Poesía

“MENSAJERO EXPRÉS … UNA TRAVESÍA ERÓTICA 

 

Tus dedos sobre el timbre.

Mensajero exprés en la tarde de mayo.

Imán de cuerpos en química de pie.l

Olor primigenio. Esencia de vida libera su aroma.

Vista, tacto, oído, olfato, gusto.

Tus labios carnosos mezclan mis sabores.

Me resbalo entre tus manos poderosas.

Delicados dedos encordan mi cuerpo.

En ascenso sutil de cálida montaña.

Exploramos volcanes en ardientes senderos.

Suspendida en el cráter de mi abismo,

Abro mi puerta a tu caricia de savia.

Escalamos a dúo en sutil conexión.

Baile liviano de almas afines.

Navegantes de sueños sobre  mares etéreos.

 

Yolanda Jiménez 

 

 

“OSCURIDAD”

 

Escalo nubes.ARRIBA ABAJO

Persigo sueños.

Tú te escurres entre grietas de seda y esparto, hacia tu abismo de sombra.

Ya no me dejas lugar a tu lado.

Elegiste otra presencia para atravesar tu desierto.

Mi oasis rebosa de amor inútil.

Corazón dinamitado esparce pedazos de mieles y amargos sobre  tierra baldía.

Rastrojo de invierno hiela mis entrañas.

Tu oscuridad y la mía… Tan distintas y tan iguales.

Caminamos a ciegas entre brumas inciertas.

Somos desconocidos en un paraíso de sombras.

Febrero extraño  de contrastes y ocasos.

 

Yolanda Jiménez

TRASCENDENCIA

 

Busco el espejo de tus pupilas azules .

Una profundidad misteriosa me atrae hacia un abismo

corazon-de-corazones

Dibujo: Juan Peláez

Imaginado de caricias y desbordes

Exploro el límite de mi existencia

Vibra mi piel bajo tus besos de susurros narrativos.

Acaricias  mi  melodía de partículas dispersas

Infinitos universos ensanchan mi alma.

Espiral de energías trasciende emociones

Aparece la mujer. Eres hombre.

Sutil imán de otra dimensión intuida

En sublime camino compartido

 

Yolanda Jiménez.  Febrero de 2017

 

LE MIRÉ 

 

Le miré con  pena  y se escondió en sus pupilas, ausente.SETA HELADA

Sus ojos esquivos le tornan  invisible.

Mi pulso acelerado, me ahoga en la garganta.

Vacilan mis piernas. Me quedo sobre un teclado receptivo.

Siento la caricia plástica en mis dedos temblorosos.

Pesan silencios sobre un mar de dudas.

Inevitable incertidumbre  humedece mi suelo de interrogantes.

Quiero creer o me rindo a la evidencia…

 

Le miré y su espejo verde se hizo opaco.RELOJ CORAZON

Desdibujado el camino entre la bruma.

Una brújula incierta oscila en mis entrañas.

Rebosa mi corazón…

Amor de siembra. Campos estériles.

Cultivo semillas en barbecho de soles y ocasos.

Brotes de fantasía colorean mi horizonte.

Soy sedimento de limo. Soy alma de savia.

 

-Yolanda Jiménez-  4 de marzo de 2016.

 

POETA DE SUEÑOS

 

 Poeta de sueños entre brumas oníricas.

Velos de seda ondean la brisa.

Caricia de pluma sobre delicados contornos….

de quietud y fuego.

Y almas afines bailan danzas de agua.

Transcender a lo obvio,

esencia etéra, olor a tierra…

Soy.  Eres en mi.

– Yolanda Jiménez –   3 de agosto de 2015

ISLANDIA PAISAJE

Fotografía: Juan Peláez

 

HAIKUS: CELEBREMOS EL AMOR

 

Mi cuerpo se estremecePUBIS CON PÉTALOS

y entre tus brazos ardo

en hoguera incombustible.

 

 

 

 

TECLADO ROMÁNTICOPorque es invierno

lleno de brotes mis  ramas

y vuelo a tu cuerpo alado.

 

 

 

 

Siento tus pupilasMANOS INTERACTIVAS

como caricias de pluma

paseando en mi almohada.

 

 

Yolanda Jiménez. 13 de febrero de 2015.

 

 

DECEPCIÓN

Saboreo  la decepción  amarga.
El otoño llueve hojas caducas…
Tiempo extinguido, abismo caprichoso,
madrugadas ausentes y el pecho oprimido.
Bendita lluvia, que respiro humedad, de reseco amor,
perdido el rumbo…Y tu te vas hacia otros soles.
Y en tu gineceo te refugias.
Y te alejas de mi oasis,
sediento de otros pozos.
Silencioso avanza mi desierto.
Tu cultivas primaveras soleadas,
cálidas latitudes que te embriagan de placeres.
No quiero mentiras piadosas,
siempre me bastó tu palabra.
Efímero es tu fuego.
Recojo leña mojada
y crecen setas en sus troncos,
¿veneno o vida? …
Nunca me amaste
y yo te amé primero.
– Yolanda Jiménez –    3 – 10-2013.

 

 

 

SUEÑO DE ATARDECER

Paseo lentamente por un bosquecillo urbano,        

Mientras la brisa del atardecer refresca mi piel dormida de caricias olvidadas.

 Henchido mi pecho ya, de inmensidades imposibles, funde mi corazón en cálido abrazo, consumiendo la hoguera de mis anhelos.

Quise perderme en el verde de su mirada, cuando un solo instante de haberme empapado de él y envolverme de su aroma…

lo otro, serían días sin soles, sin vida, sin aire.

– Yolanda Jiménez –

EXPLOSIVA PRIMAVERA

El manzano florecía en tu ventana;

tú dormías, yo velaba.

Noche de luna turca en tus ojos reflejada

¡Que bello tu torso desnudo

dorado de sol y alma!

Entre mis dedos vivos, tu vello ensortijado;

despierta tu sexo…suavidad clara,

se hace agua.

 

– Yolanda Jiménez –

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: “Trascendencia”. Un poema para ti | Yolanda Jiménez. Terapeuta
  2. Trackback: Oscuridad…Un poema de invierno en primavera | Yolanda Jiménez. Terapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: