Relación órganos y sentimientos

 

La relación entre los órganos dañados y los sentimientos, pasa por el delicado  mundo de las emociones y todo lo que se desprende del manejo de estas. Comparto una interesante entrevista a Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica.

 

Emociones:

Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones

 

 

El cuerpo es nuestra herramienta de curación?

 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy di#7;ferente.

 

Bueno, cada uno es cada cual…

 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

 

¿Eso es para usted la enfermedad?

 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

 

¿Nace el conflicto?

 Sí, el inconsciente inventa una vía suplementaria de supervivencia: un síntoma, que es una solución o una tentativa de solución inconsciente e involuntaria a ese shock vivido. En ese caso, el miedo a morir de inanición atacaría el hígado.

 

Póngame otro ejemplo.

 Una persona que siempre tiene prisa puede desarrollar un nódulo en el tiroides, que envía más tiroxina y aumenta el metabolismo del cuerpo, eso la hará más rápida.

 

Pero tener prisa es psicológico.

 Todo lo que captamos a través de los cinco sentidos, de los captadores neurovegetativos que vienen del interior del cuerpo, lo que pensamos o imaginamos, se traduce en realidad biológica.

 

¿Y provoca un síntoma?

 Si no hay una solución concreta y consciente, sí. De manera que si escuchamos algo muy desagradable que nos afecta podemos tener acidez de estómago. Y hay algo muy importante que tener en cuenta.

 

Dígame.

 El cerebro no distingue entre lo real o lo imaginario. Un trozo de limón en la boca o la idea de un trozo de limón en la boca provocan la misma salivación. En función del sentimiento particular, el shock afecta a una zona precisa del cerebro, visible por el escáner, a un órgano y a una realidad energética.

 

¿Realidad energética?

 Somos una unidad compuesta de cuatro realidades inseparables: orgánica, cerebral, psíquica y energética. No hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, y este no escapa al control del pensamiento, consciente o inconsciente; de manera que ni una célula del cuerpo escapa al psiquismo. Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute en los cuatro niveles biológicos.

 

¿Y es irreversible?

 Cuando encontramos la solución esos cuatro niveles sanan simultáneamente. Una paciente tenía dolor en el hombro. “¿Desde cuándo?”, le pregunté. “La primera vez estabas sola con mis hijos” “Si estas con tus hijos, no estás sola, ¿quién falta?” “Mi marido que nunca está, yo necesito estar arropada”. Cuando lo reconoció, el dolor desapareció.

 

A lo largo de un día no satisfacemos todas nuestras necesidades fundamentales.

Cuando no las satisfacemos, nace una emoción. Si esa emoción se libera en el exterior bajo una forma artística, a través de la palabra, el baile o los sueños… todo va bien. Cuando el acontecimiento no está expresado, queda impreso y el cuerpo será el último teatro de ese evento.

 

¿Todo conflicto provoca enfermedad?

 No, es necesario que sea dramático, imprevisto, vivido en soledad y sin solución. Cuando se dan estos cuatro criterios, el trauma se manifestará a través de la biología.

 

¿Distintas emociones corresponden a distintos órganos del cuerpo?

 Sí, todo lo que tiene que ver con la epidermis responde a conflictos de separación; el esqueleto, a una desvalorización; la vejiga corresponde a conflictos de territorio. Para las mujeres diestras, problemas en el seno y hombro izquierdos corresponden a problemas con los hijos y viceversa para las zurdas; los desajustes en el seno y hombro derechos corresponden para las diestras a problemas con la pareja y viceversa.

 

¿Estómago e intestino?

 No tener lo que se quiere y no poder digerir lo que se tiene corresponde al duodeno y estómago. El colon corresponde a un conflicto asqueroso, podrido. En el recto están los problemas de identidad: “No me respetan y me dejan de lado”. Los riñones es la pérdida de puntos de referencia. Los huesos: grave conflicto de desvalorización…

 

¿Lo adecuado para estar sano?

 Revalorizar las emociones, ser consciente de las emociones y expresarlas, es decir: bailar más a menudo. La gente está mucho tiempo en lo emocional pero son emociones procuradas: fútbol, cine… Un malestar compartido disminuye a la mitad, continúa compartiéndolo y acabará desapareciendo. Una felicidad compartida se multiplica por dos.

