La adicción de los besos

¿De dónde vienen los besos? ¿Quién fue el primero o la primera que mostró afecto de esta manera?

Hace no mucho alguien me preguntaba buscando la forma racional y lógica del beso, ¿para qué sirve? ¿qué código evolutivo sigue? ¿a qué instinto de supervivencia obedece?

Los besos son instrumentos de comunicación, de entendimiento o desentendimiento entre dos personas. No sólo hablamos de besos en los labios de la pareja, sino de besos entre abuelos y nietos, padres e hijos, amigos y hermanos…

“….lo malo de los besos es que crean adicción”
-Joaquín Sabina-

Los besos pueden recoger aquello que no podemos expresar con palabras, pueden ser la guinda a una explosión de emociones, el inicio de un momento irrepetible o el final de una historia con fecha de caducidad.

Tazas besándose

Cada momento tiene su beso y se ha comenzado a investigar sobre ello, pero ¿cómo hacer ciencia? ¿por qué llegamos a la conclusión de que es algo adictivo?

 

Filematología, la ciencia del beso

Los estudios sobre el beso y las formas de comunicación en distintos ámbitos (fisiológico, evolutivo, psicológico) han hecho que se reúnan todos los conocimientos e investigaciones en torno a una ciencia llamada filemotología.

Esta extraña palabra que queda lejos del atractivo de “besar”, hace referencia al término Philema (beso) en griego. Esto nos demuestra entre otras cosas que el “beso” es como poco milenario, y que ya en la antigüedad existía como gesto de respeto o adoración.

Parece que las primeras referencias aparecen en textos hindúes 1.000 A.C., aunque es con el paso del tiempo cuando va ganando mayor relación con la sexualidad.

La respuesta a la pregunta de dónde vienen los besos podría remontarse al Hombre de Cromañón, cuando las madres masticaban la comida y se la pasaban a sus hijos recién nacidos contactando con sus bebés en un gesto de alimentación pero que implicaba preocupación, bienestar, cuidado y amor.

Antropólogos y biólogos siguen estudiando su significado y lo que puede relacionarlo con la elección de pareja. La filematología es una disciplina a la que aún le queda recorrido por trazar…

¿Adictos a besar?

¿Por qué hablamos de adicción? Gracias a los estudios diseñados para ello, se conocen los efectos que producen en nosotros más allá de lo que es comunicación y demostración de afecto.

Un ejemplo de ello, es que los besos mitigan el dolor dado que se liberan hormonas y elementos químicos en el cerebro relacionados con la sensación de bienestar, la relajación, la tranquilidad y el alivio.

Los besos activan nuestro sistema nervioso donde se crea una corriente viva que transmite muchísima información a nuestro corazón, músculos, saliva y respiración. Asimismo, más de treinta músculos trabajan en común para realizar esta actividad, por lo que activa la piel y se tonifica.

Científicamente, puede considerarse como algo adictivo, dado que liberan una gran cantidad de neurotransmisores y hormonas como la adrenalina (sensaciones de placer, excitación, sensación de capacidad), oxitocina ( sensaciones de bienestar, placer y confort), endorfinas, testosterona y estrógenos (relacionados con el deseo sexual).

Todas estas sustancias son lo suficientemente potentes de forma natural como para atraernos a los besos, besar o ser besados.

Los labios están llenos de terminaciones nerviosas y son transmisores y comunicadores de placer y bienestar – según algunos estudios, un beso tiene casi los mismos efectos que 1 gramo de cocaína -.

Por último, recientes estudios neurológicos, nos hablan de la estimulación de lasneuronas espejo en esta actividad, lo que estaría directamente relacionado con las manifestaciones de empatía.

¿Existen personas a las que no les gusta besar? Si, existen. Hay personas poco “besuconas”. Puede ser por diversos motivos de educación, temperamento, timidez, escrupulosidad o de malas experiencias.

Y en el caso de pareja, será un trabajo en comunión con ella para encontrar los métodos o las fórmulas para transmitir cariño y deseo.

Kiss, kuss, baiser, beijo, calus…

Para algunas culturas lejanas, la boca es una puerta al alma y el beso algo amenazante que puede entrometerse o robarte el espíritu. En otros países están prohibidos o mal vistos en público, o incluso necesitan una mayoría de edad para ser dados o recibidos.

Lo cierto es que besar sienta bien. Besar es compartir, es transmitir, es traducir emociones, es una de las formas más potentes de demostrar amor y que cuando se conjuga entre dos, forman el elemento perfecto.

“¿Beso? Un truco encantado para dejar de hablar cuando las palabras se tornan superfluas”

-Ingrid Bergman-

El 95% de la población no puede estar equivocada cuando lo usa de forma natural, expresándolo cada cual a su manera.BESAME

Beso esquimal, besos en la mejilla (dos o tres según el país), besos en las manos…varía según el país, la cultura popular y las tradiciones.

Pese a gérmenes, almas perdidas y “enfermedades del beso”, es algo que afortunadamente, no parece presentar signos de agotamiento.

 

El beso perfecto

Con tu pareja, juntar los labios y cerrar los ojos (o no), querer a tu hijo y cubrirle de besos, recibir el cariño de un familiar o amigo y que tu mejilla sea el blanco perfecto para ello, despedirte de un hermano sellando un “hasta luego” en su frente… cualquier forma de beso es perfecta dependiendo del momento y la persona.

Si pensamos en la pareja, las formas pueden ser infinitas. Besos directos, apretados, suaves, con lengua, sin lengua, del labio superior e inferior, en las comisuras, beso inclinado… al final, lo importante es conectar y conseguir esas sensaciones de las que hemos hablado antes. Lo demás…siempre puede mejorar.

Sentir que compartes un momento y una emoción. Eso es lo que compone el beso perfecto. Y lo podemos conseguir todos los días.

Fortalecer los vínculos con los más queridos demostrando afecto en la mejilla o en la frente proporciona una sensación de bienestar y cercanía que genera adicción…

Besar es una maravillosa adicción a la que merece la pena engancharse.

“El beso, es la válvula de escape de la honestidad”
-Paul Géraldy-
Fuente: lamenteesmaravillosa.com

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Caridad
    Oct 13, 2015 @ 00:44:20

    Gracias! Maravilloso leerte.Qué forma tan dinámica de dar conceptos que de la mano nos hacen llegar al beso, expresión sublime de amor,desde cualquier arista.
    Me encantó. Bendiciones! 💜

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: