Intoxicación emocional

Sentirse vulnerable, enfadarse con facilidad  o sentir cada cierto tiempo la necesidad de marcharme y dejarlo todo. Pasar del interés a la indiferencia en una milésima de segundo, apetencia de llevar a cabo un proyecto y luego sentir que  aburre soberanamente.

Vivir en una montaña rusa constante, la risa y el llanto acompañan y  desestabilizan en los momentos más inesperados. Cuesta un gran esfuerzo separar las preocupaciones presentes y pasadas y reina la inseguridad  

Reaccionar con frecuencia de forma desproporcionada y no conseguir exponer con claridad  pensamientos y emociones. Y esto se traduce en   problemas.  Además, t no me sentirse a gusto con nada ni con nadie o ahogarse. Sentir una profunda necesidad de tener a alguien que nos lleve de la mano…  

 

¿Te identificas a ti o a alguien de tu entorno en estas palabras? Este podría ser perfectamente el discurso de una persona bajo los efectos de la intoxicación emocional.Muchos de nosotros comprendemos cuáles son los efectos de una intoxicación por alcohol, nos parece claro que las percepciones se alteren, que la capacidad de reacción se deteriore, que el pulso cardíaco se ralentice…

 

Pero, ¿somos capaces de interpretar la intoxicación emocional?

ESPIRAL

Si estás pasando o has pasado por momentos de gran carga emocional es probable que estés intoxicado. Las causas son diversas  puesto que somos seres emocionales en nuestra totalidad pero, en cualquier caso, la intoxicación emocional es la consecuencia de no otorgarnos un tiempo diario para cultivar nuestro interior.

 

1-Tus percepciones se alteran

Estás mirando el mundo con las gafas de las emociones, no atiendes a razones y no te escuchas ni a ti ni a los demás. Al fin y al cabo puede que hacerlo te parezca una pérdida de tiempo, aunque no hay nada más lejos de la realidad.

Esto puede ocasionar nerviosismo e impaciencia ante reacciones emociones inesperadas que están fuera de nuestro control, ya que no sabemos cómo manejar lo que venga a continuación.1 sintomas

 

2-Tus inseguridades afloran

 

Tus inseguridades afloran y dirigen tu vida. Te has vuelto más reactivo y te pones a la defensiva con frecuencia. Tu autoestima está completamente mermada y te sientes vulnerable ante cualquier acontecimiento.

Tus fuerzas flaquean y tus emociones te están impidiendo que veas con claridad lo que vales y lo que eres capaz de hacer. Esto fomenta el desarrollo de tu dependencia emocional, hasta tal punto que a veces llegas a pensar que no puedes hacer nada por ti mismo.

 

3-El bloqueo emocional te impide avanzar

Dar pase libre a nuestras reacciones emocionales sin pasarles un filtro mental limita nuestra capacidad de comunicación y de avance. Es frecuente que nos encontremos con situaciones a las que no sabemos responder como consecuencia de nuestro intoxicación.

Digamos que estar emocionalmente intoxicado te impide pensar antes de hablar y tomar perspectiva  sobre lo que acontece.

Debes tener siempre la cabeza fría, caliente el corazón y larga la mano, dijo Confucio. Una reacción en caliente hace que nos controlen nuestras emociones y estallen nuestros impulsos, por lo que no seremos nosotros mismos si actuamos en ese momento.

 

 

4-El vértigo emocional te impide dejar ir lo que no te hace bien

Al “temor a soltar” yo lo definiría como vértigo emocional; este no es más que el miedo en estado puro, el miedo a enfrentarnos con el vacío que la pérdida genera. Es el miedo al duelo por la pérdida de nuestro amor por el sacrificio y de nuestra debilidad por el masoquismo.

Te sientes irritable si te sales del guión que has preestablecido para tu vida y sientes que, si te desvías provocarás una hecatombe que desequilibrará por completo tu vida. No te sientes capacitado para seguir con tu vida si abandonas esos hábitos o personas que permanecen a tu lado pero, aún así, sabes que algo en relación a ellos no va bien.

4 sint

 

5- La pereza mental rige tu vida y tu capacidad de esfuerzo

Es probable que, si estás intoxicado, sientas que no has escuchado lo que otros te están diciendo y que no solo tu atención, sino tu memoria, han sido selectivas en exceso.

Esto se agrava si te encuentras en la encrucijada de una discusión, pues empiezas a retorcer las palabras escuchadas y a sacar tus propias conclusiones de acuerdo a tus frustaciones y problemas.

No es que no quieras hacerlo de forma adecuada, sino que te supone un tremendo esfuerzo mental tomar diferentes perspectivas sobre cualquier cuestión y estar al tanto de todo. Y no, no tienes la energía necesaria para enfrentar estos retos cotidianos, no te sientes fuerzas para hacerlo.

 

¿Cómo actuar ante la intoxicación emocional?

Dibujo: Juan Peláez

Dibujo: Juan Peláez

Tenemos que entender que cuando estamos bajo la influencia de nuestras emociones e inseguridades  nos deterioramos enormemente. No estamos interpretando las cosas con precisión y somos muy propensos a decir o hacer cosas que podemos lamentar más adelante

Ante estos problemas, lo importante es que seamos conscientes de que estamos borrachos de emociones y que debemos de darnos tiempo para depurarlas y aceptarlas.

Si aprendemos a identificar estos cinco síntomas con rapidez, nos daremos cuenta a tiempo de nuestro estado de embriaguez, permitiéndonos una retirada a tiempo que resultará ser extraordinariamente ventajosa en nuestro balance vital.

 

lamenteesmaravillosa.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: