El paso del tiempo y la esencia personal

 

Un artista llamado Chris Porsz recorrió, cámara en mano, la ciudad británica de Peterborough durante las décadas de los 70 y 80 para hacer un retrato de la sociedad de aquel momento; punkies, policías, comerciantes, adolescentes…fueron el blanco de su objetivo.

Casi 4 décadas después, Chris ha reconstruido algunas de sus fotografías favoritas. Durante 7 años ha “rastreado” lugares, personas y recuerdos para volver a tomar la misma imágen pero con décadas de diferencia. Un retrato sociológico de la sociedad británica del condado de Cambridgeshire que nos ayuda a reflexionar sobre si ha cambiado mucho o sigue manteniendo su esencia.

 

1.

40YEARSAGO culturainquieta

 

 

 

2. 

40YEARSAGO1 culturainquieta

 

3.

40YEARSAGO2 culturainquieta

 

4.

40YEARSAGO4 culturainquieta

 

5.

40YEARSAGO5 culturainquieta

 

6.

40YEARSAGO6 culturainquietaç

 

7.

40YEARSAGO7 culturainquieta

 

8. 

40YEARSAGO8 culturainquieta

 

9. 

40YEARSAGO9 culturainquieta

 

10.

40YEARSAGO10 culturainquieta

 

11.

40YEARSAGO11 culturainquieta

 

12.

40YEARSAGO12 culturainquieta

 

13.

40YEARSAGO13 culturainquieta

 

14.

40YEARSAGO14 culturainquieta

 

15. 

40YEARSAGO15 culturainquieta

 

16. 

40YEARSAGO16 culturainquieta

 

17.

40YEARSAGO18 culturainquieta

 

18.

40YEARSAGO20 culturainquieta

 

19.

40YEARSAGO22 culturainquieta

 

20.

40YEARSAGO24 culturainquieta

 

21.

40YEARSAGO23 culturainquieta

 

22.

40YEARSAGO25 culturainquieta

 

23.

40YEARSAGO26 culturainquieta

 

Fuente: culturainquieta.com

 

 

“Imagina…” Quizá tu seas ese hombre…

 

Dedicado a todos los Hombres de la Tierra… Guardianes de la vida

 

“La esencia”. Un cuento de los Upanishads para hoy

Hay una energía que no podemos ver y que nos envuelve a todos los seres, a todas las cosas. Es la esencia sutil del ser. Todo está animado por el ser. Todo es el ser… Si quieres acercarte a esta energía y sentirte, puedes  visitar mi exposición interactiva “El cuerpo”. Estará expuesta en la Escuela de Minas de Madrid, hasta el día 27 y en internet en  https://yolandajimenezescritora.wordpress.com/2015/03/12/  Y tendrás la oportunidad de participar en u juego de sugerencias, de sentir, de conectar contigo, quizá con tu esencia en http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Qn.aspx?EID=1918031

 

Comparto un precioso cuento Upanishad, sobre la esencia sutil que los ojos no pueden ver.

"EXPRESIÓN I" Yolanda Jiménez

“EXPRESIÓN I” Yolanda Jiménez

Era un apacible día luminoso, de esos que se suceden en la India. Estaban paseando por el bosque un abuelo y su nieto. El niño gozaba del espiritu del buscador, de aquél que quiere hallar respuestas a los grandes misterios de la existencia.

De repente, dijo:
– Abuelo, ¿qué sucede cuando el cuerpo muere?

La voz cansada pero cariñosa del abuelo, dijo:
– Mi querido nieto, el cuerpo muere, pero el ser (sí-mismo) nunca muere. Él está en tí y en mí y en todos los seres, pero es también el ser de todo el universo. Es la esencia sutil que todo lo anima.
– Abuelo, perdona, pero no termino de comprender lo que quieres decirme – replicó con respeto el jovencito.

En el perfecto silencio del bosque, el abuelo y el nieto siguieron paseando.

De pronto, el abuelo dijo:
– Ve hasta aquel árbol y coge un fruto de sus ramas.

El niñito fue hasta el árbol y cogió uno de sus frutos. Luego volvió hasta su abuelo y se lo mostró.

"EXPRESIÓN II" Yolanda Jiménez

“EXPRESIÓN II” Yolanda Jiménez

El anciano dijo:
– Ara quita la cáscara a ese fruto y dime qué ves.
– El fruto, abuelo.
– Abre el fruto. ¿Qué ves?
– Granos, abuelo.
– Coge un grano y ábrelo. ¿Qué ves?
– Minúsculos granitos, abuelo.
– Abre uno. ¿Qué ves ahora?
– Abuelo, nada. No hay nada dentro.

Y el abuelo explicó:
– Esa esencia sutil que tus ojos no pueden ver, querido mío, esa esencia sutil es el ser. Mantiene en pie al gran árbol. Nos mantiene vivos a ti y a mí, como hace que el fuego arda y el río fluya. No ves esa esencia sutil, pero está ahí.

El niño sonrió satisfecho, agarrándose a la mano caliente de su abuelo. El anciano y el muchachito siguieron caminando por el bosque.

 

Fuente: un pasaje de los Upanishads encontrado en el libro “Cuentos espirituales de la India” de Ramiro A. Calle

Esencia femenina: El transito de niña a mujer

En el diminuto cuerpo de una niñita recién nacida ya se encuentran todos los óvulos que irá liberando a lo largo de su vida fértil. Óvulos  que maduran durante unos 13 años, hasta que un día sucede la magia de la primera regla. En algunas sociedades ancestrales se celebra ese día con rituales de paso, al igual que se celebra la metamorfosis de los varones. En nuestra sociedad occidental este hecho pasa desapercibido. Me pregunto cuantos padres celebran esa primera regla de sus hijas, ese día especial que indica la madurez de unos óvulos, preparados para transmitir la información genética del linaje.

En esta semana de actos conmemorativos por el día “oficial” de la mujer, lo publicado en esta página es un homenaje a lo femenino. Y es también un reconocimiento a lo masculino. Hoy comparto un artículo sobre el tránsito de niña a mujer en la tribu apache:

 

MISTICA OVAL

“La ceremonia del amanecer apache ha sido siempre un importante ritual en tribus apaches, y lo sigue siendo hoy en las reservas apaches. Sirve como una celebración para el cambio de una niña apache a mujer después de su primera menstruación. Dado que es uno de los días más importantes de la vida de una mujer en esa tribu, la ceremonia del amanecer apache ha sobrevivido la prueba del tiempo.

Su historia

La ceremonia del amanecer apache se produjo por el mito de la mujer blanca pintada, que se transmite en narraciones de generación en generación apaches. Después de que Estados Unidos asumió el control del continente norteamericano, los nativos americanos se desanimaron de la práctica de rituales como la ceremonia del amanecer. A principios de 1900, los Estados Unidos prohibió que cualquier ritual de nativos americanos se llevara a cabo y no levantó esta prohibición hasta que se aprobó la Ley de Libertad Religiosa Indígena Americana en 1978.

Función

La ceremonia del amanecer apache se lleva a cabo para celebrar el paso de una niña apache a la pubertad. Se trata de una ceremonia de cuatro días con cuatro días de preparación de antemano y cuatro días de descanso después. Se lleva a cabo poco después de la primera menstruación de la mujer apache. Después de la ceremonia, la chica es desde entonces considerada una mujer por el resto de la tribu y ella comienza a ganar un dominio sobre su propio poder espiritual, desarrolla el poder de curar y obtiene un impulso en la autoestima y la confianza.

Identificación

La ceremonia del amanecer apache es fácilmente identificable, ya que la mayoría de la tribu se centra en la (o posiblemente varias) niña(s) que están completando el ritual. La muchacha que se convierte en mujer da muchas bendiciones, sanidades y comida a otros miembros de la comunidad y a cambio ellos la bendicen y al mismo tiempo le desean una vida larga y próspera. Hay canto casi constante, oración y baile y la chica de vez en cuando corre en cuatro direcciones diferentes.

MUJER NATURALEZA

Características

Algunas de las características especiales que rodean la danza del amanecer apache implican las funciones de los demás miembros de la tribu apache, además de la chica que está experimentando el ritual de niña a mujer. La madrina juega un papel muy importante y debe ser alguien que ha proporcionado un modelo positivo para la niña durante toda su vida. Ella también debe ser lo suficientemente enérgica para apoyar a la niña durante toda la ceremonia suministrándole alimentos, bailando con ella y proporcionando una gran cena para todos en la ceremonia. Otro participante clave es el curandero de la tribu, que dirige la mayor parte de las canciones y bailes y con frecuencia instruye a la gente sobre dónde y cuándo bailar y cantar.

Evolución

Aunque la ceremonia del amanecer apache comenzó como una ceremonia de cuatro días, hoy en día es muy poco común ver una ceremonia del amanecer en una reserva apache que dure tanto tiempo. Por lo general, las ceremonias de la salida del sol se agrupan para tratar de incluir a la mayor cantidad de niñas como sea posible para no tener que hacer varias ceremonias en la misma época. Además, las ceremonias por lo general sólo incluyen uno o dos días de baile y canto y las partes de preparación y descanso de la ceremonia sólo se observan por las personas que tienen los papeles principales de la ceremonia, en todo caso.

Texto: David boston | Traducido por Juan Ignacio Ceviño

mujerciclica.com

 

El Rescate del Sagrado Femenino: enfoques desde la Sociología y la Antropología

El concepto de lo sagrado en relación a lo femenino. Testimonios que abarcan desde el ámbito de la educación, hasta el día a día, pasando por una reconexión con lo primigenio, con la esencia de la naturaleza. Esto es lo que recoge el interesante video que comparto:

 

Útero y corazón conectados por un meridiano

Comparto este interesante artículo sobre la conexión entre útero y corazón. Escrito por Myriam y publicado en su blog: www.escuelademujeres.es

¿Sabías que tu útero y tu corazón están conectados por un meridiano? Según la Medicina Tradicional China hay un meridiano específico que une el  2º chakra con el 4º chakra.

Siempre se ha sabido que la sexualidad de las mujeres está íntimamente ligada al corazón, pero lo  asombroso es  que haya un meridiano ya determinado para ello.

 

Cuando logres encender el fuego de tu centro creativo y lo subas hasta el corazón estarás en contacto con tu INFINITA FUERZA VITAL y serás capaz de hacer todo lo que te propongas. 

 

 

Entonces conectarás con el gozo de estar viva, con una fuerza increíble que estará siempre disponible para ti, para tus proyectos, para tus hijos, para tu propio proceso, para tu arte, para tu hogar…para lo que quieras!. De poco te serviría esto si no lo pudieras plasmar en tu cotidiano.

“El fuego del hogar” es el fuego que necesita estar vivo en tu segundo centro, en tu útero, que es tu hogar. Cuando este fuego se apaga nos sentimos apáticas, sin fuerzas,…y secas, muy secas.

Tu caldero necesita fuego para alquimizar, para transformar.

 

Recuerda que el útero es el laboratorio de sueños. El segundo centro es donde reside la energía creativa. Ahí se gesta tu vida. Y el corazón es la expansión, el dar y el recibir Amor en todas sus formas.

Para la mujer es de vital importancia trabajar los centros útero –corazón para fortalecer ese vínculo y permitir que fluya libremente, conscientes de esa conexión.

 

“Para que la mujer pueda acceder a la energía de su corazón, debe primero sanar su vientre”

Esa Energía Ancestral Femenina que sentimos dañada… ha sido “herida” desde la Energía Masculina … la Energía Masculina del varón y TAMBIÉN la Energía Masculina presente en nosotras mismas. Hemos permitido y consentido ese “daño” cada vez que somos autoritarias, mandonas , o reaccionamos violentamente, cada vez que somos agresivas, cada vez que somos competitivas, o que nos enfocamos en lo material, cada vez que somos demasiado analíticas o mentales… olvidando el preciado tesoro de la intuición.

 
Cada vez que nos volvemos estructuradas… impacientes, intolerantes… o nos preocupamos en demasía… Estamos dañando nuestra Energía femenina y “dando mal uso” a nuestra Energía Masculina…
Debemos SANAR nuestro útero… liberándonos del dolor… pero también del rencor que venimos albergando… el resentimiento para con la Energía Masculina, porque sólo el equilibrio entre ambas… nos permitirá CREAR
Es hora de gestarnos… para Darnos a Luz.

 

La esencia sutil. Un cuento Upanishad‏

Era un apacible día luminoso, de esos que se suceden en la India. Estaban paseando por el bosque un abuelo y su nieto. El niño gozaba del espiritu del buscador, de aquél que quiere hallar respuestas a los grandes misterios de la existencia.

De repente, dijo:
– Abuelo, ¿qué sucede cuando el cuerpo muere?

La voz cansada pero cariñosa del abuelo, dijo:
– Mi querido nieto, el cuerpo muere, pero el ser (sí-mismo) nunca muere. Él está en tí y en mí y en todos los seres, pero es también el ser de todo el universo. Es la esencia sutil que todo lo anima.
– Abuelo, perdona, pero no termino de comprender lo que quieres decirme – replicó con respeto el jovencito.

En el perfecto silencio del bosque, el abuelo y el nieto siguieron paseando.

De pronto, el abuelo dijo:
– Ve hasta aquel árbol y coge un fruto de sus ramas.

El niñito fue hasta el árbol y cogió uno de sus frutos. Luego volvió hasta su abuelo y se lo mostró.

El anciano dijo:
– Ahora quita la cáscara a ese fruto y dime qué ves.
– El fruto, abuelo.
– Abre el fruto. ¿Qué ves?
– Granos, abuelo.
– Coge un grano y ábrelo. ¿Qué ves?
– Minúsculos granitos, abuelo.
– Abre uno. ¿Qué ves ahora?
– Abuelo, nada. No hay nada dentro.

Y el abuelo explicó:
– Esa esencia sutil que tus ojos no pueden ver, querido mío, esa esencia sutil es el ser. Mantiene en pie al gran árbol. Nos mantiene vivos a ti y a mí, como hace que el fuego arda y el río fluya. No ves esa esencia sutil, pero está ahí.

El niño sonrió satisfecho, agarrándose a la mano caliente de su abuelo. El anciano y el muchachito siguieron caminando por el bosque.

 

¡Feliz primavera!

 

 

VIVIR

 

Anteriores Entradas antiguas