Reflexiones de un faquir. Sabiduría y metáfora

 

“La vida es un alambre. Si eres aprensivo, te caes; si te muestras demasiado desprevenido y osado, también. Si distraes la atención, todo está perdido. Si el miedo te gana te paraliza, la vida pierde su brillo  el ánimo se marchita. del mismo modo que un buen funámbulo camina sobre el alambre con suma atención y trata  a cada momento de conservar el equilibrio, así hay que pasar por la vida”

MUJER MALABARISTA

“La energía fluye sin cesar, como un océano sin orillas configurando infinitas olas, que son seres que sienten. Esta misma energía nos anima y es una. Nos toma y nos deja, aunque en realidad solo ella y solo en apariencia puede tomarnos y dejarnos. Debemos permitir que esa energía fluya libremente por nosotros; más aún, aprender a reorientarla y no fragmentarla. Utiliza nuestros dos elementos vitales: el cuerpo y la mente. Quien sabe apoyarse en esa energía se expande en lugar de contraerse. Y en vez de enquistarse, vive cada momento con intensidad”.

“La vida es imprevisible. Está llena de accidentes que hay que saber afrontar. El alambre de la vida es el que nos permite desarrollar una acción diestra. La acción diestra va reorganizando la mente, del mismo modo que una mente armoniosa desencadena acciones lúcidas. Hay  dos caminos:  cultivar la mente para llegar a la acción diestra o insistir en la acción diestra para cultivar la mente clara. De hecho, no hay diferencia”.

“Quien bebe en la fuente del ser se convierte en Dios, pero quien bebe en la fuente del vacío está más allá e Dios. Dios es todavía una limitación.”

“La vida es un alambre que tiene una extensión de sesenta o setenta años, o lo que fuere. Hay que ser un diestro funánbulo en el alambre de la vida. Éste nos procura una ficticia sensación de seguridad y llegamos a creer que no tiene fin. Cuando el alambre termina, la vida acaba. Entonces nos precipitamos en el Gran VacíoBICI Y GLOBO

“El vacío revelador, pleno, eterno, que nunca se agota, que todo lo abarca; el espacio de infinitud, con su propia energías, que es orden, armonía, más allá de nuestros estrechos y burdos conceptos de ser o no ser. Es la infinitud que siempre hemos sido, que siempre seremos… en esa infinitud, hace millones de años, surgió la consciencia del ser y luego una consciencia pensante que se mantiene unos instantes. Par nosotros son setenta u ochenta años y después se desvanece. la consciencia pensante desaparece tras la muerte y la consciencia del ser se integra en la infinitud que siempre hemos sido, que siempre seremos. En el océano las olas surgen  se desvaneces. Solo el océano es”.

“La miseria esta en la mente humana. pero hay algo que aprendí muy pronto cuando empecé a andar por el alambre. No podemos perdernos en lamentaciones, ni suposiciones, ni porqué, ni para qué. Todo eso uno no puede permitírselo en el alambre. E igual que soy en el alambre soy en la vida. A cada instante hago las cosas lo mejor que puedo  no me preocupo de cómo resultaran. Trato de actuar con lucidez, atención y destreza. Y no pienso en los resultados. Bastante tengo con estar en la acción consciente. Es más difícil transitar por la vida que andar sobre kilómetros de alambre.”

 

Textos extraídos del libro “El Faquir” – Ramiro Calle –

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: