El poder de la Empatía

 

La empatía es la capacidad cognitiva de percibir, en un contexto común, lo que otro individuo puede sentir. También es descrita como un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra… ¿Cuál es la mejor forma de aliviar el dolor y el sufrimiento de alguien? . En este corto, bellamente animado de RSA, la Dr. Brene Brown nos recuerda que sólo se puede crear una verdadera conexión empática, si somos lo suficientemente valientes como para entrar en contacto con nuestras propias fragilidades.

 

 

La doctora Brene Brown es profesora de investigación y autora del best-seller “Daring Greatly: How the Courage to be Vulnerable Transforms the Way We Live, Love, Parent and Lead” (Penguin Portfolio, 2013). Ella ha pasado la última década estudiando la vulnerabilidad, el coraje, la dignidad y la vergüenza en las personas. Pueden ver más de su trabajo en su sitio web (en inglés)

Sensualidad y dimensión emocional. Más allá de la fotografía

La fotógrafa canadiense Sarah Anne Johnson trabaja sobre sus instantáneas para destacar la dimensión emocional de toda experiencia sensual

Sarah Anne Johnson trabaja con esos materiales en su serie “Wonderlust”. Sarah fotografía a gente de su entorno (amigos o amigos de amigos) en momentos de intimidad sexual, ya sea en solitario o en pareja. Luego, en su estudio, la artista inicia un proceso de diálogo con esas fotos, con el que busca hacer aflorar emociones. No tanto las de la persona o personas retratadas, sino las suyas propias frente a cada imagen.

13 escenas de sexo que son puro arte  | PlayGround | Actualidad Musical
Elevar la temperatura de la carne hasta casi cocerse, hervir en deseos de fundirse en un nudo imposible con el cuerpo de otro, acalorarse hasta quedar al borde del estremecimiento… ¿No debería ser así siempre el buen sexo?

Sarah pinta o imprime motivos gráficos sobre la superficie de sus instantáneas, aplica materiales como pan de oro, altera la composición con medios digitales o rasca sobre la emulsión haciendo aparecer nuevos matices, revelando así una nueva dimensión en la imagen que parece poner de manifiesto esos procesos químicos que ocurren en el interior de nuestro cuerpo durante un episodio orgásmico. Endorfinas, dopamina, oxitocina, feniletilamina… Mucho mejor un buen polvo que jugar al Quimicefa.

A su vez las imágenes exploran las tensiones entre aislamiento y conexión con el otro que se dan durante cualquier experiencia sexual. Experiencias en las que a veces nos sentimos vulnerables, desprotegidos, y otras dotados de un poder inmenso. Sarah deconstruye esos episodios casi siempre de forma sutil, evitando la manipulación violenta, potenciando el valor emocional de las escenas, sin caer en lo grotesco o la abstracción.

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Sarah Anne Johnson - Wonderlust

Libertad y cambio: una actitud de dentro a afuera

 

Libre es aquel  capaz de extraer algo positivo de cualquier persona, que no se limita por sus prejuicios, sino que sabe que lo importante es el mensaje, no el canal. Es libre aquel que no esta
apegado a banderas, ni idiomas, ni clanes. Que comprende que todos formamos parte de una estructura global, que somos una gran familia planetaria y que vivimos en el universo. Es libre aquel que comprende que los mecanismos de expresión que el sistema otorga a la ciudadanía, no están hechos para fomentar la libertad, sino la represión. El esclavo odia la libertad, porque ser libre implica tomar conciencia de todo esto y hacerte responsable de tu vida. Y eso implica confrontar tus fantasmas, sacar a la luz tus dotes y caer y levantarte, cuantas veces sea necesario.
Y para eso, para cambiar el mundo, hace falta algo más que ver desde tu ordenador documentales y leer libros. Para cambiar el mundo hay que adoptar una disciplina en cuerpo, mente y alma. La voluntad nos transforma. ¿Te quieres transformar?
MOSAICO PARED 3 Fotografía tomada en un solar abandonado, en el centro de Córdoba (España). Yolanda Jiménez.

Consejos de Alejandro Jodorowsky

1.- Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu maestro.
2.- No mires con disimulo, mira fijamente.
3.- No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado, que les impida invadir toda tu vida.
4.- En el lugar donde habites, consagra siempre un sitio a lo sagrado.
5.- Fija tu atención en ti mismo, se consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
6.- Termina siempre lo que comenzaste.
7.- Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
8.- No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
9.- Desarrolla tu generosidad sin testigos.
10.- Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
11.- Ordena lo que has desordenado.
12.- Aprende a recibir, agradece cada don.
13.- Cesa de autodefinirte.
14.- No mientas ni robes, si lo haces te mientes y robas a ti mismo.
15.- No desees ser imitado.
16.- Haz planes de trabajo y cumplelos.
17.- No ocupes demasiado espacio.-
18.- No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
19.- Si no la tienes imita la fe.
20.- No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
21.- No te apropies de nada ni de nadie.
22.- Reparte equitativamente.
23.- No seduzcas.
24.- Come y duerme lo estrictamente necesario.
25.- No hables de tus problemas personales.
26.- No emitas juicios ni criticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
27.- No establezcas amistades inútiles.
28.- No sigas modas.
29.- No te vendas.
30.- Respeta los contratos que has firmado.
31.- Sé puntual.
32.- No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
33.- Habla sólo lo necesario.
34.- No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
35.- Nunca amenaces.
36.- Realiza tus promesas.
37.- En una discusión ponte en el lugar del otro.
38.- Admite que alguien te supere.
39.- No elimines, sino transforma.
40.- Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
41.- Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.
42.- Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.
43.- No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
44.- Transforma tu orgullo en dignidad.
45.- Transforma tu cólera en creatividad.
46.- Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
47.- Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
48.- Transforma tu odio en caridad.
49.- No te alabes ni te insultes.
50.- Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
51.- No te quejes.
52.- Desarrolla tu imaginación.
53.- No des órdenes solo por el placer de ser obedecido.
54.- Paga los servicios que te dan.
55.- No hagas propaganda de tus obras o ideas.
56.- No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.
57.- No trates de distinguirte por tu apariencia.
58.- Nunca contradigas, solo calla.
59.- No contraigas deudas, adquiere y paga enseguida.
60.- Si ofendes a alguien, pídele perdón.
61.- Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
62.- Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
63.- No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
64.- No conserves objetos inútiles.
65.- No te adornes con ideas ajenas.
66.- No te fotografíes junto a personajes famosos.
67.- No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
68.- Nunca te definas por lo que posees.
69.- Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
70.- Acepta que nada es tuyo.
71.- Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di solo sus cualidades.
72.- Cuando realices un servicio, no resaltes tus esfuerzos.
73.- Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
74.- Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
75.- No trates de ser todo para tu pareja, admite que busque en otros, lo que tú no puedes darle.
76.- Cuando alguien tenga su público no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
77.- Vive de un dinero ganado por ti mismo.
78.- No te jactes de aventuras amorosas.
79.- No te vanaglories de tus debilidades.
80.- Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
81- Obtén para repartir.
82.- Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
83.- Si estas meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar…

El amor y el principito‏

 

-“Te amo” – dijo el principito…
-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.
-“No es lo mismo” – respondió él…

…”Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos. Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”
-“Ya entendí” – dijo la rosa.
-“No lo entiendas, vívelo” – agregó el principito.”

 

el-principito

 

 

Noticias importantes para el cambio. Olvidar.

De como olvidar con consciencia, con la paz de un pasado perdonado. De cerrar círculos para construir otros. De volver a mirar hacia adelante con el fluir de una nueva frescura.

Juan Peláez Gómez

EL CIELO EN LA TIERRAangelboligan12



Comparto con tod@s vosotr@s un artículo que trata, con claridad, el cómo ir eliminando la heridas que nos impiden ser feliz, escrito por mis amigos José Luis Marín y Auxi Vilchez.
 
            El olvido es la plasmación, interior y exterior, posterior al perdón. Es, tras haber perdonado, no volver a recordar nunca más la acción.
           
Olvidar es borrar de la memoria del disco duro de la mente, los agravios y desvaríos que:
·         nos hicimos a nosotros,
·         hicimos a otros y,
·         nos hicieron otros a nosotros.
            Es borrar la pizarra y empezar de nuevo.
           unnamed (1)
Es coger un cuaderno nuevo y re-escribir la historia sin borrones ni tachones.
           
Olvidar es la ducha mental, recomendable, para pisar la alfombra del Amor.
           
Compréndase y entiéndase, que una cosa es olvidar y otra recordar. Podrás recordar los sucesos, pero se han de olvidar. Y…

Ver la entrada original 762 palabras más

Del pezón viene el amor

Un recorrido etimológico por el origen de algunas palabras relacionadas con la sensualidad, el alimento, el placer. Comparto un interesante artículo de Anne Cé, publicado en elpais.com:

Del pezón y de las vísceras, también, viene el amor. Porque las palabras se nutren de cuerpo, del aparato fonador que las pronuncia y del cuerpo que las siente. Porque amar viene de ‘mama’ (y de ahí ‘mamar’), el mismo gesto y sonido de la onomatopeya original con la que el bebé pide el pezón.

Gustave Courbet
‘La mujer en las olas’ de Gustave Courbet.

A vueltas con la oralidad, aunque ya no hace falta que vuelva a confesar que soy muy oral.

Este post también va de lenguas y del amor como nuestro eterno retorno al seno materno, con la mm sostenida. Nuestro eterno retorno a la leche tibia de la madre, porque “las primeras expresiones verbales del infante tienen que ver con el acto de succión, su primera actividad voluntaria”, como explica la lingüista Ivonne Bordelois en Etimología de las pasiones.

Nuestro eterno retorno al cuerpo.

“La etimología es una empresa de recuperación del cuerpo, no solo del cuerpo de la palabra, sino de nuestro propio cuerpo”, explica Bordelois en ese libro que una vez trajimos, a propósito del sentido figurado con que nacemos las mujeres y el lenguaje.

“Toda palabra y toda lengua es onomatopéyica“, dijo Walter Benjamin, citado por Bordelois. También habló Benjamin de la lectura de las vísceras, las estrellas o las danzas como la actividad primigenia que anticipó nuestra capacidad de escribir y leer actuales.

“La M del amor de las lenguas romances, meridionales, como la (presente, entre otros ejemplos en el inglés love) de las lenguas germánicas, septentrionales, la relación se ofrece a través de dos onomatopeyas centrales, que reproducen los gestos de la boca y de la lengua, respectivamente. Estos gestos, en ambos casos, se refieren, reproducen y apuntan al acercamiento al pezón y al lamer o paladear propios del amamantamiento”.

“Para las lenguas europeas, las palabras son conceptos abstractos, entidades espirituales, no metáforas, y menos onomatopeyas, sonidos guturales, animales. Apenas tienen cuerpo. Pero las palabras, como nuestros cuerpos, se resisten, hacen ruidos; toda clase de ruidos. Las palabras son ruido y significado, ruido e idea (…) Las onomatopeyas son testigos del origen encarnadamente corporal de nuestras palabras”, señala Bordelois.

L de LoveLiebeLust (placer, deseo, ganas, en alemán). L de lamer, lascivia, lujuria, libido y leche. M de milk (leche en inglés) y tan sonora en amamantar y en amar.

Lo nutricio está presente en todas las lenguas indoeuropeas al hablar del amor y de hacer el amor. Y no solo en las indoeuropeas: como ejemplo, la lingüista toma de Eduardo Galeano la recuperación del che ha’u de los guaraníes que significa tanto comer como hacer el amor. Lo sexual como una prolongación del alimento puede rastrearse en el origen de los términos que usamos para copular o para comer/nos.

La conciencia es corporal.

“La conciencia reflexiva humana es la síntesis de las sensaciones que vienen del cuerpo”, aseguraba el neurofisiólogo Paul Chauchard. Este científico, que fue catedrático en la École Pratique des Hautes Études de La Sorbonne, postulaba: “Soy un cuerpo y por mi cuerpo pienso, espiritualizo y me personalizo, entro en relación con el mundo y los otros, expreso mis sentimientos”.

“Se ha afirmado -insistía Chauchard- que el hombre comporta una triple categoría: carne, psiquismo y espíritu. En los tres niveles es cuerpo (…) El cerebro es, de alguna manera, un resumen del cuerpo: pensamos con imágenes de origen sensible“.

Pero la palabra, o algunas de ellas, han ido desligándose de su carnalidad. Y es que al cuerpo se lo ha demonizado y penalizado, suponiendo que se trata de la antítesis, primero de lo religioso, luego de lo intelectual o lo científico (en nombre de la modernidad) y, finalmente, como enemigo de lo material y del individuo que consume, amparado este en la cofradía de un dios secular, donde para pertenecer hay que controlar los impulsos (algunos impulsos).

Pero esta carne instintiva, sexualizada, nos turba.

800px-Gustave_Courbet_017
‘El sueño’ de Gustave Courbet.

Amor no tiene nada de abstracto. Tampoco la palabra con que designan en rifeñoal amor: Tsa-ino, que literalmente significa ‘hígado mio’, como me comenta nuestro autor invitado nacido en el Rif.

A propósito, vuelvo a Bordelois: “el cuerpo -que constituye el asiento de las pasiones- es la primera palabra, la palabra fundamental de la cual todas las demás palabras emanan. Por eso muchas de las palabras que denotan las diversas pasiones en nuestras lenguas provienen claramente de los nombres que designan zonas, propiedades y acciones de nuestros cuerpos”.

¿Y cuáles son las funciones del hígado? Entre otras varias, produce y almacenaenergía en forma de glucógeno, procesa y reparte las reservas de combustible y clasifica y elimina toxinas. Algunos médicos incluso establecen una relación simbólica del hígado con cuestiones filosóficas y religiosas por su misión en la síntesis de la albúmina, que es la base de la vida.

Entonces, Bordelois nos conduce a Spinoza, que se oponía tenazmente a separar la razón de la pasión. Del filósofo rescata la noción de que “amamos a quien nos vuelve alegres, a aquel que difunde en nosotros una luminosa energía”. Y dealegría, y no de sacrificios, está hecha la felicidad, que “no es consecuencia de la virtud: no somos felices por ser buenos, sino que llegamos a ser virtuosos porque somos felices”.

La anatomía oculta en las obras de Miguel Ángel

 

En La creación de Adán, de Miguel Ángel, Dios está representado como un hombre mayor, de barba blanca y vestido con una túnica vaporosa; a su lado aparecen, presumiblemente, ángeles, y con su brazo izquierdo rodea a una figura femenina, probablemente Eva, quien espera su turno para ser dotada de la divinidad de Dios.

Adán, el primer hombre sobre la Tierra, aparece recostado, estático, mientras su brazo izquierdo se extiende para conectar con el dedo de Dios, y recibir con ello la chispa de la vida.

La-creacion-de-Adan

Esta pintura al fresco que el renacentista Miguel Ángel realizó entre 1508 y 1512 como parte de las obras de la Capilla Sixtina, representa el episodio del Génesis, el primer libro conocido en el Antiguo Testamento en el que se describe la creación del mundo y del hombre por obra de Dios.

Como coetáneo de Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel tuvo especial interés en la anatomía humana y los desnudos. Diseccionó cadáveres para estudiar el cuerpo y su estructura, y los conocimientos obtenidos los llevó a sus obras, un ejemplo es el David y, en general, su perfección para modelar la piedra, como el mármol, y la arcilla. Su experiencia como escultor le otorgó un entendimiento absoluto de la figura humana, el que trasladó a La creación de Adán, en la Capilla Sixtina. Dios y Adán aparecen en la misma postura en alusión a la sentencia en el Génesis que anuncia que “Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”, sin embargo sus posiciones espaciales son distintas en representación del lugar que cada uno ocupa en el imaginario: Dios flota y se ubica ligeramente arriba de Adán, quien está recostado sobre la Tierra.

adan-y-dios

Esta primera lectura de una de las obras de arte fundamentales y mayormente reconocidas en el mundo es resultado de los conocimientos que se tienen del contexto en el que el renacentista llevó a cabo el fresco, además de sus estudios en anatomía y la representación del libro del Génesis. No obstante existen diversas teorías que apuntan a un simbolismo escondido en la pintura, específicamente sobre la figura de Dios. La más popular es la que el médico Frank Meshberger publicó, en 1990, en la Revista de la Asociación Médica Norteamericana. Meshberger especula que la especie de cúpula que cubre a Dios y sus ángeles es en realidad la representación del cerebro humano, lo que significaría que Miguel Ángel interpretó a Dios no sólo como dador de vida, sino que entregó al hombre una inteligencia suprema. Esta hipótesis la fundamenta en la faceta de Miguel Ángel como anatomista.

secerts-creation-adam-sistine-chapel

Dos décadas después de la teoría de Meshberger, los expertos en Neuroanatomía, Ian Suk y Rafael Tamargo, publicaron en la edición de mayo de 2010 de la revista científica Neurosurgery, nuevos hallazgos que desmenuzan la obra de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, específicamente sobre el primer fresco de la serie Génesis: La separación de la luz y las tinieblas.

la separacion de la luz y las tinieblas


La separación de la luz y las tinieblas
 es la primera de las nueve escenas del Génesis representadas en la bóveda de la capilla. El fresco alude al primer día de la creación cuando Dios “hizo la luz” y la llamó día por considerarla “buena”; la apartó entonces de la oscuridad, a la que llamó noche.

Miguel Ángel pintó a Dios visto desde abajo, en escorzo y con los brazos levantados. Sobre él parece que el cielo se abre y las nubes dejan pasar la luz, aunque ésta sólo apunta a una dirección, dejando una zona en penumbra. Suk y Tamargo descubrieron que justo en el cuello, en la extensión de la garganta, se puede ver la representación precisa de la médula espinal y un aparente cerebro humano.

la separacion de la luz y tinieblas

Para los neuroanatomistas Miguel Ángel encriptó en el cuello de Dios un cerebro en el que se identifican un quiasma óptico, el puente troncoencefálico, llamado puente de Varolio, el lóbulo temporal, las pirámides del bulbo raquídeo y un pedúnculo cerebral. Esto justificaría las irregularidades anatómicas en la creación del cuello de Dios, pues no concuerda que siendo Miguel Ángel un experto en anatomía y en el manejo de la luz, haya pintado con tal deformidad la sección que conecta la cabeza con el torso. Suk y Tamargo sostienen que es esto un mensaje oculto que el renacentista plasmó en las protuberancias sobre el cuello de Dios, el que además, iluminó de forma determinante para convertirlo en el centro de atención.

Pero no sólo es la identificación de un cerebro lo que este par de investigadores, señalan, se descubre en el fresco. En el manto que viste Dios y cae sobre su torso se aprecia lo que parece la médula espinal, misma que asciende hacia su cuello y se conecta con el cerebro.

MiguelangelSixtina18

Estas aportaciones acuñadas por Suk y Tamargo continúan los supuestos que Meshberger identificó en La creación de Adán sobre un cerebro humano que envuelve la figura de Dios. Meshberger señaló el cerebelo, la glándula pituitaria, la arteria vertebral, la médula espinal y la cisura de Silvio.

El debate surge por sobre si Miguel Ángel pintó de manera consciente estas representaciones de la anatomía humana ancladas a su profundo conocimiento de las mismas, o si sólo son las abstracciones de tres individuos que, empeñados en dotar de simbolismos las obras renacentistas, intentan confrontar el conocimiento (en la figura de Miguel Ángel) con la autoridad de la iglesia. Además, siempre existe la posibilidad de que estos se hayan aventurado a hacer teorías sobre la identificación de cerebros por su formación como neuroanatomistas.

Sobre si Miguel Ángel hizo una declaración visual de que no es gracias a Dios que el hombre es poseedor de razón e inteligencia, sino es por la estructura regida por el cerebro, eso sólo lo supo el artista. Las especulaciones dan paso a un sinfín de interpretaciones, pero, indudablemente, la capacidad magistral de Miguel Ángel para combinar las esferas de la religión, la ciencia y la fe lo convierten en uno de los mejores artistas de su tiempo.

culturacolectiva.com

 

El laberinto de las relaciones

Cuando nos relacionamos con alguien, en realidad se relacionan seis personas o personajes diferentes.

Uno: la persona que crees ser tu. Dos: la que  la otra persona cree que eres. Tres: lo que eres de verdad.Cuatro: la que la otra persona cree ser. Cinco: la que tu crees reconocer en la otra persona. Seis: lo que es la otra persona de verdad.

Según esto, en  nuestras relaciones intervienen cuatro personajes falsos e inventados que hacen ruido y crean confusión.

 

Relacionarse mejor

¿Qué se precisa para que dos personas se pueden relacionar sin estas complicaciones?
Deshacerse de los cuatro personajes inventados

¿Pero cómo nos deshacemos de estas personas inventadas?
Se requiere  un trabajo por ambas partes, un trabajo de crecimiento personal y autoconocimiento. Si  ambas personas dejan de juzgar al otro o proyectar en él lo que quieren ver y la aceptan tal como es, estarán más cerca de sanar la relación. Cuando en el escenario solo quedan dos personajes , podrán empezar a construir una relación auténtica.

 

 

 

 

Alguien que viaja, alguien que escribe…un angel libre

Cruzarse con alguien que ama leer, escribir, viajar o cantar es acercarse  a como esa persona ama, aprender de esa libertad que brota de su alma y les hace creer que tú tienes la capacidad de corresponder con sinceridad a ese torrente de emociones.

Alguien que escribe y además viaja es propenso a querer sin medida de tiempo o espacio,  irá tras de ti si se lo pides con un simple “te extraño y te necesito a mi lado”, puede estremecer su mundo entero dedicándole un “te quiero” en un pequeño correo electrónico, con eso alcanza para hacerle sonreír todo el día, se imaginará el día en que por fin te pueda abrazar y besar de nuevo en caso de estar lejos, así sea a dos o tres horas de distancia, entonces  escribirá montañas de palabras que no se atreve a decirte cuando habláis a solas.

Alguien que adora viajar, no puede parar y  un día querrás que se quede contigo en un solo lugar y debes comprender que para el o ella, el planeta es pequeño, querrá camuflarse en una cultura ajena a la suya, navegar algún mar prohibido e intentará decirte palabras de amor en idiomas que le son desconocidos, odiará que un día le digas que debe escoger un sitio para vivir, porque sabrá que eso significa que debe detenerse en un solo punto y eso aniquilará sus ilusiones.

Si amas a alguien nómada por naturaleza, debes reconocer que amas cómo te cuenta sobre esos sitios escondidos en los lugares que  visita y sabrás que te quiere si en algún momento menciona que le habría gustado mucho ver aquellos lugares contigo, pero no lo dirá directamente, porque prefiere ponerle literatura a su vida y construye cada párrafo con sumo cuidado, por eso te dirá algo así como: “te habría encantado tomar café en aquel lugar, imagínate sentado en el mismo sitio que inspiró a tantos artistas años atrás”.

No importa cuántas veces le hayan defraudado en el amor porque seguirá creyendo que viajando  dará con alguien que le sepa comprender y no le quiera someter, por eso se enamora tan deprisa, por eso se permite embriagarse con nuevos rostros que le hablen de poesía y le conduzcan por nuevas rutas, porque, necesita dejar su corazón en las letras que escribe, describir los aromas y los lugares que visita.

Si te enamoras de alguien  que viaje o escriba, si un día tú le necesitas,  irá corriendo a tu lado y te pedirá que recorras el mundo que  tanto le fascina, ¿estás dispuesto a ir así por la vida?Llevará un ritmo que tú creerás es fruto de su locura contenida, pero  te amará sin medidas, porque sabe que es la libertad de ambos lo que prima,  no te encadenará a promesas futuras, porque alguien que viaja y escribe conoce lo efímera que es la vida.

No le prometas amor en la lejanía, porque tan pronto como sepa que has traicionado su corazón te dejará para viajar de nuevo, tan lejos como sus pies y alas se lo permitan, no te dirá palabras, porque todas las habrá dejado escritas.

 

Características de alguien  viajero:

  • Adoran leer, es el medio perfecto para viajar en el tiempo y el espacio
  • Anotan los lugares a visitar que han seguramente leído en alguno de sus libros
  • Aborrecen el artificio pues saben que la magia de la vida está en andar cómodamente
  • Pueden dormir en cualquier sitio
  • Aman comer
  • Si tienen cámara fotográfica tomarán fotos de los sitios visitados y una o dos de ellos mismos en esos lugares
  • Creen en el amor a primera vista
  • Saben que la vida es corta, por eso quieren conocer todo el mundo antes de irse de él.
  • Prefieren estar a solas con sus pensamientos más profundos
  • Una hamaca puede ser el mejor lugar para leer y descansar
  • No todos son extrovertidos, es más la mayoría optará por observar a lo demás como personajes de su historia.
  • Cuando viajan para estar contigo intentan demostrarte lo que no se atreven a decirte
  • Procurará cocinar platos diferentes para que le sepan a lejanía y sitios conocidos y por conocer
  • Cantará canciones de lugares lejanos, en idiomas que no sabe pronunciar bien.
  • Son personas que viven en el presente, por eso no hacen planes de futuro
  • Sus viajes les dan un halo de misterio y les dota de capacidades intuitivas para comprender mejor a la gente.
  • Se espantan si notan que intentas atarles a promesas.
  • Se pueden quedar horas visitando alguna biblioteca o librería y seguirán pensando que ha sido poco tiempo.
  • Un buen regalo es un libro que hable de viajes o lugares que  aún no conozca

Fluir en la corriente

 

Dice un proverbio taoísta que en ocasiones es mejor dejarte llevar por el agua que tratar de nadar río arriba contracorriente, pues eso solo desgastaría tu energía. Intenta tomar el camino en el cual puedas fluir suavemente con la corriente y preservar tu energía, y espera que llegue el mejor momento para luchar. Sé paciente; el éxito toma tiempo.

 

Corriente

Mihaly Csikszentmihalyi es conocido por sus estudios sobre la felicidad, creatividad y la arquitectura del fluir de la mente. En una ocasión dijo: “La represión no es el camino a la virtud. Cuando la gente se abstiene por miedo, sus vidas se ven disminuidas y mutiladas. Solo a través de las cosas libremente elegidas se puede disfrutar de la vida y aun así mantenerse dentro de los límites de la razón”.

En su obra principal Fluir esboza su teoría de que las personas son mucho más felices cuando están simplemente fluyendo en un estado mental de concentración o absorción plena con la actividad en cuestión y la situación presente.

La idea del flujo es idéntica a la sensación o definición de estados de plenitud. Un sentimiento que tenemos a veces y que se caracteriza por un alto grado de compromiso, satisfacción, interés, absorción y dedicación. donde nuestras habilidades son múltiples, y podemos llegar a pasar por alto lo más elemental como comer, beber, etcétera.

Cuando estamos fluyendo el ego desaparece, el tiempo se va, vuela. Y cada acción, cada movimiento, cada pensamiento, sigue inevitablemente un encadenado fundido con el anterior. Es como tocar una partitura con los ojos tapados. El todo está presente, vinculando todas las inteligencias al máximo.

Ese estado de fluir tiene nueve estados que componen el fluir pleno; es como un equilibrio, reto, habilidad, fusión, acción y sensibilización inequívoca. Donde la tarea en cuestión, la paradoja del control o del poder, la ilusión del tiempo o la pérdida de conciencia, se funden. Para lograr esos estados de flujo, el equilibrio debe de ser alcanzado entre la habilidad contemplativa y el desafío de fundirse en el fluir, sin dejar de ser uno mismo. Si lo que pretendemos hacer es demasiado fácil, o demasiado difícil, no se puede fluir… porque hay tensión. Así pues,  el nivel de habilidades, inteligencias, el desafío y los resultados deben de caminar a la par.

El resultado del fluir garantiza la adquisición de una personalidad autotélica -una persona que realiza solo actos porque son intrínsecamente gratificantes, en lugar de alcanzar objetivos externos-. La personalidad autotélica es un rasgo de aquellos individuos que son capaces de disfrutar en todas las situaciones, incluso en aquellas que otros encontrarían duras, miserables o inaceptables. Entre las características de estas personas esta la curiosidad científica, perseverancia, humildad, compasión y generosidad.

La felicidad se puede entrenar

El concepto del fluir me recuerda tremendamente el Tao, en la búsqueda de la felicidad ultima en el arte de barrer el suelo del monasterio. Mihaly Csikszentmihalyi tuvo una infancia de miseria y pérdida de familiares en la guerra. Pero en mitad de todo eso descubrió la teoría del ajedrez, y eso le salvó de lo sórdido del momento. Años más tarde recordaría esa anécdota para hablar del fluir: la felicidad no es un estado fijo, pero se puede ir entrenando. Los mejores momentos de las personas ocurren cuando el cuerpo o la mente se estiran más allá de sus límites, pero en un esfuerzo voluntario. Solo así la experiencia es óptima, y entonces sucede algo: la felicidad.

Hay algunos seres que han desarrollado tan bien el “fluir” que son capaces de mantener la calma en cualquier circunstancia, incluso en los momentos de mayor adversidad, transformando un desafío en una bendición.

 

Pero ¿cómo podemos controlar el flujo de la conciencia?

VENTANA ABIERTA

Csikszentmihalyi narra en sus investigaciones cómo la cantidad de información que el cerebro puede procesar a la vez depende mucho de la atención que estamos prestando a la posibilidad que hemos escogido. Ese es el mayor problema, escoger en el múltiple fluir. El neocórtex está abierto a todas las entradas disponibles, y sin la atención plena del resto del cerebro, podríamos acabar confundidos con el fluir, más que fundidos. Cuando nos concentramos en una de las propuestas del neocórtex, tenemos el control de la atención plena en el momento presente, y somos conciencia. Los pensamientos o emociones negativas ya no pueden entrar en la mente. El cerebro está tan ocupado concentrado en una sola cosa, que olvida el resto. El fluir es como la atención plena, la meditación o el yoga.

El Hatha Yoga es un buen ejemplo para describir lo que sucede cuando la energía esta fluyendo a lo largo de un único canal de conciencia. El fluir es yoga, es alegría desinteresada y concentración disciplinada del cuerpo. Según esto, es posible entender por qué algunos yoguis se han pasado horas y horas en esas asanas tan contorsionadas y sonreír. Es un estado interno de armonía que fluye. El yoga pretende alcanzar moksha, la liberación del yo, que no es más que una combinación de tres elementos fundamentales: sat- chit- ananda, o ser conciencia y bienaventura.

Podemos usar el modelo del “fluir” para describir la práctica del yoga, y explicar por qué las personas que se dedican a hacer yoga o meditar son muy felices y pacificas, pues están en el río del fluir.

 

Otra reflexión a colación del fluir nos la ofrece Aristóteles, el filósofo griego quien nos enseñó que “la felicidad no se puede identificar con el placer”. Mientras que una experiencia placentera es un estado pasivo, la experiencia del fluir es un estado activo, que está completamente bajo el control de laatención plena. El camino hacia la felicidad no se encuentra en el hedonismo placentero sin sentido, sino en el desafío consciente de ir más allá de nuestros límites, y fluir con lo que la vida nos ofrece.

 

Espacio Mimimd / Yogaenred.

Siguiente Entradas recientes