El árbol de los deseos

 

Una antigua fábula hindú habla de un árbol maravilloso que nos da aquello que proyectemos en él. El secreto en la vida consiste en alimentar y proyectar cada día conscientemente nuestros deseos y crear así  nuestra realidad. Para que esto funcione hay que aprender apartar los miedos …

 

 

PAJARITOS COLOREADOS

 

 

“A un hombre le han contado que existe un árbol con la milagrosa facultad de hacer realidad todos los deseos del que se guarece bajo su sombra.

Este hombre, después de años de encarnizada búsqueda, encuentra ese árbol. Se sienta bajo él y piensa en una suculenta cena. De inmediato aparecen múltiples y maravillosos manjares. Cuando de cansa de comer, imagina bellas mujeres. Aparecen entonces hermosas muchachas que le permiten satisfacer sus deseos. Ahíto de los placeres carnales, pide riquezas. Aparecen cofres llenos de joyas y monedas de oro. El hombre comienza a temblar, temiendo que vengan a robarle sus tesoros. Entonces, aparece una banda de sanguinarios ladrones que lo cortan la cabeza y se llevan todo cuanto había acumulado”.

 

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. superduque777
    Abr 04, 2014 @ 02:55:47

    Es grande sentirse pequeño en el recuerdo.
    El tiempo borró momentos tristes
    pero avivó rescoldos de instantes gratos.

    Efímera felicidad de aquella vez,
    en que pisamos nubes de algodón,
    al lado de algún ser querido, o como ahora,
    entre laberintos de recuerdos.

    Como recuerdo ahora la mañana,
    en que abrí la puerta del silencio al campo,
    mas tras un largo camino en soledad,
    al lejos, vislumbré un cobijo
    del ardiente Céfiro, en el mediodía de mis sueños.

    Y como fuente del sediento espíritu,
    hirió mis ojos la visión majestuosa,
    de un frondoso alivio acogedor en esa loma.

    Mas mientras Dámaso cantó a su muerte,
    este olmo vivo, regaló mi suerte
    y yací a su abrigo recobrando vida.

    Ahora, cuál fugaz alegoría,
    agradecido al bien del Creador,
    quiero hacer glosa de su bienhacer,
    cantando en mis palabras su favor.

    A ti noble amigo del aire
    que acaricias el viento con tus alas,
    A tu bondad, a la sombra de tus ramas
    cantan su eterna canción campos de fuego,
    trinos de versos del reloj de los tiempos.

    A ti y al cobijo que de día
    tu hiniesta figura sostenida altiva
    das al viajero del alma su consuelo
    y a tu manto de hojas altanero
    que extiendes al paisaje de mi vida.

    Son mis palabras poema a tu estatura
    sostenida en raíces agarradas
    al suelo donde duerme acurrucada
    La esperanza, mi paz y tu hermosura.

    http://superduque777.wordpress.com/2013/05/15/1813/

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: