Un cuento sufí

…Para ti,  para hoy…

El universo en el corazón

“Había una vez un anciano que se pasaba los días sentado a la entrada del pueblo. Un día un joven se le acercó y le preguntó:
-Yo nunca he venido por estos lugares… ¿Cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano le respondió con otra pregunta:
-¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de la que vienes?
-Egoístas y malvados, por eso me he sentido contento de haber salido de allí.
-Así son los habitantes de esta ciudad -le dijo el anciano.
Un poco más tarde, otro joven se acercó al anciano y le preguntó:
-Acabo de llegar a este lugar. ¿Cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano volvió a contestar con la misma pregunta:
-¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de donde vienes?
-Eran buenos, generosos, hospitalarios, honestos, trabajadores… Tenía tantos amigos y tan buenos que me ha costado mucho abandonarlos.
-También estos habitantes de esta ciudad son así -afirmó el anciano.
Un hombre que había llevado su rebaño a beber al pozo y que había escuchado las conversaciones, en cuanto el joven se alejó, le dijo al anciano:
-¿Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes a la misma pregunta?
-Mira -le respondió el anciano-, cada uno lleva el universo en su corazón. Lo que encuentra allá donde va, no es más que un reflejo de lo que encuentra en sí mismo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: