Una terapia de contacto

Elegir una terapia Gestalt es elegir para crecer. Es querer darse cuenta, sentirse, aceptar. Es iniciar un proceso único y personal y acogerlo. Es una forma sublime de respeto hacia uno mismo, hacia todo y todos. Es partir del presente, del “aquí y ahora”, para llegar a lugares sorprendentes. Es dar cabida a lo que surge de un modo creativo.

GESTALT 4

Tras la lectura y posterior síntesis del libro: “La Gestalt: una terapia de contacto” –  Serge Ginger – , comparto desde aquí el resumen de dicha obra que iré publicando desde hoy y en los próximos días:

Este libro es el producto de la experiencia, investigación y tratamiento de la terapia, en el desarrollo desde la perspectiva Gestalt, de la pareja formada por Serge y Anne Ginger. Según los autores, responde a una apuesta tanto desde el corazón, como desde la cabeza; espontáneamente, en el aquí y el ahora. Se permiten expresarse libremente en el surgimiento de la relación que surge entre ellos, los lectores y los pacientes, cuyos casos son aquí comentados y analizados.

El libro está estructurado en:

  • Introducción: familiarización con la Gestalt, principios, métodos y técnicas.
  • Primera parte: aborda los conceptos y las influencias recibidas de otras corrientes.
  • Segunda parte: Recoge métodos y técnicas, dirigidas a los terapeutas gestalticos.
  • Anexos: Recogen testimonios y material documental.

 

La Gestalt se encuentra en evolución. Tiene la particularidad de que cada terapeuta puede practicarla según su propio estilo, personalidad, filosofía y experiencia. Es por eso que se dice que “La Gestalt es tanto un arte como una ciencia”. La Gestalt nos recuerda que hay que destruir para digerir. Yo soy el único responsable de mis formulaciones, de mis alternativas, de mi subjetividad, así como de mis errores.

  • Se le da importancia a la vivencia.
  • Se trabaja la estrategia de concienciación y de amplificación del sentimiento.
  • La experienciación a través de situaciones simbólicas: permite una identificación más clara de las necesidades profundas.
  • Señalar el bloqueo del ciclo de satisfacción de necesidades (contacto-retirada) permite un trabajo para suavizar  las relaciones.
  • Se enfatiza en el trabajo de grupo por su efecto de estimulación mutua.

 

La línea de trabajo con el grupo

 

La forma de trabajar en un grupo terapéutico es que se reúnan durante un fin de semana al mes. Hay unos doce participantes.

El grupo se abre lentamente. Hay participantes que abandonan y otros nuevos que se incorporan. Si alguien abandona el grupo, es necesario que lo comunique para que se trabaje el tema y no surjan situaciones inacabadas.

El ambiente de trabajo varia, pasando del drama a la alegría, de la ternura a la agresividad. Se evitan los programas establecidos, para estar atentos a lo que surge espontáneamente. Lo esencial del trabajo consiste en acompañar de cerca, muy atentamente la manera de exponerse de cada uno, ya sea verbal o no verbal. A medida que se avanza en el trabajo grupal, surgen cuestiones personales. A partir de la experiencia, se aplicó una forma de trabajo que alterna las sesiones de grupo, con las sesiones individuales, con el mismo terapeuta.

Los terapeutas gestaltistas acompañamos al cliente a lo largo de su propio camino, atentos a sus emociones espontáneas, a su manifestación corporal, a su tono de voz y al contenido de sus palabras. Se trata de seguir paso a paso lo que pasa, lo que surge en el instante. Atraer la atención del cliente sobre lo que hace y como lo hace. Procurar que él mismo tome conciencia y sea capaz de comprenderse, en el sentido profundo de su comportamiento.

Se defiende la idea del desorden, en cuanto a que:

  • La rigidez del desarrollo de una idea, caminando de manera lineal, de lo conocido a lo desconocido, de lo simple a lo complejo, no es suficiente para darse cuenta de la complejidad de la vida,
  • Para un darse cuenta de la realidad multidimensional de la vida, de la mezcla inexplicable entre causas y efectos, se hace necesario cierto desorden. Se trata de fluir en un continuo, flexible y variado. Dejar surgir las formas sobre un fondo.

 

Respecto a la relación entre Ginger y los lectores de este libro, el autor habla de “contacto”. Él escribe en su “aquí y ahora”, en su contexto específico. Los lectores le leemos en otra parte, en un contexto diferente. Su objetivo es la familiarización con los términos gestálticos y el aprendizaje, mediante la impregnación progresiva del lector. Es un camino circular en el que se vuelve sobre temas parecidos, pero en contextos diferentes.

 

 

Entendiendo la Gestalt

Gestalt es una palabra alemana de difícil traducción. Implica un proceso de puesta en forma, una formación. Esto conlleva que la forma se percibe sobre un fondo. Se parte de la base de que “el todo es diferente a la suma de las partes” y por lo tanto, “una parte en el todo es diferente a esta misma parte aislada o incluida en otro todo”.

 

Desde un punto de vista holístico, la terapia acentúa el mantenimiento y desarrollo de un bienestar armonioso y no la “cura o reparación” de algún problema. Esta afirmación está en la línea de la OMS en su definición de salud: “La salud no es la ausencia de enfermedad o de dolencia, sino un estado completo de bienestar físico, mental y social”.GESTALT 2

En Gestalt se valora el derecho a la diferencia, a la originalidad de cada ser.

 

La Gestalt se aplica en muy diversos ámbitos: psicoterapia individual; terapia de parejas; terapia familiar; grupos abiertos; grupos de desarrollo de potencial personal de cada uno; en el seno de instituciones; en el área de las empresas, etc. Se trabaja con personas que sufren de problemas físicos psicosomáticos o físicos patológicos; a personas que enfrentan dificultades o problemas existenciales (conflicto, ruptura, soledad, duelo, depresión, inactividad, bloqueos, sentimientos de ineficiencia, de impotencia, etc.); a cualquier persona o institución.

 

La Gestalt tiene sus raíces en Europa, pero sobre todo, ha sido elaborada a partir de las instituciones de Fritz Perls. Más allá de una simple psicoterapia, la Gestalt se presenta como una verdadera filosofía existencial, un “arte de vivir”, una manera particular de concebir las relaciones del ser vivo con el mundo. La clave de los padres de la Gestalt (Fritz Perls, Laura Perls y Paul Godman), fue elaborar una síntesis coherente de diversas corrientes filosóficas, metodológicas y terapéuticas europeas, americanas y orientales. De este modo, se logra poner el acento sobre la toma de conciencia de la experiencia actual (el “aquí y el ahora”). A partir de una vivencia pasada, se rehabilita el sentimiento emocional y corporal. La Gestalt desarrolla una perspectiva unificadora del ser humano, integrando a la vez sus dimensiones sensoriales, afectivas, intelectuales, sociales y espirituales.

La Gestalt favorece un contacto auténtico con los otros y con uno mismo, un ajustamiento creativo del organismo al medio que lo rodea, además de una toma de conciencia de nuestros mecanismos interiores. Nuestros procesos de bloqueo y de interrupción en el ciclo de necesidades. No interesa el “por qué”, pero si el “sentir como”. Aquí cada uno es responsable de sus elecciones y de sus evasiones.  Y cada uno trabaja al ritmo y al nivel que le conviene, a partir de lo que surge en el instante. En general, el trabajo es individualizado, a pesar de que se practique en grupo.

La Gestalt integra y combina un conjunto de técnicas variadas, verbales y no verbales como: el despertar sensorial, el trabajo de la energía, la respiración, el cuerpo o la voz, la expresión de la emoción, el trabajo a partir de los sueños, la creatividad, etc.

 

“Lo importante no es lo que han hecho de mi, sino lo que hago yo mismo de lo que han hecho de mi”

 

Algunas de las técnicas mas utilizadas son:GESTALT 3

  • Toma de conciencia (awarness)
  • La silla caliente o la silla vacía
  • La puesta en acción
  • El monodrama
  • Las polaridades
  • La amplificación
  • La interpelación directa (hablar a…No hablar de…)
  • El trabajo del sueño
  • La expresión metafórica

 

 

Las raíces de la Gestalt

Como todas las teorías y corrientes, la Gestalt bebe de sus predecesoras: fenomenología, existencialismo, psicología Gestalt, psicoanálisis, filosofías orientales y corrientes humanistas. A estas influencias, hay que sumar la enorme contribución y la practica  de su creador, Fritz Perls.

  1. Fenomenología:
  • Importa más describir que explicar. El como precede al por que
  • Lo esencial es la vivencia inmediata, tal y como es percibida corporalmente y el proceso que se desarrolla en el aquí y ahora.

 

  1. Existencialismo:
  • Prevalece lo vivido concretamente sobre los principios abstractos.
  • La singularidad de cada uno, la experiencia individual, objetiva y subjetiva.
  • La noción de responsabilidad propia sobre su proyecto existencial.

 

  1. Psicología Gestalt:

La psicología Gestalt o teoría Gestalt, se suele definir como la “teoría de la forma”. Se asienta en la premisa de que “el todo es una realidad diferente a la suma de las partes”.

Todo campo perceptivo se diferencia en un fondo y en una forma o figura. No podemos distinguir la figura sin un fondo. A la Gestalt le interesan tanto una como otro y la interrelación que se produce entre ambos. Todo fenómeno observado no es una realidad objetiva en sí, sino una interrelación entre el fenómeno y su medio; esto supone que el observador queda excluido del proceso.

 

  1. Psicoanálisis:

Perls se opone a muchos de los puntos Fundamentals de la teoria y de la técnica del psicoanálisis: el inconsciente; la primacía de la sexualidad infantil; el papel de la represión en el origen de la neurosis; el complejo de Edipo; la angustia de castración; el instinto de muerte; la utilización de la neurosis de transferencia en la cura…, etc.

Pese a estas diferencias, se mantiene una relación ambigua entre la Gestalt y el Psicoanálisis. Son enfoques diferentes y a la vez complementarios. “Contrariamente al Psicoanálisis, la Gestalt  no revindica el estatus de ciencia”.

El acierto de Perls ha sido integrar  múltiples influencias en una Gestalt coherente y nueva.GESTALT 6

 

  1. Filosofías orientales

Perls tomó mucho de las filosofías orientales, pero no se precisa exactamente qué. Cada una de las corrientes se enriquecen siempre del contacto con las demás.

  • El tao de la física:

Grandes físicos contemporáneos están reuniendo el pensamiento tradicional de los místicos orientales, que nunca disociaron la materia del espíritu. Que siempre percibieron todos los objetos y todos los fenómenos del mundo como aspectos diferentes pero estrechamente interdependientes, de una misma realidad dinámica, “eternamente en movimiento”, viva, dinámica, orgánica, a la vez  espiritual y material”.

La visión holística de la Gestalt se inscribe en esta percepción del mundo, una percepción taoísta. El terapeuta no se interesa por un signo aislado, un gesto o una palabra, sino más bien, se interesa por la interconexión permanente del individuo global con su medio general, social y cósmico.

Se sabe que el reposo no existe en la naturaleza, que todos los cuerpos están a la vez en vibración constante y en un movimiento cósmico, asociando la presencia a la ausencia.

 

Tanto los gestaltistas como los físicos contemporáneos, aceptan algunos  preceptos de los chinos de la antigüedad y saben ahora que: No hay en la naturaleza ningún fenómeno material independiente del pensamiento y de la mirada del hombre. Se abandona así la idea del observador neutro y objetivo; por el contrario, se reconoce el estatus del participante comprometido.GESTALT 5

 

  • Del taoísmo claramente recoge la naturalidad de los opuestos, de las polaridades por el ying y el yang que son dos principios muy importantes, inseparables y enlazados. También recoge la importancia del cuerpo que le da el taoísmo con morada del espíritu, y el objetivo de vivir intensamente el aquí y el ahora. Sin embargo al contrario que la Gestalt, el taoísmo valora lo inacabado.

 

  • En relación al tantrismo, del que se podría decir que lo más importante que recoge la Gestalt es la importancia del cómo de la práctica antes de los porqués de la existencia.

 

  •  En el Zen se ven presentes elementos como dejarse llevar, y para de una cosa a otra que recuerda al ciclo de contacto-retirada. Además hay un principio es que lo único que existe es el aquí y el ahora que hay que aceptar y no hacer nada, dejarlo ir, como en la meditación. Sin embargo, la Gestalt a pesar de estar de acuerdo con esto, no sigue el principio de inmovilidad y opta por el movimiento. Se consideran que el Zen es una experiencia en  la cuál sólo es susceptible de conocer a través de la vivencia, y todo lo que el hombre conoce ocurre de la misma manera, lo mismo que ocurre, cuando hablamos de la experiencia como base, en la Gestalt.

 

Resumen de los capítulos 1 a 6 del libro: “La Gestalt: Una terapia de contacto” – Serge Ginger –

Por: Yolanda Jiménez

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: