Voz de poema. Susurro de desierto

 

(C) Yolanda Jiménez

Emisora de radio.

Profesionales del sonido.

Personas entregadas.

Generosidad.

Mis poemas.

Vaso de agua

Mi voz.

Ellos

Yo.

Leo mis poemas en la tarde madrileña. Releo mis poemas. Mi garganta se seca. Bebo agua. Un equipo de tres personas. Ellos graban. Yo leo. Escuchamos. Charlamos. Elegimos. Editan. Despedida.

Consumimos las horas con el placer de la entrega desinteresada. Una sensación de SOMOS me embarga de agradecimiento. Un encuentro afortunado que facilita la conexión. En esencia, SOMOS.

Gracias a Radio Vallecas, a Jacin y a Mirari por hacer posible la grabación de mis poemas. Por aportarme su profesionalidad, por su entrega generosa y por acompañarme en esta aventura.

 

Gracias también al improvisado modelo que posó para mi con una sonrisa y me permitió fotografiar su torso de poesía.