Prosa preciosa

 

“Cuando te escribo te llamo a gritos… te beso a mi tiempo y espacio… te acaricio en versos y te abrazo en párrafos.
Cuando te escribo te coloreo en mis soledades amor, te sintonizo en mis segundos y te sostengo en mis adjetivos… dulce, sencillo, inalcanzable.
Cuando te escribo te resalto en tildes y te sonrio en rimas.
Me pongo celosa del papel… te borro, te extraño y te vuelvo a escribir.
Cuando te escribo, te creo… para mi… sólo para mi.”

– Nati Walker-

Divagaciones poéticas

La rosa blanca me mira desde el escritorio y un aroma apenas imperceptible penetra en mis pulmones. Bocanadas de aire fresco en una mañana luminosa de primavera, refrescan pasiones resecas.  La luna llena de mayo y un tacto de piel aterciopelada viajan conmigo. Cataratas de luz sobre cálidos mapas tienden al sol los besos deseados…

 

Foto: [Stasia Burrington]

 

 

 

…y una linea imaginaria me conecta con la magia de un mar en calma, de una montaña plácida, de una puesta de sol veraniega, de una luna de invierno. Bellos poemas riegan  mi tierra fértil y ríos caudalosos depositan su  limo  en las orillas inconstantes … Alimento de sueños, soñados en otras vidas  impermanentes y etéreos…

Yolanda Jiménez.

Foto: Por GHD Photography. Hermoso.