“El sueño de un curioso o una curiosa”. Poesía para hoy

 

Tantas veces imaginé estar aquí

que ya reconozco el lugar.

Y no me hace daño tu indiferencia

ni tirita el frío en mi piel.

Ya no recuerdo tus caricias

y el verano eterno

calienta mi fuego fatuo.

Aquí me quedo ignorada

y  desnuda al fin de mis harapos,

vuelo  etérea hacia mí

 

– Yolanda Jiménez –

Nota: ejercicio poético, imaginando que he muerto y me hallo en otro nivel de existencia