“MAESTRO, cuéntenos, ¿cómo hace ud. el amor a una mujer?

 

Maestro, cuéntenos, ¿cómo hace ud. el amor a una mujer?

Primero la visto de caricias para que su corazón se sienta abrigado…
Con mi mirada desnudo todos sus miedos…y los abrazo.
Mi fuego interior comienza a llenar de vitalidad mis pulmones, mi corazón, mis manos se llenan de fuego…mi tallo de Jade comienza a desperezarse, a estirarse, a calentarse y a engrosarse…

(C) Juan Peláez

Ella se permite sentir como su agua comienza a calentarse…siente cómo los ovarios vibran, viven dentro de ella…
Mis manos, como un pincel, pintan sabiduría en cada poro de su piel…
La música de los latidos redobla su ritmo, y tiene como fiel compañera a la respiración…La piel, que estaba fría, arde de deseo, sentimos como el calor nos expande, nos calienta y jamás nos quema…
Nuestros ojos se buscan por momentos…también, miran hacia dentro disfrutando del paisaje de la kundalini…
Descubriendo que el amor se edifica en el espíritu que lo comprende, nos hacemos amigos y fieles amantes del tiempo, e improvisamos inmortalidad con cada suspiro…

 

(C) Juan Peláez

Para nosotros no existen términos como “llegar”, “acabar” o “eyacular”…Nosotros somos artistas del poco a poco, de la vitalidad, de las pupilas despiertas…
Somos dioses que se visten de humanos…
Somos anónimos que conocen cada punto del cuerpo…
Somos animales, piedras y vegetales abrazando el momento…
Somos alquimistas que comparten la piedra filosofal…
Somos oro disfrazado de plomo…
Somos nadie para los humanos y TODO para el UNIVERSO.”

 

 

 

Fuente: Texto recogido en la red

 

El deseo sexual…

 

“El deseo sexual, si es recíproco, origina un complot de dos personas que hace frente al resto de los complots que hay en el mundo. Es una conspiración de dos. El plan es ofrecer al otro un respiro ante el dolor del mundo. No la felicidad sino un descanso físico ante la enorme responsabilidad de los cuerpos hacia el dolor.
En todo deseo hay tanta compasión como apetito. Sea cual sea la proporción, las dos cosas se ensartan juntas. El deseo es inconcebible sin una herida. Si hubiera alguien sin heridas en este mundo, viviría sin deseo.
El deseo anhela proteger al cuerpo deseado de la tragedia que encarna y, lo que es más, se cree capaz. La conspiración consiste en crear juntos un espacio, un lugar, necesariamente temporal, para eximirse de la herida incurable de la carne. Ese lugar es el interior del otro cuerpo. La conspiración consiste en deslizarse al interior del otro, allí donde no se les pueda encontrar. El deseo es un intercambio de escondites”.

John Berger

“Palabras”… Poesía para ti

 

Palabras

(C) Juan Peláez

En tus palabras

vibra la magia profunda,

más allá de lo tangible.

Entre circuitos ignotos

nace la belleza;

manantial de calma,

tormenta de aguas,

de vientos o brisas.

Palabras para todo

y todo sin palabras.

 

-Yolanda Jiménez –

“Paralelas”. Poesía para tí

 

Paralelas

 

Lineas paralelas en el rocío de las ventanas,

(C) Yolanda Jiménez: “La otra Venecia”

aritmética suma de soda y lentitud.

Revelas las señales de la noche

de los amantes eléctricos.

Llegaré al humo que desprenden las musas

con la sublimación de mariposas,

al alba de las luces,

pitonisas de nada,

hilo de sonrisas, rumbo al hechizo,

pasos y pausas

hasta las crestas del jazz.

 

-Yolanda Jiménez –

 

Poema de aire, poeta de alma. Por Ernesto Pentón Cuza

“Aire”

(C) Yolanda Jiménez

En todas las cosas

que se posan

está mi alma posada,

mirando el camino

que se abrirá

cuando el viento las empuje

hacia el centro.

 

Dos o tres pasos

bastarían

para posar mi alma en mí.

Pero el viento es travieso e

indeciso,

como un niño

frente a una gota de agua.

 

– Ernesto Pentón Cuza –

Poeta, soñador, persona, amigo

“Tengo un ojo en las manos”. Poesía para hoy

Tengo un ojo en las manos

 

(C) Yolanda Jiménez

Sobre la textura del cálido infinito

veo con mis manos

los cristales de escarcha

y los tizones de la alcoba.

La dualidad del eterno

contemplada desde mis dedos

relativiza mis importancias.

Horizonte infinito desde mis ojosmanos.

 

– Yolanda Jiménez –

El mito de la caverna…hoy

Salir de la caverna supone romper  con lo establecido, con lo normal, con lo considerado sentido común, con la ortodoxia. Requiere un gran sacrificio personal. El camino hacia lo nuevo y lo desconocido está lleno de obstáculos. Ascender hacia un conocimiento superior y hacia la libertad supone romper con la comodidad rutinaria, romper con la masa y arriesgarse.
Una de las grandes enseñanzas de Platón en el mito es que la ignorancia nos hace esclavos y el conocimiento nos lleva hacia la liberación de esa esclavitud.

Sócrates que representa al hombre que sale de la caverna, quiso poner en marcha la Ilustración griega y lo pagó con su propia vida. Pero ahí quedó su ejemplo, su testimonio que dura a través de los siglos. La actitud de aquellos compañeros suyos también quedó como ejemplo de lo que no debe ser, del hombre de la masa, de la actitud fácil y cómoda que hoy tanto pulula en nuestros sistemas educativos y en nuestra sociedad en general.
La prisa, la idea de velocidad, la música ruido, la masa de información, las nuevas tecnologías programadas para un consumismo programado y sin límites, son los nuevos factores de alienación. No hay tiempo para el silencio y la reflexión.

Fuente: La oscuridad radiante. Lecturas del mito de la caverna de Platón. Ediciones de la Universidad de Oviedo. Homenaje a Santiago González Escudero. Vicente Domínguez (Ed.)
Publicado por: Rosacruz Áurea

Anteriores Entradas antiguas