Mente, construcciones, libertad

En nuestro día a día, mantenemos una permanente conversación con nuestra mente, esta construye una intrincada red de recuerdos y juicios sobre estos, en base a los que construye otra red de proyecciones de futuro compuesta por temores y anhelos. De hecho es como una excepcional directora de cine que decide que es lo que más tememos y que es lo que más deseamos que pase, ella sabe embaucarnos y que nos creamos a pies juntillas la película que ha creado para gobernarnos.

Tenemos mucho miedo de nuestros pensamientos, pero, ¿quién los crea? Tememos a nuestros propios pensamientos, a nuestra propia creación, es como si dibujáramos un horrible monstruo y luego al mirarlo creyéramos que es real y saliéramos corriendo despavoridos. De igual modo con nuestros deseos, nos obsesionamos con ellos hasta el punto de que si no los conseguimos nos enfadamos o nos entristecemos como si realmente hubieran existido y los hubiésemos perdido.

De este modo rehuimos y perseguimos irrealidades, sostenemos situaciones de miedo que derivan en enfermedad o somos capaces de realizar prodigios imposibles gracias a nuestra fe en nuestros pensamientos, la cuestión es ¿sabemos que nosotros los creamos? ¿Por qué nos dirigen ellos a nosotros? ¿En qué momento les entregamos el poder absoluto sobre nuestra libertad?

Foto de OM Narayana.

En el momento que estamos en nuestros pensamientos, no estamos en la realidad, sino que permitimos que nuestra mente la fraccione, la filtre y nos de su propia versión sesgada e interpretada de los hechos, perdiendo así la espontaneidad, la frescura del aquí y ahora, viviendo una versión adulterada y subjetiva de los hechos y actuando como autómatas que repiten patrones una y otra vez, ¿cómo podemos ser felices si no abrazamos las cosas tal y como son? Si huimos de ellas o corremos en pos de otras que no están siendo, nunca podremos experimentar la plenitud de la unión con el Todo, en el Presente, sin ambages sin condiciones.

Sin embargo, ¿Qué sucede si vamos más allá de todo pensamiento? Que hay en la fuente de nuestra consciencia? Sencillamente una inconmensurable Paz, un abrumador sentimiento de Amor, esta es nuestra autentica naturaleza esto es lo que somos en realidad, nuestra raíz última, lo que nos compone.

Puede que amando abiertamente sin condiciones cuanto sucede, obtengamos un punto de vista equidistante, solo el Amor nos da la medida de la realidad. Solo morando en ese estado de conciencia ecuánime anterior a todo miedo o deseo, mas allá de nuestros pensamientos podremos realizarnos como lo que somos, ya que nuestra cualidad última y común a todos cuando retiramos la atención de la mente es amar, da igual todo lo demás, nuestras aptitudes físicas mentales, sexo, raza, credo, si estamos sanos o enfermos… lo único real y común a todos el vínculo universal es el Amor ahí es donde todos somos Uno.

Om Narayana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: