¿Qué prefieres tiempo o dinero?

El movimiento Slow promueve vivir la vida sin prisa para alcanzar una mejor calidad de vida. Antepone el tiempo (vivir el momento) … al dinero, el lujo y las promesas de bienestar en el futuro. Propone trabajar un poco menos y consumir menos para así encontrar un equilibrio óptimo entre el trabajo y la familia, los amigos y el espacio para las actividades de pasatiempo y crecimiento personal.

Reloj arena

Menos es más

trabajar menos + gastar menos = tener más tiempo para las cosas que realmente importan

Ideas para gastar menos:
– reducir los costes de transporte (vivir cerca del trabajo, transporte público …)
– reducir los costes de la casa (mudar a zonas – rurales – con precios más bajos)
– aprovechar mejor lo que tienes – reutilizar y reciclar las cosas
– simplicidad, comprar solamente lo necesario
– buscar el ocio en actividades cercanas en la casa, el barrio o el pueblo
– evitar lujos inecesarios
– intercambiar cosas y servicios con otras personas (tregue)
– …

La filosofía del movimiento slow busca la simplicidad, el equilibrio y desarrollo personal, el tomar el tiempo para disfrutar de cada cosa pequeña e inesperada, en cuidar y “regar” tus relaciones, en aprovechar realmente tus posesiones y dones compartiéndolas con los demás, en cuidar tu dieta y tu salud … y en el placer de cuidar a los demás y cuidar la planeta y el medioambiente. Es una filosofía solidaria y sostenible.

Pocos son los que tienen tiempo suficiente y, sin embargo, cualquiera tiene casi todo el tiempo que hay – Paradoja del tiempo

¡Tú decides!

La alternativa: más dinero y menos tiempo

La filosofía predominante sigue siendo hoy día maximizar los ingresos. La sociedad nos motiva para buscar más horas de trabajo o un trabajo de más responsabilidad para ganar más dinero y tener así más prestigio. Entonces podrás gastar más y tener cada vez más propiedades y una vida de lujos (espiral de consumo). La gran promesa de este estilo de vida es que al final llegará el momento que tengas todo el tiempo para disfrutar de esta situación de grandes lujos y entrarás en un estado de total satisfacción: “el nirvana del dinero”.

El problema es que esta promesa nunca se cumplirá ya que uno siempre querrá más, nunca tendrá sufficiente. Otro peligro es que una vida con muchas posesiones y con gran riqueza económica traerá todo tipo de complicaciones .. seremos presos de nuestro dinero, tendremos miedo de perderlo. Mientras tanto habremos perdido el mejor tiempo de nuestra vida corriendo detrás del dinero, muchas veces olvidándonos de los demás y siendo muy poco solidario. Si solo pensamos en el dinero terminaremos pensando sólo en nosotros mismos …

Decía William Shakespeare: “Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.”

 

 

 

 

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Recopilación de artículos publicados en este primer año | Yolanda Jiménez. Escritora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: