La diosa interior

Toda mujer debería tomar consciencia de su naturaleza divina. En su cuerpo guarda el secreto de la conexión con el origen de la vida.

Aquella mujer que quisiera introducirse en el antiguo arte amatorio oriental, debería tomar cabal consciencia de su naturaleza divina. Todas las mujeres guardan en su cuerpo el secreto de la conexión con el origen de la vida, con la fuente de toda creación. Desde la perspectiva del Tao, su útero funge como una especie de “antena dimensional”. Cuando una mujer se exalta sexualmente, se abre en su cuerpo una conexión directa con la dimensión donde se encuentran las almas antes de nacer. Ese plano existencial que Platón llamaba el Topus Uranus en su famosa alegoría de la caverna y que podemos traducir como “Cielo Superior” es el lugar de donde llegan las almas al mundo material. Curiosamente los chinos lo llaman “El Cielo Anterior”, Xian Tian, el plano de lo no nacido aún.

MUJER Y ROSAS

La mujer construye su identidad y autoestima en función de la relación que tuvo con su padre. Es su primer contacto en este mundo con la energía yang: con lo masculino, lo solar, lo tangible, la energía expansiva, etc. Sin embargo, independientemente de su historia personal, la mujer es un ser mágico, el canal de unir el plano físico con el plano espiritual.

Solo liberándose de sus creencias limitantes y condicionamientos sociales restrictivos y culposos, se podrá abrir a la posibilidad de entrar en contacto con su propio ser, con su parte divina, y asumirse como una sacerdotisa capaz de “volar en éxtasis” y llevar en su vuelo a su pareja, cuando ésta se deja guiar en esta experiencia mística-sexual.

Según investigaciones recientes sobre el orgasmo femenino, la gran mayoría de las mujeres (y muchos hombres tampoco), no conocen las tres zonas erógenas primarias femeninas (clítoris, cuello de la matriz y punto “G”), ni la manera de estimularlas eficientemente, el “ESE” (Estímulo Sexual Efectivo).

Las mujeres tienen el potencial de obtener orgasmos simultáneos por estimulación de las diferentes zonas erógenas primarias. Si se dieran la posibilidad de comenzar a explorar su propio potencial erótico en plenitud, podrán sumergirse en estados donde el placer genital se convierte en un estado de gracia mística.

 

http://www.animalespiritual.com

Jerónimo García Zenteno. Sexólogo, Educador y Senior Instructor en sexualidad taoista.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: