Yo, libre: Un viaje al instante presente

 

“Yo, libre” es una película consciente que acompaña al espectador a mirar su vida y su forma de ver el mundo. Hemos olvidado algo que siempre hemos sabido y ahora es el único momento para recordarlo.

De la mano de Sergi Torres y David del Rosario, surge esta invitación a reflexionar acerca de nosotros mismos y a darnos cuenta del inmenso potencial que ocultamos debajo de nuestras creencias. ” Yo, Libre”, es un proyecto sin ánimo de lucro. La distribución de la película es de forma gratuita y abierta. Duración: 01:14:42.

 

Libertad y cambio: una actitud de dentro a afuera

 

Libre es aquel  capaz de extraer algo positivo de cualquier persona, que no se limita por sus prejuicios, sino que sabe que lo importante es el mensaje, no el canal. Es libre aquel que no esta
apegado a banderas, ni idiomas, ni clanes. Que comprende que todos formamos parte de una estructura global, que somos una gran familia planetaria y que vivimos en el universo. Es libre aquel que comprende que los mecanismos de expresión que el sistema otorga a la ciudadanía, no están hechos para fomentar la libertad, sino la represión. El esclavo odia la libertad, porque ser libre implica tomar conciencia de todo esto y hacerte responsable de tu vida. Y eso implica confrontar tus fantasmas, sacar a la luz tus dotes y caer y levantarte, cuantas veces sea necesario.
Y para eso, para cambiar el mundo, hace falta algo más que ver desde tu ordenador documentales y leer libros. Para cambiar el mundo hay que adoptar una disciplina en cuerpo, mente y alma. La voluntad nos transforma. ¿Te quieres transformar?
MOSAICO PARED 3 Fotografía tomada en un solar abandonado, en el centro de Córdoba (España). Yolanda Jiménez.

Consejos de Alejandro Jodorowsky

1.- Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu maestro.
2.- No mires con disimulo, mira fijamente.
3.- No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado, que les impida invadir toda tu vida.
4.- En el lugar donde habites, consagra siempre un sitio a lo sagrado.
5.- Fija tu atención en ti mismo, se consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
6.- Termina siempre lo que comenzaste.
7.- Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
8.- No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
9.- Desarrolla tu generosidad sin testigos.
10.- Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
11.- Ordena lo que has desordenado.
12.- Aprende a recibir, agradece cada don.
13.- Cesa de autodefinirte.
14.- No mientas ni robes, si lo haces te mientes y robas a ti mismo.
15.- No desees ser imitado.
16.- Haz planes de trabajo y cumplelos.
17.- No ocupes demasiado espacio.-
18.- No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
19.- Si no la tienes imita la fe.
20.- No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
21.- No te apropies de nada ni de nadie.
22.- Reparte equitativamente.
23.- No seduzcas.
24.- Come y duerme lo estrictamente necesario.
25.- No hables de tus problemas personales.
26.- No emitas juicios ni criticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
27.- No establezcas amistades inútiles.
28.- No sigas modas.
29.- No te vendas.
30.- Respeta los contratos que has firmado.
31.- Sé puntual.
32.- No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
33.- Habla sólo lo necesario.
34.- No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
35.- Nunca amenaces.
36.- Realiza tus promesas.
37.- En una discusión ponte en el lugar del otro.
38.- Admite que alguien te supere.
39.- No elimines, sino transforma.
40.- Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
41.- Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.
42.- Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
43.- No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
44.- Transforma tu orgullo en dignidad.
45.- Transforma tu cólera en creatividad.
46.- Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
47.- Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
48.- Transforma tu odio en caridad.
49.- No te alabes ni te insultes.
50.- Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
51.- No te quejes.
52.- Desarrolla tu imaginación.
53.- No des órdenes solo por el placer de ser obedecido.
54.- Paga los servicios que te dan.
55.- No hagas propaganda de tus obras o ideas.
56.- No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.
57.- No trates de distinguirte por tu apariencia.
58.- Nunca contradigas, solo calla.
59.- No contraigas deudas, adquiere y paga enseguida.
60.- Si ofendes a alguien, pídele perdón.
61.- Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
62.- Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
63.- No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
64.- No conserves objetos inútiles.
65.- No te adornes con ideas ajenas.
66.- No te fotografíes junto a personajes famosos.
67.- No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
68.- Nunca te definas por lo que posees.
69.- Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
70.- Acepta que nada es tuyo.
71.- Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di solo sus cualidades.
72.- Cuando realices un servicio, no resaltes tus esfuerzos.
73.- Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
74.- Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
75.- No trates de ser todo para tu pareja, admite que busque en otros, lo que tú no puedes darle.
76.- Cuando alguien tenga su público no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
77.- Vive de un dinero ganado por ti mismo.
78.- No te jactes de aventuras amorosas.
79.- No te vanaglories de tus debilidades.
80.- Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
81- Obtén para repartir.
82.- Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
83.- Si estas meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar…

Ser libre

Si eres libre de verdad, estarás abierto a todo … no temerás a lo desconocido. Es así como solemos encontrar nuestro destino y propósito.

 

MARIPOSA

 

 

Fragmento “Siddharta” de Hermann Hesse

Cuando alquien busca – dijo Siddhartha -,
suele ocurrir fácilmente que sus ojos sólo ven la cosa que anda buscando;
este alquien no puede encontrar nada,
no deja entrar nada dentro de él,
porque siempre está pensando en la cosa buscada,
porque tiene un fin,
porque está poseído por este fin.

Buscar significa tener un fin.

Pero encontrar quiere decir ser libre,
estar abierto a todo,
no tener fin.

 

Soñar libertad

Soñar es gratis o casi. A diario miles de jóvenes intentan dejar atrás una vida sin esperanza, para llegar a Europa, su sueño distorsionado de abundancia, falso en sí mismo, donde les espera la miseria de la marginación y el desprecio de una sociedad insolidaria, enferma de  prisa, sumisa de poder y anulada de decisiones… aunque ésto, los jóvenes soñadores aún no lo saben y se lanzan a la conquista de  sus ilusiones, encaramándose a vallas imposibles o en islotes desiertos, con el coraje de los que desprecian el riesgo, deslumbrados por su sueño de Libertad.

Para ellos y para tod@s los soñadores de un mundo justo, éste poema de Labordeta, tantas veces cantado con la rotundidad de su voz única .

CANTO A LA LIBERTADJosé Antonio Labordeta

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

Hermano, aquí mi mano,
será tuya mi frente,
y tu gesto de siempre
caerá sin levantar
huracanes de miedo
ante la libertad.

Haremos el camino
en un mismo trazado,
uniendo nuestros hombros
para así levantar
a aquellos que cayeron
gritando libertad.

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

Sonarán las campanas
desde los campanarios,
y los campos desiertos
volverán a granar
unas espigas altas
dispuestas para el pan.

Para un pan que en los siglos
nunca fue repartido
entre todos aquellos
que hicieron lo posible
por empujar la historia
hacia la libertad.

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad.

También será posible
que esa hermosa mañana
ni tú, ni yo, ni el otro
la lleguemos a ver;
pero habrá que forzarla
para que pueda ser.

Que sea como un viento
que arranque los matojos
surgiendo la verdad,
y limpie los caminos
de siglos de destrozos
contra la libertad.

Habrá un día
en que todos
al levantar la vista,
veremos una tierra
que ponga libertad

Siguiente Entradas recientes