Visita a Tibet: un acercamiento al Budismo. Un encuentro con la propia esencia

Viajar entre inabarcables montañas, poderosa naturaleza, templos colgados en imposibles colinas  y la amabilidad de las gentes tibetanas, cuyas sonrisas contagian la intensa luz de sus miradas. Sentirse diminuto ante la grandiosidad del paisaje, comprender la impermanencia. Sentir la poderosa energía que desprende una “puya” (ceremonia budista de oración que incluye repetición de mantras y percusión). Aceptar que todo pasa por alguna razón. Acercarse a la propia espiritualidad. Desmontar la noción de tiempo, de espacio. Fundirse con la inmensidad. Aprender la sencillez de una vida sin apegos… Esto y más, es experimentado al visitar por primera vez los recónditos lugares recostados en los Himalayas. La magia emana de un enorme espacio y envuelta de  alquimia y olor a incienso, la existencia cobra un nuevo sentido. La gratitud me embarga y la emoción fluye. Tenzin Tempa, un hombre de bello corazón y transparente sonrisa me regaló estas enseñanzas:

Los ocho versos de entrenamiento de la mente

1. Pensando que todos los seres sensibles

son más valiosos que la joya que satisface deseos,

con el fin de lograr el objetivo suprermo

siempre los consideraré con cariño.

2. Siempre que esté en compañía de otros,

me veré como el más insignificante entre ellos,

y desde lo más profundo de mi corazón

apreciaré a los demás como supremos.

3. En cada una de mis acciones, vigilaré mi mente

y en el momento que surjan emociones destructuvas,

las confrontaré con fuerza y las apartaré,

ya que nos harian daño tanto amí como a los demás.

4. Siempre que vea seres con malas intenciones,

o aquellos abrumados por conductas negativas y sufrimiento

les apreciaré como algo muy escaso,

como si hubiese encontrado un tesoro que no tiene precio.

5. Siempre que alguien por envidia,

me haga mal atacandome o despreciandome,

tomaré la derrota sobre mi

y daré la victoria a los demás.

6. Incluso cuando alguien al que yo haya ayudado,

o sobre el cual haya puesto grandes esperanzas

me mealtrate muy injustamente,

contemplaré a esa per4sona como un verdadero maestro espiritual.

7. En breve, directa o indirectamente,

ofreceré ayuda y felicidad a todas mis madrese,

y en secreto, haré mio

todo su daño y sufrimiento.

8. Aprenderé a mantener estas practicas

libres de la corrupción de los pensamientos de las ocho preocupaciones mundanas.

¡Que reconozca todas las cosas como ilusorias,

y sin apego, que obtenga la liberación de la esclavitud!

Geshe Langri Thangpa

P1020968

Fotografía: Yolanda Jiménez. (Ladakh)

Gueshe Langri Tangpa (གླང་ རི་ ཐང་ པ ་.; Wylie: gLang ri thang pa) (1054-1123) es una figura importante en el linaje de los Kadampa y guelug escuelas del budismo tibetano . Nació en el Tíbet central , como Dorje Senge (རྡོ་ རྗེ་ སེང་ གེ; Wylie: rdo rje seng ge). Su nombre deriva de Langtang , la zona en la que se dice que ha vivido. Era un maestro Kadampa, y discípulo de Potowa.

En el segundo año de aves acuáticas que fundó el monasterio de Langtang (གླང་ ཐང་; Wylie: gLang thang), como un monasterio Kadampa. Más tarde se convirtió en un Sakya monasterio.

Él es el autor de ocho estrofas de entrenamiento de la mente (བློ་ སྦྱོང་ ཚིགས་ བརྒྱད་ མ ་.; Wylie: blo sbyong tshigs brGyad ma), considerado un resumen sucinto de la Loyong (བློ་ སྦྱོང་; Wylie: blo sbyong) enseñanzas del budismo Mahayana . De él se dice que es una emanación de Buda Amitabha .

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: