Así habla el clítoris

Voy a ser sincero: lo mejor para ponerme las pilas es un buen beso en la boca. Muchos hombres apresurados acaban pasando demasiado rápido por esa etapa tan simple y tan importante a la vez. El estímulo que provoca un buen beso hace que mis terminaciones nerviosas se pongan en funcionamiento y de esa forma yo me voy preparando e, incluso, mi compañera la vagina se va lubricando.

clitoris-arbol

Para que te hagas una idea de cuánta excitación puedo provocar en una mujer, acuérdate de lo que puedes sentir cuando el glande de tu pene es tocado o chupado correctamente. ¿Eso te vuelve loco? Cuando me tocan bien, las mujeres también se lo pasan en grande.

Ah, y aquel dicho de que el pene grande es éxito asegurado en la cama es puro mito. El gran secreto radica en dejarme extasiado; para eso es necesario explorarme y conocerme mejor. Toma buena nota de los siguientes consejos.

LLÉVALA AL CIELO

Hasta ahora, he sido un poco criticón y parece que sólo saque los defectos de los hombres que me han conocido. Sin embargo, hay algunos que me han tratado muy, muy bien.

Uno, por ejemplo, mojó los dedos en saliva y me golpeaba suavemente con leves toques y hacía movimientos circulares de arriba a abajo. Empecé a animarme. La vagina se manifestó lubricando la zona. El sujeto aprovechó el líquido que ella soltaba para empaparme entero mientras me estimulaba. Cuando menos lo esperaba sentí algo diferente, pero suave, texturizado, mojado… Delicioso… ¡Era su lengua!

El tío abrió los grandes labios con los dedos y exploró la región con la lengua. Pasó por los pequeños labios, por la entrada de la vagina, allí abajo alrededor del ano y subió a mi encuentro. Vino sin miedo, me besó, chupó, me metió entero en la boca. Me encanta cuando el hombre empieza con lamidas suaves y lentas y, poco a poco, aumenta la intensidad. La lengua debe ser activa, jamás dura.

Dedicó atención especial a mi persona, me estaba gustando mucho, pero fue más allá y siguió sorprendiéndome. Introdujo el dedo en la vagina mientras me seguía provocando con la lengua, todo eso en un ritmo ininterrumpido y que adoraba. Éxtasis puro.

AL ORGASMO EN 20 MINUTOS

Hay detalles que pueden marcar la diferencia en el momento de los preliminares: a la hora de acercarme la boca, ponte en una posición cómoda, prepárate para trabajar unos veinte minutos la zona. Ese es el tiempo medio que lleva a la mujer a llegar al orgasmo según los especialistas. Usa la misma delicadeza del beso a la hora del sexo oral. Después, serás recompensado con la misma dedicación4-giphy

Las reacciones de ella te dirán si estás en el camino correcto. La comunicación, tanto verbal como corporal, es importantísima. Ni por un momento deja de sentir los movimientos de la cadera, la respiración, las expresiones faciales durante las que ella susurra. Cuando la chica está disfrutando con el ritmo, la presión y la intensidad con la que la acaricias, agarra la ola y no intentes cambiar de postura en ese momento: no pares y mantente concentrado; el gol está asegurado.

El sujeto lo hizo así y consiguió lo que quería. Quedé rendido ante él. Y no sólo yo; ella estaba respondiendo a los estímulos que yo recibía. Ella se retorcía, mordía los labios y enterraba el rostro de su amante en mí. Yo me vi inundado y experimenté un placer increíble. Realmente, aquel tipo me trató como me merezco.

¿Estás viendo cómo puedo ayudarte a tener una noche increíble de sexo? Es ella la que goza, pero tú sales satisfecho. ¿Qué más se puede pedir? Espero haberte convencido de que esto es el principio de una gran amistad.

 

Publicado en: http://www.menshealth.es

 

 

 

La magia de ser mujer después de los 40

Se necesita mucho valor para amar a las mujeres marcadas por el pasado, aquellas de carácter fuerte pero de corazón bueno. Se necesita mucho amor para curar las heridas y las desilusiones.

Pero, sobre todo, se necesita ser inteligente, porque son tan maduras y tan experimentadas que ya no creen en lo que sienten, sino en lo que estés dispuesto a hacer por ellas.

Walter Riso

Juan Peláez: dibujo

Juan Peláez: dibujo

Ya no tenemos la figura de los 20 años, pues las piedras del camino han moldeado nuestro cuerpo. Nuestra mirada es cómplice, pues se ha formado durante años, permitiéndonos manejar el arte de amar a nuestros hijos, a nuestra pareja, a nuestros familiares y a nuestros amigos.

Acumulamos de manera perfecta la experiencia y la juventud, lo que nos hace dominar el arte y el manejo de nuestra esencia, sumando vida a los años que hemos disfrutado y que nos quedan por disfrutar.

Porque una mujer de más de 40 deja huella por dónde camina, haciéndose dueña de sus pasos. Siente que pisa fuerte, transmite seguridad en sí misma y ha logrado una estabilidad y un equilibrio emocional y personal que hipnotiza.

 

Más de 40 soplos de aire fresco…

¿QUE CUÁNTOS AÑOS TENGO?

Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero con el interés de seguir creciendo.

Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos y las ilusiones se convierten en esperanza.

Tengo los años en que el amor, a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada. Y otras un remanso de paz, como el atardecer en la playa.

¿Qué cuántos años tengo? No necesito con un número marcar, pues mis anhelos alcanzados, las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones rotas…
Valen mucho más que eso.

¡Qué importa si cumplo veinte, cuarenta, o sesenta!
Lo que importa es la edad que siento.

Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos. 
Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis anhelos.

¿Qué cuantos años tengo? ¡Eso a quién le importa!
Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento.

José Saramago

Los 40 y los 50 son un momento peculiar, en el que te encuentras entre dos generaciones que ponen en evidencia lo efímero de la vida, por eso nos damos cuenta de que hay que aprovecharla y conciliar nuestros mundos. Dejas de preocuparte por lo que pasó y por el que pasará para comenzar a disfrutar de lo que está pasando.

 

A partir de los 40 por fin entendemos  que cada persona que te encuentras tiene un papel. Algunas personas te ponen a prueba, otra te utilizan, no falta quien te ama y te enseña, pero las personas realmente importantes son las que sacan lo mejor de ti. Son y serán personas pocos comunes y extraordinarias las que te recuerdan que todo ha merecido la pena.

 

La magia del momento

Juan Peláez: acuarela

Juan Peláez: acuarela

Las mujeres de mi generación son las mejores. Y punto. Hoy tienen cuarenta y pico, y son bellas, muy bellas, pero también serenas, comprensivas, sensatas y, sobre todo, endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes patas de gallo o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales…

Hermosamente reales.

Sharon Stone con 48 años.

Muchas mujeres de más de 40 ya se han visto en situaciones complicadas. Han podido ser renegadas y rechazadas por su sociedad. Han vivido traiciones y desengaños que las han hecho madurar. Han podido sentir en su piel el desgarro de separaciones deshonrosas, de abandonos y de menosprecios.

Están forjadas en el fragor de la batalla y heridas por las flechas más inesperadas. Han cargado sobre sus espaldas gran parte del peso de la vida y, por eso, las mujeres con más de 40 han desarrollado un séptimo sentido que les permite ir más allá, mantenerse serenas y reconciliarse con la vida.

 

A modo de chiste, se dice que una mujer de 20 años puede ser atractiva, la de 30 puede ser seductora pero solo después de los 40 se puede ser irresistible. Este es el resultado de una mezcla perfecta entre experiencia y juventud.

De alguna manera, la mujer demás de 40 ha dado un importante paso en la búsqueda del amor, ahora se ama a sí misma mucho más que lo que lo hacía un década atrás.

No te olvides, mujer…

Tienes los años que permiten mirar la vida con calma pero con el interés de seguir creciendo. Ahora es cuando el amor puede ser ardiente o un remanso de paz. Cuando puedes gritar sin miedo tus temores y hacer lo que deseas aún temiendo al fracaso. Hoy puedes amarte, aceptarte y abrazarte, porque los años te han convertido en una persona mucho más plena, mucho más TÚ.

 

Por Raquel Aldana

Publicado en: rincondeltibet.com

// <![CDATA[
(function(){var h,k=this,l=function(a,b){var c=a.split("."),d=k;c[0]in d||!d.execScript||d.execScript("var "+c[0]);for(var e;c.length&&(e=c.shift());)c.length||void 0===b?d=d[e]?d[e]:d[e]={}:d[e]=b},m=function(a){var b=typeof a;if("object"==b)if(a){if(a instanceof Array)return"array";if(a instanceof Object)return b;var c=Object.prototype.toString.call(a);if("[object Window]"==c)return"object";if("[object Array]"==c||"number"==typeof a.length&&"undefined"!=typeof a.splice&&"undefined"!=typeof a.propertyIsEnumerable&&!a.propertyIsEnumerable("splice"))return"array";if("[object Function]"==c||"undefined"!=typeof a.call&&"undefined"!=typeof a.propertyIsEnumerable&&!a.propertyIsEnumerable("call"))return"function"}else return"null";else if("function"==b&&"undefined"==typeof a.call)return"object";return b},aa=function(a){var b=m(a);return"array"==b||"object"==b&&"number"==typeof a.length},p=function(a){return"string"==typeof a},q=function(a){var b=typeof a;return"object"==b&&null!=a||"function"==b},ba=function(a,b,c){return a.call.apply(a.bind,arguments)},ca=function(a,b,c){if(!a)throw Error();if(2<arguments.length){var d=Array.prototype.slice.call(arguments,2);return function(){var c=Array.prototype.slice.call(arguments);Array.prototype.unshift.apply(c,d);return a.apply(b,c)}}return function(){return a.apply(b,arguments)}},t=function(a,b,c){t=Function.prototype.bind&&-1!=Function.prototype.bind.toString().indexOf("native code")?ba:ca;return t.apply(null,arguments)};var u=function(a,b){var c=parseInt(a,10);return isNaN(c)?b:c};var x;var y=String.prototype.trim?function(a){return a.trim()}:function(a){return a.replace(/^[\s\xa0]+|[\s\xa0]+$/g,"")},z=function(a,b){return ab?1:0};var da=Array.prototype.indexOf?function(a,b,c){return Array.prototype.indexOf.call(a,b,c)}:function(a,b,c){c=null==c?0:0>c?Math.max(0,a.length+c):c;if(p(a))return p(b)&&1==b.length?a.indexOf(b,c):-1;for(;c<a.length;c++)if(c in a&&a[c]===b)return c;return-1},ea=Array.prototype.forEach?function(a,b,c){Array.prototype.forEach.call(a,b,c)}:function(a,b,c){for(var d=a.length,e=p(a)?a.split(""):a,f=0;f<d;f++)f in e&&b.call(c,e[f],f,a)},fa=function(a){var b=a.length;if(0<b){for(var c=Array(b),d=0;dparseFloat(L)){K=String(N);break a}}K=L}var O=K,P={},Q=function(a){var b;if(!(b=P[a])){b=0;for(var c=y(String(O)).split("."),d=y(String(a)).split("."),e=Math.max(c.length,d.length),f=0;0==b&&f<e;f++){var g=c[f]||"",n=d[f]||"",v=RegExp("(\\d*)(\\D*)","g"),va=RegExp("(\\d*)(\\D*)","g");do{var r=v.exec(g)||["","",""],w=va.exec(n)||["","",""];if(0==r[0].length&&0==w[0].length)break;b=z(0==r[1].length?0:parseInt(r[1],10),0==w[1].length?0:parseInt(w[1],10))||z(0==r[2].length,0==w[2].length)||z(r[2],w[2])}while(0==b)}b=P[a]=0<=b}return b},R=k.document,ka=R&&H?J()||("CSS1Compat"==R.compatMode?parseInt(O,10):5):void 0;var S;if(!(S=!I&&!H)){var T;if(T=H)T=9<=Number(ka);S=T}S||I&&Q("1.9.1");var la=H&&!Q("9");var ma=function(a){var b=document;return p(a)?b.getElementById(a):a},oa=function(a,b){var c=b||document;return c.querySelectorAll&&c.querySelector?c.querySelectorAll("."+a):na(a,b)},na=function(a,b){var c,d,e,f;c=document;c=b||c;if(c.querySelectorAll&&c.querySelector&&a)return c.querySelectorAll(""+(a?"."+a:""));if(a&&c.getElementsByClassName){var g=c.getElementsByClassName(a);return g}g=c.getElementsByTagName("*");if(a){f={};for(d=e=0;c=g[d];d++){var n=c.className,v;if(v="function"==typeof n.split)v=0<=da(n.split(/\s+/),a);v&&(f[e++]=c)}f.length=e;return f}return g},qa=function(a,b,c){function d(c){c&&b.appendChild(p(c)?a.createTextNode(c):c)}for(var e=1;e<c.length;e++){var f=c[e];!aa(f)||q(f)&&0<f.nodeType?d(f):ea(pa(f)?fa(f):f,d)}},ra={SCRIPT:1,STYLE:1,HEAD:1,IFRAME:1,OBJECT:1},sa={IMG:" ",BR:"\n"},ua=function(){var a=document.getElementById("feedback-closing-template");if(la&&null!==a&&"innerText"in a)a=a.innerText.replace(/(\r\n|\r|\n)/g,"\n");else{var b=[];ta(a,b,!0);a=b.join("")}a=a.replace(/ \xAD /g," ").replace(/\xAD/g,"");a=a.replace(/\u200B/g,"");la||(a=a.replace(/ +/g," "));" "!=a&&(a=a.replace(/^\s*/,""));return a},ta=function(a,b,c){if(!(a.nodeName in ra))if(3==a.nodeType)c?b.push(String(a.nodeValue).replace(/(\r\n|\r|\n)/g,"")):b.push(a.nodeValue);else if(a.nodeName in sa)b.push(sa[a.nodeName]);else for(a=a.firstChild;a;)ta(a,b,c),a=a.nextSibling},pa=function(a){if(a&&"number"==typeof a.length){if(q(a))return"function"==typeof a.item||"string"==typeof a.item;if("function"==m(a))return"function"==typeof a.item}return!1},wa=function(a){this.v=a||k.document||document},xa=function(a,b){return oa("feedback_description",b||a.v)};h=wa.prototype;h.createElement=function(a){return this.v.createElement(a)};h.createTextNode=function(a){return this.v.createTextNode(String(a))};h.appendChild=function(a,b){a.appendChild(b)};h.append=function(a,b){qa(9==a.nodeType?a:a.ownerDocument||a.document,a,arguments)};h.canHaveChildren=function(a){if(1!=a.nodeType)return!1;switch(a.tagName){case "APPLET":case "AREA":case "BASE":case "BR":case "COL":case "COMMAND":case "EMBED":case "FRAME":case "HR":case "IMG":case "INPUT":case "IFRAME":case "ISINDEX":case "KEYGEN":case "LINK":case "NOFRAMES":case "NOSCRIPT":case "META":case "OBJECT":case "PARAM":case "SCRIPT":case "SOURCE":case "STYLE":case "TRACK":case "WBR":return!1}return!0};h.removeNode=function(a){return a&&a.parentNode?a.parentNode.removeChild(a):null};h.contains=function(a,b){if(!a||!b)return!1;if(a.contains&&1==b.nodeType)return a==b||a.contains(b);if("undefined"!=typeof a.compareDocumentPosition)return a==b||!!(a.compareDocumentPosition(b)&16);for(;b&&a!=b;)b=b.parentNode;return b==a};var ya=function(a){a=String(a);if(/^\s*$/.test(a)?0:/^[\],:{}\s\u2028\u2029]*$/.test(a.replace(/\\["\\\/bfnrtu]/g,"@").replace(/(?:"[^"\\\n\r\u2028\u2029\x00-\x08\x0a-\x1f]*"|true|false|null|-?\d+(?:\.\d*)?(?:[eE][+\-]?\d+)?)[\s\u2028\u2029]*(?=:|,|]|}|$)/g,"]").replace(/(?:^|:|,)(?:[\s\u2028\u2029]*\[)+/g,"")))try{return eval("("+a+")")}catch(b){}throw Error("Invalid JSON string: "+a);},Aa=function(a){var b=[];U(new za,a,b);return b.join("")},za=function(){this.m=void 0},U=function(a,b,c){if(null==b)c.push("null");else{if("object"==typeof b){if("array"==m(b)){var d=b;b=d.length;c.push("[");for(var e="",f=0;f<b;f++)c.push(e),e=d[f],U(a,a.m?a.m.call(d,String(f),e):e,c),e=",";c.push("]");return}if(b instanceof String||b instanceof Number||b instanceof Boolean)b=b.valueOf();else{c.push("{");f="";for(d in b)Object.prototype.hasOwnProperty.call(b,d)&&(e=b[d],"function"!=typeof e&&(c.push(f),Ba(d,c),c.push(":"),U(a,a.m?a.m.call(b,d,e):e,c),f=","));c.push("}");return}}switch(typeof b){case "string":Ba(b,c);break;case "number":c.push(isFinite(b)&&!isNaN(b)?String(b):"null");break;case "boolean":c.push(String(b));break;case "function":c.push("null");break;default:throw Error("Unknown type: "+typeof b);}}},Ca={'"':'\\"',"\\":"\\\\","/":"\\/","\b":"\\b","\f":"\\f","\n":"\\n","\r":"\\r","\t":"\\t","\x0B":"\\u000b"},Da=/\uffff/.test("\uffff")?/[\\\"\x00-\x1f\x7f-\uffff]/g:/[\\\"\x00-\x1f\x7f-\xff]/g,Ba=function(a,b){b.push('"',a.replace(Da,function(a){var b=Ca[a];b||(b="\\u"+(a.charCodeAt(0)|65536).toString(16).substr(1),Ca[a]=b);return b}),'"')};var Ea=function(a){var b={};if(a&&a.key_value){a=a.key_value;for(var c=0;c=this.boundingClientRect.bottom&&this.boundingClientRect.left>=this.boundingClientRect.right)},Ga=function(){var a=new Fa;return a.N&&(!a.Y||a.O>=a.X)};var V=function(a,b){this.F=a;this.l=0;this.j=document.getElementById("mtadmas");this.L=document.getElementById("mtadmaundo");this.B=document.getElementById("mtadmac");this.C=document.getElementById("mtadmback");this.I=document.getElementById("mtadmpc");this.M=document.getElementById("mtadmpundo");this.w=document.getElementById("mtadmpunclose");this.K=this.s=this.G=this.D=null;this.u=0;this.h=null;this.i=!1;this.o=null;this.T=b?b.getAdsLength():1;(this.g=b)&&this.g.registerWidget(this,0);this.H=0},Ha=function(a){for(var b=document.getElementsByName("surveyOptions"),c=0;c<b.length;c++)F(b[c],t(a.U,a,b[c].value));a.L&&F(a.L,t(a.A,a,"1"));a.M&&F(a.M,t(a.A,a,"3"));a.w&&F(a.w,t(a.V,a));a.C&&F(a.C,t(a.back,a));a.g&&(a.g.listenOnObject("mute_option_selected",t(a.J,a)),a.g.forEachAd(t(function(a){a.listenOnObject("multislot_mute_collapse",t(this.S,this));a.listenOnObject("multislot_mute_collapse_undo",t(this.R,this))},a)))};V.prototype.J=function(a){this.D=a.close_button_token;this.G=a.creative_conversion_url;this.s=a.ablation_config;this.K=a.undo_callback;this.u=a.creative_index||0;this.g&&(this.o=this.g.getAd(this.u));if(1===a.type){a=oa("survey");for(var b="survey_"+this.u,c=0;c<a.length;c++)a[c].style.display=a[c].id==b?"block":"none";a=document.getElementsByName("surveyOptions");for(b=0;b<a.length;b++)a[b].checked=!1;this.j.style.display="block";W(this);X(this)}else 0===a.type&&(this.I.style.display="block",this.j.style.display="none",W(this),Ia(this,document.getElementById("pub-feedback-closing"),this.s))};var Y=function(a){a.h&&(window.clearInterval(a.h),a.h=null,a.i=!1);ma("pub-feedback-closing").style.display="none";ma("ad-feedback-closing").style.display="none"};V.prototype.A=function(a){this.i||(Y(this),G(Z(this,"user_feedback_undo",a)),this.K())};V.prototype.V=function(){var a={msg_type:"resize-me"};a.key_value=[{key:"r_nh",value:String(this.H)},{key:"r_str",value:"animate"}];a=Aa(a);window.top.postMessage(a,"*");this.i=!1;this.A("3")};V.prototype.back=function(){this.i||(Y(this),this.j.style.display="block",W(this),X(this))};V.prototype.U=function(a){this.B.style.display="block";this.j.style.display="none";X(this);G(Z(this,"mute_survey_option",a));a=document.getElementById("ad-feedback-closing");this.le||e>g||a.h)){var n=ua();c=t(function(){var a="";g<=d&&0=g&&Y(this);g–},a);c();0<=g&&(a.h=window.setInterval(c,1E3))}},Ia=function(a,b,c){if(c&&window.top&&window.top.postMessage){var d=ya(c),e=Ea(d),f="resize-me"==d.msg_type&&"animate"==e.r_str;if("ablate-me"==d.msg_type&&e["collapse-after-close"]||f&&!Ga())a.w&&(a.H=window.innerHeight,f=document.getElementById("cbtf"),f=xa(x||(x=new wa),f)[1],f=La(a.P,f),c=Ma(d,f)),Ka(a,b,u(e["secs-to-countdown"],1),u(e.countdown,0),u(e["message-tick"],1),function(){window.top.postMessage(c,"*")})}},Ma=function(a,b){if(!isNaN(b)&&isFinite(b)){var c=!1;if(a.key_value){for(var d=a.key_value,e=0;e<d.length;e++){var f=d[e];if("key"in f&&"value"in f&&"r_nh"==f.key){c=!0;f.value=b.toString();break}}c||d.push({key:"r_nh",value:b.toString()})}}return Aa(a)};V.prototype.P=function(a){var b=E(a);a=E(a.parentNode.parentNode);return parseInt(b.height,10)+parseInt(b.marginTop,10)+parseInt(a.marginTop,10)};var La=function(a,b){for(var c=[],d=b;d&&"BODY"!=d.tagName;d=d.parentNode)d.style&&"block"!=d.style.display&&(c.push({el:d,val:d.style.display}),d.style.display="block");for(var d=a(b),e;e=c.pop();)void 0!==e.W&&(e.Z.style.display=e.W);return d},Ja=function(a,b){Ka(a,b,1,0,0,t(function(){var a={creative_index:this.o.getIndex(),undo_pingback_url:Z(this,"user_feedback_undo","1")};this.o.fireOnObject("multislot_mute_collapse",a)},a))};h=V.prototype;h.S=function(){this.l++;this.g.resetAll()};h.R=function(){0// // this.Zx&&(this.Ek=-1,this.xc(1,a),null!==this.A&&this.A.registerFinalizeCallback((0,_.B)(this.A.fireOnObject,this.A,"attempt_survey_trigger",["wfocus",this.ng,this.Pf,this.ke,this.uf,this.Ng,a])))}this.ly&&this.xc(3)}};_.h.yp=function(){if(null!==this.A){var a=(0,_.B)(function(a,b,c){this.ke=_.Qc(_.Kc(b.ka));this.ke||(a=new _.Q(b.Gj()),this.ke=a.Oa+a.getPath());this.uf=b.creativeConversionUrl();this.Ng=b.adGroupCreativeId();this.Gs(c)},this),b=this.vr;this.A.forEachAd(function(c){c.forEachNavigationAdPiece(function(e){c.listen(e,b,a)})})}else{var c=(0,_.B)(this.Gs,this);_.K(_.O,this.vr,c)}};_.h.Gs=function(a){this.ur=a.button;this.Am=!0;a=(0,_.B)(this.hs,this);_.O.setTimeout(a,5E3)};_.h.hs=function(){this.Am=!1};_.h.xc=function(a,b){var c=["//",this.xC?"googleads.g.doubleclick.net":"pagead2.googlesyndication.com","/pagead/gen_204?id=wfocus","&gqid="+this.Pf,"&qqid="+this.ng].join("");0==a&&(c+="&return=0");1==a&&(c+="&return=1&timeDelta="+b,this.my&&(c+="&cbtn="+this.ur));2==a&&(c+="&bgload=1");3==a&&(c+="&fg=1");_.ud(_.O,c,void 0)};var wm=function(a){return"undefined"!==typeof a};_.u("wfocusinit",function(a,b,c,d,e,f,g){return a?new xm(a,a.getEscapedGwsQueryId(),a.getEscapedQemQueryId(),b,c,d,e,f,g):null},void 0);})(window.hydra=window.hydra||{});wfocusinit(adSlot,true,true,true,false,false,0);
// ]]>

La adicción de los besos

¿De dónde vienen los besos? ¿Quién fue el primero o la primera que mostró afecto de esta manera?

Hace no mucho alguien me preguntaba buscando la forma racional y lógica del beso, ¿para qué sirve? ¿qué código evolutivo sigue? ¿a qué instinto de supervivencia obedece?

Los besos son instrumentos de comunicación, de entendimiento o desentendimiento entre dos personas. No sólo hablamos de besos en los labios de la pareja, sino de besos entre abuelos y nietos, padres e hijos, amigos y hermanos…

“….lo malo de los besos es que crean adicción”
-Joaquín Sabina-

Los besos pueden recoger aquello que no podemos expresar con palabras, pueden ser la guinda a una explosión de emociones, el inicio de un momento irrepetible o el final de una historia con fecha de caducidad.

Tazas besándose

Cada momento tiene su beso y se ha comenzado a investigar sobre ello, pero ¿cómo hacer ciencia? ¿por qué llegamos a la conclusión de que es algo adictivo?

 

Filematología, la ciencia del beso

Los estudios sobre el beso y las formas de comunicación en distintos ámbitos (fisiológico, evolutivo, psicológico) han hecho que se reúnan todos los conocimientos e investigaciones en torno a una ciencia llamada filemotología.

Esta extraña palabra que queda lejos del atractivo de “besar”, hace referencia al término Philema (beso) en griego. Esto nos demuestra entre otras cosas que el “beso” es como poco milenario, y que ya en la antigüedad existía como gesto de respeto o adoración.

Parece que las primeras referencias aparecen en textos hindúes 1.000 A.C., aunque es con el paso del tiempo cuando va ganando mayor relación con la sexualidad.

La respuesta a la pregunta de dónde vienen los besos podría remontarse al Hombre de Cromañón, cuando las madres masticaban la comida y se la pasaban a sus hijos recién nacidos contactando con sus bebés en un gesto de alimentación pero que implicaba preocupación, bienestar, cuidado y amor.

Antropólogos y biólogos siguen estudiando su significado y lo que puede relacionarlo con la elección de pareja. La filematología es una disciplina a la que aún le queda recorrido por trazar…

¿Adictos a besar?

¿Por qué hablamos de adicción? Gracias a los estudios diseñados para ello, se conocen los efectos que producen en nosotros más allá de lo que es comunicación y demostración de afecto.

Un ejemplo de ello, es que los besos mitigan el dolor dado que se liberan hormonas y elementos químicos en el cerebro relacionados con la sensación de bienestar, la relajación, la tranquilidad y el alivio.

Los besos activan nuestro sistema nervioso donde se crea una corriente viva que transmite muchísima información a nuestro corazón, músculos, saliva y respiración. Asimismo, más de treinta músculos trabajan en común para realizar esta actividad, por lo que activa la piel y se tonifica.

Científicamente, puede considerarse como algo adictivo, dado que liberan una gran cantidad de neurotransmisores y hormonas como la adrenalina (sensaciones de placer, excitación, sensación de capacidad), oxitocina ( sensaciones de bienestar, placer y confort), endorfinas, testosterona y estrógenos (relacionados con el deseo sexual).

Todas estas sustancias son lo suficientemente potentes de forma natural como para atraernos a los besos, besar o ser besados.

Los labios están llenos de terminaciones nerviosas y son transmisores y comunicadores de placer y bienestar – según algunos estudios, un beso tiene casi los mismos efectos que 1 gramo de cocaína -.

Por último, recientes estudios neurológicos, nos hablan de la estimulación de lasneuronas espejo en esta actividad, lo que estaría directamente relacionado con las manifestaciones de empatía.

¿Existen personas a las que no les gusta besar? Si, existen. Hay personas poco “besuconas”. Puede ser por diversos motivos de educación, temperamento, timidez, escrupulosidad o de malas experiencias.

Y en el caso de pareja, será un trabajo en comunión con ella para encontrar los métodos o las fórmulas para transmitir cariño y deseo.

Kiss, kuss, baiser, beijo, calus…

Para algunas culturas lejanas, la boca es una puerta al alma y el beso algo amenazante que puede entrometerse o robarte el espíritu. En otros países están prohibidos o mal vistos en público, o incluso necesitan una mayoría de edad para ser dados o recibidos.

Lo cierto es que besar sienta bien. Besar es compartir, es transmitir, es traducir emociones, es una de las formas más potentes de demostrar amor y que cuando se conjuga entre dos, forman el elemento perfecto.

“¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas”

-Ingrid Bergman-

El 95% de la población no puede estar equivocada cuando lo usa de forma natural, expresándolo cada cual a su manera.BESAME

Beso esquimal, besos en la mejilla (dos o tres según el país), besos en las manos…varía según el país, la cultura popular y las tradiciones.

Pese a gérmenes, almas perdidas y “enfermedades del beso”, es algo que afortunadamente, no parece presentar signos de agotamiento.

 

El beso perfecto

Con tu pareja, juntar los labios y cerrar los ojos (o no), querer a tu hijo y cubrirle de besos, recibir el cariño de un familiar o amigo y que tu mejilla sea el blanco perfecto para ello, despedirte de un hermano sellando un “hasta luego” en su frente… cualquier forma de beso es perfecta dependiendo del momento y la persona.

Si pensamos en la pareja, las formas pueden ser infinitas. Besos directos, apretados, suaves, con lengua, sin lengua, del labio superior e inferior, en las comisuras, beso inclinado… al final, lo importante es conectar y conseguir esas sensaciones de las que hemos hablado antes. Lo demás…siempre puede mejorar.

Sentir que compartes un momento y una emoción. Eso es lo que compone el beso perfecto. Y lo podemos conseguir todos los días.

Fortalecer los vínculos con los más queridos demostrando afecto en la mejilla o en la frente proporciona una sensación de bienestar y cercanía que genera adicción…

Besar es una maravillosa adicción a la que merece la pena engancharse.

“El beso, es la válvula de escape de la honestidad”
-Paul Géraldy-
Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Una caricia para cada momento. Un momento para cada caricia

El lenguaje del tacto está lleno de sutilezas. Acariciar es un verdadero arte, porque no solamente requiere un conocimiento del cuerpo de la otra persona, sino que también supone el desarrollo de un agudo sentido de la oportunidad. Quien sabe dar caricias, también entiende que hay un cómo, un cuándo y un dónde para prodigarlas.

Manos

Las caricias son una manera de estrechar una relación o de establecer puntos de ruptura. De ahí la importancia de conocer los pormenores en esa ciencia del tacto y entender mejor el universo de la piel.

  1. Las caricias en las manos, por lo general, representan la transición entre una relación protocolaria y un vínculo más cercano. Estrecharle la mano a alguien, sostener su mano entre las tuyas, acariciarle los nudillos de los dedos… Cada uno de esos gestos representa un grado diferente de proximidad entre dos personas. Las manos son un excelente punto de comunicación. No por nada son la herramienta fundamental del tacto. Para adentrarte en el mundo de otra persona, aumentar el grado de confianza y propiciar mayor cercanía, lo mejor es pasar de un nivel a otro, sin saltarte ninguno.
  2. Los abrazos son, por encima de todo, un símbolo de unión entre dos personas. La duración y la fuerza del abrazo comunican diferentes significados. Es, más que cualquier otro gesto de afecto, el que mejor reemplaza a las palabras. Con un abrazo se consolida la comunicación en un lenguaje distinto al de las palabras. Ayudan a franquear distancias y rara vez son un gesto impertinente.
  3. Acariciar el cuero cabelludo produce una sensación afectiva y relajante. Implica cierta intimidad, pero no es una caricia invasiva. Por eso es recomendable para generar mayor proximidad entre dos personas que están comenzando a intimar
  4. TEXTURAS

    “Textura”. Dibujo de Juan Peláez

    Las caricias en el rostro son, sobre todo, una expresión de ternura. Recuerdan siempre el afecto maternal y comunican un sentido de valoración integral por la otra persona. El rostro es el componente más visible de nuestra identidad. Por esoacariciar el rostro despierta en el otro una sensación de aceptación, confianza y valoración

  5. El cuello, la nuca y las orejas son zonas del cuerpo bastante sensibles. Cuando se acarician, estamos hablando de un terreno en donde ha hecho su aparición el erotismo. Implican que ya existe suficiente confianza y cercanía entre dos personas. Es, evidentemente, el preámbulo de una relación sexual. Este tipo de caricias son propicias cuando hay suficiente privacidad. Debes asegurarte de que la otra persona se sienta cómoda al ser acariciada en esas zonas.
  6. Las caricias en los labios, y con los labios, tienen el poder de comunicar afecto y, al mismo tiempo, pasión. Cuando en una pareja ambos se sienten cómodos con el otro, los labios se convierten en un vehículo para explorar. Los besos dejan de ser una forma rutinaria de contacto y se convierten en un idioma por sí solo. Jugar con los labios del otro es una linda manera de incrementar la sensación de intimidad y de confianza en ambos.
  7. Las caricias sexuales son un capítulo aparte. Para que tengan un efecto maravilloso en la relación, se debe conocer, reconocer y explorar el cuerpo del otro. Puede que existan muchas técnicas, pero cada ser humano es diferente y por eso no se trata de conocer el manual, sino a la persona con quien se comparte la intimidad.PLUMA

Las caricias incrementan la seguridad y la autoestima. Cada pareja construye su propia manera de entenderse en el terreno del tacto. El conocimiento del otro, el afecto y el respeto son los principales ingredientes en ese complejo arte de la caricia.

 

http://www.lamenteesmaravillosa.com

El filósofo y el barquero. Un cuento universal

Un cuento que he escuchado a mi padre muchas veces en preciosas conversaciones, al ritmo sosegado de la Naturaleza. Mientras él cultiva con mimo su huerto y yo le

CHOPOS

“Chopos”. Yolanda Jiménez

acompaño. A veces me permite que le ayude según sus instrucciones. Animado por la parsimonia de un tiempo único, me cuenta anécdotas, vivencias, inquietudes. Mi interés crece mientras sus ojos brillan y motivado quizá por sus propios recuerdos, me transmite la pasión por vivir, por experimentar. Tanta sabiduría de vida adereza el momento de descanso. Cobijados bajo la sombra de un altivo chopo, charlamos y reímos en el breve estío castellano.  Comprender y aceptar agrandan su significado. Y la plenitud de lo sencillo me colma de un gozo exquisito.


Hoy encontré este mismo cuento, atribuido a los Vedas (Upanishad). Veda significa conocimiento. Existe siempre. No tiene principio ni final. Se hace referencia a ellos como an-anta, sin final, porque es sonido sagrado, sustentador y benéfico. Es sólo para ser experimentado. No puede ser limitado ni comunicado. Por ello es una maravilla, una fase de experiencia personal sin precedente para cada cual.” – Baba – 
FLOR CALABACÍN

“Flor de calabacín”. Yolanda Jiménez

Había una vez un filósofo muy docto que había llegado a dominar todos los Vedas y los Sastras. Un buen día hubo de viajar hacia una aldea vecina. En el camino debía abordar una barca para cruzar un río. Como pasatiempo, comenzó a hacerle preguntas al barquero. “¿Puedes saber la hora consultando un reloj?”, fue una de las primeras. El simple barquero le contestó que no. Ante esta respuesta, el arrogante filósofo se rió despectivamente y le indicó al pobre hombre que el no saber esto era como haber desperdiciado al menos un cuarto de su vida en el río.
La segunda pregunta se refirió a si sabía leer un periódico. Cuando el barquero confesó que era analfabeto, el orgulloso filósofo se burló de él y le dijo que ya llevaba media vida desperdiciada en el río. A continuación le preguntó si sabía cantar alguna canción y, al recibir nuevamente una respuesta negativa, le dijo con desprecio al simple botero que, por así decir, tres cuartas partes de su preciosa vida se las había llevado el río. Entretanto, el cielo había empezado a cubrirse de nubes amenazadoras y comenzó a soplar un fuerte viento. Desatándose una terrible tormenta, el bote comenzó a ser sacudido de uno a otro lado por las olas cada vez más altas. El barquero le preguntó entonces al arrogante filósofo: “¿Sabe nadar, señor? Si no sabe, el total de su vida habrá sido desperdiciado”. El desventurado filósofo no sabía nadar. Toda su pedantería y su erudición no sirvieron para poderlo rescatar en ese momento de necesidad y fue arrastrado por el torrente. El barquero analfabeto, en cambio, que sabía nadar como un pez, cruzó el río y llegó a la orilla a salvo.

 

“¡Oh necio ignorante!¡Canta el nombre de Govinda!¡Tu conocimiento de la gramática no te ayudará en la hora de la muerte!”, dijo el gran santo filósofo Sankara. Todo nuestro conocimiento enciclopédico y nuestra profunda erudición nada podrán hacer para rescatarnos de la certeza de la vida y la muerte.
– Sri Sathya Sai Baba
Lluvias de Verano, VI

Cuerpo, sexo, salud

A través del cuerpo, como la herramienta más material e íntima que tenemos, podemos llegar a lugares muy saludables. Desde el sentir lo propio, el desarrollo  y la practica de la sexualidad, hasta lugares espirituales. Te invito a transitar por tus sensaciones, visitando mi exposición “El cuerpo, en la Escuela de Minas de Madrid, que se clausurará a mañana, día 27. También puedes verlos en   https://yolandajimenezescritora.wordpress.com/2015/03/12/

Y si quieres, tienes la oportunidad de participar en u juego de sugerencias en http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Qn.aspx?EID=1918031

"EXPRESIÓN III" Yolanda Jiménez

“EXPRESIÓN III” Yolanda Jiménez

Comparto un interesante artículo sobre los beneficios derivados de la practica del sexo, publicado en el blog:   www.enfemenino.com

La Universidad norteamericana de Wilkes, en Pennsylvania, ha publicado recientemente un interesante estudio para el que, varios especialistas y terapeutas sexuales, han analizado y avalado los beneficios físicos de practicar sexo, al menos, dos veces a la semana.

Según las conclusiones del mismo, tener sexo de forma periódica, contribuye a que nuestro organismo libere un anticuerpo denominado inmunoglobulina A o IgA, responsable de protegernos físicamente frente a infecciones o posibles enfermedades.

En base a estos hallazgos, los responsables del estudio, han concluido que, las relaciones sexuales, pueden convertirse en un gran aliado cuando hablamos de algunas de las enfermedades más comunes de las sociedades modernas actuales.

Migrañas, depresiones, colesterol, incontinencia, insomnio o dolores articulares, son algunos de los beneficios más destacados que puede proporcionarnos el sexo, pero no los únicos. A continuación te contamos hasta 22 enfermedades diversas que podríamos contribuir a evitar si disfrutásemos de relaciones sexuales de forma regular:

1. Contribuye a terminar con los dolores de cabeza gracias a la liberación de oxitocina y el aumento del nivel de endorfinas. Actúan como analgésico natural y cuerpo y mente se relajan.

2. Ayuda a mantenernos en forma y cuidar nuestro corazón. Tonifica nuestros músculos y mantiene nuestra línea ¡podemos llegar a quemar más de 200 kcal. en media hora!

3. El sexo protege contra el cáncer de próstata. Las eyaculaciones frecuentes -al menos cinco veces a la semana- reduce el riesgo de cáncer de próstata

4. Previene el envejecimiento. Hace que nos mantengamos jóvenes y mejora nuestra apariencia, autoestima y seguridad.

5. Antidepresivo natural. El orgasmo es un potente relajante físico y emocional. Ayuda a crear patrones de sueño y relaja la tensión nerviosa segregando serotonina en el cerebro que mejora nuestro humor.

6. Nos protege de la incontinencia fortaleciendo la región pélvica y evitando el riesgo de pérdidas asociados a la edad.

7. Sana nuestra mente. Nos llena de energía, ternura y vida. Alimenta nuestros deseos, incrementamos nuestra empatía.

8. Contribuye a terminar con el insomnio. Facilita la creación de patrones de sueño en los hombres, con somnolencia posterior. En las mujeres, la eliminación de toxinas tiene un efecto relajante.

EXPRESIÓN IV

“EXPRESIÓN IV” yolanda jiménez

9. Incrementa nuestra felicidad. Las personas más activas sexualmente tienen mejor humor y sistema inmunológico y tienden menos a la depresión.

10. Nos protege de enfermedades de la piel y cuida de nuestros huesos y músculos. La testosterona, responsable directa de esta protección, disminuye con la edad. Practicar sexo la libera.

11. Potente aliado frente al cáncer de mama. La estimulación de la mama en la mujer contribuye a liberar oxitocina, clave por su protección frente a este tipo de cáncer.

12. Cuida de nuestro corazón. Incrementa producción de estrógeno en las mujeres, muy importante en dolencias cardiacas. En los hombres, una vida sexual activa reduce el riesgo en un 50%.

13. Mejora nuestra autoestima. Nuestro cuerpo emite gran cantidad de feromonas durante el sexo que nos hacen más deseables. Nos sentimos atractivos y por tanto más seguros de nosotros mismos.

14. Protege frente a gripe y asma. Incrementamos la producción de los anticuerpos (inmunoglobulina A) que nos protegen de las infecciones virales. Además actúa como antihistamínico natural

15. Mejora nuestro autocontrol. Suaviza y reduce nuestro estrés a la vez que favorece auto-confianza en la pareja.

16. Prolonga nuestra vida activa. Nos hace sentir más jóvenes pero también retrasa el envejecimiento gracias a la liberación de hormonas como la DHEA y los estrógenos.

17. Alivia dolores musculares y articulares. La estimulación vaginal incrementa la tolerancia al dolor a la vez que actúa como analgésico aliviando calambres menstruales, dolores de espalda, artritis, etc.

18. Cuida de nuestros dientes. La saliva limpia ayuda a mantener a raya la placa dental a la vez que disminuye los niveles de ácido.

19. Protege a mujeres de posibles enfermedades mentales gracias a la regulación de hormonas.

20. Vigoriza la pelvis y mejora nuestra sexualidad. Muy recomendable de cara a embarazos y partos pero también porque, cuanto más ejercitada esté nuestra pelvis, más placer obtendremos durante el sexo.

21. Buen aliado contra la creación de trombos en sangre. Durante el coito, nuestro corazón se acelera mejorando los niveles de oxígeno de sangre y la tasa de flujo de esta.

22. Contribuye a la felicidad en general. Fortalece nuestra relación de pareja, mejora nuestra intimidad. Diversos estudios han concluido que las personas que más sexo practican suelen corresponderse con aquellas que se sienten más felices.

Las posibilidades son infinitas. Me permito  recomendarte  las transgresoras creaciones eróticas del artista Loui Jover. Una magnífica forma de comenzar a fantasear y, por supuesto, cuidar de nosotros mismos.

Agradecer y compartir: una motivación creativa

El proceso creativo nace desde lo intimo. La magia de concebir la idea pasa por una maduración que acota y define el proyecto. Expresarlo y construir la obra  artística supone experimentar, combinar texturas, cuidar con delicadeza la forma de comunicar. Exteriorizar el torrente creativo es regalar a lo otros una inquietud propia. Es una invitación a compartir, a interpretar, a experimentar. Cuando la obra de Arte se expone, deja de pertenecer al autor para convertirse en un elemento compartido. Colocado en ese lugar, el artista es también expuesto. Entonces no hay vuelta atrás. Por delante, compartir, recibir, enriquecerse del contacto con los demás.

 

Ayer se inauguró en la Escuela de Minas de  la muestra de Arte colectiva en la que participamos 24 artistas. Mezcla de obras, de perspectivas, de energías, de inquietudes, de afectos, de abrazos, de reencuentros, etc. Todos nos envolvimos de una magia entrañable. El ambiente se preñó de motivación. Y un nuevo camino pinta el horizonte de posibilidades, explorando geografías recónditas. Quizá para descubrir tesoros y quizá por el placer de experimentar, de transitar por estados de consciencia, por sentir el palpito de la vida con energía renovada.

EVOLUCIÓN II.  Yolanda Jiménez

EVOLUCIÓN II.
Yolanda Jiménez

Agradezco: a mis amigos artistas la invitación para participar en este proyecto. A alguien especial que me apoyó y enriqueció mi trabajo con ideas, ayuda, interés, acompañamiento. A mi familia y a mis amigos y  que se acercaron a compartir y disfrutar. A los que estuvieron con el corazón, desde distancias y latitudes. A todos los desconocidos que se interesaron y compartieron sensaciones. A todos los artistas del colectivo por su calidez, colaboración y buen ambiente. A los que tanto empeño y trabajo han puesto en la organización, el montaje, los detalles y la logística. A todas las personas que pasaron y pasan por mi vida, porque son fuente continua de enriquecimiento. A mis lectores y seguidores de esta página. A mi, por mi curiosidad  que me lleva a transitar senderos desconocidos, a experimentar, a crecer.

 

Puedes visitar la muestra en la Escuela de Minas de Madrid (Calle Rios Rosas 21) y  en internet, en la entrada del 12 de marzo, publicada en esta página: https://yolandajimenezescritora.wordpress.com/2015/03/12/

 

Esta exposición continúa en Internet. Si quieres puedes participar en un juego de sugerencias en:

http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Qn.aspx?EID=1918031  Bidi encuesta

 

 

El juego es  anónimo y os remitiré los resultados, publicándolos aquí, al término de la muestra 8a partir del 27 de marzo.

Gracias por tu colaboración.

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas