Sensualidad y ciclo reproductivo

 

La fotógrafa autodidacta Alexandra Sophie explora, a través de esta original serie, las diferentes etapas en la vida de una mujer a lo que sexualidad y maternidad se refiere. El resultado, un trabajo estimulante, simbólico y, a nuestro parecer, muy bonito e inspirador. Para seguir explorando por su universo, aquí está su página: Sophie Alexandra.

 

 Virginidad

woman culturainquieta

Menstruación

woman culturainquieta1

 

Embarazo

woman culturainquieta2

 

Sexualidad

woman culturainquieta3

 

Fertilidad

woman culturainquieta5

 

Maternidad

woman culturainquieta6

 

Despertar sexual

woman culturainquieta7

 

Lactancia

woman culturainquieta8

 

Fuente: culturainquieta.com

Via  Design Your Trust

 

 

El paso del tiempo y la esencia personal

 

Un artista llamado Chris Porsz recorrió, cámara en mano, la ciudad británica de Peterborough durante las décadas de los 70 y 80 para hacer un retrato de la sociedad de aquel momento; punkies, policías, comerciantes, adolescentes…fueron el blanco de su objetivo.

Casi 4 décadas después, Chris ha reconstruido algunas de sus fotografías favoritas. Durante 7 años ha “rastreado” lugares, personas y recuerdos para volver a tomar la misma imágen pero con décadas de diferencia. Un retrato sociológico de la sociedad británica del condado de Cambridgeshire que nos ayuda a reflexionar sobre si ha cambiado mucho o sigue manteniendo su esencia.

 

1.

40YEARSAGO culturainquieta

 

 

 

2. 

40YEARSAGO1 culturainquieta

 

3.

40YEARSAGO2 culturainquieta

 

4.

40YEARSAGO4 culturainquieta

 

5.

40YEARSAGO5 culturainquieta

 

6.

40YEARSAGO6 culturainquietaç

 

7.

40YEARSAGO7 culturainquieta

 

8. 

40YEARSAGO8 culturainquieta

 

9. 

40YEARSAGO9 culturainquieta

 

10.

40YEARSAGO10 culturainquieta

 

11.

40YEARSAGO11 culturainquieta

 

12.

40YEARSAGO12 culturainquieta

 

13.

40YEARSAGO13 culturainquieta

 

14.

40YEARSAGO14 culturainquieta

 

15. 

40YEARSAGO15 culturainquieta

 

16. 

40YEARSAGO16 culturainquieta

 

17.

40YEARSAGO18 culturainquieta

 

18.

40YEARSAGO20 culturainquieta

 

19.

40YEARSAGO22 culturainquieta

 

20.

40YEARSAGO24 culturainquieta

 

21.

40YEARSAGO23 culturainquieta

 

22.

40YEARSAGO25 culturainquieta

 

23.

40YEARSAGO26 culturainquieta

 

Fuente: culturainquieta.com

 

 

Sensualidad femenina en fotografias

 

Mujeres de ojos grandes, senos pequeños, curvas amplias, flecos largos, brazos delgados, piernas afiladas, melenas abultadas, pechos pronunciados, cuerpos cálidos y cabello en la cara. Pelirrojas, mulatas, rubias, trigueñas, albinas y negras. La sensualidad femenina no se halla en el ojo de quien aprecia la anatomía de una mujer, sino en los rasgos de quien posa para la cámara. De las mujeres que se sientan en una sillita frente a la luz que penetra la ventana, de quien sabe que el cabello desarreglado es su elemento más sensual, de quien aprovecha un conjunto de lencería sexy o quien confía en la curvatura perfecta de sus senos. De la mujer que no deja nada a la vista pero todo a la imaginación y quien deja el deseo de su desnudez entera hable más que sus grandes ojos. Mujeres que confiadas, posan para la cámara de un afamado fotógrafo italiano.

