El corazón tiene cerebro

“El amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente”. Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia.

 

Que el corazón tiene cerebro es una metáfora, ¿no? 

No. Se ha descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.CORAZON COLOR

 

¿Es inteligente?

Gracias a esos circuitos tan elaborados, parece que el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y que puede aprender, recordar e incluso percibir. Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza.

Primera…
La comunicación neurológica mediante la transmisión de impulsos nerviosos. El corazón envía más información al cerebro de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad, y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.

¿Significa eso que el corazón puede influir en nuestra manera de pensar?
Puede influir en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.

Segunda conexión…
La información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores. Es el corazón el que produce la hormona ANF, la que asegura el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la que se conoce como hormona del amor.

Tercera…
La comunicación biofísica mediante ondas de presión. Parece ser que a través del ritmo cardiaco y sus variaciones el corazón envía mensajes al cerebro y al resto del cuerpo.

Cuarta…
La comunicación energética: el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional. Cuando tenemos miedo, frustración o estrés se vuelve caótico.

¿Y se ordena con las emociones positivas?
Sí. Y sabemos que el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.

¿A qué conclusiones nos llevan estos descubrimientos?
El circuito del cerebro del corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro de la cabeza. ¿ No será este nuevo circuito un paso más en la evolución humana?

¿…?
Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes.

CORAZON

¿Aparece con las emociones negativas?
Sí, con el miedo, la ira o la desconfianza. Pero hay más: las ondas cerebrales se sincronizan con estas variaciones del ritmo cardiaco; es decir, que el corazón arrastra a la cabeza. La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.


Ya ve, el cerebro del corazón activa en el cerebro de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Este nuevo circuito no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo, y por ello, tiene una percepción exacta de la realidad.

Parece ciencia ficción.
Está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

Pues parece que nadie lo utilice…
Es un potencial no activado, pero empieza a estar accesible para un gran número de personas.

¿Y cómo puedo activar ese circuito?
Cultivando las cualidades del corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias, el coraje…

¿Santos las 24 horas?
Es la práctica de pensamientos y emociones positivas. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio, mecanismos que están anclados profundamente en el ser humano porque nos han servido para sobrevivir millones de años.

¿Y cómo nos libramos de ellos?
Tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos, y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien. Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior.

CORAZONES UNIDOS

Ya.
Cultive el silencio, contacte con la naturaleza, viva periodos de soledad, medite, contemple, cuide su entorno vibratorio, trabaje en grupo, viva con sencillez. Y pregunte a su corazón cuando no sepa qué hacer.

 

Annie Marquier es matemática e investigadora de la concienciaTras estudiar Matemáticas y la carrera de piano y órgano fue profesora en La Sorbona. Luego se instaló en India y participó en la creación de la comunidad de Auroville con Sri Aurobindo y Krishnamurti. Y poco después fundó en Quebec el Instituto para el Desarrollo de la Persona. Es autora de El poder de elegir, La libertad de ser y El maestro del corazón (Luciérnaga). Lleva muchos años investigando la intersección entre la ciencia y la conciencia y sus planteamientos son siempre rigurosos y están documentados.

 

www.lavanguardia.com

Sexo tántrico y multiorgasmo masculino

El sexo tántrico tuvo su primera aparición en la India hace aproximadamente unos 5000 años. Se popularizó en Occidente, hace unos años, cuando el cantante Sting comentó que lo practicaba con su mujer en sus encuentros eróticos con una duración de hasta 7 horas

 

MANOS TANTRA

Pensar en un encuentro erótico con una duración de más de 1 ó 2 horas nos resulta extraño puesto que por lo general nuestras relaciones sexuales se basan en dedicar más tiempo al coito que a otras prácticas que aumenten el estado de excitación y aporten placer.

Decir  “otras prácticas” y no “preliminares” es importante, porque transmite la idea de que son  prácticas iguales o más placenteras que el coito. De otro modo, otorgaríamos  a la penetración el epicentro de la relación sexual. Y ésta, no  es tan importante en los encuentros. En realidad ni para el sexo tántrico ni para ningún tipo de encuentro erótico. Los preliminares simplemente son más conductas estimulantes que permiten excitarnos y disfrutar de la relación sexual.

En el sexo tántrico el 80% de la relación va enfocada a expresiones de afecto o pasión como por ejemplo besos, caricias, miradas, masajes, auto-estimulación o masturbación mutua, y sólo el restante 20% de la conducta sexual está dedicada a la penetración. Con esto se consigue desviar la atención de las metas y del rendimiento sexual, y además, en caso de disfunción sexual, es una práctica que ayuda a evitar preocupaciones y discusiones e incluso malestar con la pareja.

Mediante las técnicas empleadas se consigue una conexión física y mental con uno mismo y con la pareja, alcanzando así una relación de mayor calidad y duración. Con esto las posibilidades de aumentar la intensidad del orgasmo, tanto en la mujer como en el hombre, así como el retraso de la eyaculación masculina, aumentan. Además, también permite tener al hombre orgasmos secos y orgasmos múltiples, es decir, permite controlar el momento de eyaculación y obtener orgasmo sin eyaculación.

TANTRICO

Biológicamente, todos poseemos las capacidades necesarias para poder llevar a cabo la práctica, sin embargo, este estado de plenitud no se alcanza de un día para otro sino que requiere práctica y sobre todo paciencia. Con el tiempo, es más que probable que podamos disfrutar de los beneficios de la experiencia.

Es importante planificar el encuentro. Esta práctica no es un “aquí te pillo aquí te mato”, por lo que requiere tiempo, espacio y tranquilidad. Aquí no existen objetivos, ni metas, ni tiempo límite.

Para controlar y practicar el sexo tántrico es necesario además, llevar a cabo ciertos ejercicios respiratorios y musculares del suelo pélvico.

 

1. Ejercicios respiratorios:

Inspirar aire por la nariz durante 4 segundos – aguantar el aire dentro de los pulmones durante 4 segundos – Expulsar el aire por la boca durante 8 segundos. Repetir esta práctica al menos 3 veces antes de pasar al siguiente ejercicio.

2. Ejercicios para fortalecer la musculatura del suelo pélvico (Ejercicios de Kegel):

Para hombres: Estando el pene en erección, coloca un pañuelo de tela encima de él. Ahora intenta subir y bajar el pañuelo con el pene sin que se caiga, aguantado 2 segundos el pene con el pañuelo arriba. ¿Notas qué músculo es el que hace la fuerza? Ese es el músculo pubococcigeo. Repite el ejercicio 10 veces.

Para mujeres: 

  • Apriete los músculos del piso pélvico. Manténgalos apretados y cuente de 6 a 8.
  • Relaje los músculos y cuente hasta 10.
  • Repita 10 veces, tres veces al día (mañana, tarde y noche).

Estos ejercicios se hacen de forma autónoma y van separados del encuentro sexual ya que éste sólo va dedicado al disfrute y conexión con el otro.

 

sexo-tantra-tantrico

Según las investigaciones, la eyaculación retrógrada no es dañina para el cuerpo si se lleva a cabo de forma voluntaria, pero sí puede ser señal o consecuencia de infertilidad masculina e incluso otros problemas de salud (siempre y cuando,ésta no se lleve a cabo de forma voluntaria, importantísima aclaración para no crear confusiones).

De todas formas, el sexo tántrico no se basa sólo en alcanzar el orgasmo seco, es mucho más que todo eso, por lo que éste puede seguir realizándose siempre y cuando se excluya la práctica problemática e innecesaria en este caso.

Os dejo un vídeo de un documental que se emitió en Cuatro  que aclara estos conceptos:  http://www.dailymotion.com/video/xjb6lo_sexo-tantrico_school

 

http://www.weloversize.com

 

 

El erotismo en frases

El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía. Anaïs Nim

Sólo el latido al unísono del sexo y del corazón puede crear el éxtasis. Anaïs Nim BRUJA ERÓTICA

Erotismo y poesía:el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje. Octavio Paz

El erotismo, es dar al cuerpo los prestigios de la mente. Georges Perros

El erotismo es como el baile: una parte de la pareja siempre se encarga de manejar a la otra. Milan Kundera

El erotismo está en la aprobación de la vida hasta en la muerte. Georges Bataille

El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía. Anais Nin

El erotismo da miedo porque se lleva las palma en el exceso, se abre en la superabundancia y en lo ilimitado. Eleva el instinto a categoría de un arte de amor, y por lo tanto de vivir. Sophie Chauveau

El erotismo, ese triunfo del sueño sobre la naturaleza, es el refugio del espíritu de la poesía, porque niega lo imposible. Emmanuelle Arsan

El erotismo sobrevive a todo. Paul Bourget

El erotismo es cuando la imaginación hace el amor con el cuerpo. Emmanuel Boundzéki Dongala

El gran arte, siempre es erotismo disimulado. Jacques De Bourbon BussetTENTACION 2

La violencia nos abruma extrañamente en ambos casos, ya que lo que ocurre es extraño al orden establecido, al cual se opone esta violencia. Hay en la muerte una indecencia, distinta, sin duda alguna, de aquello que la actividad sexual tiene de incongruente. La muerte se asocia a las lágrimas, del mismo modo que en ocasiones el deseo sexual se asocia a la risa; pero la risa no es, en la medida en que parece serlo, lo opuesto a las lágrimas: tanto el objeto de la risa como el de las lágrimas se relacionan siempre con un tipo de violencia que interrumpe el curso regular, el curso habitual de las cosas. Evidentemente el torbellino sexual no nos hace llorar, pero siempre nos turba, en ocasiones nos trastorna y, una de dos: o nos hace reír o nos envuelve en la violencia del abrazo… Es debido a que somos humanos y a que vivimos en la sombría perspectiva de la muerte el que conozcamos la violencia exasperada, la violencia desesperada del erotismo. Georges Bataille

En el fondo de todo amor, de todo cariño, de toda relación humana late el erotismo. Sándor Márai

El árbol de los amigos

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices

por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. arbol
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar,
mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.
El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá,
que nos muestra lo que es la vida.
Después vienen los amigos hermanos,
con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos,
los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón.
Son sinceros, son verdaderos.
Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón
y entonces es llamado un amigo enamorado.
Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo,
tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.
Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,
durante el tiempo que estamos cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
aquellos que están en la punta de las ramas
y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas,
algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.
Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca,
alimentando nuestra raíz con alegría.
Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad. arbol artistico
Simplemente porque

“Cada persona que pasa en nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevarán mucho,
pero no habrán de los que no nos dejarán nada.
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida
y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad”.

Jose Luis Borges

El mágico templo del alma.

Elegí la vida. Poesía en primavera

Elegí la vida

No quise dormir sin sueños:MARIPOSAS PRIMAVERA

y elegí la ilusión que me despierta,

el horizonte que me espera,
el proyecto que me llena,
y no la vida vacía de quien no busca nada,
de quien no desea nada más que sobrevivir cada día.

No quise vivir en la angustia:
y elegí la paz y la esperanza,
la luz,
el llanto que desahoga, que libera,
y no el que inspira lástima en vez de soluciones,
la queja que denuncia, la que se grita,
y no la que se murmura y no cambia nada.

No quise vivir cansado:
Y elegí el descanso del amigo y del abrazo,
el camino sin prosas, compartido,
y no parar nunca, no dormir nunca.
Elegí avanzar despacio, durante más tiempo,
y llegar más lejos,
habiendo disfrutado del paisaje.

No quise huir:AMA MUCHO

y elegí mirar de frente,
levantar la cabeza,
y enfrentarme a los miedos y fantasmas
porque no por darme la vuelta volarían.

No pude olvidar mis fallos:

pero elegí perdonarme, quererme,
llevar con dignidad mis miserias
y descubrir mis dones;
y no vivir lamentándome
por aquello que no pude cambiar,
que me entristece, que me duele,
por el daño que hice y el que me hicieron.
Elegí aceptar el pasado.

No quise vivir solo:
y elegí la alegría de descubrir a otro,
de dar, de compartir,
y no el resentimiento sucio que encadena.
Elegí el amor.

Fotografía: Juan Peláez

Fotografía: Juan Peláez

Y hubo mil cosas que no elegí,
que me llegaron de pronto
y me transformaron la vida.
Cosas buenas y malas que no buscaba,
caminos por los que me perdí,
personas que vinieron y se fueron,
una vida que no esperaba.
Y elegí, al menos, cómo vivirla.

Elegí los sueños para decorarla,

la esperanza para sostenerla,
la valentía para afrontarla.

No quise vivir muriendo:
y elegí la vida.
Así podré sonreír cuando llegue la muerte,
aunque no la elija…
…porque moriré viviendo.

– Rudyard Kipling –

El filósofo y el barquero. Un cuento universal

Un cuento que he escuchado a mi padre muchas veces en preciosas conversaciones, al ritmo sosegado de la Naturaleza. Mientras él cultiva con mimo su huerto y yo le

CHOPOS

“Chopos”. Yolanda Jiménez

acompaño. A veces me permite que le ayude según sus instrucciones. Animado por la parsimonia de un tiempo único, me cuenta anécdotas, vivencias, inquietudes. Mi interés crece mientras sus ojos brillan y motivado quizá por sus propios recuerdos, me transmite la pasión por vivir, por experimentar. Tanta sabiduría de vida adereza el momento de descanso. Cobijados bajo la sombra de un altivo chopo, charlamos y reímos en el breve estío castellano.  Comprender y aceptar agrandan su significado. Y la plenitud de lo sencillo me colma de un gozo exquisito.


Hoy encontré este mismo cuento, atribuido a los Vedas (Upanishad). Veda significa conocimiento. Existe siempre. No tiene principio ni final. Se hace referencia a ellos como an-anta, sin final, porque es sonido sagrado, sustentador y benéfico. Es sólo para ser experimentado. No puede ser limitado ni comunicado. Por ello es una maravilla, una fase de experiencia personal sin precedente para cada cual.” – Baba – 
FLOR CALABACÍN

“Flor de calabacín”. Yolanda Jiménez

Había una vez un filósofo muy docto que había llegado a dominar todos los Vedas y los Sastras. Un buen día hubo de viajar hacia una aldea vecina. En el camino debía abordar una barca para cruzar un río. Como pasatiempo, comenzó a hacerle preguntas al barquero. “¿Puedes saber la hora consultando un reloj?”, fue una de las primeras. El simple barquero le contestó que no. Ante esta respuesta, el arrogante filósofo se rió despectivamente y le indicó al pobre hombre que el no saber esto era como haber desperdiciado al menos un cuarto de su vida en el río.
La segunda pregunta se refirió a si sabía leer un periódico. Cuando el barquero confesó que era analfabeto, el orgulloso filósofo se burló de él y le dijo que ya llevaba media vida desperdiciada en el río. A continuación le preguntó si sabía cantar alguna canción y, al recibir nuevamente una respuesta negativa, le dijo con desprecio al simple botero que, por así decir, tres cuartas partes de su preciosa vida se las había llevado el río. Entretanto, el cielo había empezado a cubrirse de nubes amenazadoras y comenzó a soplar un fuerte viento. Desatándose una terrible tormenta, el bote comenzó a ser sacudido de uno a otro lado por las olas cada vez más altas. El barquero le preguntó entonces al arrogante filósofo: “¿Sabe nadar, señor? Si no sabe, el total de su vida habrá sido desperdiciado”. El desventurado filósofo no sabía nadar. Toda su pedantería y su erudición no sirvieron para poderlo rescatar en ese momento de necesidad y fue arrastrado por el torrente. El barquero analfabeto, en cambio, que sabía nadar como un pez, cruzó el río y llegó a la orilla a salvo.

 

“¡Oh necio ignorante!¡Canta el nombre de Govinda!¡Tu conocimiento de la gramática no te ayudará en la hora de la muerte!”, dijo el gran santo filósofo Sankara. Todo nuestro conocimiento enciclopédico y nuestra profunda erudición nada podrán hacer para rescatarnos de la certeza de la vida y la muerte.
– Sri Sathya Sai Baba
Lluvias de Verano, VI

Con o sin pareja. Una elección consciente

La cuestión importante de este asunto es saber que el hecho de tener una pareja forma parte de una elección, no de una necesidad. En el momento que surge como una necesidad, aparece la dependencia, el conformismo y la posesión, de tal forma que construimos una relación basada en la desesperación.

¿Es necesario tener pareja?

“A veces confundimos querer estar solos con la necesidad de estar con la persona adecuada” (Francesc Miralles)

Apples

Apples

Tener una relación de pareja que se basa en el respeto mutuo, ofrece muchas satisfacciones,produce un gran bienestar y puede servirnos de gran apoyo. El desarrollo personal es mutuo y ambos adquieren un aprendizaje único y maravilloso.

¿Qué sucede si alguien no tiene pareja o no quiere tenerla?

“Las personas que disfrutan relaciones satisfactorias y estables son seres equilibrados. No andan en busca de alguien que “llene un hueco”. Reconocen su propia valía.” (Andrew Matthews)

Este es un asunto muy personal, ya que muchas personas tienen otras prioridades en la vida que tener pareja, lo cual es muy respetable, y para estas personas tener pareja puede incluso chocar con el estilo de vida que quieren vivir, por eso deciden no tenerla.

Tener pareja es una elección, no es necesario, puesto que depende de lo que cada persona quiera en su vida, se puede vivir perfectamente sin pareja, ya que nuestro valor como personas y satisfacción no depende de tener pareja o no.

Las relaciones de pareja que mantenemos dicen también mucho de nosotros mismos, de nuestras inseguridades, vulnerabilidades y miedos.

En ocasiones, parece que volvemos a repetir el mismo perfil de pareja una y otra vez, aunque nos acabe ocasionando insatisfacción. Esto no ocurre por casualidad, tiene mucho que ver con lo que aún nos queda por aprender para mantener una relación saludable.

¿En qué consiste una relación de pareja saludable?

En muchas ocasiones, nos relacionamos con personas que lejos de sentir una gratificación estando con ellas, nos pueden llenar de amargura e insatisfacción.

La experiencia de vivir el amor en una relación de pareja es un camino de maduración mutua, en el que aprendemos muchas cosas de nosotros mismos; intercambiando gustos, pasiones y placeres. También dificultades, miedos y carencias que corresponden a nuestra apertura interior, con la otra persona con la que hemos decidido unirnos afectivamente. Mostrando así los aspectos más íntimos que no solemos sacar a relucir.

La relación de pareja deja de ser saludable en el momento en el que supone una necesidad,una dependencia emocional; situando nuestro valor en la otra persona. Esta forma de vincularse puede resultar muy perjudicial.

Con pareja o sin pareja, lo más importante es quererse ante todo a uno mismo, valorarse y respetarse. De esta forma, queriendo tener pareja o no, podremos vincularnos afectivamente con los demás de manera satisfactoria; siendo éstos los pilares básicos para mantener una relación sana.

Al fin y al cabo, el objetivo de mantener vínculos afectivos con las demás personas es el desentirnos bien. No obstante, resulta fundamental distinguir entre la necesidad de obtener ese bienestar por medio de alguien o de compartirlo.

Dibujo de: Yolanda Jiménez

Dibujo de: Yolanda Jiménez

La relación sana supone aceptación, para compartir lo que somos con la otra persona en un espacio común, que

también nos permita el derecho de disfrutar de nuestro propio espacio.

 

¿Por qué se tiene la idea de que es necesario tener pareja?

Lo más común en la sociedad en la que vivimos es tener pareja, o al menos eso es lo que nos han hecho creer; lo vemos a través de los medios de comunicación, de la literatura y en nuestra educación.

Seguro que recordarás a más de un familiar preguntándote – ¿para cuándo te vas a echar novio/a? -, ya desde la más tierna infancia. Buscar pareja se puede llegar a vivir como algo obligado, haciéndonos sentir mal el hecho de no tener pareja.

Esta idea también ha sido introducida a través de películas y cuentos; en los que se le da una gran importancia al amor romántico, los príncipes y princesas, la existencia de la media naranja y al hecho significativo de que es preciso sufrir por amor. Todo ello mitos extendidos que aparecen en nuestras mentes como: “Deberías tener una pareja para ser feliz”.

Los matrimonios y la pareja se han consolidado en nuestra cultura como un núcleo fundamental en la organización de nuestras comunidades. Sin embargo, son muchas las personas que deciden no tener pareja, puede ser durante un tiempo determinado o puede ser para el resto de sus vidas.

 

“Saber situar el amor en nuestra vida y saber situarnos en el amor requiere un trabajo de crecimiento personal para no confundir el amor con otras cosas: la posesión, la presión, la anulación, etc. Desarrollar en el día a día el arte de amar es entender el amor como un arte: el arte de compartir, de la armonía, de la creación.” (Fina Sanz)

 

lamenteesmaravillosa.com

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes