Liberarse de las relaciones

El miedo a que alguna vez nos falte comida, vestido o compañía está presente en muchos de nosotros.

Impulsivamente comemos sin tener hambre, compramos ropa que no nos cabe en el armario y nos enredamos en relaciones sociales que no podemos atender para no sentirnos solos.

A veces nos ponemos a dieta (por salud, por estética, por sentirnos mejor con nosotros mismos), a veces vaciamos el armario (no cabe nada, nos mudamos, lo compartimos con alguien que aparece en nuestras vidas) pero pocas veces soltamos relaciones, incluso cuando nos generan dolor o ansiedad.

Igual como nos liberamos de los kilos y la ropa vieja, es emocionalmente saludable liberarse de relaciones que en el momento presente ya no nos aportan bienestar… ¿cómo podemos saber que personas, HOY, tienen poco peso en nuestra vida?

 

MANO LIBERTAD

 

Algunas personas encarnan el recuerdo de un tiempo pasado y feliz, al que nos apegamos o quisiéramos regresar.

No tenemos más en común que ese pasado, si hoy las encontráramos quizás solo cambiaríamos un saludo. Siéntete feliz de haber vivido ese momento y disfruta de nuevos momentos felices con las personas que ahora mismo te son afines.

Nos sentimos en deuda con otras y las mantenemos cerca esperando la ocasión de devolver lo recibido.
Nos han enseñado a reir, a llorar, a abrazar, a pensar, a no pensar tanto, a disfrutar de una nueva afición, de nuevas lecturas, música o imágenes,… quizás nos ofrecieron un trabajo, nos apoyaron en una circunstancia difícil, nos animaron a emprender nuestro camino. Encontrar amigos así es un regalo de la vida y los regalos no se devuelven ni se deben, simplemente se aceptan o no se aceptan,… sentirse agradecido con estas personas y hacer lo mismo por otros es la mejor manera de sentirnos en paz y felices por la suerte que tuvimos al conocerlas.

Hay personas que siempre estuvieron allí y forman parte de tu paisaje, de lo conocido y confortable.

Amigos de amigos, familiares lejanos, compañeros de primaria,… no sabemos muy bien como llegaron a nuestras vidas, no los recordamos por nada en especial, nunca hemos tenido grandes conversaciones con ellos ni compartido un día memorable. Están y no sabemos quienes son, ni ellos quienes somos nosotros.

Vivir más despacio nos lleva a menudo a rebajar la cantidad de actividad social en la que nos vemos inmersos; es el momento de reducir nuestro círculo social a una dimensión que podamos atender, formado por personas que AQUÍ Y AHORA sumen con su presencia. Debemos aprender a despedirnos, a agradecer las experiencias vividas, a dar permiso a nuestros viejos amigos para irse y encontrar nuevas amistades que les hagan crecer también a ellos.

 

Las personas llegan a tu vida por una razón, para una estación o para toda la vida. Cuando entiendes para que están aquí, sabes como relacionarte con ellas.

MUJER VOLANDO

Cuando alguien llega a ti por una RAZÓN, suele ser para completar una necesidad que has expresado.
Llegan para ayudarte a superar una dificultad, para aconsejarte y apoyarte, para ayudarte física, emocional o espiritualmente. Puede parecer que el cielo los envía, y lo hace; están allí por la razón por la que los necesitas.

De repente, sin motivo aparente, esa persona hace o dice algo que lleva la relación a su fin. A veces muere. A veces se va. A veces crea un conflicto que te fuerza a mantenerte firme en una postura. Debemos entender que nuestra necesidad ha sido cubierta, nuestro deseo cumplido y su trabajo realizado. Nuestra plegaria ha sido atendida y tenemos que seguir caminando.

Algunas personas llegan a tu vida durante una ESTACIÓN, es el momento de compartir, crecer y aprender. Te dan paz o te hacen reír. Quizás te muestren algo que nunca hiciste. A menudo traen consigo grandes dosis de felicidad. Disfrútalo, es real… pero solo durante una estación.

Las relaciones que nos acompañan TODA LA VIDA nos enseñan lecciones vitales; cosas en las que basarnos para poder tener sólidos cimientos emocionales. Tu responsabilidad es aceptar la lección, amar a esa persona y aplicar tus aprendizajes a tus otras relaciones y áreas de la vida.

 

http://www.sloyu.com

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Entre y Salga
    Feb 10, 2015 @ 11:00:19

    Es verdad, a veces cuesta entenderlo pero es así. Saludos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: