Las parejas de la nueva vibración

Nuevas ideas, nuevas perspectivas marcan el nacimiento de un nuevo sentido en las relaciones de pareja. Actualmente hay muchas rupturas por vibraciones distintas entre ambas partes, problemas personales, etc. También ahora ocurre que hay quien despierta a la realidad actual y deja de aguantar con las situaciones que llevan arrastrando desde hace tiempo. VIENTO SOPLA Las nuevas parejas conectadas a la nueva vibración, son parejas muy especiales con una consciencia de luz y amor, y conscientes de la renovación cada día de su conquista-enamoramiento a la pareja, siendo así cada día una nueva experiencia llena de ilusión, felicidad, amor y consciencia. Parejas conectadas álmicamente, luego la atracción predominante no es física ni pasional, sino espiritual, y por lo tanto la atracción y felicidad es muy duradera. Una pareja más holística, que comparten físicamente, sentimentalmente, intelectualmente y además espiritualmente, siendo ésta última la cualidad más destacada e importante. Este nuevo enfoque del amor es una vía para crecer, evolucionar, expandir la conciencia y alcanzar la divinidad a través de esta experiencia. Hay que saber estar con uno mismo, pero sin sentir soledad, sino todo lo contrario, sintiéndote feliz por dedicarte tiempo, conectando con tu interior, con tu paz, autodescubriéndote. Es elegir cada día estar contigo. Mientras tanto y hasta que llegue a ti la persona que te corresponde, debes de trabajarte personalmente para elevar tu vibración y así el universo te pondrá a esa persona delante de ti, incluso puede que esa persona ya haya pasado antes por tu vida pero que no la hayas visto con la claridad de ahora, y es porque este es el momento y porque te has dado el tiempo suficiente. Sin embargo si durante este tiempo de espera te entretienes con pequeñas distracciones, vas de acá para allá hasta que llegue el gran amor, pues al estar tu sistema de información ocupado energéticamente por alguien, aunque sea algo esporádico, pues la llegada de ese gran amor se retrasa, y si son muchas veces las que haces esto, puede que ese gran amor no llegue jamás. Lo mismo ocurre si esa persona ya está en tu vida pero no terminas de sentirla o tenerlo claro, pues esto muchas veces se da porque el sistema informático de la persona está saturado o con una información de baja vibración o desfasada y que no se ajusta a la actual. Incluso estas pequeñas distracciones el universo lo interpreta como que has bajado el listón de ese gran amor a conformarte con menos, lo que te traerá cada vez personas de menor vibración y que también hará bajar la tuya, es como un bloqueo que te haces tu mismo al dejarte llevar por las pasiones o falsa felicidad, y digo falsa porque al no partir del corazón tiene los días contados. Antes los vínculos de pareja eran por necesidad, y ahora son vínculos para complementar y compartir. Antes eran seres incompletos y se movían desde la carencia, y ahora son completos y por eso pueden compartir. NO TEMO PERDERTE   Primero debe de ser feliz uno mismo, para después poder compartir. Las nuevas parejas están unidas, pero sin perder la libertad. Dos seres completamente entregados viviendo el amor y que unen sus almas en armonía, plenitud, pasión, sencillez, dulzura, y admiración, sin importarles los demás, sin bloqueos, ni trabas, etc.   Un amor libre, sin tener que guardar las formas ni normas establecidas, un amor libre actuando espontáneamente como los niños. Cuando dos almas se encuentran, este puede considerarse un momento sagrado, y es vivir el tiempo en el no tiempo, en el que cada día aparece de forma natural y espontánea la reconquista de la pareja, disfrutando así de una relación y una vida plena.   Fuente: Angel Pavón.

Sexo: 7 documentales interesantes

 

Sexo. Por más que lo quieras disfrazar de mil maneras, por más que en mayor o en menor medida los intentes disimular y más allá de cuántos tabúes se te figuren al momento de enfrentarte apenas a estas cuatro letras, sabes muy bien que te interesa profundamente.

Quieres saber al respecto, quieres entender, aprender más y transitar cuanto puedas su escabroso camino. ¿Y sabes qué? Está perfecto. Disfruta de estos 7 documentales sobre sexo, no tienen desperdicio:

 

7. El cerebro tiene sexo, todos fuimos mujeres

 

“Nadie puede entender a las mujeres o las mujeres son imposibles de entender”, son dos proclamas que muchas veces he escuchado a algunas de las personas más estúpidas que he conocido en mi vida. Todos, absolutamente todos nosotros fuimos una mujer en un momento. Tú eres mujer o lo fuiste. Entonces, ¿qué procesos neuronales, morfológicos y genéticos nos han diferenciado? Este documental profundiza la temática de forma excelente.

6. La ciencia del sex appeal y la atracción sexual

 

 

En este documental se busca determinar, desde las ciencias, qué es lo que determina el atractivo, el deseo y el apetito sexual. ¿Será nada más una cuestión de gustos personales? ¿De simple atractivo o apariencia? ¿Fetiches? ¿O será que acaso existen factores e imperativos biológicos que entran en juego?

5. Extraños rituales: más allá del sexo (Género)

 

 

Documental que aborda la compleja temática del género e intenta transitar la delgada línea que “delimita” lo masculino de lo femenino, desde la reflexión y el pensamiento. Se analizan los distintos factores ajenos a la sexualidad que entran en juego, especialmente los que a prejuicios, estereotipos y costumbres refieren.

4. La ciencia de los sexos: ¿cuántos sexos hay?

 

La consigna de este documental es perfectamente clara. ¿Qué sabemos realmente sobre los sexos que existen? ¿Qué los determinan? ¿Por qué sólo predominan dos tipos?

3. La evolución del sexo y su importancia

 

 

Sin el sexo, no habría nada, nada de nada. Su función es más que lógica y su importancia para la existencia misma de lo que conocemos, también. El sexo lo es todo y este documental realiza interesantes observaciones sobre todo esto, con especial hincapié en el papel que ha jugado en la evolución.

2. En busca de una explicación científica para la homosexualidad

 

 

Este es un tema que ya hemos abordado en profundidad anteriormente (ver: 5 mitos sobre la homosexualidad derrumbados científicamente). Se ha comprobado que ciertos fenómenos genéticos están implicados en la cuestión. Este breve documental intenta encontrar unaexplicación científica para la homosexualidad.

1. El sexo y el amor no tienen nada que ver, la monogamia no es parte de la naturaleza

 

 

El ideal romántico de que el amor y el acto sexual están estrechamente relacionados, no es más que eso, un simple ideal, un concepto justamente de la escuela del romanticismo, una construcción social, moral e insensata creada por el capricho del hombre, y nótese lo que este “hombre” significa, pues no es lo mismo que Hombre. Toda la cuestión se analiza en el documental superior … Sobre lo recién mencionado: seamos sinceros, esto no ocurre en la naturaleza, ni es parte de nuestros instintos ni de nuestras necesidades físicas, psíquicas o biológicas. Es una hipocresía. La hipocresía de años y años de obediencia, construcciones de una sociedad dedicada a engendrar individuos posesivos y egoístas, a fabricar productos en serie que otros puedan poseer y a los que otros le puedan pertenecer.

De lo contrario y si no podemos fundamentarlo realmente, somos unos hipócritas, a menos que, nunca, pero nunca jamás hayas tenido una fantasía, siquiera imaginado como sería un acercamiento a otra persona que no fuera tu pareja o hayas apreciado la belleza estética de cualquier otro individuo…

 

curiosidadesbatanga.com

La envidia

 

Es habitual que sintamos admiración por las personas que han logrado grandes cosas. Al verlas nos alegramos por ellas y sentimos momentaneamente su gloria como si fuera nuestra … nos hace sentir bien.

Pero también existen personas que en vez de admiración sienten envidia por las personas que destacan. Las critican en un intento de bajar la importancia de la persona destacada y creendo así subir su propia importancia. En realidad es una declaración de inferioridad.

 

Decía Jorge Luis Borges:  ” el tema de la envidia es muy español. Para decir que algo es bueno dicen: Es envidiable

 

Desde esta página os invito a una reflexión: Pararse y tomar conciencia de lo que estamos sintiendo, de la gestión que hacemos de nuestras emociones, de lo que construimos con nuestros pensamientos, con nuestros deseos, con nuestras acciones Y quizá nos acerquemos un pasito más hacia el crecimiento interior, hacia la luz…

 

 

La luciérnaga y el serpiente

Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir con locura a una bella luciérnaga.

El insecto iluminado huía con mucha velocidad de la feroz depredadora, pero la serpiente no pensaba desistir. Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada. En el tercer día, sin fuerzas, la luciérnaga paró y dijo a la serpiente:

HOY ELIJO

– ¿Puedo hacerte unas preguntas?

– No acostumbro dar éste precedente a nadie ..
– .. pero como te voy a devorar, puedes preguntar.
– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
– No
– ¿Yo te hice algún mal?
– No
– Entonces, ¿Porque quieres acabar conmigo?
– Porque no soporto verte brillar.

 

 

El prodigio del cuerpo

 

El cuerpo es un milagro. Es extraordinariamente hermoso, extraordinariamente complejo. No hay otra cosa tan compleja, tan sutil como el cuerpo. No sabes nada de él. Solo lo has mirado en el espejo. Nunca lo has mirado hacia el interior; te darías cuenta de que es un universo en sí mismo. Eso es lo que los místicos han estado diciendo siempre: el cuerpo es un universo en miniatura.
Si lo ves desde el interior es tan vasto: millones y millones de células, y cada una de ellas vivas en sí mismas, cada célula funcionando de una manera tan inteligente que casi parece increíble, imposible, inconcebible.

El cuerpo es un milagro. Es extraordinariamente hermoso, extraordinariamente complejo. No hay otra cosa tan compleja, tan sutil como el cuerpo. No sabes nada de él. Solo lo has mirado en el espejo. Nunca lo has mirado hacia el interior; te darías cuenta de que es un universo en sí mismo. Eso es lo que los místicos han estado diciendo siempre: el cuerpo es un universo en miniatura. Si lo ves desde el interior es tan vasto: millones y millones de células, y cada una de ellas vivas en sí mismas, cada célula funcionando de una manera tan inteligente que casi parece increíble, imposible, inconcebible. Comes y el cuerpo transforma la comida en sangre, huesos, médula. Comes y el cuerpo transforma la comida en conciencia, pensamiento. Un milagro está sucediendo a cada momento. Cada célula funciona tan sistemáticamente, de una manera tan ordenada, con tal disciplina interior, que casi parece imposible: millones de células. Setenta millones de células existen dentro de tu cuerpo, setenta millones de almas. Cada célula tiene su propia alma. ¡Y cómo funcionan! Con qué coherencia funcionan, con qué ritmo y armonía. Y las mismas células se convierten en tus ojos, y las mismas células se convierten en tu piel, y las mismas células se convierten en tu hígado, y en tu corazón, y en tu médula, y en tu mente y en tu cerebro. Las mismas células se especializan, entonces se convierten en células especializadas, pero son las mismas células. Y cómo se mueven y cómo trabajan, sutil y silenciosamente. Penetra en el cuerpo, penetra en el fondo de su misterio. Porque son tus raíces. El cuerpo es tu tierra; tú estás enraizado en el cuerpo. Tu conciencia es como un árbol en el cuerpo. Tus pensamientos son como frutos. Tus meditaciones son como flores. Pero tú estás enraizado en el cuerpo, él te apoya. El cuerpo apoya todo lo que estás haciendo. Amas y el cuerpo te apoya. Odias y el cuerpo te apoya... Quieres matar a alguien y el cuerpo te apoya. Quieres proteger a alguien y el cuerpo te apoya. En la compasión, en el amor, en la ira, en el odio, en cada momento, el cuerpo te apoya. Estás enraizado en el cuerpo, te estás nutriendo del cuerpo. Incluso cuando empiezas a darte cuenta de quién eres, el cuerpo te apoya. Es tu amigo, no es tu enemigo. Escucha su lenguaje, descodifícalo, y poco a poco, según penetres en el libro del cuerpo y pases sus páginas, llegarás a darte cuenta de todo el misterio de la vida. - Osho


Comes y el cuerpo transforma la comida en sangre, huesos, médula. Comes y el cuerpo transforma la comida en conciencia, pensamiento. Un milagro está sucediendo a cada momento. Cada célula funciona tan sistemáticamente, de una manera tan ordenada, con tal disciplina interior, que casi parece imposible: millones de células. Setenta millones de células existen dentro de tu cuerpo, setenta millones de almas. Cada célula tiene su propia alma. ¡Y cómo funcionan! Con qué coherencia funcionan, con qué ritmo y armonía. Y las mismas células se convierten en tus ojos, y las mismas células se convierten en tu piel, y las mismas células se convierten en tu hígado, y en tu corazón, y en tu médula, y en tu mente y en tu cerebro. Las mismas células se especializan, entonces se convierten en células especializadas, pero son las mismas células. Y cómo se mueven y cómo trabajan, sutil y silenciosamente.
Penetra en el cuerpo, penetra en el fondo de su misterio. Porque son tus raíces. El cuerpo es tu tierra; tú estás enraizado en el cuerpo. Tu conciencia es como un árbol en el cuerpo. Tus pensamientos son como frutos. Tus meditaciones son como flores. Pero tú estás enraizado en el cuerpo, él te apoya. El cuerpo apoya todo lo que estás haciendo. Amas y el cuerpo te apoya. Odias y el cuerpo te apoya… Quieres matar a alguien y el cuerpo te apoya. Quieres proteger a alguien y el cuerpo te apoya. En la compasión, en el amor, en la ira, en el odio, en cada momento, el cuerpo te apoya. Estás enraizado en el cuerpo, te estás nutriendo del cuerpo. Incluso cuando empiezas a darte cuenta de quién eres, el cuerpo te apoya.
Es tu amigo, no es tu enemigo. Escucha su lenguaje, descodifícalo, y poco a poco, según penetres en el libro del cuerpo y pases sus páginas, llegarás a darte cuenta de todo el misterio de la vida.
– Osho –

Einstein y el amor

 

El Amor es la frecuencia de DIOS. (Albert Einstein)
AMOR (e=mc2)

 

Hay una energía extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal.El Amor es la frecuencia de DIOS. (Albert Einstein)
AMOR (e=mc2)

Hay una energia extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal.

Es una energia que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros.

Esta energía universal es el AMOR.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las energías.

El Amor es Vibración, y afecta a quien lo da y lo recibe.

El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras.

El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo.

El Amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere.

El Amor es Dios, y Dios es Amor.

El Amor es la frecuencia de DIOS.

Esta energía lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida.

Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Albert Einstein

Es una energia que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros.

Esta energía universal es el AMOR.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las energías.

El Amor es Vibración, y afecta a quien lo da y lo recibe.

El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras.

El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo.

El Amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere.

El Amor es Dios, y Dios es Amor.

El Amor es la frecuencia de DIOS.

Esta energía lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida.

Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Albert Einstein

El cielo en la tierra. No tienes que hacer nada.

Juan Peláez Gómez

Fuente: Extracto elaborado por Emilio Carrillo del capítulo 2 de “El Libro de la Nada”, de Osho
Cuando no se entiende el significado
profundo de las cosas,
se perturba en vano la paz esencial de la mente.
El Camino es perfecto, como el espacio infinito
donde nada falta y nada sobra.
De hecho, es debido a nuestra elección
de aceptar o rechazar que no vemos
la verdadera naturaleza de las cosas.
No vivas en los enredos de las cosas externas
ni en los sentimientos internos de vacío.
Mantente sereno, sin hacer esfuerzos,
en la unidad de las cosas,
y tales falsos conceptos desaparecerán por sí solos.
Cuando tratas de parar la actividad
para alcanzar la pasividad,
el propio esfuerzo te llena de actividad.
Mientras estés en un extremo o en el otro,
nunca conocerás la Unidad.
Aquellos que no viven en el Camino único
fracasan en ambas: actividad y pasividad,
afirmación…

Ver la entrada original 2.948 palabras más

Literatura y cambio social

“La Palabra Itinerante” es un colectivo de agitación y expresión, una plataforma de acción artística y literaria, y una comunidad. El colectivo se puso en marcha en Andalucía La Baja en el año 1992. Está formado por escritores y artistas con percepciones éticas y estéticas comunes. Su seña de identidad es participar en prácticas sociales concretas que acercan el arte a las gentes y lo ofrecen como herramienta para ayudarnos a vivir mejor. Las acciones y las iniciativas que promueve La Palabra Itinerante han llegado a países como Rusia, Marruecos y Macedonia. Por Rosae Martín.

 

El colectivo “La Palabra Itinerante” potencia el cambio social a través de la literatura

 

 

 

 

 

“Seguir la corriente, sumar ruido al ruido, incluirse en la tramoya, en la farsa, en el escaparate de los discursos huecos, vanos, innecesarios, narcisistas, es cómodo, es fácil, es cobarde, es injusto, y es una pena”.Así comienza uno de los dos los textos que La Palabra Itinerante recoge en su página Web, titulado: “Una manera de mirar pájaros en vuelo: Una aproximación a la poesía en resistencia “.

“Compartir la creación”

El colectivo ha llevado ya la literatura a espacios tan diversos como las cárceles, las bibliotecas, las universidades, las escuelas o los barrios marginales, entre otros.

La literatura se convierte para la red andaluza en una herramienta que permite pensar y re-pensar el mundo en lugares donde se carece de esos espacios y tiempos. Así, compartir espacios de lectura se convierte en una vía de enseñanza literaria para conseguir que la gente participe de la transformación de esos espacios, y por extensión de sus comunidades.

Otra manera que tiene esta red andaluza de compartir las creaciones literarias o artísticas es utilizar los recursos de los que dispone el colectivo, para hacer llegar los textos de manera más efectiva a la gente. Un buen ejemplo de ello es la importancia que otorga La Palabra Itinerante a  los contextos locales, y a los movimientos sociales con los que puede colaborar por afinidad.

Las iniciativas y acciones que desarrolla la red andaluza van desde las creaciones poéticas, literarias y artísticas colectivas como lecturas públicas, conciertos, obras escénicas a la coordinación y realización de actividades pedagógicas allí donde más se necesita.

Logo del colectivo La Palabra Itinerante. Fuente: Miguel Brieva.

El poeta y escritor David Eloy Rodríguez, miembro del colectivo La Palabra Itinerante, habla de su trayectoria como poeta y escritor y  desvela algunos de sus “versos”  preferidos y maneras de entender su profesión, el colectivo y, en resumen, la vida a través de la creación literaria y artística:De Licenciado en Comunicación Audiovisual y de estudiar Antropología a ser “un poeta de la resistencia”. ¿Cómo encaja todo esto en una misma pieza?

¿Quién sabe? La vida, y sus caminos misteriosos. Me interesa el cine, me interesa la diversidad cultural, la pluralidad humana, su apasionante complejidad, me gusta aprender, y los pasos me fueron trayendo hasta aquí, a la literatura, a las escrituras… Quizás, finalmente, no sean todas estas disciplinas del pensamiento y del arte sino formas diversas de narrativa, formas de contar, de contarnos. Los escritores, los poetas, cuentan y cantan el mundo, los mundos, y creo que toda formación es poca para conocer más y mejor el mundo, los mundos. Desde la pasión por saber podemos acercarnos a la realidad (y a lo real) con mayor justicia.

¿Las palabras son un “arma pacífica” con las que se puede luchar?

Las palabras están ahí ya, el mundo está hecho con palabras. Pero otro mundo, otros mundos, son posibles.

Las palabras no sólo dicen, sino que también hacen: curan y matan, casan o separan, nos ayudan a ver o nos hacen más ciegos. Podemos intentar que nuestras palabras ayuden a ver, a comprender, a unir, a curar, podemos ayudar a detectar las palabras huecas o mentirosas. Podemos pensar las palabras, decir, para empezar, que importan. Podemos hacer porque nuestras palabras estén vivas y traten de expresar con hondura y verdad.  Podemos tratar de construir otra memoria de lo sucedido que no sea la de los que la dictan, y otro mundo desde ahora, en palabras que nos hagan comprender mejor y nos inviten a la acción.

Me acuerdo aquí de Ingeborg Bachmann: “No hay posibilidad de un mundo nuevo sin un lenguaje nuevo”. Me acuerdo de Juan de Mairena: “¿De qué sirve la libre emisión de un pensamiento esclavo?”. Me acuerdo de Antonio Porchia: “No ves el río de llanto porque le falta una lágrima tuya”.

¿Cuáles son sus versos propios preferidos? ¿Podría citarlos aquí?  

El verso exacto, el preferido, es el que buscábamos y se quedó en la punta de la lengua, enredado, distraído. Pero así logramos, qué extraña casualidad, decir otra cosa que daba cuenta del mundo con una aproximación singular, matizada y compleja y precisa, hospitalaria, no exenta de imaginación, cómo decirlo, de puertas abiertas… ¡Ese sí que era un verso pleno, cierto, inspirador! Pero ese verso lo he olvidado: nunca consigo acordarme de él.

¿Cuándo y por qué se unió al colectivo La Palabra Itinerante? 

El colectivo La Palabra Itinerante es una red de gentes a las que nos une la pasión por la vida y por las artes, que amamos nuestras dedicaciones, y que desde hace muchos años compartimos investigaciones y aprendizajes, proyectos creativos, aventuras vitales, amistad.

Pensar y hacer juntos, creemos, es interesante y divertido. Y así vamos andando el camino. De pronto tres de nosotros escriben, imaginando y escribiendo juntos, libros para niñas y niños; cinco hacen posible una obra escénica multidisciplinar; otros dos, sumando sus saberes, imparten un taller de poesía especializado; otros tres realizan videocreaciones en común entremezclando poesía e ilustración en movimiento; otros hacen canciones y graban un disco; otros se ponen de acuerdo y proponen y organizan un encuentro que permita intervenciones de propuestas artísticas que nos gustan mucho y queremos compartir, y así.

Libremente asociados, cuando apetece, para lo que apetece, sin reglamentos, reflexionando, cuestionando, jugando y aprendiendo juntos. Y todo ello en paralelo a la obra de cada cual, a lo que cada cual va por su cuenta desarrollando, a los trabajos que cada cual publica con su nombre.

¿Con qué tipo de público es con el que sintonizáis más?

El público es un animal fabuloso. Quiero decir: no estoy seguro de que exista. Hay, eso sí, gentes ahí enfrente en mil actos comunicativos, cada cual una nueva aventura. Ahí están. Mirándonos. Son muy peculiares, igual que lo que miran. ¿Qué pasará? Por saber qué pasará, por responder a esta pregunta, vamos de acá para allá, convertidos en palabras, en canciones, en libros, en actos escénicos, en imágenes…

El acto comunicativo (sea en registro, a través de un cedé o de un libro, sea presencial, en los actos de encuentro) es central en nuestras tareas. Y es una maravilla, cosa que nos encanta y que agradecemos profundamente, que haya no pocas gentes, ahí enfrente, ahí al lado, queriendo escuchar, queriendo dialogar con nuestra creación, queriendo hacer el viaje con nosotros. Los poemas, por poner un ejemplo, quieren decir de veras, hacer, incidir en el mundo, quieren acontecer.  Por eso seguimos, porque nos preguntamos: y ahora, ¿qué pasará? ¿Logrará este poema por venir su imposible cometido?

¿Qué le sugiere aquel “arte por el arte” de las vanguardias?

Poca cosa. Creo que es un eslogan desafortunado, tautológico con intenciones reductoras, que dice, pues, pobre y tendenciosamente. La expresión, pues, no facilita la comprensión… Sobre el concepto al que acaso hace referencia, creo que toda obra de arte es una mirada sobre el mundo, una elaboración de un mundo. La huella social, política, en la forma de mirar, de pensar, de hacer, del artista, en la obra y en el artista mismo, es innegable. No hay algo así como el arte desentendido, abstracto, en las nubes, pues esa actitud es también una mirada sobre lo real y una forma de elaborar realidades, una actitud social, política.

Las vanguardias, por cierto, fueron exploraciones gloriosas.  Y en las vanguardias muchas personas pusieron en juego su vida y su arte de una manera extraordinaria y peligrosa, con mucha generosidad y talento en no pocas ocasiones. Las vanguardias no cesan. Pero la palabra “vanguardia” tampoco es una palabra fácil de definir, no siempre resulta fácil ponernos de acuerdo en saber a qué nos referimos cuando la nombramos.

En vuestra presentación en la Web incluís esta frase de Foucault: Crear y recrear, transformar la situación, participar activamente en el proceso: eso es resistir. ¿Qué queréis transmitir con esta frase partiendo del “hecho artístico” que modela la sociedad en la que vivimos?

Que en estos largos tiempos de capitalismo recio, exhaustivo, tiempos de ruido y desolación, de esclavitud e imposturas, de individualismo y violencias, nos situamos en la resistencia y la transformación, en el pensamiento, en la imaginación, en el amor, en la acción. Y que no nos sentimos solos en esa situación.

Tendencias XXI.

Somos seres espirituales

 

Somos seres espirituales (almas) con un cuerpo y no al revés como muchos suelen pensar… cuerpos físicos con un alma. La diferencia es grande ya que un ser espiritual con un cuerpo sabe que es energia y que está conectado con todos los seres. Sabe que la fuente creadora y él mismo son la misma cosa.

Un ser espiritual trata a los demás con amor, da prioridad a su propósito y mima y cuida su cuerpo al máximo. No teme envejecerse porque sabe que su presencia física es solo temporal. Sabe que al morirse volverá a ser lo que era antes de nacer: eterno y energia pura.

 

Si crees que eres un cuerpo físico con un alma, sientes que estás separado de los demás seres. Esta separación hará que percibas la vida como una lucha contra los demás. Tu prioridad será tu persona, tus posesiones, satisfacer tus deseos… No encontrarás satisfacción porque la felicidad (y tu propósito) no está en las cosas externas, sino en tu interior y en la conexión con los demás.

¿Cómo puedes cambiar tu percepción?

Para entrar en contacto con tu ser espiritual y tu propósito únicamente hay que aprender a mirar hacia dentro. Dentro de ti están todas las respuestas, todo el universo está ahí.. Aprende a meditar y tu mundo se transformará…

Palabras de Lao Zi en el Tao-te Ching

Cuando tú encuentres el camino
Otros te encontrarán a tí.
Al pasar por el camino
Serán atraídos hasta tu puerta
Y el camino que no puede oírse
Resonará en tu voz
Y el camino que no puede verse
Se reflejará en tus ojos.

 

http://www.sloyu.com

Siguiente Entradas recientes