Día y noche en Los Rancajales

Cuando la contemplación de una obra de Arte transmite tanto, la fuerza de la creatividad nos impregna y lo sublime de los detalles, convierte en belleza la magia de un instante… Os dejo un bellísimo video de Victor Muñoz.

 

“Amanecen los colores y sonidos del valle, que a lo largo del sía se transforman en un sinfín de versiones, como la vida”

 

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/cortos-a-concurso.html?id=cw5134390c5c433

 

Transmite una gran belleza en cada uno de sus matices, en los fundidos, en la observación del paisaje cambiante y los sonidos de una naturaleza cercana. La sutileza que desprende emociona, fundiédose entre recónditas moléculas. Y la curiosidad desborda caprichosas circunvoluciones cerebrales, donde se aloja el misterio que sugiere.

La vida del artista