Cosas que pasan un domingo cualquiera

Es temprano. Domingo. Otoño. Amenaza de lluvia en el cielo. El paraguas quedó olvidado en un café del centro de la ciudad. Un viaje en metro. Un barrio desierto. Un impulso incontenible. Una incertidumbre certera. Una valentía poderosa. Un encuentro sorpresivo. Un desayuno breve. Un amor estratosferico aterriza un instante. La magia planea en miradas esquivas. Una elegante retirada.

Ovejas, pastores y curiosos llenan las arterias icónicas de la ciudad. Surrealismo urbano. Un corazón acelerado marca tictacs invisibles. Una mujer-fantasma tapada, ocultada, camina vacilante unos cinco metros detrás del hombre; ambos caminan hasta un hotel. Él delante, visible, ella cinco metros detrás le sigue. Por una mínima abertura de su indumentaria se le escapa la mirada. Sus ojos se encuentran con los míos. Tristezas: la suya, la mía, la de muchas mujeres ignoradas, silenciadas, ninguneadas, vilipendiadas. Mujeres quemadas por la inquisición, violadas por los mismos hombres de reputación social, por soldados, religiosos, vecinos, maridos. Arrebatadas de sus derechos por dictadores, por las derechas, las izquierdas, las religiones. Recluidas y prohibidas sus creaciones artísticas. Escultoras, pintoras, escritoras, poetas. Generaciones enteras de mujeres ocultadas. Las sinsombrero se recuerdan hoy en una exposición que reúne unas pequeñas muestras de la grandeza de esas mujeres.

Tristeza hoy en la piel, en el útero, en el corazón, en el recuerdo.

Fortaleza, sororidad, empatía, coraje. Bendecidas por la madre Naturaleza, somos hijas, madres, amigas, trabajadoras, amantes, compañeras, magas, creadoras, mujeres. Y eso me reconforta.

©Yolanda Jiménez (Relato y monotipia)

img_20221003_215846

Martina

 “Las letras que configuran un nombre combinan en múltiples posibilidades.

Martina es el nombre de mi madre. Mi recuerdo más vivo»

– Yolanda Jiménez –

Martinaimg_20211207_100135

Tina

Mar

Mina

Rama

Maria

Ana

Mari

Tana

Tara

Rana

Mana

Anti

Tiro

Mira

Rita

Ani

Tira

Ara

Ria

©Yolanda Jiménez (Poema textual y fotografía)

Soy una gata hexagonal

©Yolanda Jiménez

El norte, el norte de mi norte,

la cabecera gigante,

la solidez de mi imagen.

Mi sur, una solana

donde ronroneo mis sueños.

Al oeste escribo recuerdos,

abandono nostalgias.

Mi este es cada comienzo,

el ciclo final-principio.

Mi lado superior es una ventana de viento.

Mi interior es un tacto de secretos inconfesables.

Tengo seis lados y maúllo con frecuencia.

©Yolanda Jiménez

Eterno femenino

©Yolanda Jiménez

Femenino singular,

nosotras plural.

Mujeres somos

de esencia y de aromas;

de ancestros y de vida.

De la alquimia primigenia

heredamos el báculo,

transmitimos la magia.

Semillas en el limo

De generosa humedad.

Antigua delicadeza

Renovada en cada instante…

– Yolanda Jiménez –

La abuela de mi abuela

 

La abuela de mi abuela  vivió más de cien años. Le gustaba el vino y exigía su ración diaria de tinto puro y espeso, ya a los 97 cuando vivía con su hija, yerno y nietos y su yerno intentaba rebajarle el vino con agua. Para entonces ya estaba ciega, no de vino, sino de cataratas.

La abuela de mi abuela era una mujer recia que trabajó desde niña en la tejera familiar. Lo mismo mezclaba el barro con agua, que vertía la mezcla en los moldes o extendía las tejas al sol.

La abuela de mi abuela se llamaba Cruz

La abuela de mi abuela era una mujer grande, de manos anchas y andares certeros. Enviudó de su primer matrimonio quedándose con dos hijos pequeños. Volvió a casarse y tuvo otros dos hijos. También sobrevivió a su segundo marido.

Cuentan que siendo moza ganó una apuesta a unos hombres: la hazaña consistía en acercarse al anochecer hasta la regadera que hacía frontera entre el pueblo y el bosque de robles, blandiendo unas campanillas para atraer a los lobos, engañándoles al imitar el sonido del ganado. Y permanecer allí hasta ver brillar en la oscuridad los ojos de los lobos, para regresar corriendo hasta el pueblo, entre risas y adrenalina.

La abuela de mi abuela es recordada por sus nietos y biznietos.

 

– Yolanda Jiménez –

©Yolanda Jiménez

Poemas para un ocho de marzo (Jue-ju)*

 

(C) Yolanda Jiménez

Cada ciclo, un dolor antiguo

me remueve las entrañas profundas;

recuerdos de todas las ancestras

llenan mi vientre de mujer.

 

Cada día, ocho de marzo;

cada asesinada, mil voces más.

Su útero nos dio vida

Mira bien: todos somos MUJER

 

-Yolanda Jiménez –

NOTA: “Jue-ju”: Dentro de la poesía Clásica china, es la denominación de los poemas con cuatro versos. Y cada verso consta de 5 ó 7 palabras o silabas

Soy una jodida mujer libre

 

(c) Yolanda Jiménez

Yo quería encontrarme,

recorrer el mundo,

bañarme en cada lago

embriagarme de luz,

bailar sobre el fuego.

 

Yo quería encontrarte,

recibir la caricia de tus pupilas,

parar el tiempo

vivir cogidos de la mano.

 

Yo quería sonrisas,

olvidar la soledad

como si nunca existiera

 

Me sorprendió la ausencia,

de colores neutros

de vacío derramado.

 

Yo quería todo

hasta que me di cuenta

que soy una jodida mujer libre.

 

 

-Yolanda Jiménez

 

Versos nómadas

A Jadiyetu Omar Ali*

 – Yolanda Jiménez –

Te imagino,
te observo,
te huelo,
te leo,
en el azul de las telas,
en la quietud de tus ojos,
en la dulzura del té,
en la añoranza de tus versos.

(c) Vicente Ruiz*. Ilustración contenida en el libro «Planiverso»

Te imagino,
te miro,
te aprendo,
te canto,
en la inmensidad de la arena,
en tu jaima dispuesta,
en tu baúl de los libros,
en tu mujer de alegría.

Te imagino,
te hablo,
te acompaño,
te miro,
envuelta de estrellas,
en susurros de viento,
en desierto de arena,
bañada de letras.

Te imagino
con tus libros gastados.
Te escribo
sobre la madera de tabla.
Te descubro
en tu baúl de poemas.
Te reconozco
en las mujeres que somos.

 

Yolanda Jiménez*

 

*Yolanda Jiménez es la creadora, coordinadora y co-poeta  del libro «Planiverso», disponible en bubok.es  o contactándome en esta página en el espacio para comentarios.

* Jadiyetu Omar Ali es una poeta y erudita saharahui. Su legado y traducción es cortesía de su hijo, el también escritor y poeta saharahui Bahia Mahmud Awad.

*Vicente Ruiz es el ilustrador de «Planiverso». Combina la docencia en la escuela de Arte Pedro Almodóvar de Ciudad Real, con su faceta de artista multidisciplinar.

«Planiverso». Planisferio de versos, Universo de multiversos

«Planiverso»

(c) Chema Barroso

En la tarde de noviembre la calidez de la poesía resuena entre  voces diversas. Ecos de amistad. Sentimientos al aire. Emociones saladas, ojos humedecidos, brillos de luz, corazones abiertos, creación pura. Una fusión de perspectivas, mundos, seres, almas, poemas, humanidad. Tanta  belleza sublime, desbordada más allá de las palabras, más allá de las lenguas, más allá de las culturas, más allá de los sexos, más allá de las presencias, físicas o espirituales. La magia sucedió con baile de lazos, desde uno hacia todos, desde todos hacia el uno…

 

Así fue la presentación de Planiverso:  Planeta, universo, multiverso de versos, creación, feminidad, sutilidad… poesía.

(c) Chema Barroso

(c) Chema Barroso

Planiverso es mi gran proyecto internacional de poesía. Reúne a diez mujeres poetas de todo el mundo y a un grupo mixto de otros diez poetas que desde Madrid, las descubrimos y co-creamos con ellas.

Transitar esta experiencia, coordinar a los participantes ,idear, crear, atender a los detalles, culminar la presentación, ha sido para mi,  un camino de aprendizaje y alquimia. Una aventura preciosa.

Gracias a todos los colaboradores, poetas, ilustrador, fotógrafos,  diseñador, prologuista, editor

Gracias mis amigos por serlo, por el apoyo recibido. Gracias a mi familia por estar.

 

Bienvenido «Planiverso»

 

Hoy es un gran día. Hoy diez mujeres poetas desconocidas, de los cinco continentes son visibles. Hoy un grupo de poetas hombres y mujeres, les rendimos homenaje y co-creamos con ellas. Hoy mi proyecto «Planiverso» sale al mundo en forma de libro. Soy afortunada de ser la creadora y coordinadora esta experiencia compartida con poetas amigos, prologuista, ilustrador, fotógrafos. Un universo de poesía, creación, feminidad, sutileza, colaboración, belleza.  Hoy presentación de «Planiverso» en Madrid

 

Bienvenido Planiverso

 

«Autoretrato» Yolanda Jiménez

Hoy,

hoy por fin,

te tengo entre mis dedos.

Acaricio tu tacto

de cálido papel

salpicado de colores

estrellado de letras

conformado de continentes.

Tu piel y la mía

(c) Vicente Ruiz

fundidas de aromas diversos,

de mujeres de fuego,

de hombres de agua,

de mundos diversos,

de tiempos ayeres,

de hoys presentes.

Hueles a emoción,

sabes a alma,

eres poesía.

 

-Yolanda Jiménez* – 

*Yolanda Jiménez es la creadora y coordinadora de este proyecto «Planiverso» en el que, demás participa como poeta.

La presentación será hoy, a las 19:00 hrs en la biblioteca pública Pablo Neruda de Madrid. Calle Ascao 4 (junto al metro Ascao)

Anteriores Entradas antiguas