 

 

 

 

La ira y la violencia se expresan a sus anchas.

 Un hombre tiene miedo, el miedo produce rabia, y la descarga enfadándose con su mujer. Cuando estamos en contacto con la emoción auténtica, se transforma; cuando lo estamos con la emoción de superficie, no hay cambio. Si el hombre se dice: “Lo que tengo es miedo”, su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo.

 

Leer más: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110530/54163306905/cada-organo-danado-responde-a-un-sentimiento.html#ixzz2iQyX5APT

Otoño: transición y limpieza

La temperatura baja y estamos en pleno cambio de estación. El otoño es la estación de  los cambios, de la limpieza, de transición hacia un nuevo tiempo. Es un momento idóneo para practicar la limpieza, aligerar los armarios, liberar espacio, soltar los apegos . Comparto  unas ideas  para animarnos  a liberar  y quizá, fluir:

 

 

Gran limpieza del otoño

1. La RopaHojas cesped
Por las noches hace más frio y necesitamos de repente el pijama y las mantas en la cama. Pronto hará también más frío durante el día y hay que preparar la ropa más abrigada: jerseys, calcetines, abrigos, pantalones más gruesos, zapatos de invierno, etc. El otoño también es época de lluvias y es sabio tener a mano chubasqueros, zapatos que rechacen el agua … La ropa de verano se puede ir guardando poco a poco para el año que viene y la ropa que ya no queremos, la podemos regalar.

 

2. El cuerpo
El otoño es el momento perfecto para hacer una limpieza íntegra del cuerpo con un ayuno o semi-ayuno. Sacamos así las toxinas de nuestro cuerpo y nos hacemos más resistentes a las típicas enfermedades del otoño: resfríos y la gripe. Podemos también hacer una limpieza de la piel, cambiar el corte del pelo …

 

3. Papeles y documentos
Nuestros armarios y habitaciones suelen estar llenos de todo tipo de papeles y documentos y muchos de ellos ya no los necesitamos. Los hemos guardado “por si acaso” y así se han acumulado con el tiempo. Necesitaremos unas cuantas horas para separar los documentos imprecindibles de los otros que podemos tirar. Nos sentiremos aliviados al tirar cajas llenas de documentos que ya no necesitamos y encima liberamos espacio en nuestros armarios.

4. Libros y revistas
No es mala idea revisar nuestra librería y las cajas con revistas y seleccionar aquella lectura que ya no necesitamos. Podemos liberar mucho espacio así y podemos alegrar la vida a otras personas regalandoles aquellos libros que ya no necesitamos.

 

5. El trastero
La limpieza del trastero es un clásico. Es donde guardamos durante el año todas aquellas cosas que no son imprecindibles. Muchas de estas cosas en realidad podemos tirarlas a la basura, venderlas o regalar a nuestros amigos. Después de la limpieza del trastero nos sentimos como nuevos … de nuevo hay espacio en el trastero.

6. Juguetes hijos
Los que tenemos hijos vamos acumulando con el tiempo todos los juguetes que les compramos o que han recibido como regalo de amigos y/o familiares. Mientras tanto nuestros hijos crecen y muchos juguetes ya no les interesan o se les han roto. El otoño es un momento perfecto para sentarte con tus hijos y hacer limpieza juntos. Liberamos espacio en sus cuartos y podemos regalar los juguetes que ya no interesan a amigos, familiares, el colegio …

7. Coche
Muchos tenemos un coche, una moto o una bici. Es bueno mimar nuestro medio de transporte de vez en cuanto y hacer una buena limpieza. Limpiarlo de afuera, arreglar las arañazos, sacar los trastos que hay dentro y en el maletero, limpiar adentro y hacer un tratamiento para sacar los malos olores. Y quién sabe … ¿quizás ha llegado el momento para desprenderte totalmente del coche y probar el transporte alternativo?

 

8. Medicinas
La mayoría de nosotros nos enfermamos de vez en cuando y vamos acumulando medicinas para los distintos miembros de la familia. Todas estas medicinas se suelen acumular en un armario o en una caja. Es importante hacer una limpieza de vez en cuando y tirar aquellas medicinas que ya no necesitamos o que han pasado la fecha de caducidad. Los medicamentos no caducados, pueden tener hueco en el banco de medicinas, donde se clasifican y envian a paises donde pueden hacer falta, hay ONG´s que se encargan de ello. Los medicamentos caducados no deben tirarse a la basura ya que pueden contaminar el medio ambiente. Existen contenedores especialmente adaptados para depositar allí los medicamentos usados o caducados.

9. Cocina
En la cocina vamos acumulando muchas cosas que ya no usamos: platos y copas rotas, paquetes y latas de comida caducada, especies que nunca usamos, electrodomésticos que nos regalaron pero que nunca usamos, etcétera. ¿Porqué no sacar de la cocina todas estas cosas que realmente no necesitamos? Creamos así nuevamente espacio para poder guardar cerca lo que usamos para cocinar en el día a día .

10. Casa
El otoño es la estación de los cambios y por ello es el momento adecuado para introducir cambios en tu casa. Mover una mesa, cambiar un armario de lugar, pintar una pared, colocar un cuadro nuevo … así traes nueva vitalidad a tu casa. Abre las ventanas por las mañanas para que corre aire fresco por tu casa … así se oxigena y sale la humedad y los olores malos.

 

11. Jardín
Las plantas en la terraza, en el huerto o en nuestro jardín necesitan cuidados y limpieza en el otoño: podar las ramas secas de árboles y arbustos, la renovación o preparación de la tierra antes de que llega el frío, plantar los bulbos de floración primaveral (tulipanes, jacintos, narcisos…). Limpiamos las hojas secas que caen en el suelo y las guardamos para el compostaje.

12. Relaciones
Tenemos tantos amigos y relaciones que no hay modo de atenderles a todos … ¡Qué agobio! Identifica quienes son los amigos y/o familiares que son prioritarios para ti. Quédate con las personas que suman, con quienes tienes una relación que te satisface. A partir de ahora centrarás tu atención en ellos. Al mismo tiempo tomarás más distancia de las demás personas en tu círculo de amigos.

 

13. Internet y PC´s
¿Quién no no guarda hoy día todo tipo de documentos en un disco duro del PC o en el móvil o en la cuenta de correo electrónico en Internet? Acumulamos cada vez más documentos y es preciso hacer de vez en cuando una limpieza. Ordenamos los documentos, tiramos los que ya no necesitamos y hacemos una copia de seguridad de todos los documentos importantes.

 

14. Calle/Barrio
Aparte de nuestros espacios personales y privados existen también espacios comunes que necesitan limpieza. Así no viene mal ayudar a limpiar las calles de tu barrio o pueblo, sacar los trastos y la basura de los bosques, parques, playas y los costados de los ríos. En estos tiempos de crisis hay cada vez menos dinero para el mantenimiento de los edificios de uso común y podemos ofrecer nuestra ayuda para pintarlos.

 

Madurar

Madurar conscientemente es un trabajo diario, un camino de limpieza donde eliminar lo superfluo y crecer lo realmente valioso. Elegir y practicar la coherencia. Abrirse a la percepción, reconocerse y fluir. Avanzar con  curiosidad infantil y paso decidido. Caerse y levantarse más sabio. Aprender siempre. Quererse y darse. Aceptar los regalos que la vida nos ofrece. Ser en lugar de tener. Sonreir y atreverse a ser feliz …  Es un camino largo que está mas relacionado con la evolución que con el paso del tiempo. Y hoy puede ser un día perfecto  para empezar a recorrerlo. Comparto unas “perlitas” para recordar:

 

 
MADUREZ es la habilidad de controlar la ira sin violencia o destrucción.

MADUREZ es PACIENCIA ,el estar dispuesto a sacrificar un gozo inmediato en favor de un bien futuro.

MADUREZ es PERSEVERANCIA , la voluntad para superar un proyecto o situación , sin importar la oposición o aspectos negativos.

MADUREZ es DADIVOSIDAD , responder a las necesidades de otros , muchas veces a expensas de nuestros propios intereses.

MADUREZ es la capacidad de enfrentarse a la derrota sin excusas ni colapso.

MADUREZ es HUMILDAD , lo que hace a uno suficiente grande para decir : “ yo estuve equivocado ”. Y cuando tenga la razón no decir: “ yo te lo dije ”.

MADUREZ es la habilidad para tomar decisiones y tener la fortaleza de respaldarlas hasta el final. El inmaduro se pasa la vida explorando incontables posibilidades y nunca decide ni hace nada.

MADUREZ es RESPONSABILIDAD , mantener su palabra aunque haya crisis. Los inmaduros son los maestros de las excusas , siempre están confundidos y desorganizados , sus vidas son una maraña de promesas rotas , ex – amigos , proyectos sin terminar y de buenas intenciones que nunca se materializaron.

MADUREZ es el arte de vivir en paz con aquellos que no piensan como nosotros

 

 

Cinco proverbios Zen

 

El Zen, conocido en el occidente sobre todo por su meditación y sus cuentos de maestros Zen y sus discípulos (koans). Se centra en la vida sencilla y el presente. 

 

Cinco proverbios Zen:

 

Cuando el alumno esté listo para aprender, un maestro aparecerá

 

Si comprendes, las cosas son como son. Si no comprendes, las cosas son como son

 

Si deseas amor verdadero, aprende a amarte

 

Ser feliz es sencillo, lo difícil es ser sencillo

 

Muévete y el camino aparecerá

 

El consumo y la felicidad

Serge Latouche: “La gente feliz no suele consumir”

 

Propone vivir mejor con menos. Profesor emérito de Economía en la Universidad París-Sud, es una de las voces mundiales del llamado movimiento por el decrecimiento.

Nacido en Vannes (Francia) hace 70 años subraya que el actual ritmo de crecimiento económico mundial es tan insostenible como el deterioro y la falta de recursos en el planeta.

 

Bajo el título de su conferencia El decrecimiento, ¿una alternativa al capitalismo? , reclamó que la sociedad establezca una autolimitación de su consumo y de la explotación medioambiental. Desde su punto de vista no se trata de plantear una involución sino acoplar la velocidad de gasto de los recursos naturales con su regeneración.

Especialista en relaciones económicas Norte / Sur, premio europeo Amalfi de sociología y ciencias sociales, su movimiento decrecentista, nacido en los años 70 y extendido en Francia, defiende la sobriedad en la vida y la preservación de los recursos naturales antes de su agotamiento. A su juicio, si el decrecimiento no es controlado “el decrecimiento que ya estamos experimentando” será consecuencia del hundimiento de una forma de capitalismo insostenible, y además será desmesurado y traumático.

Una bomba semántica. Afirma Serge Latouche que el término decrecimiento es un eslogan, “una bomba semántica provocada para contrarrestar la intoxicación del llamado desarrollo sostenible”, una forma de pensamiento, la sostenibilidad, extendida por el economicismo liberal de los años ochenta, y que propicia pagar por todo, “por ejemplo, en el caso del trigo, obliga a pagar por los excedentes, por su almacenamiento y también hay que pagar por destruir los sobrantes”. “Deberíamos hablar de A-crecimiento”, dijo como una invitación hacia la reflexión sobre nuestro estilo de vida, incluso sobre la exhibición de los superfluo y el enriquecimiento desmesurado.

 

Desde su punto de vista “vivimos fagotizados por la economía de la acumulación que conlleva a la frustración y a querer lo que no tenemos y ni necesitamos”, lo cual, afirma, conduce a estados de infelicidad. “Hemos detectado un aumento de suicidios en Francia en niños”, agregó, para aludir más adelante a la concesión por parte de los bancos de créditos al consumo a personas sin sueldo y patrimonio como sucedió en Estados Unidos en el inicio de la crisis económica mundial. Para el profesor Latouche, “la gente feliz no suele consumir”.

Sus números como economista aseguran que le dan la razón: cada año hay más habitantes en el planeta a la vez que disminuyen los recursos, sin olvidar que consumir significa producir residuos y que el impacto ambiental de un español equivale a 2,2 hectáreas, y que cada año se consumen 15 millones de hectáreas de bosque “esenciales para la vida”. “Y si vivimos a este ritmo es porque África lo permite”, subrayó. Para el profesor Latouche, cual cualquier tipo de escasez, alimentaria o de petróleo, conducirá a la pobreza de la mayoría y al mayor enriquecimiento de las minorías representadas en la grandes compañías petroleras o agroalimentarias.

 

Trabajar menos y producir de forma inteligente. Tachado por sus detractores de ingenuo, postuló trabajar menos y repartir el empleo, pero trabajar menos para vivir y cultivar más la vida, insistió. Desde un proyecto que calificó como “ecosocialista”, además de consumir menos, la sociedad debería consumir mejor, para lo cual propuso producir cerca de donde se vive y de forma ecológica para evitar que por cualquier puesto fronterizo entre España y Francia circulen hasta 4.000 camiones a la semana “con tomates de Andalucía cruzándose con tomates holandeses”. Finalizó con una alabanza al estoicismo representado en España por Séneca: “No se obtiene la felicidad si no podemos limitar nuestros deseos y necesidades”.

 

El poder de las palabras: El sueño del Sultán

 

Uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse. De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Las palabras tienen mucho poder. El éxito en la vida está asegurado si uno domina el arte de elegir bien sus palabras al comunicarse.

 

Palabras malsonantes u ofensivas

Desde muy pequeño nos enseñan que es conveniente evitar utilizar las palabras malsonantes u ofensivas. Algo de la mala energia de estas

Palabraspalabras quedará con nosotros, nos ensucian … y ensucian todo lo que está alrededor de nosotros y todos nuestros actos. Nuestros abuelos acertaron mucho (metafóricamente hablando) cuando nos obligaron lavar la boca con jabón al escucharnos decir alguna palabrota.

 

¿Palabras negativas o afirmativas?

Las personas que utilizan por sistema las palabras negativas en su día a día (“no”, “no puedo”, “imposible”, “quizás”, “nunca”), suelen tener problemas de superarse en la vida. Estas palabras negativas no solamente funcionan como obstáculos autolimitadores, sino a la vez llegan a nuestros interlocutores (aunque sea de manera inconsciente) y influyen de manera negativa en sus decisiones hacia nosotros. Todo cambia completamente al pronunciar palabras afirmativas. Un buen vendedor sabe esto muy bien. Le entrenan para evitar las palabras negativas. ¿Verdad que SIIIIIIIIIIII?

El Secreto de las palabras positivas

Las palabras positivas pueden hacernos sentir bien e inspirarnos. Palabras como “me gusta”, “que bien”, “agradezco mucho”, “te amo”, “muchas gracias”, “excelente”, “si quiero”, “¡adelante!”” … son alimento para la mente. Despiertan algo en nosotros que hace que conseguimos realizar con más facilidad nuestros deseos y propósitos. Los grandes gurúes del autodesarrollo utilizan palabras positivas para inspirar y para motivar a gente para que alcanzan sus metas. La Programación Neuro-Lingüística (PNL) es el estudio de cómo el lenguaje afecta nuestro sistema nervioso. Mediante las palabras podemos dirigir el propio cerebro de manera óptima para lograr los resultados que uno desea.

 

El sueño del Sultán

 

Un Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.

El sabio dijo:
– ¡Qué desgracia, Mi Señor!
– Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra Majestad

.. y el sultán gritó enfurecido:
– ¡Qué insolencia!
– ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa?
– ¡Fuera de aquí! ¡Que le den cien latigazos!

Más tarde el sultán ordenó que le trajesen a otro sabio para aconsejarle sobre lo que había soñado. Este, después de escuchar al Sultán con atención, le dijo:
– ¡Excelso Señor!
– Gran felicidad os ha sido reservada.
– El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes.

Se iluminó el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro al sabio.

Cuando éste salía del palacio, uno de los cortesanos le dijo sorprendido:
– ¡No es posible!
– La interpretación que has hecho del sueño es la misma que el primer sabio.
– No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

El segundo sabio respondió:
– Amigo mío, todo depende de la forma en que se dice.

 

Sloyu.

 

 

Sabiduría del árbol.

 

Aceptar, resistir, fluir…Comparto un bello poema de Susana Sánchez

SABIDURIA DE ARBOL

 

Ritmo de Vida,

silencioso y cadente,

inexorable y tierno.

Pleno.

 

Sangre y oxígeno en todos los seres

donde tu fuerza se expande.

Sinuoso camino

de bucles y laberintos,

de ciclos que abren y cierran

siguiendo el proceso:

Aceptas… continúas

Resistes… sufres

Fluyes… disfrutas.

 

Ritmo de Vida

te abrazo desde la Esencia.

Desde ahí mi Presencia

con los demás –en el mundo-

es la correspondiente. 

 

SSP, 28-913

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes