Poemas sorprendentes en la tarde de Cuidad Real…desde “Mi cuerpo habitado”

 

El sol aprieta, el fútbol reclama y la poesía emerge con la sorprendente creatividad de un grupo de personas entregadas a compartir. Desde el fondo de la librería La Madriguera, de Ciudad Real, nacen los ecos de poemas improvisados. Allí presento mi libro de poemas “De mi cuerpo habitado”. Interactuamos la calidez del ambiente y propuse algunas dinámicas de creación poética. El resultado  son estos poemas, surgidos de la creatividad de los asistentes, a partir de la lectura de uno de  mis poemas, titulado “Primer encuentro” :

 

Poema colectivo:

(C) Yolanda Jiménez. Dibujo sobre papel

“La tarde es calurosa y yo estoy alegre.

Voy por el campo con mi bicicleta,

vehículo tan practico,

que soy en cuanto al verso.

Verso que remueve mi cerebro

necesitado de calma

ante fabulosos filibusteros

de paralepípedas formas.

Un círculo vicioso

perfecto, perfecto.

Hoy será el día perfecto”

 

Poemas individuales:

 

(C) Yolanda Jiménez. Lápiz sobre papel

“Amable ternura

contenida en tus pupilas.

Un manantial de luz

sobre tu paleta

de sostenidos susurros”

  – Vicente Ruiz –

 

“Amable sonrisa

Que vierte al manantial verde

Del abismo de tus pupilas.

Con fuerte timón cubre las oquedades

Con caricias y con sueños.”

  -Ana Trujillo –

 

“Amable invitado,

 

de vaivenes inesperados

en el abismo grisáceo,

manantial y despertares.”

  -Alberto Domínguez –

 

(C) Yolanda Jiménez. Fotografía

“A veces tus miradas

Te llevan al abismo.

Quisiera ser invisible

Y escaparme con los ángeles

Almas amables.”

  -Consuelo Hortal –

 

“Invisible mujer ahora,

nos encontramos en el lago

que engrandece nuestro espíritu,

sobre las barcas de paseo

en el parque del Retiro.”-

  -Matilde Peñalta –

(C) Yolanda Jiménez. Fotografía

“Tarde amable

vestida de sonrisas.

En un instante

nos encontramos;

hombre y mujer.

Pintamos caricias

de ternura deseada.”

  -Manuel Mejía –

 

(C) Yolanda Jiménez. Fotografía

“Amable primavera,

ante tu sonrisa

son tus pupilas manantial,

también abismo grisáceo.

Como dos veleros azules

Navegamos bajo una luna

de ternura abrazados.”

   -Arsenio Ruiz –

 

 

 

 

 

“De mi cuerpo habitado” llega a Ciudad Real

 

El tren acorta la distancia que me transporta desde mi ciudad a la otra ciudad, a la que viajo a menudo con gran placer y que ahora, acoge la presntación de mi libro de poesía “De mi cuerpo habitado”. El verano esperado, asoma imparable de sol poderoso y luz manchega. El atardecder grandioso, contemplado desde La Atalaya, embriaga el alma de una infinidad exquisita. Luego, la noche cubre la Puerta de Toledo con un manto que envuelve a la par, la majestuosa catedral o las iglesias de San Pedro y de Santiago. Desde el silencio nocturno,  el convento de la Merced, y la Paza Mayor rezuman ecos de historia,  de la orden de Calatrava y de las prebendas que llevaron a Alfonso X el sabio a fundar la Villa Ral, posteriormente convertida en ciudad, por Juan II en 1420: Ciudad Real, de ahí su nombre. Desde sus inicios, habitada por cristianos, musulmanes y judios, conserva el caracter amable del encuentro de los manchegos de raza.  Hay en sus gentes una acogida especial que me emociona: la alegría de compartir una conversación tranquila al amparo de uno de sus cientos de vinos, quesos, mieles y demás exquisiteces, reconfortadoras de quijotes y escuderos; de viajeros o poetas.

Es un inmenso placer compartir la presentación de mi libro “De mi cuerpo habitado” en Ciudad Real: Viernes 15 de junio,  a las 20:00horas en la librería La Madriguera (Calle Toledo 53). Un viaje emocionante de sensaciones, creatividad, erotismo, complicidad, apertura, delicadeza…y acogimiento a lo que allí nos surja.

 

Un encuentro de poemas inesperados: la sorpresa creativa de compartir

 

La tarde es de primavera con  lluvia de otoño; la proximidad del monte refresca los termómetros y las ganas de compartir emergen sobre la calidez de nuestras voces, al abrigo de poemas contenidos y desbordados.

Hace unos días, tuve la oportunidad de presentar mi libro de poesía “De mi cuerpo habitado” entre un grupo de personas tan transparentes como el horizonte sobre Las Machotas o la austeridad del Abantos. Hablé, hablamos del proceso creativo, de emociones, de las posibilidades múltiples de expresar, sentir, compartir.  Leí, leímos algunos de mis poemas y el ambiente se elevó de calidez y almas; de versos y energías; de creatividad y sonrisas.

 

Comparto a continuación, poemas surgidos a partir de la lectura de mi poema: “Primer encuentro”

 

Cecilia Liao: Escultura

Me siento invitado 

bajo tu mirada contenida.

Se excitan mis pupilas

justo ahora.

Ni luz, ni noche

solo tú, sostenida, inesperada,

esperando tus susurros,

tus caricias, tus abrazos

siempre ahora.

– Alfonso Urgel –

 

Te vi, vi tu luz

y después… tus susurros,

pieles, almas y caricias

– Elena Cachafeiro –

 

 

Te escucho,

Yolanda Jiménez: fotografía

anoto palabras.

“Ahora, contenida, invisible

sostenida, nueva,

entregada, abrazados”

Me pides un poema,

te entrego siete palabras

que son tuyas,

que forman tus versos.

Siete como las letras de mi nombre

y tus palabras son.

– Angeles Fraile –

 

 

Mujer azul

que manejas el timón

de la ternura.

Asomada a la tarde

en el azulgrisáceo de la noche

– Oscar de Don Pablo Muñoz –

 

 

Amable ternura

Diego Canogar: Escultura

en la pupila

del encuentro

– Tucha –

 

 

Te imagino invisible

vestida de noche

junto al lago,

mientras el timón

de mi luz contenida

se dirige hacia ti.

Invento una paleta de colores

sobre nuestras pieles

y dibujo con besos

cada estrella de tu cielo

– Daniel Mustieles –

 

 

La tarde era

de primavera entretenida

y me asomé al manantial de tus ojos.

Asomada al abismo,

como timón de la noche

nuestras miradas sostenidas,

nuestros ecos

de pieles y de algas,

de ternura olvidada

y despertar abrazados.

– Pilar Guijarro –

 

 

Me despierto

Juan Peláez: Dibujo

con caricias de luz

conteniendo la sonrisa…

Mujer manantial,

pupilas de lago.

– Arantxa Montero –

 

 

Abismo de mar

en la noche contenida.

Pintamos caricias

con pieles, con almas

y suave es la espuma

en mi alma al reposo

de tu silencio.

– Sylvia Arcas –

I

 

Invitada al encuentro de miradas.

Palabras en el mar,

despertar en la ternura

y el susurro de tu voz

entre caricias.

– Ana Olivares –

 

 

Ternura de miradas

Yolanda Jiménez: Dibujo

en el encuentro

del abismo.

Pintamos azules

en el lago del ahora.

– Maribel López –

Aquella primavera

sobre el lago, la luna nueva.

Mirada sostenidas sobre el manantial.

Pintamos caricias

y despertamos abrazados.

– Ana Olivares –

 

 

Estaba invitado

por tu sonrisa de mujer.

Me asomaba al abismo

perdido el timón.

Las miradas nuevas

Guian a los susurros

y saborean las caricias

que mueren en el sueño.

– Nuria pascual –

 

Gracias a tod@s por participar y crear con tanta emoción. Hoy sois los protagonistas, los poetas: Alfonso Urgel. Elena Cachafeiro. Angeles Fraile. Oscar De don Pablo. Tucha.  Daniel Mustieles. Pilar Guijarro. Arantxa Montero. Sylvia Arcas. Ana Olivares. Maribel lópez. Ana.

Conversaciones en la radio: poesía para una tarde

 

Una mesa ocupa el centro del espacio,, rodeada de sillas y sobre ella varios micrófonos. Al fondo el cristal que nos separa y nos conecta la visión del técnico de sonido. Enfrente, Mirari, una locutora amable de mirada profunda y voz cálida. Entre ambos, una sincronía perfecta encaja los tiempos, la música y las voces.

(C) yoloanda Jiménez: “Autoretrato”

Alrededor de la mesa, un grupo de 4 poetas: Mª José Sánchez- Romate, Isabel Jiménez Moreno, Andrea Vidal Cascabí y yo misma, Yolanda Jiménez García. Nos acompaña Giusseppe Domínguez, director de la Asociación Cultural Clave 53.  Hablamos de poesía y emociones.  Ponemos voz a la poesía y hablamos de nuestro libro (escrito con otros poetas que participan), “Versos que se abrazan”. Un testigo surgido de la creatividad de este grupo de poetas.  Un libro coqueto que se presentará  el  próximo 24 de Junio en Madrid: una fiesta para los sentidos, unos versos que se abrazan y unos abrazos con tango.

La magia de la radio y la emocion de nuuestras voces, llenan el espacio de poesía: “Con todas las letras” es un programa de Radio Vallekas, que se emite en directo, los lunes a las 19 horas.

Aquí comparto el podcast del programa:

 

http://radiovallekas.org/spip/spip.php?article6155

 

¿Musas o creadoras?

 

Mujeres creadoras, que  se relacionaron con hombres también creadores, con la lógica de  compartir inquietudes intelectuales, artísticas, creativas. Ambos, hombres y mujeres, de mentes inquietas, buscadores y/o inspiradores, considerados de manera diferente en función de su género. La etiqueta de artistas para ellos; la de musas para ellas. La historia está llena de mujeres obviadas, no reconocidas por su talento, solo por ser compañeras, amantes o inspiradoras de las obras de ellos. Son las musas que además  de serlo, fueron artistas como ellos. Comparto a continuación un texto de Elena Villena, con algunos ejemplos:

 

(C) Yolanda Jiménez. Lápiz sobre papel

“La cola del cometa”. Publicó una veintena de libros y fue una pieza clave de la Alianza de Intelectuales Antifascistas. Sin embargo, a María Teresa León se la recuerda por haber sido la mujer de Rafael Alberti. En sus propias palabras, “Yo soy la cola del cometa. Él va delante”. La historia está llena de mujeres brillantes relegadas a un segundo plano. Ahora, el ciclo de conferencias Ni ellas musas, ni ellos genios, organizado por la asociación Clásicas y Modernas en CaixaForum Madrid, reflexionará sobre las relaciones entre creación e igualdad de género a través de la historia de ocho célebres parejas artísticas en las que ellas también fueron “genias”.

En esta vida, dos son los únicos culpables de absolutamente todo. Uno es el chachachá. Y el otro (más bien, la otra), Yoko Ono. Y es que, para los fans de los Beatles, fue mucho más fácil colgarle el sambenito a la artista japonesa y culparla de haber abducido a John Lennon y haberle metido movidas raras en la cabeza, que admitir que los fab four quizás ya no eran tan fab y que Lennon encontró en ella una compañera con la que explorar nuevos caminos. Por si esto no fuera suficiente, también se la ha acusado de aprovecharse del éxito y el dinero del hombre que fue “más popular que Jesucristo”.

De nada sirve saber que Yoko Ono es de familia aristocrática y dinero precisamente no le falta ni le faltó nunca. Ni que cuando conoció a John Lennon ella era ya una artista consagrada (de hecho, se conocieron en una exposición de ella), que fue una de las pioneras del arte conceptual (inolvidable es su performance Cut Piece), que colaboró con John Cage o Jonas Mekas, que fue la primera mujer en ser admitida en la carrera de Filosofía de la prestigiosa universidad japonesa de Gakushūin y que Imagine está basada en un poema suyo.

Sin embargo, quizás casi sea mejor ser recordada por ser la mala de la película que directamente no ser recordada en absoluto, como es el caso de Alma Reville. Fue a quien se le ocurrió que la famosa escena de la ducha de Psicosisfuncionaría mejor con música. Aunque ahora sea imposible imaginar a Janet Leigh gritando en completo silencio, al marido de Reville,  Alfred Hitchcock, ni se le había ocurrido. Experimentada montadora y guionista, Hitchcock siempre confió en su criterio y le dio la última palabra en muchas decisiones, aunque ella aparezca en pocos créditos. Pero, como María Teresa León, dicen que ella fue feliz siendo la cola del cometa.

Cuando una mujer se queda en la sombra, ¿se trata de voluntad o de resignación? ¿Es falta de talento o falta de reconocimiento? No son preguntas fáciles de responder. Pero no deja de ser curioso que incluso a Simone de Beauvoir, que si algo hizo fue crear y escribir, se la llame “musa” del feminismo. Es tan absurdo como si a alguien se le ocurriera decir que André Breton fue la musa del surrealismo, en lugar de uno de sus genios y pioneros.

 

 

Fuente: miradasconalma.org

Texto: Elena Villena

Rebetiko: música para hoy

El rebético es un género musical griego cuyas raíces se encuentran en la música griega de mediados del siglo XIX de la costa occidental de Asia Menor y Constantinopla y que se desarrolló plenamente en los bajos fondos de las ciudades griegas ―principalmente El PireoTesalónica y Siros―, tras la catástrofe de Asia Menor y la expulsión de la población griega

 

 

El rebético es frecuentemente comparado con géneros como el tango, el fado o el blues, por su origen marginal y su temática, generalmente relacionada con amores trágicos, pero también con temas como la droga, la cárcel y la vida marginal en general. La música rebética contiene una gran variedad de subgénereos, entre los cuales algunos de los más conocidos son el zeibékiko (ζεϊμπέκικο) y el jasápiko (χασάπικο).

 

 

La música rebética tiene sus orígenes a mediados del siglo XIX en dos tipos de música griega: en primer lugar la música tradicional de las ciudades costeras de Asia Menor y Constantinopla; en segundo lugar las canciones de presidio. Ambos estilos se encuentran en un tipo de local característico de ciudades como Esmirna o Constantinopla, los «cafés Amán» (griegoκαφέ Αμάν). En estos locales, propios de los barrios marginales y relacionados con el consumo de alcohol y drogas, se presentaban actuaciones en vivo y constituyeron el crisol donde la música popular microasiática se mezcló con los elementos que serían propios del primer rebético: la prisión, el alcoholismo, el amor y el hachís.

 

 

Fuentes: Vicente Ruiz y Wikipedia

 

 

 

 

 

 

 

Arte: Los circuitos de Eugenio Benet

Viernes por la tarde en una pequeña  ciudad. Febrero  relaja  sus rigores y un aroma primaveral se asoma al atardecer manchego. Un artista, muchos amigos y una muestra de ARTE personal  y única: “Reload sources on Motherboard”.

“Reload sources on Motherboard”. Eugenio Benet

Entro en la sala con la emoción  que siempre me mueve adentrarme en los espacios creativos.  Un suculento menú de formas, colores, sugerencias, detalles, despliega delicatessen  de creatividad, de movimientos imaginados, de memoria, de vida. Aspiro los efluvios que perfuman el espacio;  aroma  de clásicos marida armonía con la alquimia del autor.

La exclusiva mirada del artista y amigo Eugenio Benet plasmada en una serie de sus últimos trabajos sobre circuitos impresos. Un homenaje a maestros de la pintura y el cómic  en la Escuela de Arte de Ciudad Real. Una muestra absolutamente recomendable que remueve la esencia profunda que nos conforma.

Gracias a todos los artistas: a los maestros que nos precedieron, a los que son en el ahora, a los que nos atrevemos, a los curiosos, a tantos amigos allí reunidos,… a Eugenio Benet por deleitarnos con su magia creativa.

Anteriores Entradas antiguas