Nada es perfecto: la vida duele a veces

 

“Hay que asumir que la vida duele a veces, que no hay nada perfecto”.

Entrevista a Joan Garriga, que  imparte  un seminario de constelaciones familiares, o cómo resolver conflictos que están enterrados

El concepto «constelaciones familiares» suena un poco extraño. «A estrellas, a universo, a ese tipo de cosas», dice Joan Garriga. Él, que es un experto en la materia, explica que todo viene de una mala traducción. «Yo habría elegido otra palabra. En vez de constelaciones, hablaría de configuraciones familiares», dice. Sea como fuere, Garriga está en Vilagarcía para impartir un seminario al que acuden tanto profesionales que quieren conocer más sobre una terapia «que forma parte de una tradición muy seria», como personas que buscan «revisar sus asuntos».

-¿Qué son las constelaciones familiares? ¿Las tensiones más o menos invisibles que hay alrededor de una mesa durante la comida familiar del domingo?

-Esa escena de comida de domingo sería la superficie de las cosas. Las constelaciones familiares van a la hondura para comprender la dinámica de cosas que a veces no son visibles. Una constelación es una representación de aquellos miembros de la familia o de aquellos vínculos que guardan una relación con un problema que uno tiene y con la solución que necesita. Desde esta perspectiva, lo más importante es qué hechos ha habido en el sistema familiar que no han sido aceptados, integrados, reconocidos, solucionados. Constelaciones es una herramienta que saca a la luz asuntos claves y permite abordarlos, comprenderlos, encararlos y solucionarlos, de manera que algunas dinámicas no tengan que repetirse. Trabaja mucho con los órdenes del amor.

-¿Los órdenes del amor?

-El amor se da, pero no siempre basta. Se necesita que vaya en la dirección del buen amor. Que en la familia no haya personas excluidas, un abuelo que se fue, alguien que mató a otra persona, un aborto… Hechos dolorosos que hacen que se excluya a una persona. Pero la realidad no puede ser burlada. Y los miembros que han sido excluidos, misteriosamente, vuelven, y su papel es representado por otras personas. Además de no excluir a nadie, en la familia es necesario que cada uno esté en el lugar que le corresponde. Que el hijo sea el hijo y el padre sea el padre. Que en la pareja estén el uno al lado del otro.

 

-¿Ante una situación traumática, qué hay que hacer?

-Hay que reconocer lo que ha pasado, llorar, hacer el proceso emocional necesario para al final poder aceptarla e integrarla. La clave de toda cura y de todo bienestar es la aceptación. Y la clave de todo malestar es el rechazo. Si aceptamos, estamos más libres. Si no, estamos atados y va a tener consecuencias: como una vez me ocurrió algo malo, voy a vivir siempre una vida de mierda. Hay demasiada gente atrapada en eso. El buen amor conduce a la vida, el mal amor mira al pasado y pivota sobre el pasado. Demasiados conflictos no resueltos con los padres se llevan a la pareja, a los hijos.

-¿Una cosa pequeña enterrada sin haberla asumido bien puede acarrear problemas?

-Las cosas dependen de la actitud con la que se vivan. Una vez tuve una paciente que decía que cuando tenía 13 años le había pasado algo terrible. Al final era que había pasado un año en un internado. Tengo la sensación de que estaba promoviéndose como víctima, y que si no fuese el internado hubiese sido otra cosa. Hay heridas y heridas. He visto gente con heridas graves que salen bien y se desarrollan bien. Las cosas pequeñas… Creo que hay que retirar de los hijos la idea de que todo debería ser perfecto. Hay que asumir que la vida duele a veces, que nada es perfecto. A fin de cuentas, si dependiera de los padres, todos los hijos estaríamos muy bien.

-Pero a lo mejor no estamos dando a los niños los modelos que necesitan.

-Yo introduciría en el modelo educativo una educación para los afectos, para los sentimientos, para los vínculos. Sería algo más que educación emocional. Podemos decir que un niño tiene derecho a tener rabia, que es una emoción legítima. Y es verdad. Pero a lo mejor ese niño siente rabia porque sus padres no se sujetan bien en la vida. Y es más importante hacer que los padres se sujeten bien en la vida porque la rabia, si se cronifica, acaba siendo disfuncional. Sí que hay que permitir las emociones, pero hay que entender a dónde se dirigen. Y si se repiten mucho, hay que estar atentos, buscar cuál es su origen, cuál es su función, cuál es su sentido.

-Ahora está de moda el concepto «gente tóxica», pero más que la gente, lo tóxico serían algunas relaciones…

-Si nos ponemos a hablar en este lenguaje, que levante la mano quien no tenga toxicidad. Dicho esto, a mi no me gusta pensar en personas buenas y malas. Sí es cierto que hay personas más beneficiosas y otras más problemáticas. Evitar a las personas tóxicas es un buen consejo, pero habría que preguntarse qué es lo que hace que a uno le atraigan este tipo de personas. Yendo más allá, las personas que tienen a generar relaciones turbulentas, seguramente son corazones heridos. No me parece interesante ir condenando a la gente. En un mundo que perpetúa la idea de buenos y malos, la sola idea ya es violencia. Yo no veo claro eso de decir este al cielo, este al infierno. Eso que lo haga Donald Trump, que lo hace muy bien. Este hombre vive con la idea de que hay enemigos, y si eso es así es porque la agresión está dentro de él. Habría que hacer un buen análisis psicológico de los políticos. Habría unos cuantos que saldrían muy bien parados, por su vocación de servicio, pero la política está sembrada de narcisistas y psicópatas.

 

Por: rosa Estévez.

Publicado en: http://www.lavozdegalicia.es

 

Frecuencia vibracional y física cuántica

 

Vibración  en la física cuántica significa que todo  es energía. Somos seres vibracionales. Cada vibración equivale a un sentimiento y en el  mundo “vibracional”, existen solo dos especies de vibraciones: la positiva y la negativa. Cualquier sentimiento  hace  que usted emita una  vibración que puede  ser positiva o negativa.

Siete cosas que afectan  su frecuencia  vibracional, desde el punto  de vista de la física cuántica:

1ª – *Los Pensamientos*
Todo pensamiento que usted posee emite una  frecuencia hacia el Universo y esa frecuencia retorna hacia  el origen, entonces  en el caso, si usted tiene  pensamientos negativos, de desánimo, tristeza, rabia, miedo, todo eso va a volver hacia usted. Por eso es tan importante que usted cuide de la calidad de sus pensamientos y aprenda a cultivar pensamientos más positivos.

2ª – *Las Compañías*
Las personas que estan a su alrededor  influencian directamente  en su frecuencia  vibracional. Si usted está al lado de personas alegres, determinadas, usted  también  entrará en esa vibración; ahora  si usted se rodea de personas reclamadoras, quejumbrosas, maldicientes y pesimistas, tome cuidado! Pues ellas pueden estar disminuyendo su frecuencia y como consecuencia impidiéndole hacer funcionar la Ley de la atracción a su favor.

3ª – *La música*
La música es poderosa. Si usted solo escucha música que habla de muerte, traición, tristeza, abandono, todo eso va a  interferir en aquello en que usted vibra. Preste atención a la letra de la música que usted escucha, ella puede estar disminuyendo su frecuencia vibracional. Y recuerde: usted  atrae a su vida exactamente aquello en que usted vibra.

4ª – *Cosas que usted  ve*
Cuando usted ve programas que abordan  desgracias, muertes, traiciones, etc. su cérebro acepta aquello como una realidad y libera toda una química en su cuerpo, haciendo que su frecuencia  vibracional sea afectada. Vea cosas que le hagan  bien y le ayuden a vibrar en una frecuencia más  elevada.

5ª – *El  Ambiente*
Sea en su casa o en  su trabajo , si usted pasa gran parte del  tiempo en un  ambiente desorganizado, sucio, feo, esto también afectará su frecuencia. Mejore lo que está a su alrededor, organice y  limpie  su  ambiente. Vaya a lugares limpios y ordenados. Muestre al Universo que usted está apto para  recibir mucho mas . Cuide de lo que usted ya tiene!

6ª – *La Palabra*
Si usted reclama, se queja, critica o habla mal de las cosas y de las personas, eso afecta su frecuencia vibracional. Para usted mantener su frecuencia elevada es fundamental que elimine el hábito de reclamar y de hablar mal de los otros. Entonces evite hacer dramas y  victimizarse. Asuma su responsabilidad por escogencias de su Vida!

7ª – *La  Gratitud*
La  Gratitud  afecta  positivamente su frecuencia vibracional, ese es un hábito que usted debería  incorporar ahora mismo en su vida. Comience a agradecer por todo, por las cosas buenas y malas, por todas las experiencias que usted ya  vivió. La Gratitud abre las puertas para que las cosas buenas fluyan  positivamente en su vida. Usted, ya agradeció hoy?

Escribir es…

 

“Si no hubiese podido participar del mundo de los cuentos y si no hubiese podido inventarme mis propios mundos, me habría muerto”

Los llamados «cuentos de hadas» no son, por supuesto, lo que la mayoría de la gente cree que son. Nada tienen que ver con la imagen que, por lo general, se tiene de ellos (…), porque tampoco los niños responden a la estereotipada imagen que se tiene de ellos.

Yo creo que no hay nada ni nadie que sea única y absolutamente materia, y que todos nosotros, con mayor o menor fortuna, somos portadores de sueños, y los sueños forman parte de nuestra realidad.

Para mí, escribir no es una profesión, ni una vocación siquiera, sino una forma de ser y de estar, un largo camino de iniciación que no termina nunca, como un complicado trabajo de alquimia o la íntima y secreta cacería de mí misma y de cuanto me rodea.

Escribir es, qué duda cabe, un modo de la memoria, una forma privilegiada del recuerdo.

Todos y cada uno de nosotros llevamos dentro una palabra, una palabra extraordinaria que todavía no hemos logrado pronunciar. Escribir es para mí la persecución de esa palabra mágica, de la palabra que nos ayude a alcanzar la plenitud.

La palabra «hermano», la palabra «miedo», la palabra «amor», son palabras muy simples, pero llevan el mundo dentro de sí.

Ana María Matute.

Brujas: mujeres, sabias, libres

 

A las brujas no las quemaron por malas, las quemaron por inteligentes, por rebeldes, por ser mujeres libres.

Por querer ser parte de la historia. Por adquirir conocimientos que estaban reservados sólo a los hombres.

Por practicar abortos. Por no enmarcarse en la belleza impuesta por la mirada masculina.
Por leer libros, por escribirlos, por enseñar. Por soñar con revoluciones en donde todas las mujeres consiguieran lo que ahora no tienen.

Las quemaron por sabias, las quemaron porque se resistieron a ser violadas, porque no acataron el chantaje, porque no las pudieron comprar.

Les quitaron la vida porque ellas posibilitaban que otras mujeres vivieran, por fin, como querían. Por ayudar a otras mujeres a ser libres.

Las quemaron por lesbianas, por amenazar al sistema que te convierte en reproductor del sistema.

Las exterminaron por amarse entre ellas y por amar a todas.

Texto: Aitor Kuka

Somatizar: mis reflexiones de terapeuta gestáltica

 

¿Te has preguntado alguna vez qué hay detrás de de tu malestar físico? A veces el cuerpo acaba tan cansado que acabamos rompiéndonos porque no ha habido conciencia:  ahí ocurre la somatización. Cuando se somatiza, hay algo que no pasa ni siquiera por el subconsciente, va directamente al cuerpo.

El cuerpo influye en nuestra manera de percibirnos, de sentirnos. El cuerpo influye en el pensamiento y por lo tanto en la emoción. También ocurre al revés: llevar al cuerpo emociones o pensamientos negativos. Esto se llama somatizar.

Si no tomamos conciencia de la funciones corporales. Si no conseguimos llevar al cuerpo los pensamientos y sentimientos que nos surgen, Estamos obviando diálogos que son importantes porque tendemos a disociarnos”

Cuando estamos postrados entre mente y cuerpo, el resultado es la tristeza. El estado de la culpa es el estado de la culpa permanente.

Si las cosas no se dicen donde hay que decirlas, sino, fuera, pierden fuelle. Esto trasladado a cualquier situación (lo que no se dice en el lugar que correspondería), lleva a una situación de desenergetización.

No expresar la  rabia, nos desenergetiza. Se asocia la poca energía con una expresión no manifestada especialmente. En un silencio puede haber dos cosas contradictorias: no se dice que no, pero tampoco se dice que si.Cuando hay dobles mensajes, uno de los dos es falso. No puedes obedecer y desobedecer al mismo tiempo. Lo más difícil de la realidad es que le ponemos la fantasía encima.

Cuando hemos sido reprimidos y castigados, no escuchamos, estamos preparando estrategias. Esto puede ocurrirnos. Somatizar no es algo cuantificable. Hay que ser prudente. Siempre hay múltiples factores”.

La agresión de la somatización viene a nosotros para hacernos conscientes de lo que está pasando. Son sincronías que ocurren. Si notamos lo que nos pasa, no necesitamos agredirnos.

“Nudos”. Yolanda Jiménez

Te invito desde aquí  a que  tomes conciencia de tu proceso, de tu molestia, de tu dolor, de tu tristeza, de tu cuerpo. Te invito a que des un paso en el camino de tu propia responsabilidad. Desde ahí puedes descubrir tus “darte cuenta”. Puedes iniciar los cambios que desees en tu vida . O puedes aceptar tu situación. Desde ahí, puedes elegir tu opción y  acercarte al lugar en el que quieres estar.

Iniciar este camino, tu camino de trabajo personal, a veces, requiere del acompañamiento de un terapeuta. ¿Quieres tomar las riendas de tu vida? Tú decides.

 

Yolanda Jiménez. Terapeuta Gestalt.

https://yolandajimenezescritora.wordpress.com/terapeuta-2/

 

Confianza

 

Pregunta: ¿Su confianza en sí mismo nace de que Ud. está libre del miedo, o proviene de la convicción de que se halla sólidamente respaldado por grandes seres como Buda y Cristo?

Krishnamurti: Antes que nada, señores, ¿cómo surge la confianza? Ella es de dos tipos.

Existe la confianza que proviene de la adquisición de conocimientos técnicos. Un mecánico, un ingeniero, un físico, un hombre que domina el violín, tiene confianza en sí porque ha estudiado o practicado durable un número de años y ha adquirido una técnica. Eso da un tipo de confianza: la confianza que es puramente superficial, técnica.

Pero hay otro tipo de confianza que proviene del conocimiento propio, del hecho de conocerse uno mismo enteramente, tanto lo consciente como lo inconsciente, la mente oculta a la vez que la mente al descubierto. Yo digo que es posible conoceros a ustedes mismos completamente; y entonces surge una confianza que no es agresiva, ni autoafirmativa, ni solapada, ni esa confianza que proviene del logro, sino la confianza que brinda el ver las cosas sin deformación, tal cuales son de instante en instante. Tal confianza surge naturalmente cuando el pensamiento no se basa en el logro personal, en el engrandecimiento o en la salvación personal, y cuando cada cosa revela su verdadera significación. Entonces están respaldados por la sabiduría, sea ella la de Buda o la de Cristo. Esa sabiduría, esa confianza, esa flexibilidad mental extraordinariamente veloz, no es la exclusividad de unos pocos.

No hay jerarquía en la comprensión. Cuando comprenden un problema de interrelación, ya sea con objetos físicos, con ideas o con el prójimo, esa comprensión os libera de todo sentido de tiempo, de posición, de autoridad. Ya no se trata, por lo tanto, de Maestro y discípulo, de que el “gurú” se siente en una tribuna y ustedes os sentéis más abajo. Señores, esa confianza es amor, afecto; y cuando aman a alguien no hay diferencias, no hay alto ni bajo. Cuando existe el amor, esa extraordinaria llama, él es en sí su propia eternidad.

 

Gratitud

“Nací a 3.800 metros de altura, en la Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia). Tengo 50 años. Me he casado dos veces y tengo 5 hijos. La tierra alimenta a la humanidad entera, debemos cuidarla y agradecérselo. Hay más vida después de esta vida, entenderlo nos cambia. Yo creo en un estado de conciencia”
Reflexiones de Calixto Suárez, representante de los ‘mamos’, líderes espirituales del pueblo arhuaco

Cuidar la tierra es también cuidar nuestro propio cuerpo y pensamientos, porque nosotros también somos tierra.

Cierto.

Uno es el resultado de su pensamiento. Si es de armonía estamos armonizados; si es de desarmonía estamos desarmonizados. El pensamiento es la luz.

Entiendo.

Debemos ser conscientes de cuál es nuestro primer pensamiento del día porque crea una atmósfera de energía que nos envuelve y va más allá de nosotros mismos. No somos conscientes de que si la vida es posible, ¡todo es posible!

“Bogotá”. Mariano Velázquez

Una bonita manera de despertar, cierto.

El universo sólo existe en el presente. Si nos atrevemos a vivirlo daremos un paso de gigante. Cuando el pasado es un lastre hay que abrazarlo y permitir que se vaya, sólo así volveremos a la unidad y crearemos una nueva humanidad. Ser la unidad es la aceptación total de cómo somos.

Dicen que usted habla con el agua.

Sí, claro, y con el viento y la tierra, y con el espíritu de la humanidad; usted también puede oírlos si se armoniza. Los arhuacos somos un pueblo de paz y armonía.

¿Sin rencor?

Los conquistadores se llevaron todas nuestras riquezas; si están contentos con ellas, estupendo, si no hay que ayudarlos mediante nuestros ritos. Ese es nuestro compromiso y responsabilidad: cuidar de los humanos y del mundo.

¿Cuales son esos ritos?

El sentido es la gratitud a la vida. Hay que ser agradecido. Si tienes fe en ti mismo todo funciona. El problema es que el ser humano no se autovalora y ese es el principio fundamental de conexión con la creación: la autoconfianza, la paz interior… el resto es experimentar y vivir.

Cuénteme su propia historia.

A mi padre se lo llevó un río cuando yo tenía tres meses, se ahogó. Yo era el último de siete hermanos y nací con la cara torcida.

Pues yo no le veo la cara torcida.

Me arregló mi abuela que era masajista y curandera. Mi madre no podía mantenernos a todos y como yo nací con problemas físicos no me quiso y me regaló a mi abuela.

¿Y no le sabe fatal?

Hay que aceptar. No hay que estar en los dolores. Hay que armonizar los sentimientos, olvidar la dualidad de bueno y malo. Hay que saber observar y vivir en la alegría.

Cuesta si te sientes rechazado.

La autoconfianza es esencial. Yo pensaba: “Mi madre no me quiso”, pero conseguí entender que todo ocurre por algo y aprendí a valorarme. Hay que confiar en uno mismo, eso es lo importante. Agradecer a tu cuerpo cada noche y cada mañana es un trabajo de conciencia.

Una palabra difícil.

Cuando la persona no está en su centro su alma está lejos y espíritus ajenos se apropian de su cuerpo y sus pensamientos y son manipulados. No podemos vivir hacia fuera. Insisto: autovalorarse es fundamental. Hay que quererse.

“Atardecer en Blacha”. Yolanda Jiménez

Todos queremos estar en paz.

Sí, pero no nos permitimos espacio para conseguirlo, siempre pendientes del exterior, nos aterra enfrentarnos con nosotros mismos, no queremos sentir nuestros problemas profundos, y eso crea un bloqueo energético.

¿Y los problemas con el otro?

Has de convertirte en él, sentir su dolor.

Ustedes llaman al resto de la humanidad “los hermanitos menores”.

En nuestra cosmovisión nosotros fuimos los primeros en habitar este mundo y después vinieron los hermanitos a los que hay que cuidar.

Hermanitos traviesos.

Los mamos dicen: “Nuestros hermanitos están jugando, llegará un momento que entenderán que las armas y la tecnología son una distracción y darán valor a lo que vale”.

¿Y cómo cuidan a los hermanitos?

Los mamos recogen los pensamientos negativos del mundo entero y los llevan ante el representante de Dios en la tierra que es la naturaleza: los árboles, los ríos… ahí donde está la energía, en los lugares sagrados.

Su pueblo ha sido un pueblo castigado…

Primero la conquista, después la invasión de la misión capuchina, los narcotraficantes, la guerrilla, los paramilitares, y ahora la explotación minera nos han ido expulsando de nuestras tierras y lugares sagrados donde hacemos nuestros ejercicios ceremoniales para armonizar a toda la humanidad.

Son ustedes generosos.

La tierra es una y está toda conectada, y la vida está en todo: en el agua, en las piedras, en el aire. Hay que cuidar la vida.

Dicen que la vida es un valle de lágrimas.

Cada cual cae donde cae y debemos vivirlo con alegría. Nadie es más ni menos en este planeta. Desde un humano a un perro todos somos importantes, pero nos abandonamos a nosotros mismos, no nos queremos ni cuidamos. La alegría es un deber para con los demás.

Estoy de acuerdo.

La gente alegre armoniza el planeta porque no lleva pensamientos desarmónicos en la mente. Aceptar las cosas como son dentro del caos es armonizar el planeta.

Pero hay tanta amargura.

Hay que entender lo importante que somos cada uno de nosotros. Somos importantes porque sentimos y vivimos. Somos creadores. Somos sagrados para la vida.

 

Los arhuacos son 45.000 almas, puras como la nieve que pisan en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, constantemente invadidos y expulsados, por eso Calixto viaja por el mundo como representante de los mamos, líderes espirituales, para explicar que su tierra es sagrada, lugar de valor para toda la humanidad, punto energético desde el que con sus ritos buscan armonizar a la humanidad y empiezan a ser escuchados. Calixto preside el Instituto en Defensa de los Lugres de Valor en Miami, ha participado junto a Martí Boada y Odile Rodríguez de la Fuente en un evento organizado por la Casa de l’Ésser y es miembro del Círculo de Abuelos Sabios que recorren el mundo con su Proclamación Universal por la Paz.

Fuente: /www.lavanguardia.com/lacontra

 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes