Ven a dormir

Ven a dormir…

…una tormenta de suspiros y sábanas, un amanecer de besos y calores.

Ven a dormir conmigo, tú que de mis sueños no te quitas,
(¿y cómo habrías de hacerlo si eres el sueño de mi vida?),
ven a dormir conmigo, tú que conviertes las noches en soles.

Yo no te amo porque eres tú, ni te amo porque seas mío,
no te amo por ser tuya, ni por tus cabellos ni por tus besos.
Te amo porque es cielo el cielo,
te amo porque son ciertas las estrellas,
te amo porque el mar besa la orilla,
te amo como la flor que besa al viento,
te beso como besa al agua el sediento.

¿Cómo no he de amarte, amado mío,
si es en tu lecho que he conocido la vida?

Nací, como muchos antes,
quizás incluso tuve otras vidas errantes,
tristes, solitarias, sin ancla, sin vela ni caminos,
¿pero acaso no llega todo fiel a su destino?

El amor nos hará, erigirá en nuestros labios su templo,
desandará lo que sabía de amar, antes de conocernos,
dirá acaso: “¡he sido tan poco de mí, ahora sé lo que es amar!”,
o acaso el silencio sea reto y envidia a nuestra manera de besar…

Caminan las estrellas, gira el mundo. Así te amo.
Con toda la fuerza de lo obvio,
con el destino apretado en nuestros labios.
Nosotros haciendo los sueños la realidad del destino,
y a cada lado de la cama, el mundo, callado, muy lejano.

– Jacques Pierre –

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: