Vacío. Poema para un cajón

 

Vacío

 

“Oprimo espinas en mi corazón”

-Emmy Hennings –

 

 

(C fotofrafía) Yolanda Jiménez

El cajón estaba vacío.

Por un momento imaginó

que sus cosas habían sido trasladadas

a otro lugar más visible

a la misma altura,

al mismo lugar que seguramente ocuparían

las otras cosas, de otra persona.

Imaginó que él se sentía libre.

Y quizá él había decidido igualar sus prioridades,

sus tiempos, sus afectos.

Pero el vacío

despertó la metáfora de plástico.

Las medias ausentes, la camiseta invisible,

la bolsa opaca, el color del fondo.

Los fantasmas convocados

habitaron la alcoba.

El cajón estaba vacío,

y se vació su sueño,

su noche,

su luna.

 

-Yolanda Jiménez

Apostrofando a los dioses. Poesía para hoy

 

Apostrofando a los dioses

 

Ante la inmensidad del océano

(C) Yolanda Jiménez

ahí duerme el silencio.

Mi mano siempre,

un día y otro

peina las brisas saladas.

En el horizonte incierto

el verano es ahora;

nadie pertenece a nadie.

 

-Yolanda Jiménez –

 

 

“Batalla de primavera”. Poesía para un hombre y su familia

 

Batalla de primavera

 

(C) Yolanda Jiménez

Sucesos en sucesión

flotan en la corriente,

en los impulsos de agua

o en la tinta de sangre.

 

La luz es cambiante

como la primavera de mayo:

de mañana soleada,

de aguacero de tarde.

 

La llanura manchega

se viste de arcoíris;

Un  tic-tac de colores

sostiene la esperanza,

(C) Yolanda Jiménez

de los cinco que suman,

el circuito de amor.

 

Crecidos  los brotes,

ensanchan la familia

en ternura de ramas

y caricias invisibles.

Mayo extraño de contrastes y brisas.

 

 

-Yolanda Jiménez –

“Florecer”. Ernesto Pentón / “Florecer”. Yolanda Jiménez

Escribir un poema

es reparar la herida fundamental

porque todos estamos heridos

-Alejandra Pizarnik –

 

Hoy.

Leo el poema de Ernesto y desciendo al vacío

que me recuerda que existo.

Renacen mis versos que quizá nunca se fueron

-Yolanda Jiménez –

Florecer

 

El dolor está ahí

no puedes evitarlo

no puedes huir de él

 

todos los seres humanos sufrimos

de una u otra manera

 

el dolor y el amor

el amor y el dolor

 

algo inseparable

no puedes hacer nada al respecto

 

pero puedes acercarte despacio

 

mirarlo

acariciarlo

 

ya sabes

la poesía es algo mágico

 

puede que entonces algo florezca

puede que entonces el dolor

se convierta en otra cosa.

 

E.

 

Florecer

 

Florecer sobre el dolor

amainar la tormenta

y aspirar la tierra mojada.

El agua busca su camino

y yo miro la corriente

y me dejo llevar con ella

sin resistencia,

empapada de tristeza,

dolida de ausencia,

preñada de primavera.

Afluente de mañana

hasta el mar imaginado

confundirme de océano,

de sal, de sol.

Flotar a la deriva

y encontrar la sonrisa

en la caricia del viento.

 

Y.

 

Poemas de Ernesto Pentón Cuza y Yolanda Jiménez.

Publicados en :

https://poetaernestopentoncuza.wordpress.com 

https://yolandajimenezescritora.wordpress.com

 

 

 

“Poesía fría”. Un poema para hoy

 

Poesía fría 

Los versos fluyen

(C) Yolanda Jiménez

como prolongaciones de mí,

juegan con el viento,

enredando los cabellos

de la ciudad mesetaria.

Las canas y los rizos;

los pedales y los pies.

A contrapelo, a contraviento,

a sotavento, a barlovento.

En la llanura infinita

un velero varado

espera la crecida del río.

Una silueta de mujer,

un Quijote en bicicleta.

Con los dedos congelados

la poesía se vuelve fría.

 

 

-Yolanda Jiménez –

 

“Mujer entre dos edades” Poesía para Martina, mi madre

 

Mujer entre dos edades

 

A mi madre, Martina

Me miras,

desde el balcón de tu reloj

de vientre maduro, de ganas de vivir.

 

Ojos húmedos

de marrones tierra, de texturas de telas

tejida de ternuras, de hijos,

de amor marido, de padres ausentes,

de tardes de huerto

que se diluyen en sudores

y reposos de noches-brasero

donde templar memorias.

 

Me miras,

desde tu tiempo sin edad,

desde tus ojos serenos.

 

Me miras

desde tu profunda mujer

habitada en la mía,

heredada de ancestras

preñada de venideras.

 

Madre, mujer de mil edades

fundida con la mía.

-Yolanda Jiménez-

 

(C) Yolanda Jiménez

 

 

Poema de aire, poeta de alma. Por Ernesto Pentón Cuza

“Aire”

(C) Yolanda Jiménez

En todas las cosas

que se posan

está mi alma posada,

mirando el camino

que se abrirá

cuando el viento las empuje

hacia el centro.

 

Dos o tres pasos

bastarían

para posar mi alma en mí.

Pero el viento es travieso e

indeciso,

como un niño

frente a una gota de agua.

 

– Ernesto Pentón Cuza –

Poeta, soñador, persona, amigo

Invierno de poesía en Coca

Abrigo de poesía envuelve la tarde de Coca. Los rigores invernales de la meseta castellana habitan las calles adoquinadas, resguardadas de sillares y castillo. Teodosio, impasible contempla la puerta ojival que abre la muralla. Huele a humo y a resina.  A pinos y a escarcha…

Hay almas de poetas que acompasan sus versos de tarde: Siento la calidez que desprenden y la magia del encuentro nos acoge de emociones, de circuitos convergentes, de creatividad expresada.

He tenido la fortuna de facilitar un taller de poesía sensual y presentar mi libro “De mi cuerpo habitado”, en Coca. Un grupo de personas nos entregamos al placer de escribir, conversar, fluir de sensualidad, construimos encuentro de poesía. Estas palabras son un agradecimiento a tod@s los participantes, que con su presencia y apertura, se entregaron a compartir y expresar tanta belleza. Hoy, ellos, vosotros, sois los protagonistas.

Comparto aquí algunos trabajos que surgieron:

Poema colectivo, surgido a partir de la lectura  mi poema: Primer encuentro,  incluido en mi libro “De mi cuerpo habitado”:

 

(C) Yolanda Jiménez

POEMA COLECTIVO:

La tarde lluviosa

humedece mi alma reseca,

como la viña que

logra el próximo vino.

Vino que vio, que  venció

al calor de brasa y pinares castellanos.

Árbol verde,

hinchado de orgulloso bosque,

de allí vengo entregado

al laberinto de vivir.

 

Otros poemas de los diferentes participantes:

(C) Yolanda Jiménez

Al timón sorteo vaivenes

en la noche oscura de oquedades

y en un instante dormido

encuentro tu sonrisa olvidada.

Tus pupilas inmediatas

reclaman voces lejanas

y en el manantial de tu querer

me asomo al abismo cercano.

-Rocío Yusta-

 

Soy un manantial de mujer

en el abismo de tus pupilas.

Soy un lago invitado

en tu sonrisa inesperada.

Soy un instante

en el vaivén

de nuestras voces.

-Sofía Arranz-

 

(C) Yolanda Jiménez

Piel

Eres mi hombre

amable de pupilas en luz.

Soy tu mujer de sonrisa con alma.

Mi piel y tus brazos

conforman el timón

amable de mi vida.

-Isabel Catalina-

 

Sueño amable

De pupilas abrazados,

paleta de luna nueva,

abismo de miradas

en manantial invitado.

-José Luis Pascual-

 

(C( Yolanda Jiménez

Siete almas

Siete almas ahora

en un manantial amable;

como un lago

de verdes sonrisas.

Yo, mujer,

tú, hombre,

en la ternura de la noche,

caminamos en amor de unidad.

-Abel Pedro del Rio-

 

La penumbra

Abrazados en el morir de la tarde,

nos asomamos al abismo.

La oscuridad en dos vaivenes:

del sol en el ocaso;

del negro de nuestras pupilas.

-Mariano Velázquez-

 

Mi poemario “De mi cuerpo habitado” está disponible en Bubok, en formato digital o en soporte de papel. También puedes conseguirlo directamente contactando conmigo.

 

 

 

 

 

“De mi cuerpo habitado” ya está en Bubok

 

Poemas que emergen con la emoción de ser y sentir la vida con toda su intensidad. Surgidos desde la profundidad del alma, como vía para expandir ideas creativas, mezclar letras, inventar palabras o jugar a versos. Una poesía intimista, una forma de expresión, de la evolución personal, del camino por el que transitamos.

“De mi cuerpo habitado” es un viaje desde lo íntimo hasta lo global. Es abrir las ventanas y facilitar el vuelo de las emociones. Dibujar el horizonte de caricias entintadas. Aspirar profundamente los aromas de la vida y permitir que penetren en nuestra esencia.

Un libro intenso lleno de sensualidad, de la experiencia intima de una mujer con ella misma, con su entorno, con el mundo habitado que vive y disfruta.

Y mucho más

“De mi cuerpo habitado” ya está en la plataforma digital Bubok. Ahí puedes adquirirlo en formato digital o papel:

 

https://www.bubok.es/libros/256468/De-mi-cuerpo-habitado

 

La intimidad de una conversación: sensualidad en la voz de la radio

 

Una tarde de radio, donde la intimidad emerge desde las simas profundas del ser. Hablamos de poesía, emociones, erotismo… Leo toda la sensualidad de mi voz cálida, de mis poemas, de mis relatos,  sobre micrófonos abiertos, como canales de encuentro. Caminos intangibles que acogen misteriosas relaciones entre personas que quizá nunca se conozcan y sí se reconozcan; ahí surge la magia de fuego que acompasa las inquietudes afines …. Un auténtico placer compartir tanto, una vez más, en el programa “Con todas las letras” de Radio Vallekas. Conducido por Mirari Bueno.

Aquí os comparto el podcast:

 

http://radiovallekas.org/spip/spip.php?article6212

 

 

(C) Yolanda Jiménez

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes