Manejando la frustración

La frustración es uno de los más complejos problemas psicosomáticos del ser humano, porque es él mismo quien tiene que identificar y aceptar que sufre de dicha “enfermedad”. Y una vez identificada, debe por sí mismo buscar los correctivos y el consejo profesional que le ayude a superarla. Pero, ¿como identificamos la frustración?
Williams nos dijo que las frases más difíciles de pronunciar por el ser humano son: “estaba equivocado”, “perdone usted”, “usted primero” y “por favor”. Significando con aquello que nosotros no estamos dispuestos a aceptar que cometimos un error o que “metimos la pata” en en alguna parte; porque nuestra “personalidad” se deterioraría. Y, aquello de pedir perdón o excusas, ¿dónde se ha visto? Por otra parte, ¿en donde está escrito que debemos ceder el espacio a nuestros congéneres? Si ¡YO soy lo máximo!, y quien no avasalla lo avasallan!Además; primero yo, segundo yo, y lo que sobre para los demás. Usted es así? Acaba de descubrir qué es frustración.

-mm767cap-e1272600636926 (1)
Pero, ¿de donde viene la frustración? Generalmente, aparte de ser transgeneracional, tiene que ver directamente con nuestra infancia. Todo aquello que “sembramos o sembraron” en nosotros a base de imposiciones, renuncias, castigos, todo aquello que nos impactó en grado sumo, virtualmente “saltará” cuando algo o alguien, haga o diga algo que nos recuerde una de aquellas situaciones desagradables o traumáticas. Entonces; aparece el niño/niña y actúa en defensa de sus intereses biológicos, atacando a quien le agrede; entendiendo que si ataca se defiende mejor, lo cual es su instinto nato y primitivo de conservación. Después de la “tormenta”, razonamos y comprendemos que obramos mal, pero; no entendemos los motivos de nuestros desafueros.


A estos impulsos grabados desde temprana edad, que brotan sin razonamiento alguno y causan lo antedicho, se les llama FRUSTRACIONES. ¿Consejos? Supervigile a su niño interno, haga una lista de sus defectos y virtudes, convierta los primeros en virtudes y potencie las segundas, busque ayuda profesional, confiese sus “secretos” con alguien en quien puede confiar (familiar, amigo o profesional) saque toda la “basura” que le incomode y mande a la punta del cuerno, desde la edad que recuerda ese problema en particular, al gestor del mismo, respire profundo; y viva a plenitud!!
Por último, comparto con ustedes un pensamiento del mejor de mis amigos: “Madurez es ser consciente del inconsciente”

J.E.Jorge Sánchez. (El mágico templo del alma)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: