Una tarde de Planiverso en Ciudad Real

 

Febrero amaina de quietud y de niebla. Imprevisible la luz del mediodía ilumina la ciudad manchega, entibia fachadas, contrasta las sombras.

Los poemas bailan al vaivén de las imágenes suspendidas en las cuerdas. Las voces poetas acarician versos. Los sueños del viaje despliegan sus aromas. Emoción, intercambio, Arte, poesía; una coreografía de creación y encuentro.

En la geografía del panisferio, mujeres poetas vuelan aviones de versos; los dedos del artista inventan juegos de papel y colores.

Los amigos llenan la sala, acogen, suman, crean. Y ocurre la magia de miradas encontradas, de abrazos de alma, de seres personas.

Planiverso se expande crecido con la amistad recibida, con el apoyo de los presentes. Se multiplica en vuestras manos, en vuestras voces, en vuestras vidas.

Una tarde de belleza compartida para seguir creciendo y creando.

Gracias a Ciudad Real, a sus gentes y a tantos amigos que con su calidez acogieron la presentación de Planiverso

 

-Yolanda Jiménez –