¿Qué es el miedo?

“Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es el momento de comprender más, para temer menos.” Esta frase de Marie Curie, Premio Nobel de Física (1903), es una de las preferidas del neurocientífico Francisco Mora que ha pasado por A vivir que son dos días (cadena SER) y con el que hemos hablado de una de las palabras más utilizadas en nuestro vocabulario: el miedo.

 

¿Qué es? ¿Qué sabemos de cómo se elabora en los laberínticos circuitos del cerebro? ¿Tienen sentimientos de miedo los animales? ¿Es posible que los hijos hereden el miedo sufrido por los padres? “El miedo tiene una larga historia que arranca en el origen evolutivo de los mamíferos pero ha sido en el hombre en quien ha alcanzado su máximo significado”.

Se trata de un  sentimiento puramente humano, un proceso por el cual una reacción inconsciente ante un peligro se transforma en un proceso mental con el que el sujeto empieza a ser consciente de cuanto sucede. Ese sentimiento requiere de una autoconciencia o “mundo interior” del que carecen el resto de animales. La paradoja es que con la autoconciencia nacieron, a su vez, nuevos miedos que fueron solo humanos: a la muerte, a la soledad, a la enfermedad.

¿Cuántos tipos de miedo existen?Hay, al menos, tres clases. El que surge ante el dolor, el que aparece ante un depredador o ante el ataque físico de cualquierMIEDO 3 animal no humano y, en tercer lugar, a otros humanos. Todos ellos siguen caminos neuronales diferentes. Según Mora conocer dichos caminos resulta esperanzador porque nos ayudará a elaborar tratamientos médicos para pacientes con diferentes patologías, un camino valioso en la búsqueda de herramientas capaces de erradicarlos.

En su último libro ¿Es posible una cultura sin miedo? (Alianza Editorial), nuestro invitado explica que vivimos en una cultura del terror, un pánico que lo impregna todo: el trabajo, los estilos de vida, la salud… “Es como un fantasma infiltrado”. No obstante se muestra optimista: “La neurociencia nos está ayudando a entender mejor nuestro cerebro. La cultura tal cual la estamos viviendo va a morir, una nueva es posible y está por llegar.”

Pese a todo Mora afirma que nuestros miedos no son infalibles, pueden desaparecer cuando, por ejemplo, se está enamorado. “Ya lo cantó Shakespeare en Romeo y Julieta cuando Julieta le dijo a su amado:

-¡Te asesinarán, si te encuentran!

A lo que Romeo le contestó:

-¡Ah! ¡Más peligro hallo en tus ojos que en veinte espadas de ellos!”

 

Por: Beatriz Nogal (Cadena SER)

 

 

Procesos de cambio

Cuando nos permitimos sentirnos, abrimos la puerta a un nuevo horizonte. Es el comienzo de un proceso: tomamos conciencia, nos responsabilizamos. Tocamos teclas y se abren grietas. Movemos  estructuras y  producimos cambios. Es algo sutil y luego hay que manejar la situación que surge. El contexto terapéutico es el lugar que da cabida a lo que surge, a lo que es .

 El contacto es lo opuesto al rechazo. Cuando estoy en contacto puedo sentir tristeza y desde ahí la dreno.

La fuerza de un terapeuta es ser vulnerable porque nos permite ver lo que está pasando. Ser  vulnerable no es lo mismo que ser débil. Ser débil es un concepto. Ser vulnerable es estar en el cuerpo, es dar entrada a las sensaciones que me llegan. 

 

Somos finitos y se trata de aprovechar cada momento.

 

 

Yolanda Jiménez (Terapeuta)

 

El desdoblamiento del tiempo

Nuestro cuerpo es es también energía que puede proyectarse hacia el futuro. Extrayendo información en el futuro de esa realidad paralela, se puede trasladar a nuestra experiencia en el presente. Esto es lo que afirma en sus estudios el gran científico, Jean Pierre Garnier Malet y su  teoría del “Desdoblamiento del tiempo”.

Cada instante que vivimos, una pequeñísima partícula es información mental que recibimos inconscientemente de nuestro otro “Yo”. Este está formado de energía, es nuestro doble en otra dimensión. Nuestro  presente, es un futuro potencial ya vivido antes, de manera más rápida, en otro lugar, y lo  actualizamos en nuestro tiempo de vida presente.RELOJ

La información con nuestro doble se intercambia mediante aperturas entre los distintos tiempos. “Estas aperturas temporales imperceptibles, son aceleradoras del transcurso del tiempo que nos arrastra hacia otros espacios a gran velocidad “. Nuestro cuerpo visible explora el espacio en nuestro tiempo, pero nuestro doble viaja en los diferentes tiempos.

Por otro lado, está el gran trabajo que hace nuestro doble por la noche, mientras dormimos. A través de él  podemos encontrar el equilibrio en nuestra vida o quizás conocer nuestro objetivo en ella.

Se le denomina sueño paradoxalEl sueño es una fuente natural que nos hace viajar del futuro al pasado.

Nuestro doble está a nuestro servicio, él se encarga de contactar y transmitir los mejores instintos de supervivencia. Tenemos varias potencialidades en nuestro futuro, se trata de escoger la mejor para nuestro beneficio y por supuesto para nuestro planeta. Si aprendemos a recibir del doble no dudaremos de lo que nos informa.

No hay necesidad de recordar los sueños. Basta con prepararnos a soñar bien por la noche, para vivir bien durante el día, modificando los pensamientos en positivo. El saber que el día siguiente será mejor, nos alegra el corazón, el estrés desaparece,  y con él, las enfermedades.

En estas aperturas temporales debemos vigilar que la escucha sea de nuestro doble, sino se convierte en escucha parásita. Ese “parasito” nos desinforma y nuestras intuiciones nos llevan a futuros peligrosos.

Momentos antes de dormir podemos contactar con nuestro doble, exponerle los problemas y deseos, pedirle que busque la mejor solución posible entre los posibles futuros. De aquí viene aquella frase de… “Voy a consultar esta noche con mi almohada”.ARBOL

Nuestras preguntas, deseos y ganas pueden volverse en respuestas gracias al desdoblamiento, pues forma parte de nuestra conciencia. Al tomar conciencia, vendrá nuestro equilibrio tanto individual como social. Cuanto más conscientes somos, las respuestas son mejores. Las repuestas nos vienen con señales que nos da la vida, por lo tanto, pon mucha atención y escucha los avisos. También nos llegan bajo la forma de intuiciones, sugerencias y premoniciones. Nuestro doble es todo un explorador y  muy buen mensajero, el nos asegura el mejor presente, solo tenemos que pedírselo.

Te invito a que veas el vídeo  de Charo Amate, donde explica de manera visual este mismo contenido. Así como los vídeos que puedes encontrar en You Tube de Enric Corbera donde lo explica con gran sabiduría.

 

 

Fuente: charoamate.blogspot.fr

La adicción de los besos

¿De dónde vienen los besos? ¿Quién fue el primero o la primera que mostró afecto de esta manera?

Hace no mucho alguien me preguntaba buscando la forma racional y lógica del beso, ¿para qué sirve? ¿qué código evolutivo sigue? ¿a qué instinto de supervivencia obedece?

Los besos son instrumentos de comunicación, de entendimiento o desentendimiento entre dos personas. No sólo hablamos de besos en los labios de la pareja, sino de besos entre abuelos y nietos, padres e hijos, amigos y hermanos…

“….lo malo de los besos es que crean adicción”
-Joaquín Sabina-

Los besos pueden recoger aquello que no podemos expresar con palabras, pueden ser la guinda a una explosión de emociones, el inicio de un momento irrepetible o el final de una historia con fecha de caducidad.

Tazas besándose

Cada momento tiene su beso y se ha comenzado a investigar sobre ello, pero ¿cómo hacer ciencia? ¿por qué llegamos a la conclusión de que es algo adictivo?

 

Filematología, la ciencia del beso

Los estudios sobre el beso y las formas de comunicación en distintos ámbitos (fisiológico, evolutivo, psicológico) han hecho que se reúnan todos los conocimientos e investigaciones en torno a una ciencia llamada filemotología.

Esta extraña palabra que queda lejos del atractivo de “besar”, hace referencia al término Philema (beso) en griego. Esto nos demuestra entre otras cosas que el “beso” es como poco milenario, y que ya en la antigüedad existía como gesto de respeto o adoración.

Parece que las primeras referencias aparecen en textos hindúes 1.000 A.C., aunque es con el paso del tiempo cuando va ganando mayor relación con la sexualidad.

La respuesta a la pregunta de dónde vienen los besos podría remontarse al Hombre de Cromañón, cuando las madres masticaban la comida y se la pasaban a sus hijos recién nacidos contactando con sus bebés en un gesto de alimentación pero que implicaba preocupación, bienestar, cuidado y amor.

Antropólogos y biólogos siguen estudiando su significado y lo que puede relacionarlo con la elección de pareja. La filematología es una disciplina a la que aún le queda recorrido por trazar…

¿Adictos a besar?

¿Por qué hablamos de adicción? Gracias a los estudios diseñados para ello, se conocen los efectos que producen en nosotros más allá de lo que es comunicación y demostración de afecto.

Un ejemplo de ello, es que los besos mitigan el dolor dado que se liberan hormonas y elementos químicos en el cerebro relacionados con la sensación de bienestar, la relajación, la tranquilidad y el alivio.

Los besos activan nuestro sistema nervioso donde se crea una corriente viva que transmite muchísima información a nuestro corazón, músculos, saliva y respiración. Asimismo, más de treinta músculos trabajan en común para realizar esta actividad, por lo que activa la piel y se tonifica.

Científicamente, puede considerarse como algo adictivo, dado que liberan una gran cantidad de neurotransmisores y hormonas como la adrenalina (sensaciones de placer, excitación, sensación de capacidad), oxitocina ( sensaciones de bienestar, placer y confort), endorfinas, testosterona y estrógenos (relacionados con el deseo sexual).

Todas estas sustancias son lo suficientemente potentes de forma natural como para atraernos a los besos, besar o ser besados.

Los labios están llenos de terminaciones nerviosas y son transmisores y comunicadores de placer y bienestar – según algunos estudios, un beso tiene casi los mismos efectos que 1 gramo de cocaína -.

Por último, recientes estudios neurológicos, nos hablan de la estimulación de lasneuronas espejo en esta actividad, lo que estaría directamente relacionado con las manifestaciones de empatía.

¿Existen personas a las que no les gusta besar? Si, existen. Hay personas poco “besuconas”. Puede ser por diversos motivos de educación, temperamento, timidez, escrupulosidad o de malas experiencias.

Y en el caso de pareja, será un trabajo en comunión con ella para encontrar los métodos o las fórmulas para transmitir cariño y deseo.

Kiss, kuss, baiser, beijo, calus…

Para algunas culturas lejanas, la boca es una puerta al alma y el beso algo amenazante que puede entrometerse o robarte el espíritu. En otros países están prohibidos o mal vistos en público, o incluso necesitan una mayoría de edad para ser dados o recibidos.

Lo cierto es que besar sienta bien. Besar es compartir, es transmitir, es traducir emociones, es una de las formas más potentes de demostrar amor y que cuando se conjuga entre dos, forman el elemento perfecto.

“¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas”

-Ingrid Bergman-

El 95% de la población no puede estar equivocada cuando lo usa de forma natural, expresándolo cada cual a su manera.BESAME

Beso esquimal, besos en la mejilla (dos o tres según el país), besos en las manos…varía según el país, la cultura popular y las tradiciones.

Pese a gérmenes, almas perdidas y “enfermedades del beso”, es algo que afortunadamente, no parece presentar signos de agotamiento.

 

El beso perfecto

Con tu pareja, juntar los labios y cerrar los ojos (o no), querer a tu hijo y cubrirle de besos, recibir el cariño de un familiar o amigo y que tu mejilla sea el blanco perfecto para ello, despedirte de un hermano sellando un “hasta luego” en su frente… cualquier forma de beso es perfecta dependiendo del momento y la persona.

Si pensamos en la pareja, las formas pueden ser infinitas. Besos directos, apretados, suaves, con lengua, sin lengua, del labio superior e inferior, en las comisuras, beso inclinado… al final, lo importante es conectar y conseguir esas sensaciones de las que hemos hablado antes. Lo demás…siempre puede mejorar.

Sentir que compartes un momento y una emoción. Eso es lo que compone el beso perfecto. Y lo podemos conseguir todos los días.

Fortalecer los vínculos con los más queridos demostrando afecto en la mejilla o en la frente proporciona una sensación de bienestar y cercanía que genera adicción…

Besar es una maravillosa adicción a la que merece la pena engancharse.

“El beso, es la válvula de escape de la honestidad”
-Paul Géraldy-
Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Los tres filtros

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:

– “¡Maestro! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…”

Sócrates lo interrumpió diciendo:MUJER EVOCADORA

-“¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir?

-“¿Los Tres Filtros…?”

-“Sí” – replicó Sócrates. -“El primer filtro es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?”

-“No… lo oí decir a unos vecinos…”

-“Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?”

-“No, en realidad no… al contrario…”

-“¡Ah!” – interrumpió Sócrates.- “Entonces vamos a la último Filtro. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?”

– “Para ser sincero, no…. Necesario no es.”

– “Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario… sepultémoslo en el olvido…”

¿Tienes algo que decir a otra persona?. Recuerda pasarlo por la VERDAD, la BONDAD y la NECESIDAD antes de decirlo

 

Fuente: El rincón del Tibet

Vivir desde el ser o vivir desde el ego

Aquél que más habla sobre su vida personal, es el que está más identificado con su ego (su “yo”) y necesita reconocimiento.
El ego de este tipo de personas necesita constantemente ser reconocido, aceptado y
alabado.
Cuando es reconocido y alabado, entonces el ego se infla como un globo, y de ahí el peligro de que surja la soberbia.ego 2
Es muy importante poner atención a este tipo de sucesos del ego, ya que conducen al sufrimiento.
Cuando el ego de un ser humano, no obtiene reconocimiento, cae en un estado de frustración y de baja autoestima. Se siente poco valorado por los demás y puede desencadenar en una depresión.
También puede desencadenar en estados de ira, rencor y agresión.
Es importante observar este punto acerca del ego, preguntarse uno mismo “¿Hago esto para que los demás me alaben y me reconozcan? ¿Hablo de mi vida personal para atraer la atención de los demás y obtener halagos?”.
Cuando haces las cosas por el qué dirán los demás, o cuando hablas de tu vida personal, únicamente para recibir reconocimiento, recuerda que es tu ego el que está controlándote, eres presa de tu propia identificación con tu “yo”, y no tienes libertad de Ser.


Aquél que, por el contrario, nunca habla de su vida personal, es el tipo de ser que no vive desde el ego, ya que lo ha trascendido.
No está identificado con su “yo”, por tanto, el ego no puede manipularlo.
Es un Ser Consciente y humilde, que únicamente centra su atención en el momento presente, en escuchar a los demás y en transmitir aquellos aspectos que considera importantes para el bien de todos los seres, sin deseos de reconocimiento alguno.
Este tipo de persona es un ser libre, sin la carga del ego.ego
Una forma muy fácil de detectar este tipo de personas es la siguiente:
-En el caso de la persona que busca ser reconocida, cuando no logra reconocimiento, automáticamente se enoja y te excluye de su vida.
Esto es vivir desde el ego.
-En el caso de la persona que no busca reconocimiento, cuando no lo logra, no hay cambios en su estado de ánimo, ya que está totalmente centrado en su esencia, y no hay ego.
Al no haber ego, no hay carencia, y por tanto, no hay ni deseo ni necesidad. Él ya es un ser libre. Y simplemente fluye con lo que es.
Esto es vivir desde el Ser.


Por: Leopoldo Jiménez Camarena

El mágico templo del alma

Siguiente Entradas recientes