Madurar

Madurar conscientemente es un trabajo diario, un camino de limpieza donde eliminar lo superfluo y crecer lo realmente valioso. Elegir y practicar la coherencia. Abrirse a la percepción, reconocerse y fluir. Avanzar con  curiosidad infantil y paso decidido. Caerse y levantarse más sabio. Aprender siempre. Quererse y darse. Aceptar los regalos que la vida nos ofrece. Ser en lugar de tener. Sonreir y atreverse a ser feliz …  Es un camino largo que está mas relacionado con la evolución que con el paso del tiempo. Y hoy puede ser un día perfecto  para empezar a recorrerlo. Comparto unas “perlitas” para recordar:

 

 
MADUREZ es la habilidad de controlar la ira sin violencia o destrucción.

MADUREZ es PACIENCIA ,el estar dispuesto a sacrificar un gozo inmediato en favor de un bien futuro.

MADUREZ es PERSEVERANCIA , la voluntad para superar un proyecto o situación , sin importar la oposición o aspectos negativos.

MADUREZ es DADIVOSIDAD , responder a las necesidades de otros , muchas veces a expensas de nuestros propios intereses.

MADUREZ es la capacidad de enfrentarse a la derrota sin excusas ni colapso.

MADUREZ es HUMILDAD , lo que hace a uno suficiente grande para decir : “ yo estuve equivocado ”. Y cuando tenga la razón no decir: “ yo te lo dije ”.

MADUREZ es la habilidad para tomar decisiones y tener la fortaleza de respaldarlas hasta el final. El inmaduro se pasa la vida explorando incontables posibilidades y nunca decide ni hace nada.

MADUREZ es RESPONSABILIDAD , mantener su palabra aunque haya crisis. Los inmaduros son los maestros de las excusas , siempre están confundidos y desorganizados , sus vidas son una maraña de promesas rotas , ex – amigos , proyectos sin terminar y de buenas intenciones que nunca se materializaron.

MADUREZ es el arte de vivir en paz con aquellos que no piensan como nosotros