Nunca dejes de viajar. Una actitud de vida.

A veces, seguir el camino que uno siente que tiene que recorrer, no es del todo alegre. La toma de decisiones puede desencadenar en una serie de consecuencias perturbadoras. El viaje de la vida está repleto de interesantes matices que hacen vibrar el alma con la curiosidad del niño que fuimos. Saborear cada momento enriquece nuestro camino…