Del “no hacer” según el Tao

 

Escucha lo que te voy a decir de WU WEI, Del No Actuar, del Dejar Ir al ritmo que procede de Tao. Los hombres podrían ser verdaderamente hombres si se dejaran ir como hacen las olas del mar, como florecen los árboles, en la simple belleza de Tao. En todo hombre hay un impulso a moverse que procede de Tao y que tiende a devolverlo a Él. Pero los hombres se dejan cegar por sus sentidos y deseo. Son ellos lo que quieren la voluptuosidad, la alegría, el odio, la fama y las riquezas. Sus a-contraluzmovimientos toman la violencia de la tempestad desencadenada; su ritmo es un ascenso furioso, seguido de una precipitada caída.

Desesperados se atan a todo lo que es irreal. Desean demasiado la multiplicidad como para desear al Único. También quieren la sabiduría, y la bondad y esto, es lo peor de todo. Sólo hay un Remedio: el retorno a nuestros Orígenes.
Tao está en nosotros.
Tao es el reposo.
Sólo podemos llegar a él dejando de tender hacia él, y lo mismo ocurre con la bondad y la sabiduría.

Fuente: WU WEI. La Vía del No Actuar. Henri Borel. Ediciones Obelisco.
Publicado por: Rosacruz Aúrea España