José Hernández. La fantasía hecha Arte.

Contemplar uno de los grabados de José Hernández es introducirse en un mundo imaginario, poblado de seres imposibles y escenarios caprichosos. La técnica raya siempre la perfección y

el resultado luce pulcro, con una fuerza que emociona, más allá del teatro imaginario del soporte.

Conocí a José Hernández, a Pepe en reuniones variopintas de  gentes de cultura, en las comidas de  domingo en casa de Alberto y Catherine Portera. Allí bullía la creatividad, la ciencia, el surrealismo, el espacio para expresar, para empaparse de poesía, de genialidades, de Arte, de amistad, de vino.

Luego vinieron los cursos de verano de El Escorial, organizados por la Universidad Complutense. Allí, Pepe Hernández impartió repetidos cursos de grabado que eran la envidia de los alumnos que asistiamos a otros cursos. El taller de grabado  atraía como un imán y por su puerta abierta nos colábamos los curiosos, para ver el espectáculo del proceso creativo: papeles, tintas, planchas, delantales, tórculo y un ambiente delicioso.

Hoy José Hernández se nos ha ido. Nos deja la impronta de su Arte, de su voz tranquila, de su melena blanca, de su buen hacer, de su sabiduría, de su humor tangerino, de su bondad.

 

Comparto un texto de mi amigo Ibírico (hombre que rezuma tanto  Arte como bondad), unido a Pepe por una gran amistad, forjada desde la curiosidad artística, desde el aprendizaje, desde el trabajo compartido de proyectos comunes , de su Tánger natal y de tantas afinidades surgidas desde la creatividad, desde la investigación, desde la amistad:

 

APUNTES PARA UN MURAL

Al Pintor José Hernández le encargaron la realización de Dos Murales para el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Leganés (Madrid), y me lo comentó en una de las cenas que teníamos “Los lunes de redacción” junto con Sharon E. Smith, Ana Herrero, Juanma Muñoz Aguirre y Gaby Villalba. Entre plato y plato, me preguntó si estaba dispuesto a echarle una mano… El día de todos los santos del dos mil ocho ya estaba yo en el Molino El Tejar, en Villanueva del Rosario (Málaga), distante quinientos kilómetros de mi casa…Bajé muy decidido al estudio del Maestro y…casi salgo corriendo: Once paneles de 3,50×2, 20metros!! Así comenzó un aprendizaje que para mí ha sido único en muchos sentidos. El tener por Maestro a un Pintor de la categoría de José Hernández, y convivir con él durante casi un año, más de diez horas diarias, ha sido el mejor regalo que me han hecho, a nivel humano y no digamos profesionalmente…“El Taller Renacentista” cómo solíamos llamarle, por las técnicas que se utilizaron y excelente calidad de los materiales junto con las enseñanzas del Maestro, me ha sido muy útil a posteriori para el desarrollo de mis trabajos pictóricos. Cada día era una nueva experiencia, desde el primero, que empezamos lijando los paneles y dándoles imprimación, hasta cuando pintábamos, subíamos al andamio, bajábamos, escuchábamos música, hacíamos un alto, íbamos al taller de grabado a entintar una plancha, paseábamos con Pon y Lanas (las mascotas del molino),nos metíamos en la cocina,( yo de pinche…) con Sharon y Pepe, ambos mágnificos “Chefs”, las charlas con Gerasimo durante el recorrido entre olivos, vuelta al taller, pintar, hablar de cine, música, de todo un poco, parar y comentar el trabajo realizado, preparar el del día siguiente… y así fueron pasando los meses sin apenas darme cuenta. Florecieron las violetas, Sharon preparó carne de membrillo, celebramos mi cumple, murió Ángel González el gran poeta, también Emilio Sanz de Soto nuestro amigo; transcurrían las horas y los días entre efluvios de aguarrás y Windsor&Newton, bebimos dry Martinis preparados por Pepe a la manera de su amigo Luis Buñuel…insuperables!!! Nos visitaron Sergio y Pili, Pepe Abad, Federico Castro, Ana Herrero entre vuelo y vuelo, el Ateneo de Málaga en pleno, los alumnos del Instituto que lleva el nombre del Maestro, Pepa Y Gerasimo, Herenia, Mª Carmen y José Antonio, Elisa y Fino,Arturo, La Pepa, Mª Antonia, Juan Alvarez Cebrián, El Paisa y Mamen, Gema y Pablo Hernandez, Daniel, Ana y Luna, Teresa y Julio Neira, Luci y Domingo del Pino, Pilar y Damaso Ruano, Maribel y Paco Lopez, Carmen y Manuel Palomino, Virginia y Gustavo… todos ansiosos por ver como progresaba el Mural (en realidad eran dos, pero siempre se hablaba del mural…) A Pepe le dieron el más que merecido premio de la Fundación Real Casa de la Moneda… Paso a paso tomaron vida el Manicomio, la Ermita, Polvoranca, resplandeció la Luna, habló el pájaro a través del micrófono y como todo llega, por fin se terminó el Mural, los Murales. Quiero agradecer a esas personas tan maravillosas y generosas que son Sharon E. Smith y José Hernández los inolvidables momentos vividos en el Molino, durante todo el proceso de “Tiempo de claroscuro”. IBIRICO

 

 

El sentido del cuerpo. David Le Breton

El dualismo persona-cuerpo domina la tecnociencia, que ha convertido al cuerpo en un accesorio de la presencia. Pero la felicidad no se teje

con la técnica, sino con el sentido que damos al cuerpo y a la existencia, declara el sociólogo y antropólogo

David Le Breton en la siguiente entrevista.

Una empresa californiana ha conseguido dos patentes que le reconocen derechos comerciales sobre embriones humanos obtenidos por clonación. Aparentemente, se trata de una buena causa. Resistirse a la cirugía estética se va a convertir pronto es heroísmo o un acto de inconsciencia. Tolerar el menor indicio de grasa, una actitud obscena. Y hacer el amor en la cama, una actividad desfasada porque en Internet el cibersexo florece. Es limpio, sin riesgos y no compromete a nada.
Son ejemplos inéditos de los posibles usos del cuerpo y no hay más que observar el mundo para conocerlos. En su obra “El adiós al cuerpo” (Editions Métailié), David Le Breton, profesor de sociología y antropología en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Estrasburgo, describe los excesos y derivas de lo que denomina “el extremo contemporáneo”, que evoluciona entre la voluntad de control absoluto y el narcicismo.¿Qué le lleva a decir que el cuerpo se ha convertido en un accesorio, una especie de kit?

La formidable convergencia de prácticas relativamente recientes, o cuyo éxito es reciente, hacen que el cuerpo sea vivido hoy a menudo como un accesorio de la presencia. Un material a bricolar para ponerlo a la altura de la voluntad del individuo. El cuerpo es un objeto imperfecto, un borrador por corregir. ¿Qué hace la cirugía estética? Se intenta cambiar el cuerpo para luego cambiar la vida. El culturismo va en la misma línea: no es cuestión de contentarse con el cuerpo que uno tiene, sino que hay que perfeccionarlo, controlarlo. Una tercera lógica está en juego: a falta de poder controlar la existencia en un mundo que se presenta cada vez más inaccesible, se controla el cuerpo. Una manera simbólica de no perder su espacio en el tejido del mundo y de procurarse un sentido, un valor, proyectos, etc.

¿No es paradójico hablar del adiós al cuerpo al mismo tiempo que se le exalta?

No. El cuerpo exaltado no es el cuerpo en el que vivimos, sino un cuerpo rectificado, redefinido. Una anécdota: durante una amplia investigación sobre el tatuaje y el piercing, llevada entre cincuenta alumnos de la universidad de Estrasburgo (la mayoría tatuados o con piercings), una de las estudiantes nos dijo, llorando, que después de haberse tatuado se sentía metamorfoseada, completa. Ella había colmado así un defecto que sentía desde la infancia. Este ejemplo nos indica que el cuerpo como tal no era suficiente para asegurarle una existencia plena. Hacía falta cambiarlo para que alcanzara una dignidad que no tenía. La misma lógica se encuentra en el culturismo, el transsexualismo, la moda de la cirugía estética, la importancia de los regímenes alimenticios, etc. El cuerpo es un objeto a someter, no a vivir como tal con alegría. Si el cuerpo fuera realmente libre, no se hablaría de él.

¿El problema no es el viejo dualismo occidental cuerpo-espíritu?

En parte. Pienso que el dualismo contemporáneo no opone el cuerpo al espíritu o al alma, sino al hombre con su cuerpo. Por eso hablo de un “alter ego”. Se hace del cuerpo un socio que se mima o un adversario al que se le combate para darle la forma deseada. Las facciones radicales de la cibercultura americana van aún más lejos en este dualismo. Consideran que el cuerpo es despreciable en estos momentos en que podemos comunicarnos en cuestión de segundos de un extremo al otro del mundo. Nos hace perder el tiempo, enferma, está abocado al envejecimiento, a la muerte, etc. A sus ojos es un fósil, un anacronismo. Por eso sueñan con la posibilidad de que el espíritu humano pueda ser archivado en un disco de ordenador, volcado en Internet, es decir, piensan en la erradicación de la carne a favor de innumerables prótesis informáticas.

 

¿Qué vínculos existen entre la biología y la informática?

Estrechos, en la medida en que, sin los procedimientos de cálculo y de memoria informáticas, el proyecto genoma humano, por ejemplo, sería impensable. El ordenador multiplica al infinito el poder del hombre en la investigación científica, para lo mejor o lo peor, según las circunstancias. Por otra parte, biología e informática intercambian su vocabulario. El cuerpo humano es percibido cada vez más como una metáfora informática: se piensa que los genes programan las características físicas o psicológicas, que contienen información, etc. Una forma más de confirmar este fantasma que se cierne sobre el cuerpo humano, que se expresa hoy en algunas corrientes ideológicas que pretenden encontrar fundamentos genéticos ineluctables a todos los comportamientos humanos. Y por la misma regla de tres a construir una humanidad perfecta gracias a la intervención genética en el útero o a la cirugía genética.

¿En qué medida la tecnociencia transforma los datos antgropológicos, como el límite entre lo viviente y lo inanimado?

La tecnociencia rompe las fronteras genéticas entre las especies, por ejemplo en lo transgénico. También rompe las fronteras entre lo viviente y lo inanimado, por ejemplo con la mitología de la vida artificial o introduciendo chips en el cuerpo humano. ¿Soy un hombre o una máquina? Este era el drama central de Blade Runner. Probablemente se convierta en una cuestión lancinante en el futuro, cuando la humanidad esté remendada con prótesis y chips en su búsqueda desesperada para suprimir la muerte.

Las cuestiones que suscita la tecnociencia, ¿no se sitúan más bien en el ámbito de la economía?

Es uno de los aspectos del problema, pero no es el único. Es verdad que las investigaciones transgénicas las desarrollan frecuentemente empresas privadas que sólo persiguen el beneficio al ultranza, y no la preservación de los recursos naturales para las generaciones futuras.

Usted cita esta frase de Levi-Strauss: “los últimos refugios de la trascendencia se encarnan en la biología”. ¿Qué significa esta afirmación?

Alrededor del proyecto secuencial del genoma, florece un discurso científico de maestría absoluta. El desciframiento del genoma pretende, según algunos de sus promotores, facilitarnos todas las claves no sólo de las enfermedades, sino también del comportamiento humano. Asistimos así a un delirio de prepotencia inquietante porque se trata por lo general de personas que disponen de un gran poder. Este discurso de perfeccionamiento del cuerpo es un discurso religioso del que algunos científicos son los profetas o los apóstoles.

¿A qué nos enfrenta la cibersexualidad?

A la abolición del cuerpo en la relación con el otro. El otro es descartado a favor de los signos de su presencia. El puritanismo se conjuga con el mito de la salud perfecta. La sexualidad sin cuerpo elimina cualquier riesgo de contaminación o de encuentro y no aporta nada al confort de la vida cotidiana. Desaparece la necesidad de salir de uno mismo y de someterse a la seducción y al encuentro con el otro. El cuerpo del otro será un día un disquete, un fichero, un programa, un site. Eros electrónico. Para algunos defensores de la cibercultura americana, la sexualidad está superada y la perciben incluso como insípida.

¿Qué limites ha de tener la tecnociencia?

La cuestión del gusto por la vida me parece fundamental. El progreso de la ciencia, ya se sabe trágicamente hoy, no tiene nada que ver con el progreso moral. Las técnicas no son sino medios, pero tienden a convertirse en un fin por sí mismas. Cuando vemos lo mal que se vive en las sociedades occidentales, el miedo al futuro, el abismo terrible que separa a ricos de pobres, a las sociedades occidentales de las otras, sólo puede llegarse a la conclusión de que hay que hacer una pausa, de tomar tiempo para vivir. En este mundo en el que las técnicas abundan, el sentido desaparece. La felicidad de los hombres no se teje con la acumulación de técnicas, sino en el sentido que damos a la existencia.

 

Reseña sobre Antropología del dolor de David Le Breton

Tendencias XXI. Elisabeth Gilles.

Obstáculos: una oportunidad para crecer

 

Vivimos en una sociedad donde cualquier contratiempo o desajuste en nuestra comodidad se convierte en un problema insuperable. Culpamos a los demás de nuestra repentina incomodidad (los que gobiernan, el jefe, los amigos, la familia, los médicos, etc) y esperamos, por si  alguien viene a solucionar nuestro problema. Pero nadie, salvo nosotros mismos, tenemos la capacidad de solucionar nuestros problemas.

 

Los obstáculos o problemas en realidad son las formas de la vida de enseñarnos cosas, son grandes oportunidades para crecer y superarse. Tal como muestra  el maravilloso cortometraje:  El Circo de las Mariposas, “los límites solamente están en tus creencias“. Muchas veces los obstáculos dan un giro inesperado a nuestra vida. El poder sortear los obstáculos por nuestra propia cuenta nos fortalece y nos abre nuevos horizontes.

 

La transformación espiritual no significa buscar refugio de los problemas de la vida.

No se trata de encender velas y sólo tener pensamientos felices. Se trata de encarar el caos de la vida y de nuestras reacciones frente a éste.

Si estás sentado sobre un cojín en algún sitio sereno con tus ojos cerrados, puede ser que te sientas refrescado temporalmente, pero no arrancarás de raíz ninguna de las conductas o patrones en tu vida que constantemente te traen dolor.

Abramos los ojos. Vayamos a los obstáculos. Agradezcamos que existen. Superemolos uno por uno y quizá, dejemos que la Luz brille.

 

Son justamente los obstáculos y los contratiempos que nos desvían de nuestra zona cómoda hacia experiencias válidas y diferentes, hacia sitios nuevos con

aprendizajes,imprescindibles para encontrar nuestro camino y nuestro propósito en la vida.

 

Si hallas un camino sin obstáculos, desconfía. Lo probable es que no conduzca a ninguna parte”. – Constancio Cecilio Vigil (escritor uruguayo) –

 

 

Extravío. Un microcuento de Alejandro Jodorowsky

Un ciego, con su bastón blanco, en medio del desierto, llora sin poder encontrar su camino porque no hay obstáculos.

 

Cuerpo y mente.

 

 

Las fases del perdón

 

El perdón es una decisión consciente de dejar de lado el resentimiento y los pensamientos recurrentes de venganza. Dejar tu rol de herido u ofendido y seguir adelante con tu vida. Si no perdonas, el hecho sigue teniendo el control sobre tu mente, y no te puedes enfocar en otras cosas.

 

Casi todos nosotros nos hemos visto afectados alguna vez en nuestra vida por las palabras o las acciones de terceros. Quizás tu madre te dañó, tu padre no te defendió, tu marido te engañó o

tu colega te saboteó el proyecto de fin de carrera. Estas heridas que pueden dejar sentimientos duraderos de ira, amargura, vergüenza o venganza son necesarias explorarlas en términos de mindfulness.

¿Pero cómo funciona el perdón? El perdón es una decisión consciente de dejar de un lado el resentimiento y los pensamientos recurrentes de venganza. Dejar tu rol de herido u ofendido, y seguir adelante con tu vida. Si no perdonas el hecho sigue teniendo el control sobre tu mente, y no te puedes enfocar en otras cosas. El perdón tiene que empezar por reconocer que tú mereces la comprensión, la empatía y la compasión en primer lugar… Es decir, ponerte a ti en primer lugar, para poder alcanzar la comprensión, empatía y compasión por la persona que te hirió.

 

Perdonar no significa negar la responsabilidad del mal que te causó el otro, no lo minimiza ni lo justifica. Se puede perdonar a la persona pero no se excusan los actos. El perdón te da, sobre todo a ti, una especie de paz que te ayuda a seguir con la vida.

¿Cuáles son los beneficios de perdonar?

Dejar ir el rencor, la amargura, la rabia, la ira, y dar paso a la compasión, la bondad y la belleza que hay en ti. El proceso de perdón puede llevarte en el futuro a:

  • Tener relaciones más saludables.
  • Aumentar tu bienestar espiritual y psicológico.
  • Disminuir la ansiedad, estrés y hostilidad frente a la vida.
  • Aminorar los síntomas de depresión o tendencias suicidas.
  • Minimizar riesgo de abusos y dependencias.

¿Dónde se guarda el rencor en nuestro cerebro?

Cuando te sientes herido por alguien que amabas y en el que confiabas, puedes llegarte a sentir triste, rabioso o confundido. Si vives en hechos de confusión o situaciones dolorosas, llenas de poca claridad, rencor, resentimiento, venganza u hostilidad, esto puede llegar a echar raíces en tu cerebro. Permitiendo que los sentimientos negativos invadan tu amígdala y lleguen a desplazar a los positivos,puede que te encuentres como engullido en tu propio sentimiento de amargura y quieras buscar una justicia que nunca se dará.

Los efectos del rencor en el cerebro son devastadores. No solo pagas el precio del engaño una vez, sino que la trayectoria de las emociones y el pensamiento asociado se graba una vez tras otra en tu memoria, impidiéndote que puedas establecer relaciones y nuevas experiencias. Tu vida puede llegar a quedar secuestrada por el mal que te han hecho, y no se puede disfrutar de nada. Puedes llegar a convertirte en un depresivo, ansioso, o vivir en modo amenaza. Puedes llegar a sentir que tu vida ya no tiene significado o propósito, que estas en desacuerdo contigo. Porque te han quitado la dignidad. Por eso es urgente, más que nada por ti, iniciar un proceso de perdón para conectar con la parte más valiosa, amable y enriquecedora que existe en ti. ¿ Pero como llego a un estado mental de perdón?

 

El perdón es un compromiso primero contigo y como resultado de este se da un proceso de cambio en relación a los otros. Para empezar puedes:

  • Considerar el valor de perdón y su importancia en tu vida, en ese momento en concreto, no hace falta perdonar todo a la vez.
  • Reflexionar sobre los hechos, la situación, y tu reacción y como todas estas cosas llegaron a afectar tu vida, salud y bienestar.
  • Cuando estés listo, empieza a perdonarte a ti mismo, para poder aspirar a perdonar a los que te ofendieron, mintieron o dañaron.
  • Aléjate del rol de víctima, suelta el control y no le des más poder a la persona que te causó el daño. La situación tuvo un recorrido en tu vida, pero no es toda tu vida.

Al dejar de lado los rencores, ya no defines tu vida en la forma en la que fuiste herido, sino en la forma en la que puedes ser amado, comprendido y acompañado.

¿Qué pasa si no puedes perdonar a alguien?

El perdón es un gran reto, especialmente si la persona que te ha herido no admite el mal y te lo ha escondido o no quiere reconocer tu dolor. Si te encuentras en esta situación, ten en cuenta la situación de manera asertiva. ¿Por qué esa persona no quiere admitir el mal causado? ¿Tendrá tanta desconexión interna que no puede ni ver la diferencia entre el bien y el mal? ¿Existirá en su mente patrones pervertidos de amenaza, defensa o huida tan fuertes? Si el otro te niega el diálogo, es muy útil buscar ayuda profesional, y empezar a hablar incluso de lo difícil que te resulta hablar. Llevar un diario, meditar, hablar con personas sabias y compasivas.

Diferencias entre perdón y reconciliación

A veces podemos perdonar ese evento doloroso, pero ya no podemos reconstruir la relación. A veces la persona que te ofendió ha muerto, o simplemente ha desaparecido, y es un trabajo tuyo y solo tuyo reconciliarte con esa parte de ti. No puedes renunciar al amor que le tuviste, porque ese amor eres también tú, pero puedes elaborarlo claramente.

Si la otra persona no cambia, no hay razón para no perdonar. Porque el proceso de perdón, tiene que ver “contigo” y no con el otro. El otro puede no querer cambiar, y continuará haciendo daño, ofendiendo y engañando. Pero tú “le quitas” el poder que tenía en tu vida. En este acto de “empoderamiento personal” alcanzas la madurez emotiva que te impedirá caer en el futuro en otras situaciones semejantes.

Antes de iniciar el proceso, medita sinceramente lo siguiente: reconoces con honestidad los errores que has cometido y cómo esos errores también afectaron a otros en el pasado. Al mismo tiempo, evita juzgar al otro con dureza. Tú eres un ser humano, y el otro también, ¿qué vamos a hacer? Si admites que quieres perdonar, admite también que quizás tú también creaste causas de dolor a otros. Habla conarrepentimiento sincero, y escribe quizás una carta de todos aquellos a los que les pides perdón –sin excusas- . No se puede obligar a nadie a que te perdone, ni a que comprenda sus errores. Cada quien necesita mover su mente a su propio tiempo, pero como mínimo te garantizas que en el proceso del perdón habrá: compasión, empatía, respeto y atención. Y quizás eso era parte del problema.

Koncha Pinos-Pey. Espacio MIMIND.

Sueños y significado: una búsqueda interior

 

Existe una Interpretación de los sueños que no es la de Freud, aunque por mucho tiempo fue tanto o más célebre que esta. Se trata de la Oneirokritiká de Artemidoro, un hombre que vivió en el siglo II de nuestra era y que pasó a la historia como “adivinador” o “interpretador” de sueños (títulos que parecen poco justos o precisos para la labor del hombre).

 

La Oneirokritiká, cuya traducción más común refleja palabra por palabra el título de la mayor de las obras freudianas, es, en términos generales, una vasta enciclopedia onírica, un manual de uso o diccionario de sueños que Artemidoro fue compilando conforme escuchaba los de cientos de personas y, a su manera y con los recursos de su tiempo y su entendimiento, intentaba encontrarles sentido.

En buena medida debemos a Artemidoro la noción de que los sueños se componen de significantes fijos o, dicho de otro modo y casi a la manera coloquial, que soñar con algo significa también algo específico. Algunos investigadores sugieren que muchos de los libros que todavía hoy se encuentran sobre “significados de los sueños” descienden directamente de laInterpretación de Artemidoro, pues esta, sumamente extensa, conoció ediciones abreviadas o libremente adaptadas que gozaron de enorme estima entre el público llano, ansioso como ha estado siempre el hombre de entender el enigmático lenguaje onírico.

¿Qué significa soñar con agua, con boda, con niños pequeños?, grita un vendedor que a cada tanto encuentro en el transporte público, ofreciendo un cuadernillo de una treintena de páginas que promete develarme esos secretos.

¿Con qué fin? Esencialmente uno: anticipar el porvenir. La obra de Artemidoro puede mirarse como la cima, el mayor esfuerzo jamás realizado, de esa manera de entender los sueños como mensajes de un mundo paralelo y metahumano, revelaciones de potencias fuera de los círculos del mundo que encuentran en este medio la única forma de comunicarse, hacerse presentes, regresar, avisar, mostrar ―aunque indirecta y crípticamente― lo que se avecina.

Así, en este paradigma de comprensión, los sueños son un poco como las constelaciones del cielo, con sus estrellas siempre en su lugar, con símbolos que supuestamente siempre significan lo mismo.

A partir de Freud, sin embargo, sabemos que los sueños se comprenden mejor a partir de una perspectiva subjetiva que de esa otra mucho más generalizadora. No deja de ser un poco sorprendente que tantas personas hayan creído y todavía crean que algo tan personal como un sueño puede ser explicado o entendido con una serie de parámetros obtenidos al limar las particularidades del sueño.

 

¿Qué significa soñar con agua, con boda, con niños pequeños? Con toda probabilidad no abundancia ni muerte ni buena fortuna. Paradójicamente, la realidad del sueño es más pedestre, menos metafísica, pero expuesta sobre un abismo subjetivo en el que revolotea un enjambre de significados que lo vuelve confuso y aparentemente incomprensible.

Soñamos con un pariente o un amigo recién fallecido y pensamos que vino a despedirse; soñamos con la mujer que aún no sabemos si nos ama y pensamos que existe un vínculo entre ambos que anticipa el éxito de la conquista; nos soñamos partícipes de circunstancias terribles y, como el personaje de El milagro secreto, el cuento de Borges, nos da miedo que esas escenas sean proféticas.

 

Sin embargo, el significado de nuestros sueños no debemos buscarlo fuera de nosotros, sino en nuestros deseos y nuestros temores, en nuestros motivos de satisfacción y las frustraciones que acarreamos, en lo que quisiéramos ver pronto realizado y lo que quisiéramos que nunca sucediera.

Con este método, alguien que se sueña en medio de una lluvia, corriendo sin encontrar refugio, podría entender, por ejemplo, que esa  lluvia es símbolo de su tristeza, de  la que intentaba huir —inesperadamente, sin nunca sentirse perdido. Y tal vez nadie más que el soñante podría comprender la relación entre ambos significantes y, sobre todo, la inefable sensación de serenidad dejada por el sueño.

 

 

Grafología: lo que tu letra dice de ti

 

¿Que dice tu letra de ti?.  Las letras escritas a mano pueden servir a los grafólogos para establecer pautas y estructuras de personalidad con enorme complejidad y precisión.

La grafología es una de esas ciencias limítrofes que gozan de tantos adeptos como escépticos: en un sentido forense e incluso
writepaleográfico, ubicar y reconocer las recurrencias en la forma de las letras de una persona puede servir no sólo para identificar a sus autores, sino para establecer ciertas pautas de personalidad: el estado emocional sería, si no evidente, sí posiblemente diferenciable a través del énfasis con que apoyamos el instrumento de escritura.

 

Además de servir para identificar más de 5 mil patrones de personalidad, la grafología médica puede ayudar a reconocer etapas tempranas de enfermedades degenerativas. En el siguiente infográfico de National Pen Company se muestran las asociaciones más comunes con las que trabaja esta disciplina de base proyectiva: el tamaño y forma de las letras, el espacio entre ellas, incluso el punto de las íes y el aprovechamiento del espacio de escritura son todas marcas o huellas de la personalidad que las ha dibujado: pues además de significado, una letra escrita a mano es un dibujo que los grafólogos leen como un mapa de la personalidad.

 

ALGUNAS HERRAMIENTAS UTILIZADAS POR LA GRAFOLOGÍA:

 

Glándula pineal: GPS de Dios, Ciencia y Religión

Esa gran desconocida que podría ser el vinculo de unión de todas las religiones. La misma que podemos ver en La plaza del Vaticano, en el báculo que portan los Papas, es el tercer ojo Hinduista, es la que conocían Mayas, Egipcios, Griegos, etc.

Por: Rebecca van Winter.

1. ¿Qué es científicamente la glándula pineal? ¿Cuál es su misión? ¿Qué “Dones” se activan con ella?

2.  ¿Es cierto que se pueden regenerar tejidos?

3. ¿Es algo nuevo o durante siglos, todas las culturas, nos han “mostrado” la Glándula Pineal y a la vez nos han protegido de su potencial durante siglos y hasta la actualidad?

Punto 1.

La Glándula Pineal es un órgano misterioso, poco  explorado y muy pequeño, del tamaño aproximado de un garbanzo, al que el filósofo francés Descartes allá por el siglo XVII definió como El Asiento del Alma.

¿Qué sabemos de ella?

Cuando comencé a documentarme sobre la glándula pineal, en el año 2009 poca información relevante obtuve: “Que tiene forma de piña pequeña” “Que segrega la hormona del crecimiento”. “Que es importante en el desarrollo de la pubertad” “Que posee influencia en el sueño” y poco más…, pero hubo un comentario que me llevó a investigar por otras vías más… profundas, de esas del “Alma”. Fue otra frase de Descartes que narraba:

“La Glándula Pineal, es la unión de cuerpo y alma” 

Fue entonces cuando me tope con un mundo increíble y unos experimentos más increíbles todavía. glandula pineal 1

Ahora, visto desde la posición cómoda que da el TIEMPO, pienso que tal vez se conoce poco a nivel científico y más a nivel “MÍSTICO” porque todo esto del “Alma” “Misticismo” “Chacras” “Viajes astrales” o “Experiencias extracorpóreas”, suena a “cosas raras”, que tienen que ver con el más allá y esas “cosas”, son temas para hablar en el salón de la casa, en la sobremesa de un café o para aquellos más atrevidos con una buena copa/cubata, después de una cena con amigos.

Pero hace ya mucho tiempo que observo lo siguiente:

Estos “Temas Místicos” ¡Todos lo hablamos!, unos con mofa, otros con mucho respeto, pero a todos interesa ¡Ahora bien!, hablar de ello abiertamente es…, otro tema.

Por eso, deseo dar mi más sincera enhorabuena y mi admiración a aquellos hombres y mujeres del ámbito científico que han sabido desterrar esos tabús y han indagado como yo hice en un pequeño órgano tan interesante, sorprendente, e instructivo y del que mucho se va a hablar en años venideros.

Doctores como Rick Strassman  profesor Clínico de Psiquiatría de la Universidad de Medicina de México y presidente co-fundador de la Fundación de Investigación de Cottonwood (investigación de la conciencia), explicó que el “TERCER OJO” el Crown de los Chacras, nombre con el cual también se conoce a la Glándula Pineal, aparece en el embrión humano exactamente a los 49 días de gestación y curiosidades de la vida, 49 días es el tiempo que los monjes tibetanos creen que tarda un alma en reencarnarse de nuevo.

Esto me llevó a la primera pregunta: ¿Cuál es la función real de la Glándula Pineal?

Descubrí que ese pequeño órgano que segrega una sustancia química llamada DMT (Dimetiltriptamina) puede ser activado al tener un nivel elevado de conciencia mística pero hay otras personas que sí poseen eso DON de forma natural y esa revelación me llevó a la segunda y tercera pregunta  ¿Se puede activar la Glándula Pineal? ¿Cómo? 

La glándula pineal situada en la intermediación de los dos hemisferios craneales (izquierdo y derecho) está extremadamente protegida del estrés, pero ¿Qué ocurre si la estresamos artificialmente con estímulos, con ondas electromagnéticas?

Científicos como Strassman, El Doctor Persinger, neuropsicólogo de la Universidad Laurentian de Canadá, o el Doctor Sergio Felipe de Oliveira, entre otros, han comprobado científicamente que la glándula pineal al estimularla, estresarla artificialmente, es capaz de convertir estas ondas electromagnéticas en estímulos neuroquímicos.

¿Qué significa eso?, pues que las ondas electromagnéticas influyen en el comportamiento de las neuronas de nuestro cerebro llevándolas a realizar “Actos” que más tienen que ver con el mundo denominado místico con esos  “Dones” esa “Sabiduría” que algunos elegidos poseen.

Así es como me enteré que existía la Psicobiofísica, la ciencia que integra la Biología, , la física y la  Psicología. (Biología que estudia los lóbulos frontales, en especial el derecho responsable de la creatividad; Física que estudia el cerebro eléctrico; Psicología puesto que el cerebro es la esencia del pensamiento critico)

Mediante la Glándula Pineal se explicaría científicamente la espiritualidad ¿por qué? Os estaréis preguntando.

Por que cada uno de estos doctores y otros que no nombro, pues la lista podría ser extensa, han demostrado:

  1. Que el DMT  a niveles elevados, genera estados paralelos de conciencia, los denominados “Viajes al más allá” “Desdoblamientos astrales”. Es decir, es el “Portal” para que “El espíritu” se marche fuera del cuerpo.
  2.  Activando el cerebro con ondas electromagnéticas, “nuestra nuez”, es capaz de convertir estas ondas electromagnéticas en el estimulo suficiente para que esos “Dones” se activen.

El Doctor Persinger realiza experimentos con el llamado “Casco de Dios” cuyos resultados en pacientes voluntarios han sido: Experiencias extracorpóreas; Ver luces en un túnel; Notar presencias…etc.

Dicho todo esto, veo por fin que la ESPIRITUALIDAD, los DONES ampliados que algunas personas poseen (se puede comprobar científicamente) Es una nueva corriente, un nuevo pensamiento llamado “Pensamiento Espirita”.

Pero : ¿Todo esto es nuevo? ¿La Glándula Pineal se acaba de “descubrir”?

¡Nada más lejos de la realidad!  glandula sumerios egipcios

Sumerios; Incas; Atlantes; Egipcios; Griegos; Romanos; Budistas; Hinduistas y un largo etcétera conocían su poder y se han realizado alegorías a esa fuente de sabiduría y conocimiento, a ese portal al más allá.

¿Cómo os estaréis preguntando?

Muy sencillo, cuando algo se quiere ocultar es mejor colocarlo delante de las narices de todo el mundo o reflejarlo en la literatura o en películas de esas de “Ciencia ficción”.

Por ejemplo:

“En plena plaza del Vaticano hay una estatua de la glándula pineal. En los báculos de poder que llevan los Papas… en sinfín de lugares que si me permitís iré desvelando en los siguientes artículos”

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes