Hoy me duele el estómago. La importancia del “darse cuenta”

 

El estómago se lo traga todo. Digiere las ideas y las experiencias nuevas que tenemos. ¿Qué o quién es lo que no puedo tragar? ¿Y lo que me revuelve el estómago? Cuando hay problemas de estómago, eso significa que no sabemos cómo asimilar las nuevas experiencias: tenemos miedo.

Hoy me duele el estómago. Algo me alerta, algo me indica que la información que tengo no encaja con lo que  percibo. Siento engaño, ocultación, en forma de agudas punzadas. No puedo comer, me siento cansada. El estómago es el receptor  del alimento, regula la energía vital. Me retiro con ese dolor. Desde este lugar me observo y  estoy en conexión con mis emociones. Esto me lleva a explorar y a comprender mis procesos psicosomáticos.

Desde ahí, en mi retiro encuentro que mi sensibilidad es también mi fuerza. La ternura y la flexibilidad también son cualidades (más para ser terapeuta).TERNURA

Me doy cuenta de que necesito claridad. Que prefiero una certeza a una incertidumbre. Que necesito saber lo que hay y

desde ahí, sí me muevo con seguridad y mantengo mi poder, mi autoestima, me mantengo a mí.

El cuerpo es un espejo de nuestras ideas y creencias. Nos habla y es necesario que le escuchemos, que prestemos atención a los mensajes que nos envía. Cada célula del cuerpo responde a cada una de las cosas que pensamos y que decimos. Cuando un determinado modo de hablar, de pensar, se hace continuo, pasa a expresarse en comportamientos y en posturas corporales, en formas de estar, de “mal estar”.

 

Cuando me reconozco y me doy entrada, me quedo sin susto.

Me doy cuenta que observarme, tomar conciencia de mí, de mis emociones, de mis anhelos, de mis sentimientos,  de lo que me pasa en mis interacciones con el mundo, con los demás, conmigo misma, algo me pasa, algo cambia. … Veo que no es tanto lo que hacen los otros, como lo hacen, como manejan sus múltiples roles, como se relacionan conmigo; si me ocultan, me mienten, me miman o me respetan. Esa es su forma de gestionar, no la mía; ese es su camino, no el mío. Y es desde ese lugar desde donde puedo aceptar, liberarme del daño, verme con seguridad, con creatividad…

 

Yolanda Jiménez

Terapeuta

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: