Todo participa de su contrario

Cuarto principio hermético “ZUNAIYAT AL AQTAB”. Todo participa de su contrario.

El principio de bipolaridad es el cuarto principio de la Promulgación Hermética y nos enseña lo siguiente:” Todo lo que existe participa de su contrario” frío-calor, día-noche, masculino-femenino, bien-mal, etc.

Sin este “juego “ entre polaridades opuestas, el Universo dejaría de existir, simplemente, ya que gracias a la dinámica que se genera por la interacción entre ambas (construcción-destrucción) se hace posible la acción creadora.

(C) Yolanda Jiménez

Las personas tienen una preferente tendencia a encasillar lo que perciben desde la bipolaridad; “Esto es bueno ó es malo, esto es femenino ó masculino, etc.”. Pero todo es un reflejo del Principio que lo genera, donde se encuentran todas la posibilidades.

No existe lo absolutamente positivo ni lo absolutamente negativo, pues, como decimos, en todo se halla la presencia de lo opuesto. El Taoísmo en su representación más conocida, el círculo del Yin-Yan, también indica este concepto de bipolaridad:”Todo participa de lo opuesto”.

La percepción que tenemos de aquello que identificamos como “realidad” no es otra cosa que la lectura hecha por nuestro cerebro-culturalmente ya condicionado”, sobre un concepto ó imagen cualquiera. Pero desde  otro parámetro cultural la misma “realidad” puede ofrecer, generalmente, otros resultados.

Cada “realidad”, ante nuestros ojos esconde otras muchas apariencias y cada una de ellas, a su  vez, es el resultado de múltiples posibilidades que, en parte, dependen del observador.
Por lo tanto es del todo improcedente e ignorante formular el postulado de que;” NO HAY MÁS VERDAD QUE LA  MÍA”.

FUENTES:
– A la búsqueda del manantial. La tradición Hermética de los Sufís. Hayy Sidi Said ben Ayida al Andalusí. Antonio Said Dotor.  Mandala Ediciones.
– Rosacruz Áurea España

La emoción que somos

Somos. Más allá de nuestro sexo, condición y circunstancias, somos materia viva. Un cerebro, un corazón, millones de conexiones, un cuerpo físico,  un cuerpo mental, un cuerpo astral, un cuerpo etérico, etc. Percibimos y  procesamos, pero, ¿expresamos?

El campo emocional es nuestra propia condición de seres vivos.  Una linea siempre paralela a la vida. A veces convergente, coincidente o divergente. Desarrollar nuestra parte emocional nos ayuda a reconocernos y vivir con la coherencia de lo que somos.

Comparto una reflexión sobre las emociones que encontré en la página “Mujer Holística” (facebok):

(C) Yolanda Jiménez

Nos educan para amoldar nuestras expresiones emocionales a  cánones socialmente aceptados,  pero nos engañamos al pretender meter nuestras emociones en un molde, y etiquetarlas como

buenas o malas, positivas o negativas. Las emociones son  expresiones naturales de nosotras mismas que buscan exteriorizar una realidad interna, una necesidad.

Existen muchas maneras de controlar las emociones. Se pueden racionalizar, reprimir, negar o tratar de desconectar. Pero el resultado de este “esfuerzo disciplinado” por controlar las emociones, es la insanidad emocional, la pérdida del contacto con una misma, la inautenticidad, la desintegración del alma.

 

La represión emocional daña nuestra salud psicológica y física

Negar o reprimir “emociones indeseadas” como el miedo, la tristeza o la rabia, no hará que desaparezcan, seguirán presentes pero expresándose de otras formas, quizá como insomnio, rigidez corporal, falta de seguridad de expresión.

La emoción es energía que busca expresarse. La energía, por principio físico, no se destruye sino que se transforma. Así que cuando reprimimos la emoción evitando que se exprese en forma de  llanto,  palabras, risa, etc. se transforma en enfermedades como gastritis, problemas digestivos, problemas cardiovasculares, males físicos  o en insanidad psicológica, como culpa, depresión, ansiedad, etc. “Las emociones no mueren. Las enterramos, pero enterramos algo que todavía está vivo”. -Don Colbert –

 

Fuente: Mujer Holistica. (Facebook)

La erótica de una tienda erótica

Vuelven ellas de su paseo por la curiosidad,
me falta eso, saber qué piensan,

(C) Yolanda Jiménez

cómo se sienten, lo ven como yo?
Jugar en la juguetería con ella,
imaginarnos por un momento usando esos productos,
dejar correr nuestros fluidos que son en esencia agua erotizada,
húmeda en su interior dando paso a su rubor,
fantaseando y dejando que se sorprenda
con cada cosa que prueba, que toca, que huele,
dejando que el fluido se derrame como agua por sus muslos,.
Compañera de juegos con la que disfrutar este momento juntos…
hablar de erótica con ella, la sutil y la directa, penetrante en todos sus sentidos.
Leer sus pasajes, descubrirla en su interior a través de esos relatos íntimos en forma de poesía,
¡cómo siente esa parte de la vida!
Saber que es ella la que lo ha escrito y que está tan cerca,
que sus palabras la describen gota a gota
en cada uno de esos momentos apasionados,
mojada por el agua que discurre en forma de sudor y calor por su cuerpo…
-Diego Manuel Torrijos López –

Poema construido en el taller que facilité: “Ero-t-ismo”. Uniéndote a tu erótica con poesía.

Lugar: Los placeres de Lola

Siguiente Entradas recientes