad, sin embargo, lo que hace flotar, lo que hace estremecer más allá de lo tangible, más allá de un punto específico, se sustenta en el amor.

mano-con-fuego-e1456509255259

Lo cierto es que se puede entablar relaciones sexuales con cualquier persona, pero la realidad es que hacer el amor, no se puede llevar a cabo con cualquiera. Inclusive cuando no tenemos idea de qué es el amor y solo decimos te amo, identificando algún sentimiento superior a un te quiero, la conexión no se siente de la misma manera… Y muchas veces solo lo sabemos cuando estemos con quien verdaderamente amamos.

No se trata de palabras, se trata de la conexión que nos integra a otra persona, que cuando se basa en el amor, el real, el que brota de nosotros sin hacer mucho, el que se da con la mirada, con el roce, con el pensamiento, con la admiración, con la comprensión, ese amor… que busca la felicidad en el otro, que siente el dolor del otro como propio, que no llena espacios, sino que prefiere, busca y procura estar con quien ama desde la libertad, sencillamente se traduce en un acto perfecto.

pareja-en-azul

Solo quien ha amado realmente y ha hecho el amor… sabrá que la conexión va más allá de nuestros cuerpos, que son nuestras almas manifestándose a través de ellos.

Mujer Sensual… Mujer hermosa… Mujer libre

Es sabido desde siempre que las mujeres tenemos mayor capacidad de sentir los orgasmos que los hombres; la razón es muy sencilla: nuestra anatomía es diferente y nosotras no nos debilitamos al expulsar fluidos de nuestro cuerpo. Por el contrario, las mujeres nos fortalecemos con nuestros propios fluidos ya que la mayor parte de ellos se quedan dentro de nuestra anatomía y de igual manera nos fortalecemos con los fluidos de nuestro compañero, ya que son la esencia hormonal y las hormonas son la vida.

mujer-perfil

Además, anatómica y energéticamente estamos diseñadas para disfrutar mayormente de nuestra sexualidad ya que físicamente las contracciones orgásmicas son más prolongadas, y en mayor cantidad e intensidad que las contracciones de los hombres.

Todas las mujeres tenemos el potencial necesario para disfrutar de una vida sexual apasionada y profundamente satisfactoria. Pero aquí es precisamente donde comienza el problema. Muchas mujeres tienen dificultad para experimentar plenamente su deseo y tener orgasmos con regularidad debido a los tabúes sociales. Según un estudio recientemente publicado, un tercio de las mujeres sólo experimentan el orgasmo ocasionalmente, y otro tercio de ellas no lo experimenta en absoluto.

Los mensajes que las mujeres recibimos sobre nuestros cuerpos, nuestro deseo y nuestro placer, son tan insistentes que resulta difícil entregarnos plenamente y formar nuestra identidad sexual. Aunque todas nosotras tenemos el potencial de vivir enormes deseos y grandes pasiones, todas afrontamos obstáculos que dificultan que lo experimentemos de verdad.

El cansancio constituye el mayor obstáculo para disfrutar satisfactoriamente del sexo. El quehacer cotidiano, los niños, la casa, y ahora el rol de ejecutivas, ya que además de todas estas actividades ahora la mayoría de nosotras tiene un trabajo que genera recursos para la familia.

Otro obstáculo que las mujeres solemos interponer al deseo es la sensación de que no somos lo suficientemente atractivas como para ser deseadas, o incluso no somos atractivas ni a nosotras mismas por lo que relegamos nuestro propio deseo.

El paradigma estético social indica que sólo hay un tipo de cuerpo femenino que es hermoso: un cuerpo perfecto e irrealmente delgado. Si tenemos algo de grasa en el abdomen, quizá un poco de celulitis, o tal vez un busto no tan grande como el de las actrices de telenovela, nos sentimos indeseadas y avergonzadas.

Es una pena que nos bombardeen en todos los medios con imágenes de mujeres con cuerpos tan finos, y que los medios de comunicación nos hayan llevado a perder de vista el hecho de que cada cuerpo es hermoso y único. Y más precisamente que cada cuerpo, sin importar su forma ni su tamaño, es capaz de dar y recibir placer.

Como cualquier otra cosa que realmente merezca la pena, la sexualidad requiere que le demos prioridad y le dediquemos tiempo e interés, es la única manera de que realmente florezca nuestra vida sexual. Una mujer satisfecha sexualmente es mucho más feliz y optimista, además de una mejor compañera, madre o trabajadora.

Para tener una vida sexual saludable, tenemos que ejercitar nuestra pasión con regularidad así como ejercitamos nuestros músculos en el gimnasio. Definitivamente… debemos darle prioridad al deseo…

Y entendamos que el deseo no es únicamente el impulso que nos lleva a la cama; es la energía que nos mantiene vivos. El deseo sexual está relacionado directamente  con el deseo que nos motiva en todos los aspectos de nuestra vida.

Dice Osho que la manera en que vives tu sexualidad es la manera en que vives todas tus experiencias… Qué comentario más revelador, no crees???

Según los taoístas, la energía sexual, o ching, es parte esencial de nuestra energía física total, llamada chi. Las personas que están en contacto con su energía sexual (hombres y mujeres), tienen más energía para perseguir sus sueños y conseguir sus objetivos.

Así que para ello debes de cultivar tu energía sexual y saber cómo transformarla, así incrementarás tu energía en general y podrás aplicarla en todos tus proyectos.

 

El primer paso hacia los orgasmos múltiples y una vida sexual más satisfactoria reside definitivamente en aumentar la intensidad de nuestro deseo, pero no solo de nuestro deseo sexual. Estoy refiriéndome a nuestro deseo de vivir, mismo que sale de nuestro deseo más primario que proviene desde nuestro chakra uno: la supervivencia y la continuidad de la especie, el cual está relacionado, como puedes ver, con la sexualidad.

Debemos motivarnos hacia el erotismo amoroso ya que cuanto más deseo vital tengamos, de más vitalidad y energía dispondremos. La práctica del amor sanador te da acceso a tu energía primaria, y esto te permite canalizar la energía correctamente hacia una vida creativa, hacia la salud emocional y el despertar espiritual.

En el tao del amor, uno de los secretos del deseo es que comienza mucho antes de que lleguemos a la cama. Los poetas de todo el mundo han sabido que el camino que recorremos antes de hacer el amor es tan importante como el destino mismo.

Muchas mujeres descubren que aumentando la sensualidad en su vida cotidiana, su cuerpo se mantiene despierto a disfrutar su potencial sensual y sexual. Te recomiendo que uses prendas que acaricien tu cuerpo, huele velas, flores, o perfumes, escucha música que toque tu corazón, toma baños calientes a la luz de las velas. Según el Tao, la belleza energiza a las mujeres.

sugerencia-sutil

Aportando belleza y sensualidad a tu vida diaria, expandes tu deseo y tu alegría en general. El primer ejercicio que debes empezar a realizar es el de enamorarte de ti misma, acariciarte, verte bonita cuando el espejo te regrese su reflejo, debe gustarte tu apariencia aunque no sea el ideal de la belleza establecida.

Debes conocer tu cuerpo y aprender a amarlo. Desgraciadamente, muchas mujeres sienten ansiedad cuando miran su cuerpo desnudo. El Tao reconoce que cuando celebramos y admiramos nuestro cuerpo, abrimos la energía del amor y dejamos que por él circule el placer.

La sexualidad en las mujeres es mucho más complicada que en los hombres ya que hay una tendencia aprendida a la culpa; debemos alejar la culpa de nuestras vidas; es un veneno que corroe y no permite disfrutar de lo más hermoso que es el placer del amor.

Así que ustedes, mujeres hermosas, deben comenzar por amarse a sí mismas como primer paso para ser no solo orgásmicas sino multiorgásmicas. En los hombres los ejercicios son más directos a la fase física por dos razones: la primera es que necesitan la técnica para controlar la eyaculación y eso requiere práctica y tiempo, y la segunda razón es que ellos no tienen tantos arraigos emocionales en su mente impuestos por la sociedad como las mujeres.

Nosotras debemos empezar por desmitificar que el placer siendo mujer es malo o que es solo para las “chicas fáciles”… El placer es el regalo del amor, de ser humanas y aprovechar que se nos dio el privilegio de sentir nuestros cuerpos…

Así que como primera tarea hacia una sexualidad más sana vamos a trabajar primero en nuestra sensualidad. Vamos a buscarnos el tiempo adecuado y necesario para seducirnos a nosotras mismas, nos empezaremos a consentir, a hablarnos bonito al espejo y a acariciarnos con amor y respeto.

Hazlo todos los días antes de bañarte cuando tengas unos minutos de privacidad, y cuando este acto resulte mas natural para ti y no te cause conflicto, empezaremos a realizar los ejercicios pertinentes para que explores tu cuerpo con mayor intimidad.

Por lo pronto, aunque este ejercicio te parezca simple o tal vez tonto… hazlo!!! Te puedo garantizar que es el primer y más importante paso para que puedas experimentar el sexo sagrado… Necesitas aprender a honrar tu templo.

Por: Francia Anunaya.

publicado en :www.centroanunaya.com

 

Si quieres empezar a desplegar todo tu potencial sensual y sexual, te propongo un taller, el próximo sábado 28 en Madrid: 

“Tu sensualidad y tu sexualidad como regalo”. Tienes toda la información en: https://yolandajimenezescritora.wordpress.com/2017/01/09/tu-sensualidad-y-tu-sexualidad-2/

 

 

Sensualidad y ciclo reproductivo

 

La fotógrafa autodidacta Alexandra Sophie explora, a través de esta original serie, las diferentes etapas en la vida de una mujer a lo que sexualidad y maternidad se refiere. El resultado, un trabajo estimulante, simbólico y, a nuestro parecer, muy bonito e inspirador. Para seguir explorando por su universo, aquí está su página: Sophie Alexandra.

 

 Virginidad

woman culturainquieta

Menstruación

woman culturainquieta1

 

Embarazo

woman culturainquieta2

 

Sexualidad

woman culturainquieta3

 

Fertilidad

woman culturainquieta5

 

Maternidad

woman culturainquieta6

 

Despertar sexual

woman culturainquieta7

 

Lactancia

woman culturainquieta8

 

Fuente: culturainquieta.com

Via  Design Your Trust

 

 

El viaje de un poeta

 

Marcos Ana: Un poeta encarcelado…Un niño que se hace hombre en la penumbra de su celda. Un hombre que torna en poeta. Un recuerdo de horizontes, de campos, de puesta de sol, de amores fantaseados. Recuerdos borrado por el tiempo. Largo tiempo de libertad interrupida. Compañerismo forjado de apoyos y silencios. De miedos y triunfos…. Hoy nos queda su poesía. Nos queda su ejemplo. Su honestidad. Su cara de hombre bueno. Su eterna mirada de niño curioso. Gracias.

 

Decidme cómo es un árbol

Decidme cómo es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros,
habladme del mar,
habladme del olor ancho del campo
de las estrellas, del aire.

Recitadme un horizonte sin cerradura
y sin llave como la choza de un pobre,
decidme cómo es el beso de una mujer,
dadme el nombre del amor
no lo recuerdo.

¿Aún las noches se perfuman de enamorados
tiemblos de pasión bajo la luna
o solo queda esta fosa,
la luz de una cerradura
y la canción de mi rosa?

22 años, ya olvidé
la dimensión de las cosas,
su olor, su aroma,
escribo a tientas el mar,
el campo, el bosque, digo bosque
y he perdido la geometría del árbol.

Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron.

No puedo seguir:
escucho los pasos del funcionario.

Mi corazón es patio

La tierra no es redonda:
es un patio cuadrado
donde los hombres giran
bajo un cielo de estaño.

Soñé que el mundo era
un redondo espectáculo
envuelto por el cielo,
con ciudades y campos
en paz, con trigo y besos,
con ríos, montes y anchos
mares donde navegan
corazones y barcos.

Pero el mundo es un patio
(Un patio donde giran
los hombres sin espacio)

A veces, cuando subo
a mi ventana, palpo
con mis ojos la vida
de luz que voy soñando.
y entonces, digo: “El mundo
es algo más que el patio
y estas losas terribles
donde me voy gastando”.

Y oigo colinas libres,
voces entre los álamos,
la charla azul del río
que ciñe mi cadalso.

“Es la vida”, me dicen
los aromas, el canto
rojo de los jilgueros,
la música en el vaso
blanco y azul del día,
la risa de un muchacho…

Pero soñar es despierto
(mi reja es el costado
de un sueño
que da al campo)

Amanezco, y ya todo
-fuera del sueño- es patio:
un patio donde giran
los hombres sin espacio.

¡Hace ya tantos siglos
que nací emparedado,
que me olvidé del mundo,
de cómo canta el árbol,
de la pasión que enciende
el amor en los labios,
de si hay puertas sin llaves
y otras manos sin clavos!

Yo ya creo que todo
-fuera del sueño- es patio.
(Un patio bajo un cielo
de fosa, desgarrado,
que acuchillan y acotan
muros y pararrayos).

Ya ni el sueño me lleva
hacia mis libres años.
Ya todo, todo, todo,
-hasta en el sueño- es patio.

Un patio donde gira
mi corazón, clavado;
mi corazón, desnudo;
mi corazón, clamando;
mi corazón, que tiene
la forma gris de un patio.
(Un patio donde giran
los hombres sin descanso)

Mi vida

Mi vida,
os la puedo contar en dos palabras:
Un patio.
Y un trocito de cielo
por donde a veces pasan
una nube perdida
y algún pájaro huyendo de sus alas.

Yo denuncio

Yo no pido clemencia. Yo no pido
con un hilo de voz descolorida
perdón para la vida que me deben.
Odio la voz delgada que se postra
y el corazón que llora de rodillas
y esas frentes vertidas en el polvo,
hecha añicos la luz del pensamiento.

Yo no pido clemencia. Yo no junto
las manos temblorosas en un ruego.
Arden voces de orgullo en mi palabra
cuando exigen -sin llanto- que las puertas
de la venganza oscura se derriben
y a los hombres descuelguen de sus cruces.

Yo no pido clemencia. Yo denuncio
al dictador cadáver que gobierna
la vida de los hombres con un hacha
y ahora quiere dejar para escarmiento
mi cabeza cortada en una pica.

Yo no pido clemencia.
Doy banderas.
Paso de mano el golpeado
corazón de mi pueblo prisionero.

Carta urgente a la juventud del mundo

Si la juventud quisiera
mi pena se acabaría,
y mis cadenas.

(Decid ¡basta!
Haced la prueba.)

Vuestros brazos son un bosque
que llena toda la tierra;
si enarboláis vuestras manos
el cielo cubrís con ellas.
¿Qué tiranos, qué cerrojos,
qué murallones, qué puertas
no vencieran vuestras voces
en un alud de protesta?

(Todos los tiranos tienen
sus pedestales de arena,
de sangre rota, y de barro
babilónico sus piernas.)

Pronunciad una palabra,
decid una sola letra,
moved tan solo los labios
a la vez y la marea
juvenil atronaría
como un mar cuando se encrespa.

Pero, ¿quién soy yo, qué barco
de dolor, qué espuma vieja,
qué aire sin luz en el viento
acerco a vuestras riberas?

Como campanario de oro
vuestros corazones sueñan.
La juventud es la hora
del amor, su primavera.
¿Por qué mover vuestras ramas
alegres con mi tristeza?
¿No es mejor que yo me coma
mi pan solo en las tinieblas;
que mis pies cuenten las losas
veinte años más, mientras sueñan
mis alas entre las nubes
de un cielo roto en mis rejas?

Pero la vida -mi vida-
me está clamando en las venas;
abrasa loca las palmas
de mis manos; lanzaderas
clava y desclava en mi frente
y el pensamiento me quema.

Ved nuestros tonos. Ya somos
como terribles cortezas;
claustrales rostros, salobres
ojos que buscan a tientas
-sedientos de luz y sol-
una grieta entre las piedras.

No sabéis lo que es vivir
muriéndose a vida llena;
grises, sobre grises patios,
sin más luz que una bandera
de amor…

Ni lo sepáis nunca…
Más si queréis que esta lepra
jamás os alcance el pecho,
no dejéis “mi muerte” quieta.
No dejadme, no dejadnos
con nuestras sienes abiertas
y en un cerrojo sangrante
crucificada la lengua.

Levad vuestros pechos. ¡Pronto!
( Es bueno que esta gangrena
os revuelva las entrañas.)
¡Echad abajo mi celda!
Abrid mi ataúd; que el mundo
en pie de asombro nos vea
indomables, pero heridos,
sepultos bajo la tierra.
¡Que no queden en silencio
mis cadenas!

marcos-ana

Anteriores Entradas antiguas