Marco Michieletto mujeres
Marco Michieletto mujer sensual ventana
Marco Michieletto photos
mujer luz Marco Michieletto

Marco Michieletto no es fotógrafo, sólo le gusta tomar fotografías. Así se describe el italiano en su perfil de “Cargo Collective“, mismo que acompaña con múltiples series fotográficas de modelos femeninos que posan bajo una peculiar luz divina y sensual. Retratos íntimos al interior de la vida de las modelos, que en total confianza y entrega, revelan la química con el fotógrafo, quien a su vez es capaz de capturar la esencia femenina de sus modelos. Sin importar en los cuerpos trabajados y cuidados de las modelos que podrían hablar de estereotipos del mundo de la moda, las fotografías de Michieletto conllevan un discurso de libertad femenina, de aceptación y orgullo por cada curva de la anatomía. Son mujeres que se aman a sí mismas.

En ese sentido, las mujeres de Michieletto conllevan un concepto prohibido de la sensualidad femenina: disfrutan de su sensualidad para sí mismas. Al respecto, el fotógrafo italiano detalla que más que las fotografías de moda, las cuales olvidas al doblar la página, su verdadera afición reside en tomar imágenes “tomadas de la nada”. Para tales, Michieletto se basa en encontrar “un vestido, un cuarto con luz natural, la motivación de la modelo, su rostro y su personalidad”. De esta manera, aquella sensualidad prohibida que exhibe a una mujer gozando de sí misma, de su desnudez y del erotismo de su cuerpo, queda retratada en nuestra mente. El artista aboga por la simplicidad, y sus retratos muestran “un resultado puro y armonioso entre él y la modelo”, resultan en imágenes que no podemos olvidar.

Marco Michieletto mujeres femeninas
Marco Michieletto blanco negro
sensualidad femenina Marco Michieletto
mujer hermosa y sensual Marco Michieletto

A diferencia de otras fotografías eróticas o de imágenes pornográficas, retratos como los de Michieletto cuentan una historia, estimulan la imaginación del espectador pero sobretodo conllevan la seguridad femenina sin rayar en la objetivación del cuerpo femenino. Aunque las mujeres despierten los deseos primitivos de hombres y mujeres, éstas no se exhiben para complacer las miradas de los espectadores, sino que en realidad le conceden la oportunidad al fotógrafo de internarse en su pequeño mundo de sensualidad y erotismo cotidiano. Un mundo resguardado celosamente por las mujeres, pues conocen el poder que su seguridad, ligereza y naturalidad tiene en el resto del mundo.

mujer desnuda blanco negro Marco Michieletto
Marco Michieletto mujer desnuda

Todas las fotografías son propiedad de Marco Michieletto, y puedes conocer más de su trabajo en Cargo Collective, su Instagram y su perfil en la revista “C-Heads“.

foto boudoir Marco Michieletto
mujer ventana Marco Michieletto
mujer sensual Marco Michieletto
mujer solitaria Marco Michieletto
mujeres hermosas Marco Michieletto
sensualidad femenina en fotos Marco Michieletto
mujeres hermosas foto Marco Michieletto
mujer loca y sensual Marco Michieletto
Marco Michieletto fotografias
amor sensualidad Marco Michieletto
naked women Marco Michieletto
Marco Michieletto pretty women
Marco Michieletto sensualidad femenina fotografias
la sensualidad femenina Marco Michieletto
Marco Michieletto gq italia
mujer pueblo Marco Michieletto
sensualidad fotografia Marco Michieletto
gq Marco Michieletto
Marco Michieletto mujer peinado loca
italian girl Marco Michieletto
desnudo femenino Marco Michieletto
prohibidas mujeres Marco Michieletto
el fotografo de mujeres Marco Michieletto
amor de tu vida Marco Michieletto
mujeres prohibidas Marco Michieletto
sexy girl Marco Michieletto
Marco Michieletto desnudo mujeres
Marco Michieletto gq photographer
sensuality Marco Michieletto
blanco negro Marco Michieletto mujer desnuda
desnudo mujer Marco Michieletto
Marco Michieletto women
Marco Michieletto mujer luz
mujer hermosa Marco Michieletto
boudoir photo Marco Michieletto
desnudo sensualidad femenina Marco Michieletto
fotografias Marco Michieletto
mujeres italianas Marco Michieletto
Marco Michieletto mujer piano
mujer bosque Marco Michieletto

 

FUENTE: culturacolectiva.com

25 de noviembre: homenaje a la feminidad

Hoy  el calendario da cabida al hecho cotidiano de la violencia de género. Los medios de comunicación nos lo recuerdan. Estrategias políticas cubren el expediente con agendas repletas de actos. Discursos puntuales. Palabras. Luego silencio. Silencio por tantas mujeres maltratadas, ultrajadas, violadas, asesinadas…

Hoy, aquí homenajeo la feminidad desde lo más exclusivo de la esencia femenina: la menstruación. Comparto el trabajo de la artista Jen Lewis. Una serie de fotos y un video que  te muestran la menstruación como nunca antes la habías visto:

‘Beauty in Blood’ es una serie de macrofotografías de la regla con las que Jen Lewis pretende desestigmatizar la naturaleza femenina.

regla

“Un día, después de vaciar mi copa menstrual, me fijé en la sangre que quedaba en mis dedos y comencé a preguntarme por qué la sociedad considera la menstruación como algo desagradable. La sangre, las referencias gore y la violencia gratuita están por todas partes en la cultura pop (noticias, deportes, películas, videojuegos, música…)pero la de la regla ha sido completamente borrada del paisaje visual”. Quien sostiene estas palabras a S Moda es Jen Lewis, una artista conceptual que se define así misma como ‘menstrual designer’. Desde el año 2012, esta estadounidense que antes de dedicarse a experimentar artísticamente con su regla era asistente administrativa en Universidad de Michigan, ha dedicado esos días del mes a crear Beauty in Blood, un proyecto con el que “pretende cambiar su percepción social y concienciar respecto a los derechos humanos relacionados con el hecho de tener el periodo”.

Sus fotografías capturan el movimiento de la sangre y dan lugar a sorprendentes resultados que, lejos de parecer desechos corporales, emulan imágenes abstractas que recuerdan a algodón de azúcar, flores, fuego o constelaciones rosas. Para tomar las fotos, la artista cuenta con la ayuda de su marido, el fotógrafo e ilustrador Rob Lewis. Aparte de necesitar un objetivo macro, su técnica no necesita muchos artificios. Al principio, simplemente vaciaban la copa menstrual de Jen en el inodoro cuando llegaba de trabajar. El contraste del rojo de la sangre con el blanco de la porcelana, la forma en que el flujo se movía en el agua y su apariencia distinta según el día del periodo, convertían cada imagen en una pieza única. Después de un año siguiendo este método, la pareja comenzó a experimentar alejados del cuarto de baño. Ahora utilizan un pequeño acuario y una mezcla de agua dulce y salada. La diferencia de densidades logra que el movimiento de la sangre sea aún más asombroso. Cada sesión es un experimento diferente en la que los líquidos no se pueden controlar y el resultado es imposible de predecir (aquí puedes ver el vídeo).

Artista regla

‘A star is born’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Inspirada por las fotografías médicas que empapelaban las paredes de la División de Enfermedades Infecciosas en la que trabajaba como administrativa y la obra de artistas feministas como Judy Chicago, Carolee Schneemann, Ana Mendieta o la fotógrafa Berenice Abbott, Lewis pretende “acabar con toda la negatividad y silencio que rodea a la menstruación y comunicar que la regla no es nada de lo que avergonzarse o sentir miedo. No tiene por qué ser un misterio si nos enfrentamos a él de frente”, según explica a S Moda. “De hecho, gracias a la repercusión mediática que está teniendo mi trabajo ya estoy recibiendo muchos comentarios de gente que afirma queBeauty in Blood ha conseguido cambiar su forma de ver este proceso, sintiéndose menos avergonzados. Creo que una declaración visual tan potente puede influir en poner fin al tabú que rodea a este tema”, continúa.

Artista regla

‘Mysterious’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Pero no todo el mundo está preparado para abrazar su obra cuando descubren que su materia prima es expulsada cada mes por la vagina de su autora. “Me he encontrado con poca gente que esté totalmente desinteresado en Beauty in Blood, pero sí es cierto que muchos arrugan la nariz cuando les cuento que están viendo macrofotografías de sangre menstrual. Puedo entender que alguien encuentre desagradable hacer arte con fluidos corporales, pero me gustaría desafiar a esas personas a que analicen por qué piensan de esa manera. Suelen preguntarme por qué no hacer entonces obras con heces o semen. Y yo contesto: ‘¿Y por qué no?’ El arte no va siempre de hacer algo bonito o fácil de digerir. Una obra realizada con esperma, por ejemplo, podría hablar de la infertilidad. No soy la primera en trabajar con este tipo de materiales”, apunta.

Efectivamente, son muchas las artistas que en los últimos tiempos reivindican el uso de la denostada sangre menstrual para transmitir un potente mensaje subyacente a una estética más o menos bella. Petra Collins escandalizó al mundo con sus camisetas estampadas con vaginas sangrantes para American Apparel, las artistas Lani Beloso,Vanessa Tiegs o la chilena Carina Úbeda utilizan su flujo en cuadros y pinturas como alegato a favor de la normalización de la regla y la poeta feminista Rupi Kaur fue censurada hace unas semanas por Instagram cuando colgó una imagen de una mujer tumbada en la cama con manchas de sangre en el pantalón y la sábana. La foto, formaba parte de Period, un proyecto con el que la joven escritora paquistaní pretende acercase al tabú de la regla y desestigmatizarla a través de una mezcla de versos e imágenes. A pesar de la buena acogida de su iniciativa en Tumblr, su creación no consiguió escapar a las restricciones de Instagram y causó gran revuelto en internet.

rupi kaur

La polémica foto de la poeta Rupi Kaur censurada hace unas semanas por Instagram.

No podíamos dejar pasar la ocasión de preguntarle a Lewis que opina sobre la reprobación del trabajo de Kaur. “Teniendo en cuenta el consumo desenfrenado de pornografía y la forma en que los medios de comunicación y el marketing utilizan el cuerpo de las mujeres, considero que la censura de su obra fue complemente ridícula y un ejemplo de cómo la sociedad quiere controlar el cuerpo femenino. Estamos inundados de imágenes de mujeres ensangrentadas y golpeadas y no parecer ser un problema. Tampoco la sexualización de la mujer que nos persigue por todas partes parece incomodarnos. Pero cuando las mujeres muestran sus cuerpos haciendo algo natural, se considera horrible y repugnante. Sangramos y a veces nos despertamos con una mancha. No es para tanto pero hemos sido socializados para escandalizarnos ante una foto así”, termina la artista.

Artista regla

‘Pink Fuzz’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Artista regla

‘The perfect cell’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Artista regla

‘Spiral Slow’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Artista regla

‘Cotton Candy’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Artista regla

‘Fire & Brimstone’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis.

Artista regla

‘Let it flow’.

Beauty in Blood or Menstrual Designer: Jen Lewis; Photographer: Rob Lewis

 

Fuente: smoda.elpais.com (Clara Ferrero)

La diversidad de la vagina

Canavan: una artista que pone de manifiesto la diversidad de la vagina y el reconocimiento de su importancia, a partir de su proyecto fotográfico.

Imagine un espacio para las mujeres que celebran vaginas de todas las formas, colores y tamaños. Un lugar donde una comunidad de mujeres podría reflexionar sobre sus cuerpos y celebrar la belleza de todo esto a través de una forma de arte liberador, creativo. “El aumento de la falda” del artista Nicola Canavan está estudiandolo  en su serie de retratos de mujeres de a pie,  que comparten la belleza de sus cuerpos, así como la exploración de las relaciones con sus vaginas y lo que simbolizan para ellas.

El proyecto de Canavan pretende, simplemente, recuperar el coño, con especial énfasis en el cambio de la percepción pública sobre el cuerpo de la mujer y la necesidad de educar a otros sobre diversos tipos de cuerpo – una tarea que ella cree firmemente que debería ser una prioridad en la educación sexual. “El estado rancio de la educación no habla sobre estos cambios en el cuerpo y necesita ser redefinido desde un ángulo completamente nuevo a una edad mucho más temprana”, explica. El interés de Canavan en explorar el coño surgió de sus propias experiencias, mientras sentía vergüenza hacia su propio cuerpo durante su juventud. “La sociedad me dijo que yo era demasiado redondo como un niño, parejas sexuales me dijeron que mis” bits “eran demasiado grandes y no es normal, y no era lo que habían visto en el porno.” Estas dudas la llevaron a una búsqueda para descubrir la belleza de su cuerpo y compartir este espíritu con una fuerte comunidad de mujeres que aspiran a sentir lo mismo a través de contribuir al “El aumento de la falda” del proyecto. “‘El aumento de la falda” crea un espacio seguro para que las mujeres descubran su guerrero interno, y que la libertad se pueda ver a través del espacio que cada mujer crea en estas imágenes.”

Antes de la “calma hacia abajo, Querido ” – un evento que celebra la obra de artistas feministas, y también se expone una nueva serie de fotos de Canavan del proyecto “El aumento de la falda”  – nos pusimos al día con la artista para tratar la diversidad cuerpo, medios de comunicación social, la censura, y la mejor manera de animar a nuestras jóvenes para celebrar sus coños.

& quot; El aumento de la falda del & quot ;, 2014

Fotografía “Amanecer Felici”a en colaboración con Nicola Canavan

¿Cuál fue su motivación detrás del proyecto “Aumento de la falda”?

Nicola Canavan: Mi proyecto fue motivado por el deseo de recuperar el coño como un lugar de poder, además de destacar las partes del cuerpo de la mujer que se cortan en varias ocasiones de distancia – en concreto los labios, a los que se refiere a menudo como la vagina, lo cual es incorrecto . El coño de la mujer sigue siendo incorrectamente llamado, avergonzado y borrado, y que realmente me motivó para crear este proyecto.

Su proyecto pretende recuperar la vagina y sus talleres realmente comenzó ese proceso.¿Cómo los talleres impactan un cambio en la vida de estas mujeres, y cuál es el proceso que usted y los que participan, pasan por?

Nicola Canavan: Cada mujer se señala a mi proyecto por muchas razones diferentes, sin embargo la mayoría quiere trabajar conmigo para crear un cambio positivo en su relación con sus propios cuerpos. No puedo hablar por mis participantes, pero he visto muchas mujeres se sienten alegría y se han abierto a una nueva libertad. Durante nuestro taller gastamos una gran cantidad de tiempo buscando en el cuerpo. Tanto si se está mirando a través de nuestros propios cuerpos y pensando en volver a un momento en que nos sentimos confianza, o incluso a veces una experiencia traumática en la vida que causó la vergüenza y el miedo alrededor de nuestros cuerpos. Sea lo que sea, tendemos a mirar a nuestros cuerpos, con el deseo de un cambio, pero eso sólo puede suceder cuando usted se da tiempo para sanar. “El aumento de la falda” en realidad es un proyecto que nos da tiempo para reflexionar sobre nuestros cuerpos, de estar presente e incluso dar algunas herramientas para seguir adelante.

¿El proyecto viene de su propia experiencia personal  con la vagina?

Nicola Canavan: Comenzó como la investigación para mí, después de años de sentir vergüenza de mi cuerpo. Me di cuenta de que no había suficiente educación para los niños sobre sus propios cuerpos y sobre la diversidad de tipos de cuerpo en el mundo. Especialmente durante la pubertad y la menstruación, donde su cuerpo cambia y cada uno de es diferente, sin embargo, el estado rancio de la educación no habla sobre estos cambios en el cuerpo y necesita ser redefinido desde un ángulo completamente nuevo a una edad mucho más temprana. Esto permitirá que las niñas y los niños se sientan seguros, y entienden que pueden ser inspirados por su propia salud y la belleza.

Usted ha mencionado que las mujeres en estos retratos provienen de todas las clases sociales, y tienen diferentes relaciones con sus vaginas. ¿Cómo retratar estas  diferencias, mientras que todavía mantiene una imagen coherente en general?

Nicola Canavan:  “El aumento de la falda” colaborador Amanecer Felicia Knox es fabricante de la imagen del proyecto, y ella hace un trabajo increíble en representación de los viajes de las mujeres en nuestro proyecto. El foco principal está apoyando cada mujer en el principio o avanzar en sus viajes con sus cuerpos, y la creación de un espacio en nuestra comunidad donde se sientan que son seguros. “El aumento de la falda” crea un espacio seguro para que las mujeres descubran su guerrero interno, y que la libertad se puede ver a través del espacio que cada mujer crea dentro de la imagen, y sigue siendo un tema de cohesión a través del proyecto.

¿Cuál ha sido la reacción más gratificantes que ha recibido de alguien que participó en el proyecto y de alguien que ha visto la exposición?

Nicola Canavan: Puedo decir honestamente que cada experiencia con todos los participantes y casi todos los diálogos y debates en torno a mi proyecto ha sido gratificante y muy valioso. “El aumento de la falda” representa tanto para tantas personas en todo el mundo, y cada semana aprendo algo nuevo acerca de nuestra historia colectiva como mujeres, y cómo podemos aprovechar estas fortalezas que se mueven hacia adelante en un mundo tan hostil

pubis

Fotografía: Nicola Canavan

.

“Si este proyecto infunde incluso sólo un pequeño catalizador en alguien para cambiar la forma en que se sienten sobre sí mismos y los demás, entonces sé que en este proyecto valen la pena los años de dedicación que le doy”

  Nicola Canavan –

Hay una comunidad en línea cada vez mayor, gracias a su proyecto, lleno de poesía, fotografía y odas a las vaginas. ¿Cómo te sientes nuestra generación puede promover este pensamiento positivo hacia nosotros mismos y crear un impacto mayor y más permanente en nuestra sociedad?

Nicola Canavan: Creo que la forma más efectiva de hacer un impacto en nuestra sociedad es a través de la comunidad, la educación, la bondad y nuestra voz. Tenemos que crecer continuamente esta comunidad de poderosas voces positivas que luchan por el cambio, mientras que la redefinición de la educación del cuerpo / el sexo de manera que explica y celebra un cuerpo diverso de nuestra juventud. También tenemos que invertir en ‘porno’ con mejores ética, ya que es la principal forma de educación sexual para los jóvenes que tienen acceso a, y necesitamos la pornografía que muestra cómo respetar a los compañeros sexuales, lo que la intimidad Aspecto del producto y para mostrar la diversidad en los tipos de cuerpo. Siento que nuestra generación será continuar la lucha por la igualdad, para que nuestros jóvenes y las generaciones que siguen pueden ser parte de una comunidad que practica la vida positiva.

El arte feminista y la fotografía son a menudo censuradas en los medios sociales por ser considerados “explícitos” , a pesar del mensaje positivo que puede estar detrás de él. ¿Cómo se siente el arte que explora abiertamente imágenes positivas de las mujeres pueden combatir la censura de medios sociales?

Nicola Canavan: Esta pregunta llega en un momento muy adecuado.C omo Facebook cerró todas mis páginas de este mes, y desactivado mi cuenta personal la semana pasada! Cuando paso el limite para crear algo que tiene una gran voz y opinión, siempre habrá  gente con el dinero; la codicia y el poder para mantener a la gente. “El aumento de la falda” busca hacer cambios que tienen el potencial de tener un impacto positivo enorme y desafortunadamente, no todo el mundo lo quiere. Creo que la mejor manera de lidiar con esto es mantenerse cada vez más fuerte y no dejarse asustar por las grandes empresas y organizaciones que quieren mantenernos en silencio.Si Facebook, Instagram y Twitter nos mantienen el cierre, entonces vamos a salir a las calles y nuestras voces sólo nos harán más fuertes.

http://www.dazeddigital.com

La espiral de Fibonacci: ¿Todo esto te parece casualidad?

La Proporción Áurea, el Número Dorado, la Espiral de Fibonacci, el Número Pi (π), el Número Phi (Φφ), laProporción Divina, es decir, muchos nombres para el mismo concepto… pero todos ellos presentes en la naturaleza y a lo largo y ancho del Universo. Se trata de una especie de firma para una majestuosa obra de arte. ¿De GIRASOLverdad creéis que esta perfección es fruto del azar o la casualidad? A continuación os presento la grandiosidad de la creación y su geometría sagrada.

La Proporción de Fibonacci, y el “mágico” número áureo se repite una y otra vez, casi obsesivamente, tanto en la Tierra como en el resto del universo. Una de las muchas pruebas de que la naturaleza, lejos de ser una amalgama informe y sin sentido (lo que esperaríamos de la actuación errática del azar), sigue unas rígidas normas matemáticamente estructuradas.

 

 

Fibonacci-Spiral

fibonaci-rulet

 

“El matemático juega a un juego en el que él mismo inventa las reglas, mientras que el físico juega a un juego en el que las reglas son proporcionadas por la naturaleza; pero a medida que pasa el tiempo se hace cada vez más evidente que las reglas que el matemático encuentra interesantes son las mismas que las que ha escogido la naturaleza”. Maurice Dirac, Premio Nobel de Física en 1933.

 

 

“Entre los seres vivos resulta patente el orden, obra de un Poder superior al que yo llamo Dios. Es en este punto donde coinciden la fe y la verdad científica. La primera de ningún modo contradice a la segunda, sino que la completa al aportar una comprensión más sencilla del Universo”. Jean Dorst, biólogo, ornitólogo, paleontólogo francés. Miembro de la Academia de las Ciencias.

 

 

“El mundo es racional… El orden del mundo refleja el orden de la mente suprema que lo gobierna”. Kurt Gödel, lógico, matemático y filósofo austriaco. Considerado uno de los mejores lógicos de la historia (Teoremas de la Incompletitud).

Galaxia M74

Galaxia M101

Galaxia M51

 

 

 

https://larevolucionpacifica2011.wordpress.com/

 

 

 

Erotismo, fotografía, sensualidad

Visionar una foto, imaginar, erotizarse y recorrer lugares en un viaje íntimo de autobiografía. Revisitar momentos, visualizar situaciones o inventar espacios.  Algo tan sencillo y a la vez tan vital resulta un ejercicio renovador que nos reafirma nuestra personalidad, nuestras vivencias, nuestra capacidad de sentir y vibrar en la sintonia que nos seduce. Bailar la danza de la vida, entregados al fluir constante de movimientos vitales.

Comparto una experiencia ocurrida a una fotógrafa, a partir de publicar  sus fotos cargadas de sensualidad y erotismo:

EROTICA

Fotografía: Inez Lewis

 

Hace poco, alguien que me sigue en Instagram publicó esta pregunta en una de mis fotos:

“Cuando ves a un hombre, ¿en qué te fijas primero?”

Estuve un momento pensándolo. ¿En los ojos? ¿El pelo? ¿La sonrisa? ¿Los hombros? No, ninguna de estas respuestas me encajaba. Cuando era más joven, me solían gustar los hombres altos, delgados y con el pelo oscuro. Pero ahora, a mis 52 años, no tengo un tipo de hombre concreto. Al menos, no un tipo de físico. Me atraen los hombres con una sensualidad palpable. Pero, entonces, me pregunté: ¿qué es lo que da a un hombre ese atractivo que se percibe cuando pasa?

Le estuve dando vueltas a la cabeza para recopilar imágenes de hombres que, a lo largo de mi vida, me han dejado sin aliento y me han hecho estremecer sólo con su presencia. A veces me acordaba de cómo se le pegaba una camiseta a los hombros, o de cómo me sostenía la mirada a través de una copa de vino. Pero, sobre todo, pensaba en las cosas intangibles –cualidades, valores, rasgos del carácter– que un hombre tiene que poseer para que yo quiera tirar los platos al suelo y subirme encima de la mesa para llegar gateando hasta su regazo.

Y estas son las 11 cosas que se me ocurrieron:

1. Fuerza. No me refiero a cuánto peso puede levantar tumbado, aunque unos buenos pectorales no hacen daño. Me refiero a la fortaleza interior. Una fuerza arraigada en un hombre que sabe quién es. No hay nada más sexy que un hombre con los pies en el suelo, consciente de los impulsos y la rabia que pueden haberle descarrilado de joven, y con una seguridad en sí mismo que expresa, sin arrogancia, que no tiene nada que demostrar.

2. Vulnerabilidad. Un hombre no puede ser fuerte si no es también vulnerable. Esto significa que es capaz de contarte lo que quiere, lo que teme, la forma en que le haces sentir, lo que ha cambiado, lo que ha superado, lo que puede con él. Sin transparencia, no hay verdadera intimidad, ese ingrediente que hace que el sexo siga siendo sensual cuando empieza a disiparse el subidón inicial de deseo.

3. Integridad. Este ingrediente distingue a los chicos de los hombres. Aunque al principio puedan encandilarte, los mujeriegos, canallas y narcisistas utilizan las mentiras, los trucos baratos, el humo y los espejos para su beneficio personal. No hay nada sexy en un hombre que finge ser algo que no es, que carece de toda profundidad de sentimientos, y al que no le importa el daño que va haciendo por el camino. Si tuviera que elegir entre acostarme con Don Draper, de Mad men, o Atticus Finch, deMatar a un ruiseñor, preferiría sin dudar un instante al dulce abogado Finch.

4. Inteligencia. Una buena mente es sexy. El cociente intelectual está bien, pero sólo es una parte de la inteligencia. El pensamiento crítico, una sed insaciable de aprendizaje y un don para expresarse de forma original son rasgos ante los que no puedo resistirme. No me importa lo guapo que sea un hombre; si no puede seducirme con su mente, no habrá química sexual.

Dibujo: Juan Peláez

Dibujo: Juan Peláez

5. Sentido del humor. Un hombre sin sentido del humor es como una ducha fría en las piernas. Para mí es imposible conectar con alguien superliteral, hiperserio y que apenas se ríe. Para mí, la inteligencia y el humor son compañeros de cama inseparables. La gente inteligente lee los matices y ve el humor en las situaciones. Y elestilo del humor es imprescindible. Aunque un hombre sea sexy, si su tipo de gracia no encaja con la mía, la sensualidad no durará mucho.

6. Cercanía. Resulta agotador intentar contectar con alguien aislado por muros. La compasión, la empatía, la sonrisa y la risa fácil son rasgos y gestos que desarman en el mejor sentido de la palabra. La amabilidad es sexy. Así de sencillo.

7. Generosidad. La tacañería me echa para atrás. Y no sólo con el dinero, sino también con los sentimientos. Aunque despilfarrar el dinero y las emociones indica una falta de control o de autoestima, el gusto por contar los céntimos y toquetear el dinero sugiere una preferencia por las cosas antes que por las personas. También he descubierto que los hombres tacaños no son tan buenos amantes como sus homólogos más generosos. No es sexy dormir con alguien se reprime física o emocionalmente en la cama.

8. Cariño. El cariño es la cercanía en acción. Un beso suave en la nuca cuando pasa. Un dedo que se cuela por el agujero de mis vaqueros para tocarme la rodilla. Que apoye la cabeza en mi pecho porque es uno de sus lugares favoritos. Un hombre al que le gusta tocar por el hecho del contacto, ya sea o no con fines sexuales, resulta sexy.

9. Capacidad de concentración. Hace no mucho tiempo, me sentía atraída por hombres tan ambiciosos que parecía que funcionaban a motor. Lo que he aprendido es que ese tipo de ambición suele esconder inseguridad, avaricia y hostilidad, cualidades que no seducen en absoluto. La consciencia plena —mindfulness en inglés– o la capacidad de estar presente en el momento aunque sea amargo es la mejor forma de ambición, porque requiere un compromiso con el crecimiento personal que no es apto para cardíacos. Un hombre que irradia seguridad en sí mismo, que es capaz de mantener la calma y la concentración de cara a los retos, consigue ponerme el vello de punta.

10. Compañerismo. El único lugar en el que quiero que me dominen es en la cama, y hasta ahí se necesita mi consentimiento. En los demás contextos, quiero a un hombre que no trate de dominarme, que entienda la necesidad del compromiso, la reciprocidad, la comunicación y el respeto. No tengo ni tiempo ni paciencia para hombres que juegan y controlan a las mujeres para sentirse más hombres.

11. Seguridad en la cama. La verdadera confianza sexual no tiene nada que ver con el tamaño del pene, los movimientos fluidos y el número de ligues que hayas tenido. Es un ambiente que destila una suave firmeza, una capacidad para leer mi cuerpo y mi respiración, una perseverancia sensual en un momento en que puede mirarme o no a los ojos, pero en el que se requiere un deseo de mostrarse vulnerable y presente. Un hombre con mucha carga sexual, consciente de sus necesidades y centrado en su expresión sexual me dejará sin aliento y hará de mí una sumisa alfatotalmente excitada en un abrir y cerrar de ojos.

Dibujo: Juan Peláez

Dibujo: Juan Peláez

He de decir que muchas de estas 11 cosas no aparecían en la lista que tenía a los 20. En aquella época, me atraían hombres de negocios engominados con coches flamantes y que solían ir en manada. No pasa nada por encajar en esta descripción, pero la excitación se agota rápidamente si dentro no hay sustancia que la alimente. Una de las ventajas de tener 52 años es que por fin he aprendido qué debo buscar en un hombre.

Este post fue originalmente publicado en la edición estadounidense de ‘The Huffington Post’ y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

Anteriores Entradas antiguas