Naúfrago voluntario: mantenerse a flote

“Ser profesor es gobernar una barca nueva cada día, ¡y guiar a generaciones enteras hacia sus propias odiseas! Pero hay que aprender a hacerlo. Y atreverse. La barca nunca será más grande, ni mejor, ni la costa más cercana. Pero tenemos todo lo que necesitamos: la ilusión, la creatividad, a ellos, y a nosotros mismos”

 

Mucha gente, sorprendentemente, se hace a la mar sin saber nadar, con un miedo atávico a lo que no es sólido.

En 1953, el francés Alain Bombard escribió “Náufrago voluntario”. Como médico, no podía entender la elevada mortandad entre los que caían al mar, pues teóricamente debieran poder sobrevivir en alta mar, y más aún cerca de la costa, y más aún con conocimientos marinos, y más aún en compañía… ¿Por qué?

 

A menudo se habla del fracaso escolar, de las bajas por depresión del profesorado, del pobre modelo de escuela, del déficit cumulativo en la motivación por aprender, enseñar, convivir, compartir… ¿Cómo puede suceder ésto? No quiero decir que no sea mejorable, estamos siempre a medio camino, pero ¿no es verdad que, por mucho que existan dificultades, estamos a años luz del panorama educativo de hace años o de otras geografías? ¿Cómo puede naufragar tanta gente? Una de las observaciones de Bombard fue que a menudo la gente se hunde en las primeras horas, mientras que aquellos que superan ese desfallecimiento sobreviven sin fecha, a veces pese a penalidades mucho mayores

Ese ansia intransferible de saber, de ayudar, llevó a Bombard a cruzar el Atlántico en solitario, sobre una lancha hinchable. Hay quien dice que hizo trampas, pero yo pienso que esas trampas, de serlo, no son importantes: se atrevió, sobrevivió, lo compartió, y describió un kit mínimo de equipamiento y conducta que desde entonces es obligatorio a bordo (¡incluye algo de lectura!). Entre otras (muchas) cosas, lo que descubrió es que más allá de traumas físicos, shock térmico, o soledad, la gente moría, sencillamente, porque perdía la esperanza…

Ser “mediocre” es pura estadística, casi inevitable. Pero nadie nos pide proezas. Debemos mantener la ilusión: ahí está la clave. Y atrevernos. ¿Ser profesor es sobrevivir bajo las inclemencias del peor de los soles, sin agua, perdiendo las ganas año tras año? ¡NO!

 

Fuente: “La ilusión”. Aulas creativas.

Lunes, sol y whatsapp

En estos días aciagos luce el sol primaveral, fresco eso sí, como si algo nos impidiera disfrutar del baño de luz estacional. Los lunes, como los demás días de la semana, antaño “lunes al sol”, hoy son  “a la lluvia”,”al frio” o a cualquier inclemencia climatológica inoportuna, pero con una diferencia, ¡con whatssapp!, mientras seis millones de parados y otros tantos potenciales de serlo, vagan desorientados por el espacio virtual. Virtuales relaciones, mensajes, entretenimiento. ¿Es esto la “realidad virtual”?…

Os dejo un brillante artículo de  Jesús Moreno Abad  sobre este tema:

Los lunes al WhatsApp

 

 

Los lunes al sol son una reliquia que se ha perdido sin saberlo. Pura arqueología de lo retro. Esa exposición al fruncimiento desabrido de cejas sólo se encuentra ya en formato VHS, igual que el consiguiente bronceado que nos hacía iguales ante la ley a parados y paletas de la construcción, a la sazón, las únicas dos Españas, que no tenían más diferencia insalvable que el límite horizontal de la pigmentación: unos eran de raya de hombreras; los otros, irredentos de la manga corta. Todo lo demás era subirse al andamio o buscar uno libre mientras durara la música de la burbuja inmobiliaria. Parados y paletas, ya digo. Dos Españas. La misma.

Hoy los tiempos han cambiado y España es un país de pálidos y modernos. Los albañiles –antes salida natural de curritos, científicos o abogados- ya no están morenos, pues no hay obras bajo las que ennegrecer. Y el resto de parados no se tuestan porque no hay obras, como digo, ni otro modelo sustitutivo de país. Ni cutre ni sofisticado. No hay ninguno. Y como esto es el siglo XXI hemos adaptado las nuevas tecnologías a nuestro antropológico estado de espera: todo el mundo aguarda su turno en esta orfandad de andamios tecleando sandeces en algún maldito cacharro electrónico. Los lunes al WhatsApp. Son los nuevos tiempos.

De verdad que algún León de Aranoa 2.0 debería hacer una película con ese título. Porque ahí andamos todos: Whatsappeándonos. Neopalabra con cierta sonoridad a flojera fétida y graciosa que se ha hecho con un lugar en nuestras no vidas.

Lo hacemos a toda costa. Tecleamos sin parar para dar un toque a esos amigos que no vemos desde hace meses y viven sólo dos calles más arriba; tecleamos revolucionariamente hasta hacer trending topic nuestra indignación; tecleamos que vamos al baño (sólo la España que come fibra y yogures con bichos mientras tuitea). Y hasta me han dicho que ya no hace falta verse o hablar para romper relaciones humanas: con el WhatsApp es suficiente, siempre y cuando, claro está, quede algo de tiempo y batería -pues se habrán dado cuenta de que los móviles ya no son móviles desde hace algún tiempo-.

Y con la que está cayendo nuestro tecleo incesante se antoja improductivo (el de esta columna también, seguramente). El resuello fatigoso de los pulgares no parece resolver los fallos del sistema. Tampoco ese formateo erosivo de las huellas digitales, que ni nos reinicia ni arregla nada. Es el mismo país de siempre pero en pantallas de silicio.

¿Será posible, redios, que nos estemos volviendo todos cibermongolos? Porque digo yo que las nuevas tecnologías y las redes sociales están muy bien. Apretando un botón nos podemos ver y convocar con facilidad. Pero no me negarán que causa desasosiego comprobar lo llena que está la Gran Vía digital y lo vacía que está la alquitranada (sólo pisada por ‘quincemayeros’ que saben saltar de Facebook al empedrado). Oigan, que somos seis millones de parados, millones de precarios y afectados por los recortes, miles de desahuciados, de investigadores y estudiantes sin beca… Que en los años de fotocopia y panfleteo se llenaban las calles por una pizca de lo que nos está cayendo ahora. ¿Por qué no quedamos y nos da un poco el sol a todos? Que estamos muy blancos. Yo el primero.

Por Jesús Moreno Abad

 

 

 

 

 

 

 

Mi primer premio para este blog: el Liebster award

liebster1

Escribir fue siempre un continuo en mi existencia. Compartir lo escrito no estaba entre mis planes, hasta que, un amigo muy intuitivo me animó a hacerlo. Y fue su apuesta por mí, lo que me condujo a desterrar inseguridades y hacer acopio de aplomo. Sentí unas enormes ganas de compartir y con su apoyo, también técnico, empecé este blog.
La primera publicación me embargó de una adrenalina muy especial. Tiene algo de mágico lanzar algo en la red , traspasar mi intimidad y despedirse de esos “hijos literarios”. Y es que , una vez publicadas, las creaciones ya no pertenecen al autor, son de uso colectivo, como los mosqueteros, “de uno para todos y de todos para uno”.Y esta idea enlaza con el feed-bag que se recibe, que viene a ser nueva fuente de inspiración  y motivación para seguir alimentando el blog.
En ese principio, no podía imaginar que en pocos meses alcanzara 4.000  visitas, ni tampoco imaginaba las relaciones “blogeras” que establecería, leyendo a otros, comentando artículos y enriqueciéndome  con sus aportaciones. Todo un mundo de inquietudes para compartir.
Hoy  la agradable sorpresa es recibir este premio blogero, el  “Liebster award “, un premio que recibo agradecida y con todo respeto. El responsable de este regalo es Benjamín Recacha, que a través de su blog “la recacha”, nos deleita a diario con una variopinta paleta de posibilidades: desde la crítica elegante sobre los temas de actualidad, hasta la poesía, los relatos o la belleza de  la naturaleza cercana.

El premio va acompañado de deberes. El Liebster, que en alemán significa “más querido” o “preferido”, surge en 2010 con la intención de difundir blogs con buen contenido que no superen los 200 seguidores.

El galardonado debe:

  • Responder a las 11 preguntas que ha dejado la persona que te ha nominado.
  • Elegir 11 blogs que quieras nominar (con menos de 200 seguidores).
  • Escribir 11 preguntas nuevas para hacérselas a los nuevos nominados.
  • Seguir a quien te ha concedido el premio y a los blogs a quienes se lo concedes.
  • Hacer crecer el círculo, y por eso no enviar la nominación de vuelta a quien te ha nominado.
  • Informar a cada uno de los nominados del premio concedido.
  • Los nominados deberán confirmar que han recibido la nominación.
  • La nominación no puede repetirse, es decir, los nominados no podrán enviar de vuelta la nominación a quien ya los ha nominado anteriormente.
 
Aquí os dejo mis respuestas a las preguntas que he recibido:
 
1) ¿Sabe tu madre/padre que eres blogger?
Sí, aunque entiendo que les resulte ajeno por el abismo generacional, la dimensión de los blogs
2) Cuando empezaste el blog ¿querías hacerte millonario, o buscabas reconocimiento para satisfacer tu ego? (cualquier otra respuesta será considerada falsa)
Jaja!. Empecé tímidamente pero tengo que reconocer, en honor a la verdad que mi gusto fue in creccendo.
3) En los últimos tres meses ¿cuántas veces has pensado en tirar la toalla?
Ninguna. Cuando no tengo un día muy creativo, busco recursos.
4) ¿Qué es lo que más te cuesta o lo que peor llevas de ser blogger?
El tiempo que dedico aquí y que a veces resto a otros proyectos.
5) ¿Cuál es, de todos los que has escrito, tu post favorito?
No sabría decidirme. Mezclo continuamente la actualidad con la espiritualidad y eso me gusta.
6) Sinceramente, ¿crees que tu blog merece la pena?
Con toda modestia, Sí.  Si algo de lo publicado le puede servir alguien,  ya merece la pena.
7) ¿Qué es lo más estúpido que has hecho en tu blog? (son válidas tanto estupideces de contenido, como de tipo técnico o del tipo que queráis. Lo importante es que sean estupideces)
Ciertamente no encuentro estupideces. Quizá, a veces los temas son parecidos.
8) ¿Cuántas visitas has tenido en la última semana?
Unas 180.
9) ¿Pensabas que te iba a leer muchas más gente, o por el contrario estás altamente sorprendido con tu espectacular repercusión?
Empecé a escribir con modestia y francamente, no pensaba que llegaría a tanta gente.
10) ¿Qué opinas del blog que te ha otorgado el premio? (queremos peloteo del bueno)
La Recacha es un blog interesantísimo, donde Benjamín Recacha escribe con valentía y rigor periodístico. Está muy en mi linea de pensamiento y además, tiene el detalle de cuidarnos a cada uno de sus lectores con comentarios personalizados. Absolutamente recomendable.
11) ¿No estás de acuerdo con nosotros en que once son, quizá, demasiadas preguntas?
Quizá, pero como yo suelo hacer los deberes y me ha gustado tanto este premio, he contestado a todas.
 
Dejo las mismas preguntas que me parecen acertadísimas.
 
Y aquí dejo mi lista de galardonados:
Pues eso es todo. Recordar a los nominados que si quieren seguir la rueda deben contestar las preguntas (dejo las mismas) y otorgar sus 11 premios. Gracias nuevamente a Benjamín Recacha  por otorgarme este premio. Gracias Juan Peláez escritor y sobre todo amigo, por su apoyo y por creer en mí. Y gracias a todos los que me leeís y comentaís, porque sois la mejor motivación .

Totems, un Arte sublime

 

 

Cuando la contemplación de una obra de arte emociona,  multitud de acontecimientos ocurren minuciosamente en el cerebro del espectador,  ríos de químicas  sustancias penetran recónditos lugares y energía caprichosa reparte  sensaciones sublimes.

Contemplar las obras  de Ibirico, reunidas en esta ocasión bajo el título de “Totems”, supone un viaje místico desde la belleza visual de laberintos imposibles, trazos conceptuales, y objetos integrados, hasta lo más íntimo de un@. Más allá del intelecto, es una obra que penetra directamente hasta el corazón. La delicadeza de las composiciones  elevan el espíritu y animan a acercarse más, a mirar  y a descubrir. Sugerentes títulos como “Torrente afectivo”, “Fusión intuitiva “o  “Refugio del silencio”, nos indican el camino  que  transita  Ibirico, hombre polifacético, creativo, conversador y sobre todo amigo.

Un punto de inflexión marca su impronta tras  la absolutamente recomendable visita a esta exposición y algo cambia… desde la belleza hasta el alma…

“Totems”. Obras de Ibírico.  Centro Municipal de las Artes, teatro Buero Vallejo de Alcorcon ( Lunes a sábados de 9 a 21 h), hasta el 29 de mayo.

 

 

Foto

“El sueño de la razón produce monstruos”… y la realidad escalofrios.

Hoy es uno de esos días en los que,  después un vistazo a la prensa, una inmersión en el surrealismo inunda todo razonamiento y yo ya no se si  dar crédito a tanto disparate, dudo de si estoy despierta, ¿y si las redacciones de los periódicos confabulan generando confusión y caos? .

Un hombre joven, de entre 40 y 45 años, dicen los periódicos , se suicida en Murcia tras recibir una orden de desahucio  mientras que en San Carles de la Rápita, otro joven, éste de 30 años, se quema a lo bonzo. El primero murió ahorcado, el segundo sobrevive con el cuerpo quemado.  Una película de terror que se completa con el alta médica “forzosa” a una hondureña, en un hospital de Valencia: Le operan el cerebro y , al descubrir que “no tiene papales”, le tapan el cerebro con el cuero cabelludo, sin ponerle el hueso o prótesis correspondiente. ¿Se ha adelantado la festividad de los Santos Inocentes y este año tocan bromas macabras?.  Rajoy ve “poco probable” un pacto por el empleo, ¿que más ve?.

Los divertimentos en twiter entretienen a  una parlamentaria, Carmen Amorós, del PP valenciano, que jugando a las probabilidades, se pregunta si la cifra de parados, 720.000 en la Comunitat, podría ser el número premiado de la loteria. Y siguiendo con la geografía valenciana, ya sabemos el sueldazo  que se ha asignado, unos 47.000 euros, por parte del presidente de dicha comunidad a su nuevo fichaje, el presidente de las Nuevas Generaciones del PP

Anoche, en mi barrio, un barrio obrero de Madrid, vi a un señor que, povisto de un carrito, paraba en cada contenedor de basura y con sumo cuidado abría las bolsas , con la esperanza de encontrar algo que llevarse a al boca. Un pobre buscando entre la basura de otos pobres. Me conmovió el cuidado con el que abría cada una de las bolsas y con el mismo cuidado, las cerraba a continuación, quedando todo dentro de sus contenedores, cerrados y alineados junto a la pared. Que enorme dignidad la de este hombre anónimo y que gran lección de civismo.

Sigo con la lectura de la prensa y ya tengo escalofrios. Un empresario declara que él, junto a otros similares, financiaron la campaña municipal del PP en Atarfe (Granada), en las municiples del 2011, a cambio, eso si, de “favores”, cuya guinda fue un mitín en el que la estrella invitada fue ,  Soraya Saéz de Santamaría. .. Los escalofrios dan paso a la fiebre, mientras el exdirector de Cajanavarra es imputado por el cobro de dietas excesivas . Blesa es investigado por el super crédito, concedido a Ferrán y el montón de ilegadidades con todo ánimo de lucro, por parte de Urdangarín y la infanta, crece  cada día. .. Y  España es protagonista por liderar el ranking de paises de la OCDE, donde la crisis ha agudizado más las desigualdades.

No quiero leer más, pero un regusto a basura me provoca arcadas, hasta que visualizo al hombre que anoche rebuscaba en la basura, como otros miles de hambrientos y una dignidad sobrecogedora me devuelve el aplomo… Esta tarde iré a ver la exposición de Dalí, un privilegio surrealista porque no encuentro otra solución a esta pesadilla y recordando las palabras de Goya, ya sabemos que  “el sueño de la razón produce monstruos”.

Cafés pendientes

Hace algunas semanas circula por internet esta linda historia que se está expandiendo por los bares y cafeterías de España sin prisa pero sin pausa. Es la historia de una iniciativa que invita a realizar una acción solidaria, sin ánimo de lucro y basada en la confianza.

”Un café para mi y otro pendiente”

“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
– Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres “pendientes”.
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:

– ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?
Me dicen:
– Espera y verás.

Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés – pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
– Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos.

Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:
– ¿Tienen algún “café pendiente”?”

Esta muestra de generosidad apareció por primera vez en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.

Cafés pendientes en España

Gonzalo SV se enamoró de la idea y quiso divulgarla a través de una web en la que además de contar la historia promueve la participación de establecimientos de restauración en la misma.

Sumarse a la campaña es gratuito, permite la descarga de material gráfico para tu establecimiento e inscribe tu local en el mapa para dar a conocer a tus conciudadanos donde pueden dejar sus cafés pendientes.

La lista de establecimientos puede consultarse online y el lugar y número de “cafés pendientes” se facilita a entidades sin ánimo de lucro que apoyan a colectivos en dificultades para que los más necesitados puedan beneficiarse de una bebida y/o caliente.

Además de participar en la iniciativa dejando “cafés pendientes” junto con tu consumición, también puedes ayudar a divulgarla en los bares donde tomas tú café.

Más información en:
www.cafespendientes.es

 

Parábola de la vida

 

 El pasado sólo existe en nuestra mente y en la forma que elegimos verlo mentalmente. Este es el momento que estamos viviendo. Este es el momento que estamos sintiendo. Este es el momento que estamos experimentando. Lo que hacemos en este mismo instante es colocar los cimientos para el mañana. De modo que este es el momento de tomar la decisión. Nada podemos hacer mañana, ni tampoco ayer. Sólo podemos hacerlo hoy. Lo que importa es lo que elegimos pensar, creer y decir en este mismo momento.

Louise L. Hay

 

 

 

La parábola de la vida de Anthony de Mello

Autobus

Un autobús lleno de turistas atraviesa una región muy bonita llena de lagos, montañas, ríos y praderas.

Pero las cortinas del autobús están cerradas, y los turistas, que no tienen la menor idea de lo que hay al otro lado de las ventanillas, se pasan el viaje discutiendo sobre quién debe ocupar el mejor asiento del autobús, a quién hay que aplaudir, quién es más digno de consideración …

Y así siguen hasta el final del viaje…

 

Si no vives en el ahora perderás gran parte de tu vida. Mientras estás ocupado proyectando y soñando un futuro que posiblemente nunca llegará, no estarás atento a todo lo maravilloso que pasa alrededor tuyo. ¡Haz del viaje mismo tu destino!

 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes