Serenidad

 

Sereno es aquel que es capaz de soltar. Por ejemplo, una preocupación, la revuelta del corazón tras una ofensa, una humillación, una calumnia.
Sereno es también aquel

(c) Yolanda Jiménez

que es capaz de dejar atrás viejos sueños, viejas pretensiones, viejos reproches, aquel que libera así el corazón de forma que esté sosegado, pronto y dispuesto para lo posible y lo regalado.

Sereno es por tanto también aquel que perdona, en el sentido de “lo pasado, pasado”, de no guardar rencor por nada.
Esa serenidad es fuerza sin emociones, disposición concentrada del alma a lo venidero, al ahora.
-Bert Hellinger-